Observatorio Iberoamericano de la Economía y la Sociedad del Japón
Vol 6, Nº 20 (mayo 2014)

RAÍCES DEL JUDO CUBANO: HACHIDAN FEDERICO GUARDIA GUERRA

José T. González Phillips
Boris Alberto Toscano


Para ver el artículo completo en formato pdf pulse aquí




Resumen

Una de las figuras más relevantes del Judo cubano lo fue el Maestro Federico Guardia Guerra, 8º Dan Hanshi (6 de julio de 1929-6 de octubre del 2013), integrante de la primera generación de judokas cubanos, quien se inició en la práctica de este arte marcial a los 23 años, dedicándole 60 años de su vida, en la que ocupó responsabilidades como la de Comisionado Nacional de Judo y presidente de la Comisión Nacional de Grados de la Federación Cubana de Judo. Entre sus méritos como atleta y entrenador se cuentan un tercer lugar en Campeonatos Panamericanos y el haber contribuido a la formación de los judokas de la generación de los años 1960-80, hoy ellos mismos Maestros y Glorias del Deporte Cubano.

Palabras clave: Federico Guardia, Luis Guardia, Judo, Campeonato Panamericano, Salón de la Fama de Judo, Héctor Rodríguez, Federación Cubana de Judo

Es conocido en el mundo de las artes marciales que en 1882 un destacado letrado y pedagogo japonés, practicante de Jujutsu, crea una nueva forma de combate denominándola “Judo”. Esta ilustre personalidad es Jigoro Kano. Con el tiempo el nuevo arte se difundió por todos los rinco­nes del planeta, siendo el encargado de su introducción y organización inicial en Cuba el señor Andrés Kolychkine Thompson, en 1951, creando a finales del propio año la Federación Cubana de Judo y Jiu-Jitsu (F.C.J.J.).

En esta isla, sin temor a equivocarnos, podemos decir que el Judo ha sido y es una de las artes marciales japonesas deveni­da en deporte que más ha contribuido con el desarrollo del movimiento deportivo del país con sus logros competitivos, que comenzaron desde su propio inicio, así como en diversas esferas de la sociedad cubana, resaltando su aporte en la se­guridad y tranquilidad ciudadanas en sus diversas formas, contando con figuras que le dedicaron sus vidas, entre las que se encuentran mártires de la Patria como José Ramón Rodrí­guez López y el Dr. Jorge Agustini Surís, así como otros no menos valiosos que forman parte importante de la historia del Judo e, incluso, del país. Uno de ellos es el recién fallecido Maestro Federico Guardia Guerra (1929-2013), que a los 23 años se inicia en el Judo, el 15 de enero de 1952, bajo la di­rección técnica del profesor Francisco Moc Sit (Moc Kan Sen) en la sala de Judo Miramar del reparto Almendares, en La Habana.

Felo, como cariñosamente lo nombraban sus allegados, era descendiente de emigrados de Gran Canaria, España (abuelos, padre y madre), que se asentaron inicialmente en el pequeño poblado de Colorao, perteneciente al central Baraguá en la provincia de Ciego de Ávila. Del matrimonio de sus padres nacieron tres varones y una hembra, falleciendo dos de ellos de pequeños y que­dando Federico y Luis, tres años menor; este último, pieza vital en la divulgación y desarrollo del Judo cubano desde el año 1951, actualmente es el único cubano que ostenta el grado de 9º Dan, Kudan en Judo, fue el primer presidente de la Federación Nacional de Judo Cuba (F.N.J.C.) creada en marzo de 1960. Federico fue recto, pero amoroso, con sus cuatro hijos, al igual que con su esposa, Margarita Carballo Mortimer, que lo acompañó durante 55 años hasta su último aliento.

La vida laboral del Maestro Federico comenzó a los doce años de edad como peón de la cons­trucción; después, en las desaparecidas bodegas-licorera “Mariño” como ayudante. Posterior­mente fue chofer de ómnibus urbano varios años, a la vez que practicaba Judo y se formaba como profesor de este arte marcial asistiendo a cursos impartidos por los Maestros japoneses Takaito Ishikawa (7º Dan), Masayuki Takahama (6º Dan), asesor técnico de la F.C.J.J., así como con los profesores Andrés Kolychkine y Luis Guardia (en esa época 3er Dan y 1er Dan, respecti­vamente). En ese lapso de tiempo tuvo sus resultados más relevantes como competidor, logrando el campeonato nacional en la categoría de Segundos Danes y el tercer lugar en la misma catego­ría en el IV Campeonato Panamericano de Judo celebrado en el D.F. de México, ambos eventos en 1960. Su amigo Aurelio Cabezas Viñas, competidor de esa época, manifiesta que Federico se caracterizaba por ser fuerte, técnico y muy difícil de proyectar.

Durante su amplia trayectoria instructiva y educativa de 60 años como especialista de Judo de­portivo, defensa personal y katas, recorrió todo el país en numerosas ocasiones como parte del programa de divulgación y apertura de dojos (escuelas) en provincias y entidades, principal­mente en el Oriente (Santiago de Cuba, Guantánamo, Holguín y Granma), en el Centro (Cama­güey, Santa Clara y Matanzas, donde realizó una ardua y fructífera labor técnica) y en la capital del país, La Habana, en los dojos de la Ciudad Deportiva, de los CVD 1 Cerro, Vicente Ponce Carrasco, José M. Pérez (Pontón) y García Moré, del Club Ferroviario y los Escolapios de la Víbora, así como también en instituciones armadas: Policía Militar del 4º Distrito de Matanzas; Escuelas de Paracaidistas y Cadetes de Managua, La Habana; en la Marina de Guerra y en el Ministerio del Interior. Numerosos fueron los cursos de superación que impartió en todo el país. Combinando las acciones con la palabra, transmitió conocimientos con sentimientos; no impuso la formación de valores, sino educó con valores.

El Maestro Federico tuvo otras responsabilidades técnicas administrativas de importancia para el Judo cubano: fue Director Técnico de la provincia de Matanzas, Comisionado Nacional de Judo (1963-65), Entrenado Principal de la Selección Nacional juvenil (1966-69), jefe de Cátedra de la Academia Provincial de Judo de La Habana y presidente de la Comisión Nacional de Grados de la Federación Cubana de Judo (F.C.J.). En esta última actividad lo acompañaron, entre otros, los respetables Maestros Gustavo Reigosa (7º Dan), Secretario Organizador, Antonio Fhong (7º Dan) y Ernesto Basilio (7º Dan), ambos como Vocales. Todos se iniciaron en la primera década del Judo cubano.

Como instructor de Judo, promovió a casi un centenar de atletas de ambos sexos para los equipos nacionales de Judo (juveniles y mayores). Entre sus alumnos más destacados, de los que estuvi­mos bajo su dirección en diferentes épocas, están:

  • Luis Teodoro Gastón Castro (8º Dan): Primer judoka cubano en obtener una medalla de oro en eventos internacionales (63 Kg, X Juegos Centroamericanos y del Caribe, San Juan, Puerto Rico, 1966).
  • Héctor Rodríguez Torres (8º Dan): Primer judoka cubano en obtener preseas en campeo­natos mundiales y Juegos Olímpicos, máximos eventos del Judo universal (63 Kg, Cam­peón olímpico en Montreal, Canadá, 1976 y medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Lausana, Suiza, 1973).
  • Isaac Azcuy Oliva (7º Dan): Múltiple medallista en eventos internacionales en las divi­siones de 86 Kg, 95 Kg y Open. Se inició en la base con el Maestro Federico Guardia (Subcampeón olímpico en los 86 Kg en los Juegos Olímpicos de Moscú, 1980)
  • José Gastón Ibáñez Gómez (8º Dan): Múltiple medallista en Campeonatos y Juegos Cen­troamericanos y del Caribe y Panamericanos, así como en otros eventos internacionales en las divisiones de 93 Kg, 95 Kg y Open.

Estos cuatro excelentes ex-atletas posteriormente, cada uno en diferentes momentos, formaron parte de los colectivos técnicos nacionales del Judo cubano y de otros países con resultados po­sitivos. También estuvo bajo su égida como alumno el Dr. José Silvio Jiménez Amaro (7º Dan) capitán de los equipos juvenil y de mayores por un buen tiempo, así como presidente de la Fede­ración Cubana de Judo, con resultados relevantes para la época. Actualmente es catedrático de la Universidad de la Ciencias de la Cultura Física y del Deporte (u.c.c.f.d.) en La Habana. Existen otros que, aunque no los mencionamos aquí, fueron figuras relevantes en el Judo cubano que tuvieron la posibilidad y el honor de ser alumnos del insigne Maestro Federico Guardia.

Durante su vida como técnico recibió diferentes reconocimientos por su labor educativa, siendo los más gratificantes para él los logros alcanzados por todos los que estuvimos bajo su respon­sabilidad en diferentes épocas y que nos convertimos en profesionales en renglones importantes para la sociedad como doctores, ingenieros, economistas, catedráticos, diplomáticos, capitanes de navíos, etc. Todos le debemos en mayor o menor grado al inolvidable Maestro, fiel continua­dor de los principios del Fundador Jigoro Kano y de los demás Maestros que lo formaron como judoka. En ocasión de su inclusión en el Salón de la Fama del Judo Mundial, Héctor Rodríguez, actualmente Entrenador Nacional del Judo español, dedicó unas palabras al Maestro Federico Guardia “… con respeto y cariño, por su sabiduría y dedicación hacia mí. Muchas gracias…

Federico Guardia escaló paso a paso los grados técnicos, proceso digno de estudiar teniendo en cuenta su gran aporte al Judo cubano e internacional (tabla No. 1).

Tabla No. 1: Trayectoria técnica del Maestro Federico Guardia Guerra

Grado Kyu. Otorgado el

Grado Dan. Otorgado el

6º Kyu (Rokkyu, cinturón blanco, 15-1-1952)

2º Dan (Nidan, cinturón negro, 1-9-1956)

5º Kyu (Gokyu, cinturón amarillo, 15-3-1952)

3er Dan (Sandan, cinturón negro, 30-5-1965)

4º Kyu (Yonkyu, cinturón naranja, 1-8-1952)

4º Dan (Yodan, cinturón negro, 30-3-1973)

3er Kyu (Sankyu, cinturón verde, 26-3-1953)

5º Dan (Godan, cinturón negro, 14-1-1983)

2º Kyu (Nikyu, cinturón azul, 7-6-1953)

6º Dan (Rokudan, cinturón rojo y blanco, 26-2-1990)

1er Kyu (Ikkyu, cinturón marrón, 20-10-1953)

7º Dan (Shichidan, cinturón rojo y blanco, 21-2-1996)

1er Dan (Shodan, cinturón negro, 7-3-1954)

8º Dan (Hachidan, cinturón rojo y blanco, 21-2-2008)

Aunque no sea el justo reconocimiento que merecen, sirva este trabajo al menos para que se co­nozca a algunos de los que sembraron, regaron, y vieron crecer el árbol del Judo cubano. Muchos de esos iniciadores no alcanzaron a ver el fruto de su sacrificio y esfuerzo, que otros disfrutan y no todos agradecen, ni saben del surgimiento de tan noble y beneficiosa creación del Maestro Jigoro Kano. Estamos en tiempo de rectificar, no importa dónde estén; lo importante es el bien de sus obras. Expresamos aquí nuestro respeto y admiración para Maestros como Takaito Ishi­kawa, Masayuki Takahama, Andrés Kolychkine, Han Chang Yi, el Dr. Carlos de Lejarza, Fran­cisco Moc, Rolando Rubio, Miguel Chang, el Dr. Rafael Domínguez, Abelardo Flores, Vicente Leal, Romualdo Amezquita, Rodolfo Bugallo, Heli Cabeiro, el Dr. Orlando de Cárdenas, Silvio García, Ibrahim Torres, mi profesor Segitoshi Morita y otros, no menos valiosos, que nos trans­mitieron su legado, del cual una muestra son los cubanos exaltados a los Salones de la Fama del Judo Panamericano y Mundial (tablas Nos. 2 y 3).


Tabla No. 2: Cubanos exaltados al Salón de la Fama del Judo Panamericano (U.P.J)

1ª Exaltación:

Isla Margarita, Venezuela (23 de abril, 2004)

Héctor Rodríguez Torres (atleta)

Dr. Carlos de Lejarza (directivo)

3ª Exaltación:

Buenos Aires, Argentina (26 de mayo, 2006)

Legna Verdecia (atleta)

Heli Cabeiro 2 (árbitro)

4ª Exaltación:

Montreal, Canadá (23 de mayo, 2007)

Estela Rodríguez (atleta)

Luis Guardia (directivo)

Vicente Leal (árbitro)

5ª Exaltación:

Miami, U.S.A (9 de mayo, 2008)

Manuel Poulot (atleta)

Andrés Kolychkine (directivo)

Odalys Revé (atleta)

6ª Exaltación:

Santo Domingo, R. Dominicana (20 de junio, 2009)

Daima Beltrán (atleta)

8ª Exaltación:

Santo Domingo, R. Dominicana (2011)

Ronaldo Veitía (entrenador)





 

Tabla No. 3: Cubanos exaltados al Salón de la Fama del Judo Mundial (F.I.J)

Rio de Janeiro, Brasil (25 de agosto, 2013)

Héctor Rodríguez Torres (atleta)

Finalizamos este artículo agradeciendo y exhortando la posibilidad de contar con los excepcio­nales libros sobre la historia del Judo cubano y universal publicados por el Maestro Luis Guardia (Orígenes del Judo Panamericano) y el trío formado por los Maestros Abelardo y Fernando Flores y el Sensei Ernesto Guzmán (Historia del Judo en Cuba, 1951-1961).

Honor a quién Honor merece

La Habana, Cuba, 10 de marzo, 2014

Referencias

  • Guardia, Luis: Origen del Judo Panamericano. Miami, FL: Eagle Press, Inc.; 2011
  • Flores, Abelardo, Flores, Fernando y Guzmán, Ernesto: Historia del Judo en Cuba: 1951-1961. La Habana: Editorial Científico-Técnica; 2007
  • Mayo, José: El Judo en Cuba. La Habana: Editorial Científico-Técnica; 1982
  • International Judo Federation: IJF Hall of Fame. Río de Janeiro: IJF; 2013

1 Centro Voluntario Deportivo.

2 Heli Cabeiro fue el introductor del Judo en Guatemala.


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

Página: [1]
Por: MANUEL PENA CAMEJO Fecha: 13 del 10 de 2015 - 18:39
si faltan .andres kessel manuel pena. lazaro sardinas.eugenio vega.raulrivallo.pelipe nicot.roberto gamoneda.todos 1 danes equipo nacional juvenile espa 1965 a 1969.hemos sidos olvidados en la biografia de nuestro entrenador.FELO.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 

El Observatorio Iberoamericano de la Economía y la Sociedad del Japón es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga. Tiene el Número Internacional Normalizado de Publicaciones Seriadas ISSN 1988-5229 y está indexada internacionalmente en RepEc.

Para publicar un artículo en esta revista vea "Acerca de...".

Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a rodriguezasien@yahoo.es


Director:
Ernesché Rodríguez Asien (CV)
Editor:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1988-5229
EUMEDNET

Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > OIES-Japón
>