Observatorio de la Economía y la Sociedad China
Número 8- septiembre 2008

TEORÍA DE LA ARQUITECTURA
La Arquitectura y el espacio urbano como evento: Beijing 2008

Andrea Piterman
 

 

Introducción

China es un país desconocido para nosotros. Está muy lejano no sólo físicamente y culturalmente, sino también psicológicamente. Con la apertura al mundo a partir de los años ´80 y el deseo de convertirla en una superpotencia (siguiendo los modelos de producción capitalista) se produjeron cambios que tuvieron sus consecuencias sobre la cultura, los valores y la forma de vivir en China.

Con este texto se intentará entender qué imagen se quiere dar desde China hacia el mundo por medio de la arquitectura, sobre todo en los próximos Juegos Olímpicos 2008 que tendrán su sede en Beijing.

Como ciudad del evento, cuál es la atmósfera que se quiere mostrar al mundo y qué será lo que se quiere esconder. Además, qué es lo que nosotros sabemos de ellos a través de su escenario político y social, y cuáles son las circunstancias que desencadenan este afán de China de querer ser aceptado e incluido, de una vez por todas, en el contexto internacional.

Por medio de las nuevas obras de arquitectura realizadas para este evento, entender el origen a sus morfologías simples, pero de tecnologías avanzadas y complejas.

Quizás tengamos que remitirnos a la visión organicista, en relación con el cuerpo y la naturaleza, a la que hace referencia Carlos García Vazquez en su libro “Ciudad Hojaldre” .

 

Para ver el artículo en su formato completo pulse aquí
 


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Piterman, A.: "Teoría de la arquitectura. La Arquitectura y el espacio urbano como evento: Beijing 2008" en Observatorio de la Economía y la Sociedad de China Nº 08, septiembre 2008. Accesible a texto completo en http://www.eumed.net/rev/china/



Trataremos de entender el modo de actuar de los asiáticos en relación al tema de la construcción, su actitud frente a lo nuevo y lo viejo.

Como en muchas ciudades del sureste asiático, se dan en un mismo edificio mezclas de funciones y formas. No hay centralidades ni superestructuras estables en las construcciones populares, sólo un frágil armazón cuyos nodos son los “puntos singulares” (aeropuertos, centros comerciales, culturales, hoteles). A esta categoría pertenecen los edificios que serán centro de análisis en este escrito.

Estos funcionan como generador sobre cierta materia amorfa, que mediante su presencia, cristaliza y convierte lo que la rodea en flujos de movimientos, provocando la paulatina urbanización de zonas que anteriormente estaban vacantes. ¿Será esto lo que ocurrirá en Beijing?

Encuadre histórico

Desde los años ´80, la apertura hacia el mundo y un marco cultural plural, ha generado un ambiente propicio y liberador para nuevos diseños. Todo esto acompañado por la introducción del Posmodernismo y sus teorías.

Desde los años ´90 hasta hoy, la construcción a gran escala constituye uno de los fenómenos de la China actual. Se está pasando de una transición que va de la ciudad industrial a la postindustrial, esto supone un proceso constructivo sin precedentes y se hacen grandes esfuerzos para la mejora del entorno urbano y de las condiciones de vida.

Los hechos arquitectónicos resultantes, siguen el ideal occidental y debido al permanente cambio, económico y tecnológic , se constituyen con gran velocidad , productos híbridos que combinan característica tradicionales con otras modernas, poniendo en evidencia una característica señalada y cuestionada, que es la pérdida de identidad . Por eso se ha establecido en varias ciudades un programa de conservación de áreas históricas y del patrimonio cultural arquitectónico.

A pesar de todo ello, el cambio de una economía autosuficiente a una economía abierta, transformó a una ciudad de pocas alturas , densidad media , relativamente tranquila, en una populosa , de gran densidad, ruidosa y contaminada.

El proceso de occidentalización y americanización de la arquitectura va en aumento

Desde los años ´80 se pretendió construir un socialismo siguiendo los modelos de producción capitalista, en un país sin libertades políticas y con libertad de comercio en ciertas zonas , que luego se fueron expandiendo.

El pais estaba bajo una disciplina autoritaria y dispuesta a establecerse como una superpotencia y la eficacia y laboriosidad de la sociedad china fomentaba esta idea.

La arquitectura de una sociedad agrícola, cerrada en si misma y semi-feudal dio paso a la modernización y a la internacionalización, reestableciendo la monumentalidad (propia del Comunismo y de regímenes dictatoriales).

El Racionalismo, da una imagen de “aparente austeridad” y la impronta del funcionalismo siempre ganaba batallas sobre el formalismo, cosa que se está revirtiendo desde los años 90.

En el siglo XX, la arquitectura ha sido representativa del contexto político, campañas electorales han tenido a la arquitectura como medio, o en otros casos como monumento a algún logro específico

La propaganda oficial impulsó una forzada oleada de fervoroso nacionalismo, a través de cultos budistas, himnos, fiestas y formas arquitectónicas para encubrir la crisis ideológica, social y económica del país frente a este cambio.

La celebración de los juegos olímpicos es una estrategia perfecta como promoción de venta de la ciudad hacia el mundo

Es de esperarse que en las imágenes que veamos en los medios, se aprecie una ciudad armada para mostrarse hacia al mundo, la”película” que nos llegará quizás no tenga nada que ver con lo que en realidad pasa.

Arquitectura como imagen hacia el mundo

Beijing desea utilizar los Juegos Olímpicos del 2008 para presentar una imagen "moderna" de China al mundo, ese término implica para ellos gran escala.

Sin dudas la arquitectura china (nueva y antigua) como objeto cultural, será de los principales atractivos en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Las prioridades de las ciudades del espectáculo son siempre la calidad visual y estética.

La calidad que desea mostrar Beijing será en gran parte el resultado de los detalles, el uso de buenos materiales y mano de obra en la construcción de cada uno de los ambiciosos esquemas arquitectónicos, que deberán cubrir las necesidades de seguridad, tecnológicas, culturales y de inversión, creando una brillante imagen para la audiencia mundial televisiva, aunque el uso posterior de los edificios estaba en segundo plano actualmente cada uno de ellos ya tiene una función para cuando terminen los Juegos Olímpicos: centro cultural; gimnasio; espacios para competencias nacionales, regionales y universitarias; centro social deportivo, etc.

Es de especial importancia el papel que juegan los arquitectos chinos y otros de prestigio internacional tanto en Beijing como en la expo 2010 de Shangai.

La arquitectura internacional se ha implantado definitivamente en China, producto de la globalización y la apertura hacia occidente .

La arquitectura china se ha transformado en el centro del panorama mundial. Profesionales de todo el mundo proyectan y construyen en China, lo que la ha convertido en un laboratorio mundial en esta disciplina.

Beijing como ciudad del espectáculo

La voraz velocidad del crecimiento económico y la clara intención de Beijing de acceder al “club de las ciudades globales” hizo inevitable el hecho de caer en ciertos excesos, producto de la rápida densificación indiscriminada y de las ganas de recuperar el tiempo perdido.

Es objeto de críticas, la utilización a menudo de estándares “supermodernos”, el estilo “Disneyland” y “Las Vegas” pero es a menudo, el modelo a seguir.

Pero Beijing especialmente, como ciudad del espectáculo, caería inevitablemente en estos modelos, reivindicados por Robert Venturi en su libro Aprendiendo de Las Vegas , haciendo una puesta en valor de estas realidades urbanas. La búsqueda iconográfica fue siempre el motivo principal de expresión y producción arquitectónica China.

También Rem Koolhaas en Delirio de Nueva York , describe la ansiedad que genera la metrópoli, creando la necesidad de experimentar realidades que, si no las hay, hay que inventarlas .Por eso la existencia de parques temáticos, espectáculos artificiales, paraísos hiperreales, centro comerciales y malls al estilo americano para poder consumir y adquirir objetos

Son los simulacros de las típicas ciudades del espectáculo, como lo explica el filósofo Jean Baudrillard .

En la sociedad de masas hay una tendencia a la simulación, donde las esencias de los hechos humanos van desapareciendo de las ciudades. No hay experiencias auténticas y existe una creciente artificialidad, esto provoca en sus habitantes una nostalgia por lo real. Al no haber naturaleza, anhelan bosques, cataratas. Al no haber contacto social, anhelan pasiones y emociones, por todo esto el hombre busca emociones fuertes (deportes de riesgo, o reality shows).

En la ciudad del espectáculo, lo que se manifiesta con mayor énfasis, es la pura materialidad, fría y superficial. Por eso, su luminosidad y colores que llegan a ser hasta alucinatorio (según F. Jameson “euforia posmoderna” ), donde todo es visible y táctil, vaciado de significado profundo. El habitante absorbe solo por los sentidos y deja de lado los temas de pensamiento negativo, de injusticia, segregación, etc.

Jameson afirma también la idea de “hiperespacio”. Es una envolvente que aísla el espacio interior del exterior, provocando una gran indiferencia por la ciudad que lo rodea y que no pretende transformar.

En el interior, una sucesión de simulacros propone que el visitante flote en un estado de debilidad psicológica, volviéndose vulnerable a los intereses comerciales. El énfasis está en la interioridad como un ambiente fantástico y alucinatorio.

Sin dudas todas estas sensaciones estarán en primera plana en Beijing 2008 donde las prioridades son la calidad visual y estética, como en toda ciudad show , sobre todo para los visitantes allí presentes.

Esta ciudad del espectáculo actuará como una máscara de la ciudad dual en una China donde no hay libertades democráticas.

Sociedad asiática, cultura en crisis, otra forma de construir

El comportamiento de la sociedad asiática, sumisa y conservadora, acoge con satisfacción estos cambios, considerándolo un salto hacia una evolución mayor, respecto de la arquitectura del período maoísta, que cambió sus canales, casas de madera y templos, por grandes bloques de oficinas, autopistas y centros comerciales. Estos conviven en una mezcla, que no parece afectar a la sociedad, apareciendo con gran rapidez otro paisaje urbano. La demolición de manzanas enteras, con la pérdida de tejido tradicional o histórico que esto supone, parece no afectar emocionalmente a los chinos como una pérdida de identidad (como le pasaría a las sociedades europeas o latinas). Tienen una actitud conciliatoria entre la nueva arquitectura y la antigua o popular o de la gente.

Y hacia el futuro esto va en constante aumento. El proceso de occidentalización y americanización de la arquitectura continúa y parece no querer detenerse.

Progreso y desarrollo son los objetivos claves, sin interés ni tiempo de volver la vista atrás, por eso es difícil predecir cuánto de la cultura china se perderá. Sin embargo, es un país de revoluciones y conservó en cada época, lo que le era de utilidad en la etapa anterior.

En cuanto a la conservación de la arquitectura, se supone un verdadero desastre, pero fue de esta manera como fue encaminándose China a través del tiempo. Con cambios bruscos.

Para ellos la utilidad y funcionalidad está por encima de todo, y si el cambio sirve, bienvenido sea.

¿Pero el avance tecnológico y económico es coherente con la estructura social?

Frente a años de una economía cerrada, la sociedad está debilitada para absorber estos cambios de golpe. La cultura oriental no cambia tan rápido como el crecimiento económico. Hay apertura hacia el mundo occidental pero no deja de ser una idioscincracia diferente, lo cual también convierte al país en un ámbito a descubrir y a experimentar, sobre todo para los arquitectos extranjeros.

Según la experiencia que tiene el arquitecto y profesor Juan Carlos Sancho en el país, la gran laboriosidad y el uso máximo del tiempo que tienen los asiáticos, generan condicionantes para todo el que quiera construir en China. La rapidez y la inestabilidad son variables que pueden alterar un proyecto en cualquier momento. Confían más en lo ya realizado que en lo novedoso

Comparación con otras ciudades olímpicas

La capital de China espera tomar ventaja de los Juegos Olímpicos Beijing 2008 para mostrarse como una ciudad de clase mundial, demostrando que aprendió de los errores cometidos por Atenas en el 2004, la cual no supo calcular con certeza el tiempo para terminar algunas de sus instalaciones olímpicas, sin embargo Beijing ha enfrentando algunos problemas que podrían alterar sus planes...

Toda ciudad que fue sede de las Olimpiadas fue beneficiada por reestructuraciones a nivel urbano y arquitectónico , uno de los factores que más impactan en asistentes y espectadores, originando además de un gran auge económico una acelerada modernización, incremento del turismo y mejoramiento de la imagen en general.

Esta arquitectura “deportiva” provoca la creación de diseños cada vez más altos y complicados, compitiendo por ser más llamativos o de mayor escala. Este hecho en ocasiones pudo estar relacionado con la estética proveniente del poder, con edificios de gran monumentalidad, como en las Olimpíadas de Berlín 1936, donde un gobierno autoritario demostraba su imagen de fuerza y dominio por medio de su arquitectura.

No sabemos cual puede ser el destino en Beijing, quizás pueda ser el comienzo en su proceso de democratización, como pasó con Seúl en 1988.

Cuando Atlanta realizó los Juegos Olímpicos de 1996, se construyeron edificios temporales que pudieran ser desmantelados después de los eventos; solamente el Estadio Central fue construido especialmente y ahora es utilizado por el equipo de baseball "Atlanta Braves", pero con estas medidas que se tomaron la ciudad perdió la oportunidad de renovarse urbanísticamente con este mega-evento.

En contraste Barcelona en 1992 tomó otro concepto al descentralizar los Juegos, implementando un exhaustivo programa de modernización de los espacios urbanos en toda la ciudad, convirtiendo a la capital catalana en la más exitosa ciudad anfitriona de la historia reciente. Después del evento, millones de turistas fueron a visitar la maravillosa ciudad que habían visto en televisión.

Formas simples - complejas tecnologías

Los edificios que forman parte de la gran inversión hecha para los juegos, son en general de formas simples y hasta obvias e infantiles, inspirados en hechos de la naturaleza para su diseño, pero de una alta calidad de materiales, mano de obra y gran esquema estructural y tecnológico.

El estadio principal o “nido de pájaro”; la Villa Olímpica; el Nuevo Aeropuerto con forma de dragón; el Teatro Nacional con forma de huevo; el nuevo recinto para basketball es un simple cubo; el nuevo velódromo redondo como una rueda de bicicleta; el Centro Acuático, conocido como el “cubo de agua”.

Señaló su autor que el Cubo fue proyectado para que trabaje en armonía con el Nido: …“Ambos son muy diferentes en apariencia, sin embargo se complementan en términos de forma, textura, color y escala.”

Sin contacto con su entorno físico y cultural sobre todo, pueden haber sido construidos e insertados en cualquier parte del planeta. Estas megaestructuras, ignorando la cultura y la historia, generan una atracción como de parque temático o estética de videojuego, pero tienen un lenguaje híbrido, ante la falta de modelos estéticos.

En China parecería no haber procesos arquitectónicos, al menos entendidos desde una óptica tradicional. El valor del objeto se transmite por su apariencia, que es lo primordial, por lo tanto todo proceso de sistematización lo consideran innecesario, poco práctico, y hasta burgués y decadente.

¿Por qué estas obras se construyen en China? ¿Por qué este país se ofrece como plataforma para la experimentación de semejantes estructuras? Parecería haber una cuestión de conveniencia mutua. A los grandes estudios de arquitectura les sirve mostrar sus obras en un país que va a hacer todo lo posible para darse a conocer al mundo y quiere ser una gran “vidriera”, y China será visto por más gente en todo el mundo al ofrecerse como suelo propicio para proyectos de profesionales de diversos países.

Al ser casi todas obras de arquitectos extranjeros, existe un debate sobre la vanguardia y el experimentalismo, iniciado a raíz de estos proyectos. Los arquitectos chinos se empiezan a cuestionar su papel y a prestar más atención a la investigación teórica.

Conclusiones

La realización de los Juegos Olímpicos en Beijing parece ser el puntapié inicial a un cambio, junto con el avance tecnológico demostrado por medio de una arquitectura que, comienza a ser objeto de análisis y experimentación, debido a lo vanguardista.

El vertiginoso avance económico e industrial, dio como resultado con mucha rapidez, productos arquitectónicos híbridos, en donde se mezclan lo tradicional con lo moderno, con la consecuente pérdida de identidad, que no parece afectarles a la sociedad china, acostumbrada a los cambios constantes.

China por su necesidad de desarrollo en viviendas, oficinas, infraestructuras y obras públicas, se ha convertido en un laboratorio para el desarrollo de grandes obras de arquitectura, que pueden ser vistas por millones de personas en todo el mundo.

Es notorio el afán de occidentalización de China, pero cuesta más entender como se fusiona con la idioscincracia de la sociedad. ¿Qué será realmente lo que a los chinos les gusta, o que será lo que los identificará?

Por ahora sabemos que las obras de escala monumental estuvieron siempre presentes en su historia y por el momento la apariencia parece ser el valor primordial en ellas.

Pero la arquitectura no solo es estética, es también lo ético, lo moral, una manera de vivir y de pensar, que pasa por lo emocional, lo intelectual, lo subjetivo, lo individual, lo nacional, lo transitorio y lo eterno.

Bibliografía

1-CARCIA VAZQUEZ Carlos, “Ciudad Hojaldre” Visiones Urbanas del siglo XXI, Barcelona, Ed. Gustavo Gili, 2004.

2—RUANO, Miguel, “ Impresiones Urbanas”, 2G Revista Internacional de arquitectura Nº 10, Barcelona, GG, 1999

3-SHILING, Zheng, “Ciudad y arquitectura en transformación “, AV monografías “China Boom” Nº 109-110, Barcelona, Arquitectura Viva, 2004.

4-SANCHO, Juan Carlos “Tres ideas sobre una experiencia “, AV monografías “China Boom” Nº 109-110, Barcelona, Arquitectura Viva, 2004

5-KOOLHAAS Rem, “Delirio de Nueva York”, Un manifiesto retroactivo para Manhattan, Barcelona, Ed. Gustavo Gili,, 2004

6-BAUDRILLARDJean, “L´echange symbolique et la mort”, Paris, Editions Gallimard, 1976.

7-JAMESON Fredric, “Teoría de la Posmodernidad, Madrid, Ed. Trotta, 2001

8-VENTURI Robert, IZENOUR Steven, SCOTT BROWN Dense, “Aprendiendo de Las Vegas”, El Simbolismo olvidado de la forma arquitectónica, Barcelona, Ed. Gustavo Gili, 1998.


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios


El Observatorio de la Economía y la Sociedad China es una revista académica iberoamericana, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga. Tiene el Número Internacional Normalizado de Publicaciones Seriadas ISSN: 1887-3197 y está indexada internacionalmente en RepEc.

Para publicar un artículo en esta revista vea "Acerca de...".

Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a observatoriodechina@gmail.com


 

Comité Director:
María Isabel Negre (CV)
Yawen Teh (CV)
María Victoria Natalizio (CV)

Editor Ejecutivo:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1887-3197
EUMEDNET

Inicio
Acerca de ...
Números anteriores
Enlaces
Subscribirse a OES-CHINA
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > OES-China
>