Revista: CCCSS Contribuciones a las Ciencias Sociales
ISSN: 1988-7833


POBREZA Y DESIGUALDAD EN EL MÉXICO DE PEÑA NIETO

Autores e infomación del artículo

Martín Carlos Ramales Osorio

UNAM y UNIA

mramales2000@yahoo.com.mx

Resumen: El lema del gobierno peñista es “Mover a México”, probablemente con el objetivo de reducir la pobreza ocasionada por la política económica de las cinco administraciones anteriores. Sin embargo, y a pesar de las reformas y de los programas para la promoción del desarrollo social, la economía no crece y no genera empleos. De esa manera, entre 2012 y 2014 la población en pobreza aumentó en 2 millones de personas, la población con ingreso inferior a la línea de bienestar en 3.2 millones, la población vulnerable por ingresos en 1.3 millones, la población con ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo en 1.1 millones y la pobreza extrema se mantuvo casi constante, apenas disminuyó en 0.3%. De manera similar, la desigualdad es agobiante: 23 millones de mexicanos no pueden adquirir una canasta básica, en tanto que la fortuna de Carlos Slim pasó de 73,000 millones de dólares en 2013 a poco más de 77,000  en 2015.
Palabras clave: Reformas, política económica, pobreza, desigualdad, empresarios monopolistas, estructura impositiva.

Abstract: The motto of the peñista Government is "Move to Mexico", probably with the aim of reducing poverty caused by economic policy from five previous administrations. However,  despite the reforms and programmes for the promotion of social development, the economy not grows and does not generate jobs. That way, between 2012 and 2014 population in poverty increased in 2 million people, the population with income below the welfare line in 3.2 million, the population  vulnerable by income in 1.3 million, the population with income below the minimum welfare line in 1.1 million and extreme poverty remained nearly constant, just decreased 0.3%. Similarly, the inequality is overwhelming: 23 million Mexicans may not acquire a basic basket, while Carlos Slim's fortune went from 73,000 million dollars in 2013 to little more than 77,000 in 2015.
Key words: reforms, economic policy, poverty, inequality, entrepreneurs monopolists, tax structure.



Para citar este artículo puede uitlizar el siguiente formato:

Martín Carlos Ramales Osorio (2015): “Pobreza y Desigualdad en el México ee Peña Nieto”, Revista Contribuciones a las Ciencias Sociales, n. 30 (octubre-diciembre 2015). En línea: http://www.eumed.net/rev/cccss/2015/04/pobreza.html


1. INTRODUCCIÓN

El lema del gobierno peñista es “Mover a México”, queriendo decir con ello, muy probablemente, conducir al país hacia el crecimiento económico, la generación de empleos, el aumento del poder adquisitivo del salario y la reducción de las desigualdades sociales y regionales. Todo lo anterior, con el objetivo expreso de reducir la pobreza ocasionada por la política económica de las cinco administraciones anteriores (MMH, CSG, EZPL, VFQ y FCH).

Para lograr “transformar” y “Mover a México”, es que el gobierno de Peña Nieto impulso, durante la primera mitad de su administración, importantes reformas en materia laboral, energética, fiscal, financiera, político-electoral, telecomunicaciones, competencia y educación, entre las de mayor calado y profundidad; sin mencionar las reformas en materia de transparencia, de procedimiento penal, la nueva ley de amparo y de lucha contra la corrupción (Cisneros & Torres, 31/08/2015: http://mexico.cnn.com/nacional/2015/08/31/y-las-reformas-estructurales-ya-estan-moviendo-a-mexico).
 
El primer bloque de reformas impulsaría el crecimiento económico, la generación de empleos, la disminución de precios clave de la economía, el aumento del ahorro y la inversión, y el perfeccionamiento al 100 por ciento de nuestra democracia electoral; por fin, México comenzaría a transitar de economía emergente a economía de desarrollo pleno.

El segundo bloque de reformas transparentaría las acciones, a través de información oportuna y veraz, tanto de dependencias gubernamentales como de partidos políticos, sindicatos y toda entidad que reciba recursos del erario público; así como un ataque frontal contra la corrupción de funcionarios públicos a través de la investigación y el castigo o la sanción correspondiente (Cisneros & Torres, 31/08/2015: http://mexico.cnn.com/nacional/2015/08/31/y-las-reformas-estructurales-ya-estan-moviendo-a-mexico).

En lo que sigue, nos dedicaremos a tratar de discernir qué ha ocurrido con la pobreza y la desigualdad  en lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto.

2. EVOLUCIÓN DE LA POBREZA Y LA DESIGUALDAD

Si bien es prematuro hablar del impacto de las reformas mencionadas sobre la economía, la política y la sociedad, también es cierto que si las reformas fueran positivas y bondadosas deberían estarse reflejando ya en mayor inversión, en mayor empleo, en mayor productividad y en mayor crecimiento económico. Desafortunadamente, sobre todo para los sectores populares de la población más que para los funcionarios del actual gobierno que pueden adquirir lujosas mansiones en zonas exclusivas de la capital, no es así.

Muy probablemente, la evolución de la pobreza y de la desigualdad observada durante los dos primeros años de la gestión peñista (según información estadística disponible), se deba a la ausencia de crecimiento económico, a la nula generación de empleos, al aumento del costo de la vida y, por consiguiente, a la pérdida de poder adquisitivo del salario.

Muy recientemente, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) ha dado a conocer los Resultados de Pobreza a Nivel Nacional y por Entidades Federativas 2012-2014 en su sitio oficial (www.coneval.gob.mx), que muestran la evolución de la pobreza entre 2010 y 2014, así como el fracaso de la administración de Peña Nieto en materia de bienestar social.

Entre 2010 y 2012, el porcentaje de población en pobreza (según el CONEVAL, una persona se encuentra en situación de pobreza cuando tiene al menos una carencia social – en los seis indicadores de rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación – y su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias, CONEVAL, 2015: www.coneval.gob.mx/Medicion/Paginas/Glosario.aspx), pasó de 46.1 (52 millones 813 mil personas) en 2010, a 45.5 (53 millones 350 mil personas) en 2012: un aumento absoluto de 537 mil personas.

¿Qué ocurrió, no obstante, con la pobreza entre 2012 y 2014; es decir, entre el último año del gobierno de Felipe Calderón y los dos primeros años del “Mover a México” de Enrique Peña Nieto? Pues simple y sencillamente repuntó de manera importante, tanto en términos absolutos como en términos relativos: de 45.5% en 2012 (53 millones 350 mil personas) pasó a 46.2% (55 millones 342 mil personas) en 2014: ¡un incremento absoluto de 1 millón 992 mil mexicanos que se sumaron a las filas de la pobreza y, por tanto, de las carencias y de las privaciones!

No es casual, en consecuencia, y tal como lo reproduce la Revista Proceso en su sitio electrónico, que el influyente diario estadounidense New York Times, al realizar un balance de la primera mitad del gobierno de Peña Nieto, afirme en un artículo titulado “El pesimismo se impregna en México”, que “la pobreza” es un factor detonante en la caída de la imagen de Peña Nieto (Esquivel, Jesús 02/09/2015: www.proceso.com.mx/414337/2015/09/02/nyt-reprueba-al-gobierno-de-pena-empieza-a-debilitarse/d).

Pero veamos en más detalle las estadísticas de pobreza del CONEVAL. Mientras que entre 2010 y 2012 la pobreza extrema (para el CONEVAL, una persona se encuentra en situación de pobreza extrema cuando tiene tres o más carencias, de seis posibles, dentro del Índice de Privación Social y que, además, se encuentra por debajo de la línea de bienestar mínimo; las personas en esta situación disponen de un ingreso tan bajo que, aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podría adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana, CONEVAL, 2015: www.coneval.gob.mx/Medicion/Paginas/Glosario.aspx) disminuyó en aproximadamente 1 millón 436 mil personas, entre 2012 y 2014 la pobreza extrema se mantuvo casi constante, apenas si disminuyó en 87 mil personas, en términos relativos apenas si disminuyó en 0.3% al pasar de 9.8 en 2012 a 9.5 en 2014 (Ver Gráfica 1).

Una disminución escasa de la pobreza extrema, que la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) encabezada por Rosario Robles Berlanga celebró en los siguientes términos (CNNMéxico, 23/07/2015: http://mexico.cnn.com/nacional/2015/07/23/la-sedesol-celebra-baja-de-03-en-los-niveles-de-pobreza-extrema):

"La prioridad que se planteó la política social de ir primero al núcleo duro de la pobreza, a los más pobres entre los pobres, a los olvidados de siempre, así como la focalización en la población que verdaderamente lo necesita, está dando resultados”.

Por otro lado, mientras que entre 2010 y 2012 la población vulnerable por ingresos (que el CONEVAL define como aquella población que no presenta carencias sociales pero cuyo ingreso es inferior o igual a la línea de bienestar, CONEVAL, 2015: www.coneval.gob.mx/Medicion/Paginas/Glosario.aspx) pasó de 6.7 a 7.2 millones de personas, representando un incremento absoluto de medio millón de mexicanos que se hicieron vulnerables por ingresos; entre 2012 y 2014 la población vulnerable por ingresos paso de 7.2 a 8.5 millones de personas, ¡un incremento absoluto de 1.3 millones de mexicanos que engrosaron la fila de los vulnerables por ingresos, a pesar de las reformas de gran calado y profundidad!

Asimismo, y a pesar de la Cruzada Nacional contra el Hambre, programa emblema de la política de desarrollo social de la gestión peñista, los mexicanos con carencias por acceso a la alimentación aumentaron, tanto en términos absolutos como relativos, entre 2012 y 2014: 27.4 millones en 2012 (23.3% de la población total) a 28 millones en 2014 (23.4% de la población total), mientras que entre 2010 y 2012 la población con carencias por acceso a la alimentación había disminuido en 1 millón de mexicanos. La Cruzada Nacional contra el Hambre, un rotundo fracaso de la administración de Enrique Peña Nieto. Demagogia y populismo puro.

En materia de bienestar la situación también es preocupante. La población con ingreso inferior a la línea de bienestar (definida como el valor monetario de una canasta de alimentos, bienes y servicios básicos, que hacia julio de 2015 ascendía a 2,602.57 pesos mensuales por persona en el medio en el medio urbano, y a 1,666.16 pesos en el medio rural, CONEVAL, 2015: www.coneval.gob.mx/Medicion/Paginas/Glosario.aspx y CONEVAL, 2015: www.coneval.gob.mx/Medicion/MP/Paginas/Lineas-de-bienestar-y-canasta-basica.aspx) ha venido aumentando de manera persistente desde 2010 a la fecha en valores absolutos, pero sobre todo el aumento más importante ha ocurrido entre 2012 y 2014. De esa manera, entre 2010 y 2012 la población con ingreso inferior a la línea de bienestar aumentó en 1 millón de personas al pasar de 59.6 millones en 2010 (52% de la población total) a 60.6 millones en 2012 (51.6% de la población total). Entre 2012 y 2014, la población con ingreso inferior a la línea de bienestar aumentó en 3.2 millones de personas: 60.6 millones en 2012 (51.6% de la población total) a 63.8 millones en 2014 (53.2% de la población total) (Ver Gráfica 2).

Otro tanto ha venido ocurriendo con la población con ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo (definida como el valor monetario de una canasta alimentaria básica, cuyo costo mensual ascendía en julio de 2015 a 1,288.83 pesos mensuales por persona en el medio urbano, y a 906.07 pesos en el medio rural, CONEVAL, 2015: www.coneval.gob.mx/Medicion/Paginas/Glosario.aspx y CONEVAL, 2015: www.coneval.gob.mx/Medicion/MP/Paginas/Lineas-de-bienestar-y-canasta-basica.aspx). Entre 2010 y 2012, la población con ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo aumentó en 1.3 millones de personas (22.2 millones en 2010 a 23.5 en 2012); mientras que entre 2012 y 2014, aumentó en 1.1 millones de personas (23.5 millones en 2012 a 24.6 en 2014).

Veamos ahora, y de manera somera, qué ha ocurrido con la desigualdad. Según el estudio Desigualdad extrema en México, nuestro país es uno de los más desiguales del mundo, con unos pocos que tienen demasiada riqueza y con unos muchos que apenas si tienen lo suficiente para comer:

“La profundización de la desigualdad económica es la tendencia más preocupante para 2015, según el Foro Económico Mundial. Resulta, pues, imperativo hablar del tema en México, en donde más de veintitrés millones de personas no pueden adquirir una canasta básica, pero que alberga a uno de los hombres más ricos del mundo (…) Uno de los aspectos más graves de esta desigualdad es la distribución del ingreso. Dada la escasa recopilación de indicadores, saber qué tan desigual es México respecto a otros países resulta una tarea compleja. No obstante, la Standardized World Income Inequality Database refiere que México está dentro del 25% de los países con mayores niveles de desigualdad en el mundo” (Esquivel, Gerardo-OxfamMéxico, 06/2015: 7).

Los datos mencionados son preocupantes: por un lado, 23 millones de mexicanos no pueden adquirir una canasta básica; por el otro lado, Carlos Slim ve aumentar su fortuna año tras año: la cual pasó de 73,000 millones de dólares en 2013 a poco más de 77,000 millones de dólares en 2015 (Forbes México, 16/12/2013: www.forbes.com.mx/los-35-mexicanos-mas-ricos/ y Forbes México, 03/03/2015: www.forbes.com.mx/los-10-personajes-mas-ricos-de-mexico/). Asimismo, México es uno de los países con mayor desigualdad en el Mundo.

El mencionado estudio de Gerardo Esquivel y Oxfam México arroja otros datos interesantes que dejan entrever la enorme desigualdad que prevalece en el país (Esquivel, Gerardo-OxfamMéxico, 06/2015: 7 y 8).

1. Autores como Campos, Esquivel y Chávez (2014, 2015) han obtenido estimaciones de lo que sucede en México, podríamos decir, desconocido: al 1% más rico le corresponde un 21% de los ingresos totales de la nación.

2. El Global Wealth Report 2014 señala, por su parte, que el 10% más rico de México concentra el 64.4% de toda la riqueza del país. Otro reporte de Wealth Insight afirma que la riqueza de los millonarios mexicanos excede y por mucho a las fortuna de otros en el resto del mundo.

3. La cantidad de millonarios en México creció en 32% entre 2007 y 2012. En el resto del mundo y en ese mismo periodo, disminuyó un 0.3%.

4. El número de multimillonarios en México, no ha crecido mucho en los últimos años. Al día de hoy son sólo 16. Lo que sí ha aumentado y de qué forma es la importancia y la magnitud de sus riquezas. En 1996 equivalían a $25,600 millones de dólares; hoy esa cifra es de $142,900 millones de dólares.

5. Ésta es una realidad: en 2002, la riqueza de 4 mexicanos representaba el 2% del PIB; entre 2003 y 2014 ese porcentaje subió al 9%. Se trata de un tercio del ingreso acumulado por casi 20 millones de mexicanos.

6. Para darnos una idea de la magnitud de la brecha en México veamos este ejemplo: para el año 2014, los cuatro principales multimillonarios mexicanos podrían haber contratado hasta 3 millones de trabajadores mexicanos pagándoles el equivalente a un salario mínimo, sin perder un solo peso de su riqueza.

Lo que resulta de trascendencia es el hecho de que el 1% de las familias concentre el 21% del ingreso total del país, que el 10% más rico detente casi el 65% de toda la riqueza de la nación, y el que cuatro potentados mexicanos posean una riqueza que representa el 9% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. De donde se desprende, y casi por intuición, que estamos en presencia de una política económica que concentra la mayor parte de la poca riqueza que genera en las manos de unos pocos (Carlos Slim, Germán Larrea, Alberto Bailleres, Ricardo Salinas, Eva Gonda y cinco potentados más) y muy poco en los sectores populares de la población que se empobrecen cada vez más.
 
Al respecto los datos son claros y contundentes. Mientras que entre 2012 y 2014, la población en situación de pobreza aumentó en 2 millones de personas, la población vulnerable por ingresos en 1.3 millones, la población con carencias por acceso a la alimentación en 600 mil personas, la población con ingreso inferior a la línea de bienestar en 3.2 millones y, finalmente, la población con ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo aumentó en 1.1 millones de mexicanos, las fortunas de cinco de los empresarios más acaudalados del país aumentaron de manera importante entre 2013 y 2015, según las listas de Forbes.

La fortuna de Carlos Slim aumentó en 4,100 millones de dólares (mdd) (73,000 en 2013, 77,100 mdd en 2015); las de Eva Gonda y María Asunción Aramburuzabala en 600 mdd, respectivamente; la de la Familia Servitje en 276 mdd y, finalmente, la de Jerónimo Arango en 300 mdd (Ver Gráfica 3, con base en Forbes México, 16/12/2013: www.forbes.com.mx/los-35-mexicanos-mas-ricos/ y Forbes México, 03/03/2015: www.forbes.com.mx/los-10-personajes-mas-ricos-de-mexico/).

De esa manera, el número de pobres en México aumenta y las fortunas de los empresarios más ricos se incrementan de manera espectacular, con lo que la brecha entre ricos y se pobres se expande cada vez más. Pareciera que la economía y la sociedad mexicana están diseñadas para generar cada vez muy pocos ricos y demasiados pobres.
Otro dato interesante, que deja entrever la enorme desigualdad que impera en el país, es el siguiente: el porcentaje de población con carencias sociales según decil de ingreso, 2012-2014, que el CONEVAL presenta en sus Resultados de Pobreza a Nivel Nacional y por Entidades Federativas 2012-2014. Si bien es cierto que entre 2012 y 2014 se logró cerrar un tanto la brecha de desigualdad por carencias sociales, también es cierto que la brecha de desigualdad sigue siendo bastante grande. Pero tomemos como referencia y como muestra de la desigualdad, únicamente el año de 2014.

En el mencionado año, el 91% de las familias del decil I (que comprende a las familias más pobres) carecía de acceso a la seguridad social; en el otro extremo, el 27.6% de las familias del decil X (que comprende a las familias más ricas) carecía de acceso a este importante servicio. El 57.7% de las familias del decil I carecía de acceso a los servicios básicos en la vivienda, contra el 2.8% de las familias del decil X. El 41% de las familias del decil I carecía de acceso a la alimentación, en el otro extremo únicamente el 4.2% de las familias del decil X carecía de acceso a la alimentación.

Para terminar, tenemos también lo siguiente: en 2014, el 34% de las familias del decil I presentaba rezago educativo, versus el 4.3% de las familias del decil X; el 30.6% de las familias del decil I presentaba carencia por calidad y espacios en la vivienda, contra únicamente el 1.6% de las familias más ricas del país; finalmente, el 22.3% de las familias del decil I carecía de acceso a los servicios de salud, comparado con el 12.6% de las familias más ricas que carecían de este importante servicio.

La política económica y social de Enrique Peña Nieto, un rotundo fracaso.

3. CONCLUSIONES

A partir de lo anteriormente expuesto, podemos establecer las siguientes observaciones y consideraciones.

1. La política económica y social de Enrique Peña Nieto (esta última expresada en programas como Comedores Comunitarios, Abasto Rural Diconsa, Empleo Temporal, Pensión para Adultos Mayores, Cruzada Nacional contra el Hambre, Próspera, Seguro de Vida para Jefas de Familia y 3 X 1 Para Migrantes, entre algunos otros) un rotundo fracaso. Lo anterior, ya que a pesar de la Cruzada Nacional contra el Hambre, Comedores Comunitarios y Abasto Rural Diconsa entre 2012 y 2014 la población con carencias por acceso a la alimentación aumentó en 600 mil mexicanos.

2. Asimismo, y a pesar de programas como Próspera, Empleo Temporal y Pensión para Adultos Mayores, entre 2012 y 2014 la población vulnerable por ingresos aumentó en 1.3 millones de personas, la población con ingreso inferior a la línea de bienestar aumentó en 3.2 millones y la población con ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo aumentó en 1.1 millones de mexicanos.

3. Como corolario de los dos puntos anteriores se desprende lo siguiente: que programas como los anteriores más que estar diseñados para reducir la pobreza, están más bien diseñados para mantener y acrecentar clientelas electorales, que aseguren la permanencia del partido gobernante en el poder a todos los niveles (federal, estatal y municipal). Asimismo, dejan entrever la corrupción imperante en el manejo de los recursos destinados al desarrollo social en un contexto en el que prevalece la impunidad.

4. Que la política económica de Peña Nieto (continuidad de las cinco administraciones que le precedieron) está diseñada para generar muchos pobres y muy pocos ricos que ven acrecentar sus fortunas de manera consiste año tras año.

5. Que la política económica de Peña Nieto concentra la mayor parte del poco ingreso y riqueza que genera en las manos de unos pocos empresarios monopolistas (Carlos Slim, Germán Larrea, Alberto Bailleres, Ricardo Salinas, Eva Gonda, M. Asunción Aramburuzabala, Familia Servitje, Familia González Moreno y Jerónimo Arango, entre algunos otros acaudalados empresarios mexicanos); por el contrario, concentra demasiado poco en unos muchos mexicanos que cada vez se hacen cada vez más pobres y que acrecientan de manera casi exponencial las filas de la pobreza.

6. En relación con el punto anterior, en el estudio Desigualdad Extrema en México. Concentración del Poder Económico y Político, se establece claramente lo siguiente: “La falta de competencia económica y un débil marco regulatorio constituyen el escenario ideal para el abuso por parte de empresas con un cierto poder monopólico u oligopólico. Caso emblemático ha sido el de Carlos Slim, magnate por antonomasia de las telecomunicaciones mexicanas (…) El control de la red nacional de telefonía le permitió establecer tarifas de interconexión muy elevadas a sus competidores (…) Lo anterior le permitió consolidarse como un gigante de las telecomunicaciones incluso a nivel internacional y después, casi naturalmente, como uno de los hombres más ricos del mundo. Pero al ascenso se dio a costa de los consumidores mexicanos, quienes durante años pagaron tarifas telefónicas muy por encima de lo que habrían pagado en un contexto competitivo o adecuadamente regulado” (Esquivel, Gerardo-OxfamMéxico, 06/2015: 21).

7. Otro factor causante de la desigualdad tiene que ver con la estructura impositiva, la cual es favorable para los de mayores ingresos y desfavorable para los pobres y los sectores de clase media; es decir, que el sistema tributario tiende a gravar menos a los que más ganan y tienen, y más a los que menos ganan y tienen. Según el referido estudio de Gerardo Esquivel y Oxfam México, la situación es la siguiente: “Nuestra política fiscal no corresponde a una economía desigual en donde los instrumentos tributarios se diseñan para reducir de manera significativa las brechas en el ingreso entre ricos y pobres; en otras palabras, no tenemos una política fiscal especialmente progresiva (…) Una manera de apreciar lo anterior es, por ejemplo, en la estructura de los ingresos fiscales. Mientras que el promedio de los países de la OCDE obtiene el 32.5% de todos sus ingresos a partir de impuestos en bienes y servicios (lo que incluye impuestos al consumo e impuestos especiales), México obtiene el 54% de todos sus ingresos por esta vía. Lo anterior implica que la estructura fiscal en México está mucho más orientada a gravar el consumo que el ingreso personal o empresarial. Bien se sabe que los impuestos al consumo tienen un carácter regresivo porque los hogares relativamente pobres tienden a gastar un porcentaje más alto de su ingreso que los hogares relativamente ricos” (Esquivel, Gerardo-OxfamMéxico, 06/2015: 22).

8. Como corolario de los dos puntos anteriores, las reformas fiscal y de competencia deberían ir en el sentido de reducir la desigualdad e incentivar el crecimiento económico como el mejor instrumento para terminar con la pobreza.

4. REFERENCIAS
Cisneros, José R. y Mauricio Torres (31/08/2015): Y las Reformas Estructurales, ¿ya están moviendo a México?, disponible en http://mexico.cnn.com/nacional/2015/08/31/y-las-reformas-estructurales-ya-estan-moviendo-a-mexico, consultado el martes 01 de septiembre de 2015.
CNNMéxico (23/07/2015): La Sedesol celebra baja de 0.3% en los niveles de pobreza extrema, disponible en http://mexico.cnn.com/nacional/2015/07/23/la-sedesol-celebra-baja-de-03-en-los-niveles-de-pobreza-extrema, consultado el miércoles 02 de septiembre de 2015.
CONEVAL (2015): Medición de la Pobreza: Evolución de las Líneas de Bienestar y de la Canasta Alimentaria (Valor de la Canasta Alimentaria y No Alimentaria), disponible en www.coneval.gob.mx/Medicion/MP/Paginas/Lineas-de-bienestar-y-canasta-basica.aspx, consultada el jueves 03 de septiembre de 2015.
CONEVAL (2015): Medición de la Pobreza: Glosario, disponible en www.coneval.gob.mx/Medicion/Paginas/Glosario.aspx, consultado el miércoles 02 de septiembre de 2015.
CONEVAL (2015): Resultados de Pobreza a Nivel Nacional y por Entidades Federativas 2012-2014 (Anexo Estadístico), disponible en www.coneval.gob.mx/Paginas/principal.aspx, consultados el miércoles 02 de septiembre de 2015.
Esquivel, Gerardo-OxfamMéxico (06/2015): Desigualdad Extrema en México. Concentración del Poder Económico y Político, disponible en http://cambialasreglas.org/images/desigualdadextrema_informe.pdf, consultado el jueves 03 de septiembre de 2015.

Esquivel, Jesús (02/09/2015): NYT reprueba al gobierno de Peña: “Empieza a debilitarse”, disponible en www.proceso.com.mx/414337/2015/09/02/nyt-reprueba-al-gobierno-de-pena-empieza-a-debilitarse/d, consultado el miércoles 02 de septiembre de 2015.
Forbes México (16/12/2013): Los 35 mexicanos más ricos, disponible en www.forbes.com.mx/los-35-mexicanos-mas-ricos/, consultado el jueves 03 de septiembre de 2015.
Forbes México (03/03/2015): Los 10 personajes más ricos de México, disponible en www.forbes.com.mx/los-10-personajes-mas-ricos-de-mexico/, consultado el jueves 03 de septiembre de 2015.


Recibido: 07/09/2015 Aceptado: 16/11/2015 Publicado: Noviembre de 2015

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.