Tesis doctorales de Economía


¿QUÉ HAY DETRÁS DE LA DECISIÓN DE COOPERAR TECNOLÓGICAMENTE?

Eunice Leticia Taboada Ibarra

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (237 páginas, 1 Mb) pulsando aquí

 

 

 

 

Análisis Comparativo de las Teorías de Costos de Transacción, Recursos y Evolutiva

De la interpretación y análisis de la CTIF desde las teorías de costos de transacción, recursos y evolutiva (capítulo anterior), se concluyó que la explicación que cada una ofrece es útil y distinta. Para comprender la razón de ser e importancia de este tipo de cooperación, se requiere incluir más elementos teóricos que los ofrecidos por cada teoría individualmente En este capítulo se reflexiona acerca de la posibilidad de complementariedad de elementos de las tres teorías para explicar la CTIF de manera más completa y realista.

Este ejercicio es de utilidad porque las tres teorías tienen intereses centrales distintos para explicar a la firma y, en consecuencia, porque tienen limitaciones de profundidad y alcance para explicar la CTIF. Así mismo, porque no todos los estudiosos consideran que el planteamiento de Williamson se ubica en el marco heterodoxo y con ello que sea posible la compatibilidad del mismo con los de Penrose y Nelson & Winter. Hecho que es fundamental para poder pensar en que elementos de estos distintos enfoques pueden complementarse para explicar la CTIF.

En la primer parte del capítulo se presenta el estudio comparativo de las teorías de los costo de transacción, recursos y evolutiva, principalmente con relación a sus supuestos básicos y a conceptos que se consideran fundamentales para avanzar en el sentido antes señalado. Después, en la segunda parte del capítulo, se incluyen algunas consideraciones de carácter metodológico de los propios autores respecto a los contrastes, especificidad y a la posibilidad de complementariedad teórica. Con todo ello, en las conclusiones, se evalúa la posibilidad de avanzar en “tender puentes” entre las tres teorías para explicar la CTIF por la complementariedad de elementos de las mismas.

1. Comparativo de las Teorías del Costo de Transacción, Recursos y Evolutiva

Con base en la revisión teórica presentada en el capítulo I, a continuación se presenta un comparativo de las teorías del costo de transacción, recursos y evolutiva respecto a los supuestos y conceptos que se consideran más relevantes para analizar afinidades y discrepancias en torno a la firma y a las relaciones inter firma. Además de brindar claridad al respecto, este ejercicio es útil porque proporciona los elementos que posteriormente se utilizarán para argumentar con relación a la explicación de la CTIF por la complementariedad de elementos de los tres planteamientos teóricos.

En la tabla 1 se presentan de manera resumida los supuestos básicos, la principal base conceptual y el énfasis respecto a la producción o el intercambio de cada una de las teorías. Asimismo, la manera en que definen a la firma, cuál es su objetivo principal y que implicación tienen para la práctica directiva. También la forma en que visualizan a la competencia. Esta información se contrasta a lo largo de este punto del capítulo.

1.1. Afinidad Explicativa

Entre las afinidades de las tres teorías aquí referidas se tienen:

• Insatisfacción con el planteamiento neoclásico. Los tres planteamientos tratan de explicar el comportamiento de la firma desde un esquema distinto al neoclásico en la medida que los supuestos y el razonamiento del mismo no permiten dar respuesta a la pregunta que interesa resolver.

La diferencia respecto a la teoría neoclásica parte desde los supuestos sobre la racionalidad humana, las características de la información y la tecnología, y la naturaleza del conocimiento. Estos elementos marcan la pauta para la diferenciación de los agentes económicos, de los bienes y servicios y de los costos a considerar en el análisis, entre otros.

• Suponen racionalidad limitada y asimetría de la información. La racionalidad limitada se refiere a la capacidad restringida de cómputo y de lenguaje del individuo que incide en su actividad como agente económico. La asimetría de la información se genera como consecuencia de considerar la racionalidad limitada y el oportunismo, en el caso de los costos de transacción. La racionalidad limitada, aunada al reconocimiento de que parte del conocimiento es tácito y no siempre codificado y codificable, así como acumulativo, es lo que explica la asimetría en las teorías evolutiva y de recursos.

• Reconocen las particularidades del conocimiento (codificado y tácito) y, dentro de este, la importancia de la experiencia. Williamson refiere la diferencia en las modalidades del conocimiento y la importancia de la experiencia, cuando da cuenta de la transformación fundamental y de la lógica del proceso de transformación inter temporal en el que se establece que la forma de gobernación y contratación pueden variar conforme la transacción y su entorno se van modificando y la experiencia y familiaridad de las partes se van dando (Williamson, 1985). Él utiliza las expresiones: “experiencia idiosincrásica” (Williamson, 1985) y “conocimiento tácito y sus consecuencias” (Williamson,1994), como elementos que tienen relevancia en los procesos antes referidos y que propician, e inciden, en el grado de especificidad de las transacciones y, en consecuencia, en las alternativas de gobernación de estas últimas.

En el planteamiento evolucionista, el conocimiento individual y colectivo es lo que da lugar a las rutinas. Dicho conocimiento tiene la característica de ser codificable o tácito y de ser acumulativo, es decir, la experiencia previa respecto a algún tópico incide en lo que se hace hoy y esto a su vez, en lo que se hará mañana. Por su parte, Penrose distingue entre el conocimiento “objetivo” (codificable o público) y la experiencia (tácito), como formas por las que las personas pueden adquirir conocimiento y en este sentido volverse más valiosas para la empresa. Recuérdese que para esta autora, la firma es un depósito de conocimientos y éstos últimos se encuentran fundamentalmente en los recursos con que cuenta.

• Reconocen la trascendencia de la historia y, en este sentido, de la evolución de los agentes y el medio ambiente en el desarrollo de las relaciones entre los mismos. En los costos de transacción, esto está claramente considerado cuando se hace referencia a la lógica del proceso de transformación inter temporal por el que la forma de gobernación y contratación pueden variar conforme la transacción y su entorno van evolucionando y la experiencia se va acumulando. Para la teoría evolucionista, la trayectoria tecnológica de la firma está determinada en buena parte por la evolución de los agentes y del medio y esto incide y forma parte de las rutinas de operación y búsqueda. Para Penrose, son precisamente los “recursos heredados” los que le permiten a la empresa consolidar su base tecnológica y sobre los que se “van depositando” los conocimientos.

• Consideran heterogeneidad y movilidad imperfecta de los recursos. En buena parte estas características se derivan de las anteriores. Las firmas son heterogéneas en la medida en que sus recursos económicos, lo son. Los recursos humanos, físicos e intangibles tienen particularidades especificas y esto repercute en la empresa en su conjunto a través de los costos de transacción que enfrenta, de los servicios que ofrece y de las rutinas con que cuenta, incidiendo en todos los casos en la capacidad de adaptación de la empresa a las cambiantes circunstancias del mercado y la tecnología. Esta heterogeneidad hace que los recursos (y la forma en que se combinan o utilizan) sean altamente específicos a la firma, propiciando su movilidad imperfecta y con ello un patrón de irreversibilidad en la actividad de resolución de problemas de la empresa.

• Están interesadas en la toma de decisión adaptativa y secuencial de las empresas en un contexto de largo plazo. Williamson hace explícito que la necesidad de modificar las formas de organización se presenta porque el desempeño de la firma no es estático y que es la evolución propia de la transacción, de los agentes y de los activos involucrados en la misma la que marca la pauta respecto a las modificaciones en las formas de organización y contratación. Para Nelson y Winter, la sobrevivencia de la empresa es resultado de que sea capaz de innovar. Compite llevando a cabo un proceso de innovación-selección y adaptación que no se construye, ni da resultados en el corto plazo, es un proceso que toma tiempo y se da como respuesta adaptativa de la firma a los cambios del medioambiente. Penrose destaca la búsqueda de beneficios de largo plazo mediante el aprovechamiento de los recursos de la firma, este hecho tiene lugar gracias a que las capacidades y experiencia de los mismos se van modificando y consolidando en el tiempo y hacen que la empresa logre adaptarse a las condiciones externas que cambian rápidamente, aprovechando las oportunidades que se presentan.

• Consideran a la firma como mecanismo de coordinación de recursos. Para la teoría de los costos de transacción, la firma es un mecanismo de organización de recursos económicos alternativo al mercado que, bajo ciertas condiciones, permite minimizar los costos de transacción al economizar la racionalidad limitada y simultáneamente desalentar el oportunismo. Para la teoría evolutiva, la empresa posee ciertas capacidades y reglas de decisión (rutinas) mediante las cuales coordina la actividad económica. Las mismas le permiten hacer las cosas e innovar y con ello permanecer en el mercado. Las empresas a diferencia del mercado, pueden proveer de conocimiento tácito mediante sus rutinas. Para la teoría de los recursos, la firma, a diferencia del mercado, es una unidad administrativa que planea la disposición de los recursos.

1.2. Puntos de Divergencia

El punto de divergencia más fuerte entre tres teorías es su interés entre la producción y el intercambio; lo que a su vez da lugar a que presenten distintas bases conceptuales, a planteamientos diferentes respecto al objetivo de la firma y a la forma en que se visualiza a la competencia.

• Producción e intercambio y base conceptual. Como se muestra en la tabla 2, Nelson y Winter así como Penrose, enfatizan la producción; mientras que Williamson, el intercambio. Esto repercute en la diferenciación existente entre sus principales bases conceptuales: Williamson –Transacción; Nelson y Winter-Rutinas, y Penrose-Recursos.

En esta tabla se presenta esquemáticamente la “ubicación” de cada paradigma teórico según el hincapié que cada uno hace en la producción o el intercambio y al supuesto que maneja respecto a la racionalidad del agente económico (supuesto en el que las tres teorías coinciden).

Para la economía evolutiva, “los detalles específicos de las formas como se relacionan las empresas con los propietarios, los clientes y los proveedores de insumos se incluyen bajo el rubro de las rutinas organizativas. Estas relaciones son aspectos de la actuación productiva en conjunto, y lo que importa es si la actuación en conjunto es rentable en cualquier momento particular y tiende a mejorar a través del tiempo” (Winter, 1991:261). En este sentido, no se diferencia entre producción e intercambio; razón por la que Winter concluye que para esta teoría, al igual que para la neoclásica, el intercambio no es un tópico fundamental.

Con relación a la teoría de recursos, se considera que su abordaje apunta más hacia la producción que hacia el intercambio en la medida en que plantea formas de crecimiento de la empresa que sólo involucran la actividad productiva de la misma, por lo que en la tabla se ubica en el mismo casillero que el de la teoría evolutiva.

Respecto a la economía del costo de transacción, “ubica a la estructuración de los tratos en el centro del escenario y otorga un papel secundario a la economía de la producción” (Winter:1991:261). Se reconocen diferentes procedimientos (o diferentes “modos de gobernación”) para organizar las transacciones, estos difieren en sus costos y estos últimos tienden a diferenciarse en formas sistemáticas dependiendo de las características observables de las transacciones de que se trate. Williamson (1985:55) señala claramente que “cuando se afrontan las realidades de la racionalidad limitada, deben considerarse expresamente los costos de la planeación, la adaptación y el monitoreo de las transacciones”. Con lo que “el análisis del costo de transacción sustituye la preocupación habitual por la tecnología y los gastos de producción (o la distribución) del estado estable, con un examen de los costos comparativos de planeación, la adaptación y el monitoreo de la terminación de la tarea bajo diversas estructuras de gobernación” (Williamson, 1985:13).

• Objetivo de la firma y lo que implica para la dirección de la misma. Para Williamson el objetivo de la firma es minimizar los costos de transacción, por lo que la dirección de la empresa debe centrarse en coordinar (gobernar) las transacciones buscando economizar la racionalidad limitada y desalentar el oportunismo que, junto con la incertidumbre, son los causantes de los costos de transacción en transacciones recurrentes que involucran activos específicos.

Por su parte, para la teoría evolutiva el objetivo es sobrevivir a los cambios del mercado y progresar buscando obtener beneficios positivos. En este caso la dirección debe estar enfocada a buscar la ventaja competitiva a través de la innovación, mediante las rutinas de búsqueda en un mercado continuamente en cambio.

En la teoría de los recursos el objetivo de la firma es acrecentar los beneficios totales a largo plazo, para lo cual la práctica directiva debe estar dirigida a mejorar las capacidades de la firma, con lo que seguirá creciendo al ser capaz de ofrecer nuevos servicios con los recursos con que cuenta y con ello obtendrá dichos beneficios.

• Origen de la diferenciación de la firma. En el planteamiento de Williamson, el conocimiento es en buena parte tácito y está distribuido, por lo que cada empresa presenta diferentes costos, aún cuando realicen el mismo tipo de actividad. En este sentido, la diferenciación de la firma se da con la manera en que establece la estructura de gobernación y contratación que le permite minimizar los costos de transacción involucrados en coordinar el conocimiento que existe dentro de una firma, así como en el proceso de adquisición del mismo.

Para Nelson y Winter, las rutinas de la firma son la fuente de diferenciación de la misma en la medida en que permiten explicar su comportamiento y, por lo tanto, su capacidad para permanecer en el mercado (su competitividad). En el enfoque de Penrose la firma va a diferenciarse por los recursos con que cuenta, pero principalmente por la forma en que los aprovecha (por los servicios que ofrece).

La diferencia básica entre estos dos últimos enfoques radica en el peso que le dan al sitio en dónde se deposita el conocimiento. Mientras que para la teoría de recursos la firma es depositaria de conocimientos en la medida en que cuenta con recursos que los poseen; para Nelson y Winter (1982:76) “son las empresas, no las personas que trabajan para ellas, quienes saben cómo fabricar gasolina, automóviles y computadoras”. En este sentido son las rutinas en donde el conocimiento organizacional de la firma es almacenado.

“La información es en realidad almacenada primariamente en la memoria de los miembros de la organización, en la cual reside todo el conocimiento articulable y tácito, que constituye las habilidades individuales y rutinas; la competencia de lenguaje generalizado y el dominio específico del dialecto organizacional y, sobretodo, las asociaciones que vinculan los mensajes que ingresan a los desempeños individuales que estos demandan. Debido a que las memorias de los miembros individuales almacenan mucha de la información requerida para el desempeño de las rutinas organizacionales, es sustancialmente verdadera la proposición de que el conocimiento que una organización posee es reducible al conocimiento de sus miembros individuales. [...] Pero el conocimiento almacenado en las memorias humanas es significante y efectivo sólo en algún contexto, y el conocimiento ejercitado en un rol organizacional, es un contexto organizacional” ( Nelson y Winter, 1982:105. El subrayado es mío).

• Motivación humana. Aunque en los tres tratamientos teóricos están presentes consideraciones trascendentes respecto al recurso humano, tales como la racionalidad limitada, la importancia del conocimiento tácito y acumulado, la experiencia y el trabajo en equipo, hay diferencias en el peso y el tratamiento de la motivación humana para la empresa.

Williamson refiere la motivación humana cuando menciona los costos burocráticos que enfrenta la empresa, entre otros hechos por el pago de incentivos al personal, y cuando describe la función de las salvaguardas y contratos creíbles en el rubro de la contratación de personal como medios que permiten enfrentar el oportunismo. El establecimiento de incentivos y la inclusión de salvaguardas se constituyen como elementos fundamentales para efecto de establecer las tareas y compromisos y para minimizar la presencia de oportunismo.

Para Nelson y Winter, en el funcionamiento de las rutinas de operación están incorporadas consideraciones de carácter motivacional, por lo que éstas incluyen los procedimientos para resolver problemas, incentivos, etc. En esta perspectiva teórica, el control de los miembros de la organización se efectúa mediante los mecanismos rutinarios de operación de otros miembros de la misma. Sólo en el caso de actividades estandarizadas y en condiciones de fácil supervisión, el monitoreo y el control tienen sentido. De otra forma, es mediante los contratos, el condicionamiento de premios, la imposición de sanciones y el establecimiento de relaciones de largo plazo como premio futuro al desempeño presente, que se refuerzan las reglas de funcionamiento. En general, surge una cultura simbólica compartida por las partes, que genera una “tregua” en el conflicto interorganizacional y cuyos términos no pueden ser completamente explícitos y se van definiendo con la resolución de contingencias. En este sentido, dentro de este planteamiento el oportunismo no es un problema grave y se resuelve mediante las rutinas.

En el enfoque de recursos, cuando Penrose presentó su planteamiento y lo ubicó en el “enfoque de crecimiento” dentro de la “teoría del tamaño de la empresa”, señaló su crítica a la perspectiva de los “economistas biológicos” afirmando que esa “variante de teoría de crecimiento de la firma no da lugar a la motivación humana y a las decisiones humanas conscientes, por lo que considero debería ser desechada” (Penrose, 1954:531). Para esta autora, el crecimiento de la empresa depende justamente de la motivación humana y aborda este punto principalmente respecto al personal directivo. Señala los motivos por lo que el empresario estaría dispuesto a buscar beneficios para la empresa (que no sólo son los económicos) y de la importancia que este tiene para que la misma no llegue al límite de su crecimiento. Sin embargo, a pesar de la importancia de la motivación humana en su planteamiento, no abunda sobre los motivos que tiene el personal no directivo para responderle a la firma, ni sobre la forma en que ésta los incentiva.

• La competencia

Para Williamson, la competencia tiene como objetivo establecer términos contractuales que impliquen el menor costo de transacción con la finalidad de hacer más eficientes los sistemas de producción y los medios de organización o intercambio. Para tal efecto, la capacidad de adaptación a los cambios en las transacciones, en los agentes y en el entorno tecnológico y económico tiene fundamental importancia y da lugar a que se logre la minimización de los costos de transacción.

Los planteamientos de recursos y evolutivo comparten el reconocer a la competencia como el incentivo para buscar continuamente el desarrollo de las capacidades individuales y organizacionales. El desarrollo de estas últimas se refleja en el ofrecimiento de nuevos servicios (Penrose) o innovaciones (Nelson y Winter).

En este sentido para Penrose, la competencia es continua y es lo que empuja a la empresa a aprovechar al máximo sus recursos para poder permanecer en el mercado y para crecer. Se compite por los recursos, pero también por los servicios que los recursos generan.

En el caso de la teoría evolutiva, la competencia se da vía reducción de costos, pero tiene mayor importancia la que se presenta a través de la exploración y explotación de nuevas formas potenciales de hacer las cosas, innovando. A su vez las innovaciones surgen como la manera en que la firma busca sobrevivir en el mercado, respondiendo al estímulo competitivo y a las presiones del medioambiente.

Con lo expuesto en este análisis comparativo de supuestos y de tópicos específicos, se concluye que es posible avanzar en la búsqueda de complementariedad de elementos de las teorías de los costos de transacción, recursos y evolutiva para explicar de forma más completa la CTIF. Esto en la medida en la que los supuestos fundamentales de las tres teorías se confrontan de manera resoluble y porque con relación a muchos tópicos registran diferencias de énfasis (en algunos casos éstas últimas surgen porque dos de los enfoques tratan algún tema que el tercero plantea desde otra perspectiva o no hace referencia alguna). Sin embargo, antes de profundizar al respecto, se refieren algunas consideraciones que los propios autores han hecho en cuanto a sus puntos de divergencia, convergencia y complementariedad.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet