Tesis doctorales de Economía


COMPETITIVIDAD SOSTENIBLE DE LOS ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS COMO DESTINOS TURÍSTICOS. UN ANÁLISIS COMPARATIVO DE LOS PARQUES NATURALES SIERRA DE ARACENA Y PICOS DE AROCHE Y SIERRAS DE CAZORLA, SEGURA Y LAS VILLAS

David Flores Ruiz


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.
Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (613 páginas, 2.52 Mb) pulsando aquí

 

 

 

5.3.2.3. La demanda turística de los parques naturales andaluces

En el presente epígrafe hacemos una breve caracterización de la demanda turística de los parques naturales andaluces, tanto de sus aspectos cuantitativos -volumen y distribución territorial y temporal- como de los cualitativos -características, motivaciones, transporte utilizado, gasto medio, etc.-, lo cual permitirá poner de manifiesto, una vez más, el diferente grado de desarrollo turístico de estos espacios naturales protegidos, esta vez desde el lado de la demanda. Sin embargo, antes de comenzar este análisis, se debe señalar la falta de unas estadísticas adecuadas, completas y actualizadas sobre la demanda turística de los parques naturales andaluces, lo cual dificulta en gran medida la gestión activa de los flujos turísticos que visitan este tipo de destinos.

Esta escasez de datos sobre la demanda turística deriva en buena parte de las evidentes dificultades técnicas existentes para la contabilización de visitantes en ámbitos de la extensión y complejidad socioeconómica de estos espacios naturales protegidos. En este sentido, tan sólo se dispone de estimaciones aproximadas (Consejería de Turismo y Deporte, 2000) o recuentos puntuales en instalaciones concretas, tales como las estadísticas de la Consejería de Medioambiente sobre las visitas a sus instalaciones de acogida localizadas en estos espacios. Por otra parte, también se ha elaborado algunos estudios puntuales sobre la demanda turística de determinados parques naturales, tales como los de: Flores (2002), Observatorio Turístico de la Provincia de Jaén (2004) y Sancho et al (2003), entre otros.

Así pues, teniendo en cuenta estas limitaciones, para aproximarnos a la demanda turística de los parques naturales andaluces vamos a considerar los escasos trabajos y estadísticas elaboradas hasta la fecha, tales como las estadísticas sobre visitas a las instalaciones de acogida e información, facilitada por la Consejería de Medioambiente, así como los estudios realizados por: la Consejería de Turismo y Deporte (2003), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (1995), Fuentes (1995), Fuentes (dir.) (2003), Sancho Royo et al (2003), Consejería de Turismo, Comercio y Deporte (2004), y Pulido (2005).

Características cuantitativas

Pese a las deficientes estadísticas existentes sobre la afluencia de turistas a los parques naturales, tal como se recoge en el Plan Senda (Consejería de Turismo y Deporte, 2000: 86), todos los datos disponibles permiten afirmar la realidad de un muy considerable incremento de la afluencia de visitantes en los últimos años; alcanzando cifras de magnitud millonaria en algunos casos, que revelan la trascendencia económica y social lograda por el fenómeno. De esta forma, si consideramos que los parques naturales para los que se dispone de información reciben un volumen de visitas a centros de visitantes similar al calculado para el conjunto de España -alrededor de un 10% de los que visitan estos espacios naturales protegidos -, y teniendo en cuenta que durante 2003 estos centros tuvieron una afluencia de 442.304 personas, se podría estimar el número de visitantes al conjunto de parques naturales andaluces en 4,5 millones para el año 2003.

Por otro lado, si realizamos un análisis individualizado, considerando la afluencia de turistas a los centros de visitantes y puntos de información de cada uno de los parques naturales andaluces en el año 2003, como se observa en el cuadro 5.10, podemos constatar cómo el grupo de parques naturales que reciben una mayor afluencia de turistas se corresponden con aquellos en los que se localiza la mayor parte de la oferta turística. Estos parques naturales son: Cazorla, Segura y Las Villas -21,29%-, Sierra Nevada -17,87%-, Cabo de Gata-Níjar -16,19%- y Grazalema -9,34%-. Por consiguiente, una mayor demanda en éstos ha incentivado la concentración de la oferta turística en los mismos y, a su vez, una mayor y más variada oferta turística en éstos supone un estímulo y un factor de atracción para la demanda turística. En definitiva, todo ello incide en una distribución irregular tanto de la oferta como de la demanda turística en los parques naturales andaluces.

Si consideramos la afluencia de turistas a los centros de visitantes “mes a mes” pueden distinguirse claramente, de forma general y para el conjunto de parques naturales, dos períodos en los que se concentran los mayores volúmenes de visitas. Por un lado, en los meses de verano -agosto y septiembre, fundamentalmente- y por otro en Semana Santa -marzo o abril, dependiendo el período en la que ésta tenga lugar-. Por tanto, además de darse una concentración espacial o territorial de la demanda turística, también se produce una concentración temporal, poniéndose de manifiesto la necesidad de impulsar un proceso de desestacionalización, de tal forma que esta estrategia se configura como una de las más importantes a la hora de acometer un desarrollo turístico sostenible para estos territorios.

En definitiva, todos estos datos nos llevan a afirmar cómo en estos espacios naturales protegidos comienza a reproducirse los modelos de crecimiento turístico que experimentaron los destinos de litoral durante las décadas de los sesenta y setenta, caracterizados éstos por una intensa concentración, tanto especial como temporal, de la demanda turística .

Características cualitativas

Como se ha comentado con anterioridad, no existen estudios específicos sobre la caracterización de la demanda turística de los parques naturales andaluces, aunque sí existen algunos que caracterizan a la demanda de turismo interior (Consejería de Turismo y Deporte, 2003) y de turismo rural en Andalucía (Consejería de Turismo, Comercio y Deporte, 2004). Por lo que, teniendo en cuenta, tal y como se recoge en el Plan Senda (Consejería de Turismo y Deporte, 2000), que un porcentaje muy importante de la demanda de turismo rural en Andalucía tiene como principales motivaciones la visita a los parques naturales -por encima del 50%-, podemos utilizar estos estudios como una primera aproximación a la caracterización de la demanda turística que visita los espacios naturales protegidos andaluces. Así pues, en el presente apartado seguimos, básicamente, el estudio que, sobre la demanda de turismo rural para el año 2003, elaboró la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte, por ser éste el más reciente.

Como se recoge en el citado estudio, una gran parte de los turistas que visitan el medio rural andaluz proceden de la propia comunidad -43%-, y, fundamentalmente, de las provincias de Sevilla, Granada y Málaga, con un 35,4%, 15,2% y 14,5% del mercado total andaluz, respectivamente. El 34% proceden del resto de España, fundamentalmente de las comunidades autónomas de Madrid -14,6%-, Cataluña -7,5%- y la Comunidad Valenciana -5,7%-. Sin embargo, el turista que procede del extranjero representa sólo un 23%. Por consiguiente, estamos ante un turismo de cercanía y que, por tanto, organiza su viaje por cuenta propia, contratando el alojamiento directamente con el propietario -63,2%- o a través de Internet -18,6%-, frente a la utilización de otros intermediarios como agencias de viajes -8,4%-, asociaciones de turismo rural -7,5%- o agencias inmobiliarias -0,6%-. Como consecuencia de ello, el principal medio de transporte utilizado es el coche -74,8%-, seguido del avión -20,4%-.

Un dato muy importante a tener en cuenta para comprender la organización particular de la visita al espacio rural andaluz lo encontramos cuando analizamos la forma de conocer los destinos turísticos visitados. En este sentido, un 39,9% conoce el destino rural que visita por experiencia propia y otro 38,7% por recomendaciones de amigos y similares, representando casi el 80% del total de turistas que visitan el espacio rural andaluz. En definitiva, esta forma de conocer el medio, como consecuencia de la cercanía de los principales mercados, contribuye, en buena medida, a que el turista organice su viaje por cuenta propia.

El análisis de las actividades que practican los turistas en el destino visitado nos permite identificar al turista rural de este estudio con el turista que visita algunos de los parques naturales andaluces, pues están claramente vinculadas con los parques naturales -observación de la naturaleza, senderismo, visitas a parques naturales-, representando casi el 60% de las actividades realizadas por el turista durante su estancia en el espacio rural andaluz.

Otro importante aspecto a destacar es la reducida estancia media del turista en el espacio rural visitado, ya que prácticamente el 75% de la clientela realiza estancias inferiores a tres días, mientras que de cuatro a siete días sólo se mantiene un 19,4%. Este hecho también puede ser consecuencia de la cercanía de este tipo de destino a los principales mercados emisores, así como de una insuficiente oferta de actividades complementarias en el espacio rural andaluz, lo cual no incentiva al turista a quedarse un mayor número de días en el lugar visitado, pues su experiencia turística no se ve enriquecida por un alargamiento de la estancia en el mismo.

Respecto a las actitudes y motivaciones de la demanda turística de los parques naturales andaluces, una información a tener muy en cuenta a la hora de definir una estrategia de gestión turística sostenible en estos espacios naturales protegidos, siguiendo el trabajo de Pulido (2005) , en lo que se refiere a la valoración que dan los directores-conservadores de los parques naturales andaluces a los visitantes de éstos, concluimos lo siguiente:

- En una valoración entre 1 y 5, de los nueve aspectos contemplados , en seis de ellos el valor de la mediana se sitúa en 2, lo que da una idea inicial del escaso reconocimiento de la actitud de los visitantes por parte de quienes se encargan directamente de su gestión.

- Sin embargo, llama la atención la variable “sensibilidad ambiental”, obteniendo un valor mínimo de 2 y máximo de 5, con una mediana de 3. Se trata de la variable mejor valorada, lo que significa que los técnicos aprecian la conciencia medioambiental de los visitantes, si bien aún no toma valores realmente importantes.

- Por el contrario, los gestores de estos espacios naturales protegidos atribuyen a los visitantes una escasa disposición a pagar por disfrutar de algunas instalaciones y servicios de uso público, lo que se convierte en un problema a la hora de implementar determinados mecanismos de gestión turística. Ello no es más que una consecuencia del, aún, valor medio que toma la variable, comentada en el punto anterior, de “sensibilidad ambiental”.

- Las variables sobre las que existe una mayor dispersión y, por consiguiente, un mayor desacuerdo entre los encuestados, son las relativas a la “cultura (formación) medioambiental” de los visitantes, “auto-responsabilidad” y su “interés por participar en actividades de educación ambiental”.

- Por el contrario, en la variable donde existe un mayor consenso es el “respeto de las normas de conducta indicadas en cada zona del parque natural”. Esta variable, junto con la “sensibilidad ambiental”, es una de las más valoradas.

Respecto a las motivaciones que impulsan a la demanda turística a visitar los parques naturales andaluces, según sus directores-conservadores, las más habituales son: “pasear y disfrutar del paisaje” (4,08 sobre 5), “pasar un día de campo” (3,88 sobre 5) y “organizar una actividad social” (3,48), mientras que las menos comunes son: “saber más que la gente que vive en la zona” (1,74) y “aprender más de la naturaleza” (2,35). Por lo que, una vez más, se constata que, aunque la demanda turística, cada vez, está más concienciada y es más sensible respecto al medioambiente, su predisposición a aprender determinados aspectos y a pagar por realizar determinadas actividades ligadas al patrimonio de los parques naturales es mucho menor, lo cual dificulta, como comentábamos anteriormente, la utilización de determinados instrumentos -precios para la realización de determinadas actividades, elaboración de programas de formación e interpretación, etc.- que ayuden a implementar una estrategia de desarrollo turístico sostenible y competitivo en estos espacios.

Estos datos también nos reafirman lo apuntado en el capítulo IV respecto a la consideración del turismo practicado en los parques naturales andaluces como un turismo de naturaleza genérico, en el que la principal motivación de la demanda es el descanso y la contemplación del paisaje en un entorno natural. Por lo que, como se puede extraer de esos mismos datos, el desarrollo de turismos específicos y, entre ellos del ecoturismo, están aún escasamente desarrollados.

Por otro lado, la mayor dispersión en las respuestas que se han producido en variables tales como: “conocer nuevos lugares”, “observación de fauna”, “visita a monumentos” y “hacer turismo activo” se debe a la existencia de una demanda turística distinta para diferentes parques naturales. En este sentido, la heterogeneidad en las características, recursos naturales y capacidades de aprovechamiento turístico de los distintos parques naturales andaluces, provoca, a su vez, una diversificación de las motivaciones de los visitantes de dichos entornos naturales (Gestión y Desarrollo de Inversiones Turísticas, 1996).

Por consiguiente, teniendo en cuenta la heterogeneidad de la demanda turística, la diversidad de recursos turísticos y el diferente grado de desarrollo que presentan los parques naturales andaluces, como venimos defendiendo a lo largo de este apartado, se hace necesario abordar un análisis específico de cada uno de estos espacios para, de esta forma, aplicar una estrategia de desarrollo turístico sostenible y competitiva adaptada a sus diferentes realidades turísticas. En este sentido, las generalizaciones que venimos haciendo sobre el desarrollo turístico de los parques naturales andaluces, en su conjunto, ya sea sobre la oferta o demanda turística, deberán tomarse con ciertas reservas y como una primera aproximación a la realidad turística de éstos.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet