Revista: DELOS Desarrollo Local Sostenible
ISSN: 1988-5245


AVANCES TECNOLÓGICOS APLICADOS A LA BIOTECNOLOGÍA VEGETAL EN LA REPÚBLICA DOMINICANA

Autores e infomación del artículo

Huáscar Frías Vilorio
UTESA, República Dominicana

Luis Joyanes Aguilar
Universidad Pontificia de Salamanca, España

huascar_frias@hotmail.com


Resumen

La flora en la República Dominicana  ha sido etiquetada por muchos investigadores como una de la más variada en todas las Antillas. Existen  5.000 especies diferentes, de las cuales 2.000 son endémicas; 2.400 son nativos de nuestra isla y cerca de 600 llegaron a nosotros de otros continentes. En la sierra central de la República Dominicana crecen extensos bosques de pinos. En las regiones costeras más húmedas se encuentra una zona de manglares paralela a la costa y las especies endémicas constituyen el 40% de la flora de la isla. En este grupo de pinos se encuentran  (Pinus occidentalis), palma real (Roystonea hispaniolana), de palma o de coco Catey macaco (Bactris plumeriana) y el guano (Coccothrinax montana).
Entre la fauna se destacan 49 especies de aves, 28 de ellas son residentes, 2 migratorias y 19 endémicas como el cuervo (Corvus leucognaphalus), el cual existía en Puerto Rico, pero hoy sólo sobrevive en la Hispaniola. Algunas de las especies características de las aves en las montañas son el Canario (Carduelis dominicensis), Zorzal de la Selle (Turdus swalesi), Chirrí de los Bahorucos (Calyptophilus frugivorus), Chicuí (Todus angustirostris), Cigüita Aliblanca (Xenoligea montana), Cotorrita de Sierra (Temnotrogon roseigaster), Maroíta Canosa (Elaenia fallax). Existe una gran diversidad de reptiles (especialmente del género Anolis) lo mismo que de anfibios (siendo los más notables los del género Eleutherodactylus).
Palabra Clave: Palma Real, Pinos, Guano, Manglares, Bosques, Regiones Costeras, Canario, Anfibios.

Abstract

The flora in the Dominican Republic has been labeled by many researchers as one of the most varied in  the Antilles. There are 5,000 different species, of which 2,000 are endemic; 2,400 are native to our island and about 600 came to us from other continents. In the central highlands of the Dominican Republic are extensive pine forests. In wetter coastal regions mangrove area lies parallel to the coast and endemic species make up 40% of the flora of the island. In this group they are pine (Pinus occidentalis), royal palm (Roystonea hispaniolana), palm or coconut Catey macaque (Bactris plumeriana) and guano (Coccothrinax montana).
The fauna 49 species of birds, 28 of them are residents, 2 migratory and 19 endemic as the crow (Corvus leucognaphalus), which existed in Puerto Rico stand out, but now survives only in Hispaniola. Some of the characteristic species of birds in the mountains are Canario (Antillean Siskin), the Selle Thrush (La Selle Thrush) Chirri of Bahorucos (Calyptophilus frugivorus) Chicui (narrow-billed tody), White-winged Cigüita (white-winged warbler) Sierra parrot (Temnotrogon roseigaster) Maroíta Canosa (Elaenia fallax). There is great diversity of reptiles (especially of the genus Anolis) as well as amphibian (most notably those of the genus Eleutherodactylus).
Keyword: Palma Real, Pinos, Guano, Mangrove Forests, Coastal Regions, Canario, Amphibians.



Para citar este artículo puede uitlizar el siguiente formato:

Huáscar Frías Vilorio y Luis Joyanes Aguilar (2015): “Avances tecnológicos aplicados a la biotecnología vegetal en la República Dominicana”, Revista DELOS: Desarrollo Local Sostenible, n. 24 (octubre 2015). En línea: http://www.eumed.net/rev/delos/24/biotecnologia.html


Introducción.
La República Dominicana se encuentra en la zona climática tropical, y por lo tanto presenta condiciones térmicas similares durante todo el año, las montañas introducen modificaciones importantes en el clima zonal. Debido a su posición en la franja costera de océano Atlántico, y su carácter insular, podemos encuadrar su clima en el clima monzónico y de los vientos alisios en el litoral. La República Dominicana se encuentra en el imperio biogeográfico y la ecozona Neotropical, por su posición recibe el impacto frecuente de los huracanes que se generan en el Atlántico.
La biocenosis natural es el bosque monzónico (húmedo tropical), pero las variedades climáticas hacen aparecer hasta en la sabana. En la costa encontramos abundantes manglares.
Clima
La República Dominicana tiene un clima monzónico y de los vientos alisios en el litoral predominantemente de tipo tropical y donde las lluvias son abundantes, una temperatura media de entre los 25 y 30 °C , con pocas excepciones en regiones con una gran altitud como Constanza, Jarabacoa y Ocoa, donde la temperatura desciende hasta 5 °C bajo cero en invierno.

Tiene dos estaciones una seca y otra lluviosa. La estación lluviosa abarca desde mayo hasta noviembre destacándose mayo, agosto y septiembre. Debido a sus caracteres torrenciales, durante esta época se sufren numerosos corrimientos de tierra. Esta época es propensa al paso de huracanes. Los huracanes y otras tormentas tropicales se registran principalmente de agosto a octubre, y afecta, sobre todo, al suroeste del país. El período va de diciembre a marzo.
Esta investigación se está llevando a cabo en el Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria (IIBI), se encuentra ubicada en la calle Oloft Palme Esq. Núñez de Cáceres, San Gerónimo Santo Domingo, República Dominicana. Fue creado para materializar las aspiraciones de que en la República Dominicana se ejecuten actividades que fomenten el desarrollo tecnológico innovativo en áreas, tales como la biotecnología, que permitan que el país a través del perfeccionamiento de sus capacidades pueda insertarse adecuadamente, en el corto plazo y con cierto grado de competitividad en el mercado internacional.
Una de la principal importancia de este tema es el impacto tecnológico que ha venido teniendo la biotecnología vegetal en los cultivos de plantas domésticas, de las cuales se puede decir que eran especies salvajes para obtener de las mismas especies cultivables y comestibles. La finalidad principal de la biotecnología clásica vegetal es la mejora de distintas plantas para obtener variedades con características deseadas.
La Tecnología como un apoyo fundamental a la Biotecnológica Vegetal, se ha constituido en los últimos tiempos en un enfoque trascendental en los cultivos no solamente vegetal, sino también en los cultivos en general, produciendo un gran impacto en las áreas agrícolas y agrotecnia de productos procesados y no procesados.
La vegetación de la República Dominicana es sumamente variada. Los principales tipos de vegetación que podemos encontrar son el bosque húmedo tropical y subtropical, el bosque seco subtropical, el monte espinoso y las sabanas.

2.         Vegetación en la República Dominicana.
La alta pluviometría que se registra en este medio geográfico (más de 1,000 milímetros anuales) propicia la existencia de especies arbóreas de hoja ancha como el capá, la palma real, el ébano y el cedro. En las áreas montañosas encontramos especies de coníferas como el pino (pinus occidentalis).

2.1       Vegetación de Bosque seco subtropical
Esta vegetación se desarrolla en áreas con precipitaciones moderadas o bajas y una elevada evapotranspiración. En el bosque seco subtropical encontramos especies de plantas xerófilas de hojas pequeñas como el guayacán, cambrón, baitoa y el candelón. En las áreas que se ubican dentro del bosque húmedo y seco se encuentran especies como la caña y la caoba.

2.2       Vegetación de Monte seco
Monte espinoso seco. En estas zonas semiáridas se destacan especies como el cactus. Este tipo de vegetación es muy frecuente en la cuenca baja del Yague del Norte y la Llanura de Azua. En las áreas donde no se han podido desarrollar especies arbóreas o donde se ha destruido el bosque existente, podemos encontrar las sabanas. Están conformadas por especies herbáceas. Se destacan las gramíneas.
El mangle se desarrolla únicamente en la zona costera bañada por las mareas y las olas. Esta planta necesita la salinidad del agua del mar para vivir, es muy resistente al embate del viento. El tallo tiene gran dureza y tiene unas raíces adventicias muy raras, que nacen hasta en las ramas superiores y bajan a la superficie.

3.         Técnicas que han permitido el desarrollo de la biotecnología vegetal en República Dominicana.
Con las técnicas de la biotecnología moderna, es posible producir más rápidamente que antes, nuevas variedades de plantas con características mejoradas, produciendo en mayores cantidades, con tolerancia a condiciones adversas, resistencia a herbicidas específicos, control de plagas, cultivo durante todo el año. Problemas de enfermedades y control de malezas ahora pueden ser tratados genéticamente en vez de con químicos.
La ingeniería genética (proceso de transferir ADN de un organismo a otro) aporta grandes beneficios a la agricultura a través de la manipulación genética de microorganismos, plantas y animales.
Una planta modificada por ingeniería genética, que contiene ADN de una fuente externa, es un organismo transgénico. Un ejemplo de planta transgénica es el tomate que permite mantenerse durante más tiempo en los almacenes evitando que se reblandezcan antes de ser transportados.
A través de la biotecnología vegetal, herramienta vital para la obtención de las plántulas, de aumento de la productividad, resistencia a plagas, enfermedades y factores ambientales, así como una mayor rentabilidad a bajo costo y contribuir al fortalecimiento del sector agrícola, el IIBI ha creado las condiciones para que sus laboratorios puedan producir hasta dos millones de plantas de plátano al año, libres de enfermedades, tales como la Sigatoka negra.
También, en común acuerdo con el Instituto Dominicano de Investigación Agrícola y Forestales (IDIAF), se han suplido unas 50,000 vitroplantas de papa a productores líderes en San José de Ocoa y Constanza, para así producir semilla básica y reducir en más de un cincuenta por ciento la tradicional importación de semillas de papa desde Europa y Estados. Unidos.

4.         Informe Nacional de la flora en la República Dominicana.
Trabajos de inventario de la flora llevados a cabo por el Jardín Botánico Nacional dan cuenta de que el país cuenta con 5400 especies de plantas, de las cuales, alrededor del 38% son endémicas.
Las mismas representan materiales genéticos y procesos evolutivos esenciales. La riqueza de las plantas no vasculares no ha sido estudiada y cuantificada aún de manera apropiada.

5.         Problemática.
Uno de los problemas clave en la República Dominicana  es la poca existencia de tecnología en el sector agrícola y forestar.
Otras limitaciones es que existe poco personal especializado en las diversas áreas de acción vinculadas a los desarrollos de los recursos fitogenéticos.
Bajo nivel de coordinación entre las instituciones que realizan investigación en recursos fitogenéticos y no disponibilidad de fondos para investigación en el área.
Dispersión institucional que trabajan en una misma área de acción y carencia de descriptores botánicos.
Falta de inventario y evaluación de la cobertura boscosa.

6.         Soluciones.
Se debe crear un centro de información, incluyendo un banco de datos y promover la concientización de las instancias de planificación y asignar los recursos necesarios para realizar los estudios para el desarrollo y uso sostenible de los recursos fitogenéticos.
También asignar los fondos necesarios para las investigaciones y promover el intercambio técnico y científico entre las instituciones que se relacionan con el sector agrícola, forestar, OGN y Universidades.
Armonizar los criterios de selección de las especies, incluyendo la conservación de su acervo genético.
Definir políticas para inventariar y evaluar la cobertura boscosa, y recursos marino-costeros y otros recursos fitogenéticos.
Promover la ejecución de investigación sobre la flora nativa y su valor.

7.         Conclusiones.
Después de medir el valor de los parámetros implícitos definidas en este estudio, analizar y comparar  el grado de correlación entre la retroalimentación explícita e implícita, hemos llegado a algunos conclusiones.
La República Dominicana es uno de los pocos países de la región que cuenta con nueve zonas ecológicas. En el Caribe, la República Dominicana tiene el más alto y el más bajo en relación con el nivel del mar. EL Pico Duarte se eleva hasta 3,187 metros en la Cordillera Central, mientras que el lago Enriquillo se encuentra a 42 metros por debajo el nivel del mar, lo que influye en gran medida la alta salinidad de la misma. Tanto en alturas como en los llanos existe una variedad de áreas donde la naturaleza se expresa en diferentes formas y extremos, como que van desde exuberantes selvas tropicales hasta desiertos áridos.
Ante esta situación, algunas agencias han iniciado programas de apoyo al Estado Dominicano para superar sus niveles de atraso. Por ejemplo, la oficina nacional del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), que ha iniciado un programa en el área de la tecnología y la innovación,  ofreciendo  apoyo y asesoramiento a las instituciones nacionales responsables de la elaboración y promoción de las nuevas tecnologías en el sector agrícola de la República Dominicana. Este programa tiene como objetivo apoyar en el área de la investigación a los sectores de la  Agricultura y Silvicultura.
En  la actualidad se han llevado a cabo  algunas acciones importantes, por ejemplo, el apoyo al Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria donde se ha promovido la integración de un equipo de trabajo sectorial para desarrollar de una propuesta que defina una norma de transferencia de tecnología generada por la investigación agrícola.
Para impulsar la biotecnología en el país como herramienta de crecimiento, debe convertirse en una política de Estado.

Referencias bibliográficas
Gasser, C.S. & Fraley, R. (1992): Cultivos transgénicos. Investigación y Ciencia. Nº 191,
Agosto, pp. 64-70. Edit. Prensa Científica, S.A.
Goodman, David; Sorj, Bernardo; y Wilkinson, John.(1990): Da Lavoura ás
Biotecnologías., Edit. Campus Ltda.
Habert, P. (1995): La Ingeniería Genética probada en los campos. Mundo Científico. Nº
153, Enero, pp. 30-36. Edit. Fontalba.
Nieto-Jacobo, M. F. & alii. (1999): Plantas transgénicas. Investigación y Ciencia. Nº 268, Enero, pp. 70-80. Edit. Prensa Científica, S.A..
Ronald, P. C. (1998): Creación de un arroz resistente a las enfermedades. Investigación y
Ciencia. Nº 256, Enero, pp. 68-73. Edit. Prensa Científica, S.A.
Tempé, J. & Schell, J. (1987): La manipulación de las plantas. Mundo Científico. Nº 71, Julio/Agosto, pp. 792-801. Edit. Fontalba.
Dirección Web.
www.infoagro.com/semillas_vivero/semillas/biotecnologia.asp
www.monsanto.es/biotecnologia/basicos.html
www.monsanto.es/biotecnologia/porque.html
www.fao.org
www.fao.org/ur/seattles.htm
www.aor.org/docrep


Recibido: Agosto 2015 Aceptado: Octubre 2015 Publicado: Octubre 2015


Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.