Tesis doctorales

EL IMPULSO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO ESPAÑOL, FELIPE GONZÁLEZ, A LOS PROCESOS DEMOCRÁTICOS Y DE PAZ EN NICARAGUA Y EL SALVADOR, 1982-1996

Belén Blázquez Vilaplana

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (610 páginas, 2,46 Mb) pulsando aquí

 

 

 

B.1.5. XXIX CONGRESO: 21/24 octubre de 1981.

Se ratifica en este Congreso el absoluto consenso que existía en la figura del Secretario General, Felipe González, el cual recibió el 100% de los votos favorables a su elección. Lo más destacado de la nueva ejecutiva, fue el voto de castigo que recibió Carmen García Bloise, con 68% los votos, por parte de varias delegaciones, especialmente de la de Andalucía y el escaso 63% Enrique Múgica, como consecuencia de los problemas que surgieron en las negociaciones para formar esta ejecutiva. Un caso también llamativo fue el de Rafael Escuredo, el cual se presentó a la Ejecutiva sin ir en las listas oficiales y no recibió el apoyo de la organización regional de su partido, lo cual le hizo quedar fuera de la misma798.

En el acta del citado Congreso, un Documento donde se aprecia la importante y rápida evolución que estaba sufriendo el partido, se recogen Resoluciones sobre los siguientes temas: Título I: Política y Estrategia: 1.1) Resolución Política; 1.2) Política de Defensa; 1.3) Libertades Públicas y Defensa de la Constitución Título II: Internacional: 2.1) Política exterior e internacional.

Título III: Orgánica:3.1) Estatutos; 3.2) Administración y Finanzas; 3.3) Formación; 3.4) Afiliación sindical de los trabajadores autónomos y pequeños propietarios; 3.5) Jornadas sobre organización y estatutos; 3.6) Jornadas sobre la organización del partido en el exterior; 3.7) Consejo de la Emigración; 3.8) Grupos socialistas; 3.9) Homenaje a la ciudad de Toulouse Título IV: Territorial: 4.1) Municipal; 4.2) Autonomías.

Título V: Socioeconómica: 5.1) Programa económico; 5.2) Emigración; 5.3) Agricultura; 5.4) Turismo; 5.5) Pesca; 5.6) Transporte por carreteras; 5.7) Urbanismo y Vivienda.

Junta de Andalucía y no dar el salto a la política nacional. Diario “El País”, 25 de octubre de 1981.

Título VI: Sindical-cooperativismo: 6.1) Sindical; 6.2) Cooperativismo.

Título VII: Política social y movimientos sociales: 7.1) Movimientos sociales; 7.2) Defensa del consumidor; 7.3) Servicios Sociales (tercera edad, minusválidos, marginados, etc.); 7.4) Juventud; 7.5) Feminismo; 7.6) Seguridad Social; 7.7) Salud; 7.8) Ecología y medio ambiente; 7.9) Medios de comunicación social Título VIII: Cultura: 8.1) Cultura; 8.2) Educación e investigación; 8.3) Deporte; 8.4) Política lingüística… Dentro del Primer Título, y en el apartado referente a la Resolución Política, aparece un análisis de la situación internacional. En el mismo, dentro del punto 2.2 “ El nuevo mapa político”, se expone: El aumento de la tensión mundial guarda relación con un endurecimiento de posiciones de parte de las dos superpotencias. La invasión de Afganistán y la crisis polaca, de un lado; la política ofensiva de la Administración Reagan y en especial su presión sobre el área centroamericana, de otro, son las muestras más brutales de ese endurecimiento. En ese contexto, la lucha por la paz exige el fortalecimiento de una alternativa de progreso a esa tensión bipolar (...) La acción de la IS, impulsada y coadyuvada por nuestro partido ha supuesto un desarrollo de esa alternativa a la tensión entre los bloques y la lucha por la paz, contribuyendo también al fortalecimiento de los foros internacionales (...) Así pues, la lucha por la paz sólo progresará con la superación de la división del mundo en bloques geopolíticos (Este-Oeste) y en bloques geoeconómicos (Norte-Sur). En esta vía la responsabilidad del socialismo democrático alcanza hoy sus responsabilidades más altas. Así, la política del PSOE debe contribuir a la consolidación del diálogo Norte-Sur, respaldando los proyectos dirigidos en esta dirección especialmente los vinculados al área europea, así como cuantas iniciativas pueda desarrollar España en la transferencia tecnológica y cultural hacia América Latina799. Es la primera vez que aparece el área centroamericana recogida explícitamente en las Resoluciones del PSOE. No hay que olvidar, para poder entender lo anterior, que nos encontramos en un momento álgido de la guerra fría y ello se deja notar en las Resoluciones de un partido miembro de la IS. Momento que, además, se caracteriza por un factor determinante: la llegada al poder de Ronald Reagan en EE.UU. Sobre ello se volverá con mayor detenimiento en el capítulo 5.

La primera referencia explícita a la política exterior, aparece en el siguiente punto de este apartado. En él, se hace referencia a las Estrategias del partido, en concreto a “Una oferta socialista para el cambio”, donde se exponen los objetivos básicos mínimos del partido para resolver los desafíos actuales de la democracia española. En el punto 5, se expone la necesidad de definir de manera clara un proyecto de política exterior, coherente con nuestras realidades internas y nuestras potencialidades como país; Mejorar nuestro servicio exterior -estructural, política y financieramente- es un requisito indispensable para el proyecto que debe integrarnos definitivamente en Europa; ampliar nuestros intercambios con Iberoamérica y desarrollar las posibilidades existentes de cooperación de este Continente y con el mundo árabe. La democratización de España ha abierto un campo de posibilidades internacionales, aún no explotado mínimamente, superado el angustioso aislamiento del pasado. Sería imprudente introducir en esta fase de asentamiento democrático, objetivos externos que dividan a las fuerzas políticas y a la sociedad, sin construir una prioridad para España, como ocurre con el tema OTAN800.

Otro aspecto que nos interesa, es el que aparece dentro del Título II, el cual recoge las aportaciones sobre la cuestión internacional. Y ello, bajo el subtítulo de “Política exterior e internacional”, aparece un apartado de “Paz, solidaridad, independencia nacional”801. Donde se afirma que el Partido Socialista Obrero Español, como miembro de la Internacional Socialista, valora y considera esta organización como un elemento primordial para el fomento de la paz, la libertad y la solidaridad entre los pueblos. En este sentido, el PSOE mantendrá y desarrollará sus relaciones con todos los partidos socialistas y progresistas del mundo, participará activamente en la difusión de los principios y recomendaciones de la IS, y apoyará, en la medida de sus fuerzas, cuantas iniciativas conduzcan a la emancipación de los trabajadores y de los pueblos oprimidos (...) creemos que la prioridad de las prioridades de la política exterior de España, hoy, es la lucha por la paz, el apoyo a las iniciativas de paz y de distensión, (...) La sustitución de la confrontación por la negociación y el diálogo como medio de dirimir las diferencias. (...). Supeditar los intereses de España a los intereses geoestratégicos de un tercer país es un principio que debemos renunciar y combatir.

El partido expone claramente cuáles van a ser los elementos definitorios de su política exterior, así afirman que paz, solidaridad e independencia nacional son, pues, los tres elementos básicos en que se inscribe la política exterior de España, con un gobierno socialista. Política exterior que responderá siempre a los intereses del Estado y no a sectarismos partidarios como es la práctica habitual hasta hoy con los gobiernos de UCD. Política exterior que partirá del realismo de nuestras constantes históricas, económicas, sociales y demográficas, que nos sitúan como potencia media europea y mediterránea (...) Que deberá evitar la ideologización que ha caracterizado a los gobiernos centristas y que deberá hacer conjugar la defensa de los legítimos intereses de España con los principios de paz, solidaridad, justicia, derechos humanos y progreso que deben regir nuestra acción en los foros internacionales802. Aparecen los tres temas mencionados al comienzo del capítulo y que conformaban uno de los ejes entorno a los cuales giraba la política exterior del gobierno socialista en esos primeros años, a saber: democracia, paz y derechos humanos.

Con relación a América Latina, menciona en el apartado 2 “Una Política de solidaridad y de defensa de los derechos humanos” que la expresión de la solidaridad comienza por nuestra contribución a la protección y garantía de los derechos humanos, civiles, sociales, políticos y culturales. Dicha política tendrá particular proyección en los países de América Latina y otros países de nuestra misma cultura con los que tenemos contraída una responsabilidad histórica y de los que recibimos una gran parte de nuestra identidad en el plano internacional (...) Especialmente España se preocupará por defender los derechos humanos en los países hermanos de América Latina ayudando a los movimientos democráticos y progresistas condenados a la tortura y otros tratos inhumanos y exigiendo la liberación de los presos políticos.

Lo que más nos interesa para nuestra investigación, es la mención concreta que se hace sobre Centroamérica. Así, se dice que, hoy, la política Latino-Americana de España no puede estar al margen o desentendida de la convulsa región centroamericana donde se proyecta con mayor intensidad la nefasta política para Latino-América de la administración Reagan. Debemos ayudar a países como Nicaragua para que lleguen a consolidar su revolución y su reconstrucción nacional en un marco democrático, pluralista y no alineado y a pueblos como El Salvador para que consigan sacudirse la Junta Militar, sostenida por Estados Unidos y se llegue a un proceso negociado de paz justa803. Por tanto, el problema alcanza la suficiente importancia dentro del PSOE, como para merecer una mención explícita en las Resoluciones del Congreso. Además, estas se realizan en un momento en el cual aún no habían ganado las primeras elecciones legislativas y ello será necesario tenerlo en cuenta para ver qué ocurre una vez que el partido realice sus Congresos no ya como aquel que ocupa posiciones de oposición sino de gobierno.

Finalmente, en el apartado denominado “Los instrumentos para la política exterior” afirman que España, como nación europea occidental, de importancia media-alta, vinculada histórica y culturalmente a un gran continente como Iberoamérica y con buenas relaciones con el mundo árabe, ha estado y está muy por debajo de sus posibilidades de política exterior804 . Convirtiéndose en uno de los principales objetivos de la política desarrollada por el gobierno socialista en el ámbito exterior a su llegada al poder.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet