Observatorio de la Economía y la Sociedad China
Número 14 - diciembre 2010

LA GUERRA DEL FUTURO (Y EL FUTURO COMIENZA EN EL PRESENTE), MÁS QUE PROBABLEMENTE SEA UNA “GUERRA ECONÓMICA”, “UNA GUERRA MUDA”

 

Oscar Edgardo Etiez
Montevideo – Uruguay
edgardoetiez427ee@gmail.com

 


Y No por “menos audible” sea:

“MENOS LETAL Y SI TAL VEZ, MÁS PELIGROSA, Y ECOGEOPOLÍTICAMENTE –AHORA SI- ABSOLUTAMENTE MUNDIAL Y TOTAL”

“La Historia a desarrollarse es el resultado de la ecuación: probabilidad menos imponderables. Por ende, con una hipotética previsibilidad de sólo 24 horas”.
  


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Edgardo Etiez, O.:: "La Guerra del futuro (y el futuro comienza en el Presente), más que probablemente sea una “Guerra económica”, “UNA GUERRA MUDA”" en Observatorio de la Economía y la Sociedad de China Nº 14, diciembre 2010. Accesible a texto completo en http://www.eumed.net/rev/china/


El que escribe es Oriental, pero del Río Uruguay, país chico, con una densidad poblacional también muy escueta. Voy sin embargo a incursionar intelectual, política, histórica y económicamente con un tema que involucra a “los otros Orientales”, al país Más Grande del Mundo Territorial y Demográficamente hablando y a quien desde hace poco se lo considera (muy merecidamente por cierto la “Segunda Potencia Económica Mundial” . En cuanto a lo mencionado, quizás nada más a las antípodas. A estos pesares creo poder introducir argumentos que desarrollados conformen una tesis económica que considero hasta ahora inédita y que no reviste grado comparativo con nada que a pesar de mi interés en el tema, haya podido encontrar ni siquiera semejante.

Hasta hace muy poco tiempo, y aun considerando elucubraciones de expertos, el camino Chino estaba entre “el dulce Panda” y el “temible Halcón” y creo que sería razonable pensar que la dicotomía planteada se volcó en los últimos tiempos con absoluta seriedad, más hacia el lado del ave rapaz que al tímido mamífero, y económicamente los datos sólo avalan la figura del poderoso alado. La predictibilidad de algunos ecónomos dice que alrededor del año cuarenta el actual uno-dos se revierta, colocando a los Orientales en la sima del Mundo Capitalista. Otros igualmente “expertos” nos hablan de “recalentamiento”, desgaste, desaceleración, y ponen densas nubes de duda sobre la marcha de China, como si iguales agorerismos y apocalipcismos no pudieran ser manejados con igual seriedad futurística sobre el ya discutido Imperio Norteamericano, al que ya sólo –no tan solo por supuesto- indiscutidamente, le queda de tal, lo militar.

La gran pregunta es: ¿Será tan así lo del recalentamiento de la economía China? Hay un par de cosas que me gustaría acotar sobre este tema. Primero. Cuando Karl Marx pensó en su propia tesis de los Modos de Producción , noto que esa parte del mundo tenía disonancia con el resto, de ahí surgió aquello del “Modo de Producción Asiático” y me tomaría el atrevimiento de acotar, más preferentemente aún el “Modo de Producción Chino”, y más aún hay un “Modo de Consumo Chino” y también un “Modo de Filosofía Chino”, que no es ni semejante, ni parecido al “Modo de Vida Occidental” más inscripto a la Tesis de Huntington de “Guerra de Civilizaciones” o al desarrollo de las ideas ya esbozadas y también consolidadas de Paul Kennedy en su “Auge y caída de las Grandes Potencias”. Inventores ancestrales de la burocracia estatal, ya antes de Confucio y Sun Tsu – entre cuyo nacimiento sólo mediaban siete años en el siglo sexto ANE- los chinos no eran individualistas, ni su “mentalidad” presuponía un modelo consumista. Sin Recalentamiento a los teóricos del defenestre chino se les complica el argumento y por lo expuesto sería dable suponer que si tal mal es correlativo a el impulso mencionado y éste no existe por lo menos en la magnitud necesaria para activarlo; de no mediar esa crisis, la potencialidad de crecimiento sería más segura, estaría menos coartada, que si fuera esa una sociedad occidentalizada.

Por otra parte los chinos a pesar de su enorme demografía no son una sociedad que aspira económicamente a la autarquía sino más bien dirigen sus aspiraciones a consumarse como sociedad exportadora, y aprecian muchísimo su moneda para el occidente muy depreciada (más de 6 a 1, con el dólar, y más-menos 4 a 1 con el Euro) que les da un notable margen de maniobra en sus metas de abarcar y copar los mercados que le interesan. Aspiran a consolidar el Petroyuan, con el mismo derecho e igual deseo que el de la Comunidad Europea con el Petroeuro y con la cada vez más alicaída pretensión del Petrodolar. Los movimientos de “juegos de piezas políticos _ ver caso de la India- de los chinos en política internacional han sido geniales y su ambición y consideración energética abarcan, y desde ya algunos años, a los biocombustibles. Para que “el mundo occidental” se preocupe e inquiete, en esa década (40-50) los chinos contarían con el máximo de posibilidades de ser Primera Potencia Económica Mundial, y ejercerían en el mundo de los Biocombustibles al menos idéntica primacía a la que hoy ostentan los Estados Unidos en y con el Oro Negro.

Además parafraseando a Huntington, los “quiebres de frontera” riesgosos económicamente serían entre Exportadores y quienes Superlativizan su Mercado Interno – más aún que sus importaciones- y hoy por hoy los EEUU estarían oscilando.

Las naciones que apuestan a exportar, desean mantener bajas y sumamente competitivas sus monedas –ver preocupaciones en ese sentido de Alemania y Japón- y es económicamente muy legítimo propender capitalisticamente hablando, al mayor beneficio. Los que presionan el yuan a la baja son aquellos que preferentemente juegan sus opciones al mercado importador o a su amplio mercado interno. La política económica de los Estados Unidos hacia el 2015 pretende ser las de un mercado exportador, abandonando su presente económico; pero ese cambio de orientación- como muy bien le han contestado los chinos-, debiera de depender de si mismos y no de apreciaciones de monedas extranjeras.

El mundo está cambiando y acelerándose a pasos agigantados, se encimatizan los acontecimientos fulgurantemente, pero sigo sosteniendo que tanto Historiadores, Economistas y Financistas sólo tenemos una predictibilidad “lógica” de 24 horas por el presupuesto viable de la ocurrencia de Imponderables. A esos por propia definición no los puede considerar “casi nadie” sino aquel o aquellos con el poder de “patear el tablero” y aún así eso sucesos se les pueden escapar de contexto. Hay algunos otros considerandos que involucran otras ideas dentro de esta pre-teoría, pero que, en verdad, cada vez que la pienso me parece más sustentable con la realidad en que se va desarrollando el presente.

Solicito desde ya que si a alguien, estos puntos de vista estudiados concienzudamente, le parecen comentables me lo haga saber a mi correo electrónico


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios


El Observatorio de la Economía y la Sociedad China es una revista académica iberoamericana, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga. Tiene el Número Internacional Normalizado de Publicaciones Seriadas ISSN: 1887-3197 y está indexada internacionalmente en RepEc.

Para publicar un artículo en esta revista vea "Acerca de...".

Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a observatoriodechina@gmail.com


 

Comité Director:
María Isabel Negre (CV)
Yawen Teh (CV)
María Victoria Natalizio (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1887-3197
EUMEDNET

Inicio
Acerca de ...
Números anteriores
Enlaces
Subscribirse a OES-CHINA
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > OES-China
>