Tesis doctorales

EL IMPULSO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO ESPAÑOL, FELIPE GONZÁLEZ, A LOS PROCESOS DEMOCRÁTICOS Y DE PAZ EN NICARAGUA Y EL SALVADOR, 1982-1996

Belén Blázquez Vilaplana

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (610 páginas, 2,46 Mb) pulsando aquí

 

 

 

1. FELIPE GONZÁLEZ.

1.1. En el interior.

A. El Partido Socialista Obrero Español.

A modo de introducción, téngase en cuenta la advertencia de que en el siguiente punto no se va a realizar un análisis detallado de todos y cada uno de los momentos de Felipe González al frente del Partido Socialista, ni una biografía del citado personaje. Sino que lo que se pretende demostrar en este apartado, es que el protagonismo que González disfrutó en la vida política española, es consecuencia directa de la articulación del poder en el interior del PSOE. Es decir, que el tipo de partido en que se articuló su liderazgo; la falta de democracia interna que se propugna que existe en el mismo a la hora de la elección de los cargos en los Congresos y de la toma de decisiones; el modo en que alcanzó la Secretaría General y la influencia de fuerzas exteriores, entre otros aspectos, han permitido el nacimiento y consagración de un mito en la vida política española, el “liderazgo carismático” de Felipe González, dando lugar a lo que se ha conocido como “felipismo”. En este sentido, ha de tenerse cuidado a la hora de utilizar las categorías de análisis. Popularmente se ha tendido a hablar de él, adjetivándolo como “carismático”, más por cuestiones de inercia, que realmente porque se supiese la carga conceptual que dicha palabra encierra en la Ciencia Política398. Como afirma Valentín Puig, la gente comenzó a hablar de carisma hasta confundirlo con aquel lunar que lucían algunas vicetiples399 . Siendo este el sentido en el cual lo emplea Miguel Herrero de Miñón, para el cual, el gran problema de los partidos políticos en España, es el vacío en que se han quedado estos cuando el tiempo ha engullido, según sus palabras a los llamados líderes carismáticos. Así, al no ser el carisma rutinizable, los sucesores tendrán poder pero no esa aura de antaño. Y, por tanto, la falta de democracia material se suma así al autoritarismo formal, ya de un líder único, ya de una oligarquía burocrática. De ahí, tal y como se analizará más adelante, que se vaya a utilizar para referirnos al liderazgo de González, el concepto acuñado por Linz, de liderazgo innovador401 y no tanto el aportado por Garry Wills402, para el cual el líder sólo lo es si es capaz de movilizar a las partes hacia un objetivo que ambas comparten convirtiéndolos en políticas preparadas para su implementación. Por cuanto, si existe un rasgo que realmente definió a González durante toda su trayectoria política, fue la capacidad que tuvo de modificar las opiniones y los postulados de sus seguidores hacia los suyos propios. Felipe González rescató un sentimiento que subyacía en la población española de comienzo de los ochenta y lo convirtió en una historia nueva. No creó nada nuevo, sino que reactivó lo que ya existía.

Por ello, se ha considerado que se han de tener en cuenta los siguientes aspectos en el momento de realizar el análisis de la articulación del liderazgo en el PSOE: en primer lugar, el partido que compite a las elecciones generales de 1979, es el resultado no de una renovación del antiguo PSOE de Pablo Iglesias, sino que realmente nos encontramos con un renacimiento, o como dice Santos Juliá403, la refundación del Partido Socialista articulado alrededor de la figura de su Secretario General. En este sentido, la discusión entre los investigadores ha sido amplia acerca de qué concepto era el más acertado para aplicar al Partido Socialista que gobierna durante estos años en España, en relación con el partido fundado en 1879. Como se acaba de mencionar, nos inclinamos por las tesis de Santos Juliá, puesto que para que se hubiera producido una renovación del mismo, tendría que existir, valga la redundancia, algo que renovar y, por tanto, un partido con una base ideológica común, así como una estructura interna de organización indiscutida entre todos los militantes tanto en el exilio como en el interior, y una fuerza personal de militantes considerable. Sin embargo, tal y como se pretende demostrar en las siguientes páginas, éste no fue el caso del PSOE que se comienza a configurar en 1974 y sale reforzado en 1979, aunque el mismo se identificara nominalmente en los foros, tanto del partido como internacionales, como el PSOE renovación (r) para diferenciarse del conocido como PSOE histórico (h). Este último se encontraba liderado por Francisco Llopis, el cual residía en el exilio en Francia, consecuencia directa de las persecuciones de la dictadura franquista.

Nos encontramos con una fuerza política que años antes de llegar al Gobierno, en 1975, estaba escindida, al menos, en tres sectores claramente diferenciados: la Federación de Partidos Socialistas (FPS); el Partido Socialista Popular (PSP), anterior PSI encabezado por Tierno Galván y el PSOE (r), el cual como ahora veremos contaba con el reconocimiento de la IS y el apoyo entre otros del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), de Willy Brandt y la Alianza Democrática (AD) venezolana, de Carlos Andrés Pérez. Se ha referido la fecha de 1975, porque con anterioridad a la misma especialmente antes del Congreso de 1974, se podían distinguir aún un mayor número de grupos autocalificados todos ellos como socialistas. Los cuales, cubrían el arco ideológico desde la socialdemocracia hasta la ultra izquierda, que son por otra parte, los aspectos que se van a debatir en el punto siguiente. Nos hemos decantado en este sentido por no incluir al PSP y a la FPS en este análisis, siguiendo un razonamiento de González de 1977404, en el cual afirmaba que la unidad socialista se podía tocar de mil maneras, y, por tanto, y dentro de esas mil maneras posibles para realizar esta investigación se ha decidido optar una de ellas, la expuesta. La razón para no incluir en estas contraposiciones al partido de Tierno Galván y de Raúl Morodo, se debe a que se ha considerado que su absorción y asimilación en el interior del PSOE se debió no tanto a una victoria personal de “Isidoro”405 o del “grupo de Sevilla”, como a una derrota del propio PSP. El cual tras las elecciones del 77 y debido, sobre todo, a la cantidad de deudas acumuladas en las mismas por los negativos resultados obtenidos, comprendió que el único camino que les quedaba para poder seguir defendiendo sus ideas y alcanzar algunas cuotas de poder tanto en el ámbito estatal como autonómico y / o municipal, era pasar a formar parte del PSOE. Esta fundición del PSOE y el PSP se llevaría a cabo el 30 de abril de 1978, en presencia de algunos de los más destacados líderes de los partidos socialdemócratas europeos406, Mitterrand, Soares, Craxi y Carlsson407. Ya tenemos aquí uno de los principales referentes a la hora de evaluar la evolución del PSOE encabezado por González: el respaldo de líderes europeos a su proyecto político, que se irá repitiendo durante todos estos años, sobre todo, en los de consolidación democrática del propio partido. Así, ya en enero del citado año, González había realizado una visita a la República Federal Alemana donde mantuvo entrevista con diferentes líderes del SPD408, entre ellos con el canciller, Helmut Schmidt, con el Presidente de la socialdemocracia, Willy Brandt409, con el Presidente del Partido Liberal, Hans-Dietrich Genscher y con el de la Confederación Alemana de Sindicatos, Heinz-Oskar Vetter.

Del mismo modo, se debe entender el tema de la Federación de Partidos Socialistas, puesto que, salvando las particularidades de cada caso, la mayor parte de sus miembros, excepto el Partido Socialista Andaluz, con Rojas Marcos, fueron a lo largo de estos años presentándose a las distintas elecciones junto al PSOE, pero sin perder sus siglas, ni sus particularidades410. Junto a ello, un rasgo que diferencia a ambos de aquellos que se van a estudiar a continuación, es que tanto los unos como los otros se presentan a las elecciones como partidos políticos, cosa que no ocurre con los diferentes sectores dentro de la familia socialista, a los cuales el PSOE (r) fue absorbiendo a lo largo de estos cinco años411.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet