Tesis doctorales de Economía


USOS, CONSUMOS Y ATRIBUTOS QUE LOS JÓVENES GUANAJUATENSES OTORGAN A LAS TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN

Jorge Alfredo Blanco Sánchez


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (361 páginas, 933 kb) pulsando aquí

 

 

 

Importancia de la diferencia entre identidad cultural objetiva y subjetiva

La idea de diferenciar a la identidad dentro del plano objetivo y subjetivo obedece más a establecer los parámetros de medición de la misma que a delimitarla. Desde este enfoque, resulta interesante poder encontrar indicadores que nos puedan ayudar a delimitar características observables entre los jóvenes que involucren rasgos de identidad, tanto individual como colectiva. La identidad cultural de una persona se enmarca en una identidad global que en términos más específicos es una “constelación” de identificaciones particulares e instancias culturales distintas, que dependiendo del contexto y de las situaciones se atribuye temporalmente a ciertas peculiaridades. Uno de los objetivos del presente trabajo es observar aquellos aspectos que demuestren rasgos de identidad al momento de estar utilizando una herramienta tecnológica. Los planos tanto subjetivos como objetivos nos permitirán relacionar actividades que los jóvenes ejecutan en la realidad.

La corriente objetivista define la identidad a partir de cierto número de criterios determinantes, considerados objetivos de origen común como puede ser la genealogía, la herencia, la lengua, la religión, el territorio, etc. En cambio los subjetivistas consideran que la identidad etnocultural es un sentimiento de pertenencia o una identificación a una colectividad simbólica o imaginaria que los propios individuos construyen en un imaginario colectivo, para obtener la seguridad manifiesta que se comparte entre miembros homogéneos. En palabras de Bayart (1996, p. 88) la identidad es más que nada una ilusión identitaria que se construye a través de los procesos de invención de la tradición de cada cultura que considera como lo auténtico y significativo de su grupo.

Por su parte, Cuche (1996) afirma que la identidad no puede considerarse totalmente objetiva o subjetiva, ya que los fenómenos culturales que la comprenden son de naturaleza mixta, es decir que se encuentran constituidos por elementos tanto objetivos como subjetivos y de hecho son frecuentes en toda sociedad. El asunto de la identidad, tanto social, cultural, comunitaria, no está resuelto. Es más, se encuentra en sus inicios, existe una gran variedad de literatura al respecto, y se ha abordado desde muy diversas perspectivas, pero hasta el momento no se ha delimitado ni definido de manera convincente, ya que sigue siendo un intangible escurridizo. Pero la intención que pretende la investigación en curso es encontrar rasgos tanto objetivos como subjetivos en las culturas juveniles que sean compartidos por sus miembros y que puedan ser observados y evaluados como definitorios de sus gustos y preferencias en el momento de estar en contacto con la herramienta tecnológica.

Castells (2001) reconoce que la identidad es el proceso mediante el cual un actor social se reconoce a sí mismo y construye el significado correspondiente a la identidad (individual) como un atributo o conjunto de atributos culturales determinados que por su especificidad y por encontrarse enmarcado en un lugar y tiempo definido que excluye las referencias de otras culturas. De esta manera, la identidad se construirá a partir de la forma en que los jóvenes actores, usuarios tecnológicos, respondan a la percepción que se han creado de ellos mismos por el uso del medio electrónico, sin olvidar que la identidad cultural es un proceso en continua construcción y redefinición. La relevancia para la investigación es la tendencia a resaltar la identidad en base a principios individuales, más que a principios culturales históricos heredados. Estos elementos se encuentran delimitados en base a proyectos personales y percepciones individuales.

Castells (2001) indica al respecto que los principios individuales de identidades autoconstruidas entorno a proyectos personales, son en la actualidad más notorios que los principios simbólicos abstractos del tipo nacionalidad, ciudadanía o clase social. Además, la identidad cultural se expresa a través del lenguaje, de la construcción de símbolos y estereotipos que el ser humano va construyendo y consumiendo a lo largo de la vida mediante procesos racionales y procesos de aprehensión de emociones y sentimientos. El contenido simbólico y emotivo de todo acto social, económico y político, conduce a la formación de un sentido de identidad cultural.

La identidad por tanto es considerada como el conjunto de lazos y descubrimientos que se van construyendo en sí mismos a partir de las experiencias internas y externas en las relaciones sociales con otros individuos y que se manifiestan a través del lenguaje.

Para Castells (1999) la idea es demostrar que el ser humano es consciente del proceso de construcción de su identidad a través de reconocerse como individuo frente a los otros, de encontrar puntos de encuentro, puntos que permitan tomar plena conciencia de la propia identidad individual y colectiva. Esas identidades se fortalecen mediante el lenguaje, la creación de símbolos, la producción de materiales, hechos y procesos culturales. Los seres humanos otorgan significado al orden que crean y descubren, dan valor a las prácticas específicas que les permiten vivir de acuerdo a la dinámica propia entre tradición e innovación. Para el propio Castells (1999) las identidades tienen una estructura ideoafectiva, es decir, pertenecen tanto al ámbito racional como emocional. El aspecto sentimental será incluido en el cuestionamiento a los jóvenes porque resulta interesante saber sus expectativas al respecto. En este mismo sentido, ya se trató de explicar la diferencia existente entre la creación de elementos culturales conscientes e inconscientes que están presentes en todo proyecto cultural construido e inacabado. Las identidades objetivas y subjetivas se encuentran relacionadas y son dependientes en varios aspectos, principalmente en aquellos que tratan de englobar en un todo a los elementos constitutivos de las identidades culturales.

En el apartado referente al impacto tecnológico, se hizo alusión a la carga cultural que la tecnología trae consigo al momento de ser consumida por el usuario, y se mencionó que para diferenciarla era pertinente delimitarla entre lo objetivo y lo subjetivo. Al relacionarla con la identidad parece importante resaltar las similitudes tanto concretas como abstractas con las denominaciones culturales, es decir, la cultura intangible referida anteriormente como proceso subjetivo, se considera elemento vital ya que en un primer acercamiento del sujeto a la tecnología lo que predomina es precisamente la percepción subjetiva (intangible).

Esteva-Fabregat (1993) así lo muestra al momento de observar el proceso de aculturación entre el sujeto y el artefacto tecnológico, la identidad subjetiva en primera instancia es la que determina los gustos y preferencias, aunque posteriormente será reafirmado o rechazado por la identidad objetiva del propio sujeto. La cultura tangible soportada por el artefacto tecnológico (asunto también tratado en el apartado del impacto tecnológico) es el segundo elemento a tomar en cuenta en el proceso de neoculturación, ya que las destrezas técnicas son otro de los factores que determinan la aceptación o rechazo de la tecnología en su primer encuentro con el nuevo usuario.

En este sentido, la identidad objetiva y subjetiva son factores determinantes en los encuentros y desencuentros entre el ser humano y la tecnología, pero la forma, la intensidad, el modo y las circunstancias en los cuales estos factores entran en juego, es lo relevante en el presente estudio. Para poder englobar o estacionar los rasgos característicos de las identidades es necesario comprender el fenómeno de la juventud y sus procesos culturales, los cuales serán abordados en el siguiente aportado con la idea de entender con mayor precisión dicho proceso.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet