Contribuciones a las Ciencias Sociales
Enero 2010

 

CORRUPCIÓN DE LÍDERES SINDICALES EN MÉXICO
Los casos de Leonardo Rodríguez Alcaine y Carlos Romero Deschamps
 


 

Martín Carlos Ramales Osorio
mramales@nuyoo.utm.mx
 

Resumen: no hay líderes obreros pobres en México, la mayoría son millonarios o multimillonarios, a diferencia de los verdaderos obreros que con el sudor de su frente se ganan el pan de cada día. Al respecto, destacan dos en particular: Carlos Romero Deschamps, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), y Leonardo Rodríguez Alcaine, que tomó las riendas de la otrora poderosa Confederación de Trabajadores de México (CTM) a la muerte de Fidel Velázquez acaecida en junio de 1997. Ambos lograron amasar inmensas fortunas al amparo del poder sindical. Como aliados y operadores políticos del partido en el poder, han gozado de múltiples privilegios y, por tanto, de impunidad.

Palabras clave: líder obrero, corrupción, sindicato petrolero, confederación de trabajadores, millonario, multimillonario, inmensa fortuna, impunidad, obrero, aliado, operador político, PRI-gobierno.
 



Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Ramales Osorio, M.C.: Corrupción de líderes sindicales en México, en Contribuciones a las Ciencias Sociales, enero 2010, www.eumed.net/rev/cccss/07/mcro.htm 


1. A modo de introducción

No hay líderes obreros pobres en México, la mayoría son millonarios o multimillonarios, a diferencia de los verdaderos obreros que con el sudor de su frente se ganan el pan de cada día, que pasan penurias, estrecheces y carencias en un país donde la vida es cada día más cara y en donde el desempleo va en constante aumento.

2. El líder petrolero Carlos Romero Deschamps

Entre esos líderes obreros millonarios o multimillonarios, destaca uno en particular: Carlos Romero Deschamps, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) que estuvo implicado en el famoso y tristemente célebre Pemexgate, o sea, en el desvío millonario de recursos del sindicato petrolero y de Petróleos Mexicanos (PEMEX) para financiar la campaña del priísta Francisco Labastida Ochoa en el año 2000, cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdió la presidencia de la república frente al neopanista Vicente Fox Quesada. Recursos del sindicato petrolero y de la paraestatal por mil 580 millones de pesos, que fueron desviados para favorecer la campaña priísta de Francisco Labastida Ochoa en el año 2000; razón por la cual el 10 de septiembre de 2002 la Procuraduría General de la República (PGR) solicitó al Congreso de la Unión el desafuero de los dirigentes del sindicato petrolero, es decir, de los entonces legisladores federales Carlos Romero Deschamps, Ricardo Aldana Prieto y Jesús Olvera Méndez.

Cabe recordar que Romero Deschamps asumió la secretaría general del sindicato petrolero en 1993, sustituyendo a Sebastián Guzmán Cabrera, que a su vez había relevado en el cargo a Joaquín Hernández Galicia “La Quina” en 1989. “La Quina”, cabe recordarlo también, fue uno de los mayores representantes del charrismo sindical y corrupto, y logró acumular una enorme riqueza gracias a su cacicazgo en el STPRM.

Según testimonios de trabajadores de PEMEX, el ahora acaudalado líder petrolero ingresó a la paraestatal como limpiador de tuberías y de tanques de almacenamiento; y ha hecho su fortuna ocupando diversos cargos en el sindicato, fungiendo como contratista de la paraestatal y ocupando cargos administrativos en la supuesta empresa de todos los mexicanos.

Simultáneamente ha combinado su cargo como líder sindical de los petroleros y como empleado administrativo de confianza en la paraestatal, razón por la cual fue demandado en 2002, junto con el tesorero sindical Ricardo Aldana Prieto, por líderes de Vanguardia Nacional de Trabajadores Petroleros. Y es que tanto Romero Deschamps como Aldana Prieto estaban incurriendo en un claro conflicto de intereses: ser jueces y partes al mismo tiempo.

Así las cosas, Romero Deschamps percibía ingresos nada despreciables como líder de los trabajadores petroleros, como empleado de confianza de la paraestatal (40 mil pesos mensuales según Vanguardia Nacional) y como diputado federal que le sirvió de escudo para escapar de la acción de la justicia foxista, obviamente a través del famoso fuero legislativo constitucional, una auténtica “tapadera” de raterías y transas al por mayor.

No obstante, las verdaderas fuentes de la inmensa fortuna de Romero Deschamps son otras: su actividad como contratista de la paraestatal, que le reporta jugosas ganancias; la apropiación de recursos de una caja de ahorro de los trabajadores, constituida en 1975; la imposición de un seguro colectivo e individual, que trabajadores despedidos nunca han podido cobrar; la negación de vivienda a empleados de base de la paraestatal, por mencionar algunas.

Este modus operandis del líder petrolero le ha permitido amasar una inmensa fortuna consistente en: un yate de lujo en Cancún, nombrado “María Bonita”, así como un confortable departamento en el exclusivo conjunto Residencial del Mar, mismo que se encuentra en el kilómetro 12 del Bulevard Kukulcán, en la zona hotelera, mismo que está valuado en un millón 350 mil dólares por corredores de bienes raíces de la ciudad; una colección de coches antiguos, valuada en 5 millones de dólares; es socio de Banorte, y no cualquier socio sino socio mayoritario; una lujosa residencia, no en cualquier parte sino en el exclusivo fraccionamiento Paseos de la Reforma en el Estado de México; una flotilla de carros tanque, algunos ranchos y cabezas de ganado. Algo inimaginable para un obrero honesto y honrado.

Y a pesar de tanta evidencia, el gobierno del “cambio” de Vicente Fox no pudo llevar a la cárcel a este gran pillo que impunemente se sigue paseando por este desahuciado país que está en manos de malandrines de la peor cepa y calaña. Antes bien, fue cobijado por los titulares de gobernación (Carlos Abascal Carranza) y del trabajo (Francisco Javier Salazar Sáenz) del foxismo, así como por el director de PEMEX (Luis Ramírez Corzo), para que éste se reeligiera por votación económica y de manera anticipada como secretario general del STPRM para el periodo 2007-2012. La reelección de Romero Deschamps, relata La Crónica de Hoy, se llevó a cabo durante los trabajos de la XXIV Convención Extraordinaria del Comité Ejecutivo General del gremio que tuvo lugar el jueves 27 de octubre de 2005.

Pronto iniciarán campañas en este año para renovar congresos locales, ayuntamientos y gubernaturas en algunos estados de la república, y esperamos que PEMEX no se utilice nuevamente como caja chica para financiarlas; que mejor se inviertan esos recursos en escuelas y en hospitales, que tanta falta hacen a millones de mexicanos.

3. Leonardo Rodríguez Alcaine y su paso por la CTM

El sábado seis de agosto de 2005 falleció el secretario general de la otrora poderosa Confederación de Trabajadores de México (CTM), que tomó las riendas de la central obrera a la muerte de don Fidel Velázquez acaecida el 22 de junio de 1997, justamente a la mitad del que sería el último gobierno del PRI, o sea, el de Ernesto Zedillo Ponce de León. Sí, estamos hablando del polémico y controvertido líder obrero don Leonardo Rodríguez Alcaine, mejor conocido como La Güera por periodistas y agremiados de la CTM.

La muerte del líder obrero no tiene nada de extraordinario, pues a sus 86 años debió padecer de múltiples “achaques” y dolencias propias de una edad avanzada que no se las atendió precisamente en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Tampoco deja un legado ideológico y/o combativo importante para el movimiento obrero, pues era un líder al que poco o nada le interesaban los problemas y las aspiraciones de poco más de 70 mil trabajadores afiliados a la CTM que dirigió por aproximadamente ocho años.

Rodríguez Alcaine no era de ideas progresistas avanzadas, sino que era, más bien, aliado del PRI-gobierno con el que la CTM mantuvo simbióticas relaciones desde la llegada de Fidel Velázquez a la secretaría general, allá por 1941 y en reemplazo de don Vicente Lombardo Toledano, hasta el gobierno de Ernesto Zedillo.

Durante el Segundo Congreso Nacional de la CTM, ocurrido en febrero de 1941, Vicente Lombardo Toledano, seguidor de las políticas obreras de Cárdenas, terminó su periodo como secretario general y su lugar fue ocupado por Fidel Velázquez. Con este cambio de dirigencia, la CTM abandonaba su lema de “lucha de clases” para sustituirlo por otro de colaboración con el capitalismo nacionalista.

Y Leonardo Rodríguez Alcaine, pintoresco líder electricista que se distinguió por su lenguaje disparatado y procaz, mantuvo la misma política de colaboración con el capital en detrimento de la clase trabajadora. Según trabajadores del sindicato de electricistas, Rodríguez Alcaine amasó una considerable fortuna como contratista de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y mediante la celebración de contratos colectivos que favorecían a los empresarios.

Al respecto, en una semblanza de Leonardo Rodríguez Alcaine en El Porvenir es posible leer lo siguiente:

“(…) Como integrante del grupo en el poder en la CTM aparece como la última pieza clave del corporativismo; a la muerte de Rodríguez Alcaine parece que no hay quien tome la estafeta, aun cuando nunca tuvo la talla de Fidel Velázquez, aunque sí el poder. Neutralizó prácticamente todas las acciones del sindicalismo corporativo; tuvo la capacidad de adaptarse a los gobiernos neoliberales, en especial del ex presidente Zedillo y acomodarse con Fox. No fue impulsor de la reforma laboral o energética, simplemente se colocó a la cola y obedeció fielmente la línea del PRI. Fue una pieza del aparato y nada más, señaló Alfonso Bouzas, doctor en Derecho Laboral e investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Javier Aguilar, autor de diversas obras en torno a la historia del sindicalismo, en particular de la CTM, dijo que el líder fallecido pertenece a la generación de líderes sindicales que fueron formados bajo la sombra de Fidel Velázquez; dirigentes muy conservadores, corporativos que no promueven ni la democracia ni la mejora de condiciones de vida de los trabajadores (…)”.

Como retribución a su lealtad y a su sumisión al partido en el poder, el PRI, Rodríguez Alcaine fue diputado federal en los periodos 1955-1958, 1967-1970 y 1973-1976; y senador de la república de 1976 a 1982 y de 1988 a 1994. Al respecto, Esteban David Rodríguez registra lo siguiente:

“(…) Leonardo “la Güera” Rodríguez Alcaine, heredero de Velázquez Sánchez en el imperio de la CTM, es otro mexiquense que ha participado profusamente en el poder legislativo. Diputado en los periodos 1955-1958, 1967-1970 y 1973-1976; senador de 1976 a 1982 y de 1988 a 1994. En 1991 ingresó al Senado Mauricio Valdés Rodríguez, sobrino de Rodríguez Alcaine. Tío y sobrino se sentaron en curules vecinas durante tres años (…)”.

¿Cuál es entonces el legado de Rodríguez Alcaine? Al movimiento obrero, nada; a su familia, mucho: una herencia multimillonaria donde destacan una mansión en El Pedregal valuada en 2 millones de dólares (en contraste con las modestísimas y pequeñísimas casas del infonavit en que habitan muchos obreros de salario mínimo); una colección de vehículos en la que destacan prestigiosas marcas como Mercedes Benz, Corvette, Ford Lincoln, Windstar y BMW (en claro contraste con un obrero que tiene que viajar en metro, colectivo o metrobús); una flota de barcos camaroneros en Guerrero; un rancho en Texcoco con animales exóticos y caballos pura sangre (en contraste con algunos pollos y guajolotes que crían algunos campesinos y obreros en el traspatio para el autoconsumo); una colección de armas y una fortuna en efectivo de más de 5 mil millones de pesos.

Una inmensa fortuna que un obrero jamás podrá acumular con el sólo sudor de su frente, y es que Rodríguez Alcaine se valió de múltiples artimañas para apropiarse de semejante fortuna: apropiación de inmuebles, como algunos centros vacacionales y el hotel Majestic, que pertenecían al sindicato y que hoy en día están a nombre de su esposa Margarita; desaparición, como por arte de magia, de más de 70 mil millones de pesos del fondo mutualista creado para aumentar el monto de las pensiones de los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE); utilización de cuotas sindicales para fines de lucro personal, gracias a ello pudo adquirir varias residencias y acciones en diversas empresas tales como Maseca; cobraba a constructores de la CFE entre 10 y 15 por ciento del valor de las obras; fue consejero del Banco Obrero y misteriosamente participó en la quiebra del mismo. Y tantas otras triquiñuelas del extinto representante de los “intereses” de los trabajadores. Al respecto, en un excelente reportaje de Rosalía Vergara de la Revista Proceso, leemos lo siguiente:

“Según trabajadores de ese sindicato, La Güera Rodríguez Alcaine tenía una fortuna de 10 mil millones de pesos, fue socio de varias empresas, como Maseca, Galletas Lara y los cines Lumière. También fue contratista de la CFE, dueño de aviones, grúas, camionetas y maquinaria diversa (Proceso 1502). Entre otras posesiones, el líder tenía una mansión valuada en 25 millones de pesos, una colección de autos de lujo, barcos camaroneros en Guerrero y acciones en cadenas hoteleras. A Rodríguez Alcaine la CFE le pagaba sus viajes, el mantenimiento de sus edificios, ranchos y personal de seguridad”.

Y también como legado dejó, al frente de la CTM, a su sobrino Joaquín Gamboa Pascoe, con exactamente las mismas “virtudes”. Gamboa Pascoe, el nuevo secretario general de la CTM, no es ningún pobre: posee una lujosa mansión en El Pedregal de San Ángel, gusta de coleccionar autos de lujo y ropa fina, y ha hecho su fortuna construyendo vivienda de interés social para el infonavit fundado en 1972 por Luis Echeverría.

Apenas tomó posesión de la central obrera, Gamboa Pascoe expresó su apoyo a Roberto Madrazo Pintado. Y cómo no debería hacerlo, si ambas instituciones han mantenido incestuosa y simbiótica relación durante muchos años.

Además, ambas instituciones son profundamente corruptas y antidemocráticas. Gamboa Pascoe no fue elegido democráticamente sino de acuerdo con los estatutos, y Roberto Madrazo también fue impuesto como candidato del PRI a la presidencia de la República en 2006. Lo del Tucom y Madrazo fue pura faramalla para hacer creer a la gente que por fin el PRI se democratizaba. Con la declaración de apoyo de Gamboa a Madrazo, las cosas quedaron más claras que el agua.

4. A manera de conclusión

Aliados y operadores políticos del partido en el poder, ayer del Revolucionario Institucional y hoy de Acción Nacional, Romero Deschamps y Rodríguez Alcaine han gozado de múltiples privilegios y, por tanto, de impunidad. Alfiles del Revolucionario Institucional, amasaron fortunas considerables sobre la base del despojo y la corrupción; pero como incondicionales del poder, no fueron ni serán juzgados. Sus delitos quedarán impunes con toda seguridad.

Así las cosas, en un país con tanto desempleo, con tanta pobreza, con falta de escuelas y de hospitales; en una palabra, con muchas carencias y necesidades, líderes obreros multimillonarios que ofenden por el lujo y la ostentación en que viven. Es necesario, entonces, que México sea gobernado por los mejores hombres y por las mejores mujeres en todos los sentidos para salir adelante. ¿Pero dónde están? ¿Acaso lo serán Enrique Peña Nieto, Marcelo Ebrard Casaubón o Andrés Manuel López Obrador?

5. Fuentes consultadas

“Corrupción en el STPRM”, 2008 energía 8 (119) 17, FTE de México, en www.fte-energia.org/pdf/e119-17-18.pdf, consultado el jueves 14 de enero de 2010.

“Cronología: el año del Pemexgate”, con información del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, El Universal.com.mx, miércoles 11 de mayo de 2005, ciudad de México, en www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?id_nota=282801&tabla=notas, consultado el miércoles 13 de enero de 2010.

“Disfruta Carlos Romero Deschamps de yate y departamento en Cancún”, lacolumna.wordpress.com, con información del Grupo Reforma, en http://lacolumna.wordpress.com/2008/05/27/carlos-romero-deschamps-su-yate-su-depa-y-su-impunidad/, consultado el jueves 14 de enero de 2010.

Garduño, Roberto: “Rodríguez Alcaine dejó un adeudo de $70 mil millones con familiares de obreros”, La Jornada Edición Electrónica (Sección Sociedad y Justicia), domingo 14 de agosto de 2005, en www.jornada.unam.mx/2005/08/14/043n1soc.php, consultado el miércoles 13 de enero de 2010.

Hernández, Mario: “Romero Deschamps es reelecto líder del sindicato petrolero para el período 2007-2012”, La Crónica de Hoy, viernes 28 de octubre de 2005, en www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=209446, consultado el miércoles 13 de enero de 2010.

León Zaragoza, Gabriel: “Dio Pemex al gremio petrolero más de mil millones para “apoyo de gastos”, en 15 años”, La Jornada Edición Electrónica (Sección Política), en www.jornada.unam.mx/2009/01/02/index.php?section=politica&article=004n1pol, consultado el jueves 14 de enero de 2010.

Mendívil, Leopoldo: “Gamboa Pascoe”, La Crónica de Hoy, miércoles 10 de agosto de 2005, en www.cronica.com.mx/nota.php?idc=196228, consultado el jueves 14 de enero de 2010.

“México, Cien Años. De 1900 a la Actualidad. Cuatro Tomos: 1900-2000”, Océano-Editorial Santillana, S. A. de C. V.-Diagrama Casa Editorial, S. C.

“Personalidades: Leonardo Rodríguez Alcaine”, esmas.com, en www.esmas.com/noticierostelevisa/biografias/465903.html, consultado el jueves 14 de enero de 2010.

Rodríguez, Esteban David: “Los dueños del Congreso. El Poder Legislativo, secuestrado por dinastías familiares y clanes del dinero”, Editorial Grijalbo, Primera Edición, México 2004, 327 pp.

Sánchez, Julián: “Fallece el dirigente de la CTM, Leonardo Rodríguez Alcaine”, El Universal.com.mx, sábado 6 de agosto de 2005, ciudad de México, en www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?id_nota=297877&tabla=notas, consultado el miércoles 13 de enero de 2010.

“Semblanza de Leonardo Rodríguez Alcaine”, El Porvenir.com, domingo 7 de agosto de 2005, en www.elporvenir.com.mx/notas.asp?nota_id=21864, consultado el miércoles 13 de enero de 2010.

Velasco C. Elizabeth: “Riqueza, corrupción y prepotencia, signos distintivos de líderes obreros”, La Jornada Edición Electrónica, lunes 17 de julio de 2000, en www.jornada.unam.mx/2000/07/17/040n1gen.html, consultado el jueves 14 de enero de 2010.

Vergara, Rosalía (Revista Proceso México): “México: ¿SME o SUTERM?”, 18 de octubre de 2009, en www.izquierda.info/modules.php?name=News&file=article&sid=8728, consultado el jueves 14 de enero de 2010.

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 


Editor:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1988-7833
EUMEDNET

Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > CCCSS
Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático