Revista: Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo
ISSN: 1989-4155


PROPUESTA DE PROGRAMA DE EDUCACIÓN PARA LA PAZ Y LA CONVIVENCIA A LOS PROFESIONALES DE LA EDUCACIÓN

Autores e infomación del artículo

Norcaby Pérez Gómez

Maybely Véliz Rodríguez

Silverio Alfredo López Casares

Universidad de Cienfuegos, Cuba

nperezg@ucf.edu.cu

Resumen
La Educación y la cultura de paz resulta significativa en los momentos actuales, pues esta prepara a los individuos para ser actores de paz, en mundo tan convulsionado por manifestaciones crecientes de violencia en todos sus tipos. El trabajo que se presenta constituye un programa diseñado para un curso del currículo propio u optativo/ electivo titulado: Educación para la paz y la convivencia y que constituye uno de los resultados de investigación del tema doctoral del autor principal. La implementación del programa por más de dos curso ha permitido a los autores sistematizar y contextualizar a la realidad cubana los objetivos, los principios y los fundamentos metodológicos y didácticos que deben apropiarse los estudiantes de las carreras pedagógicas en la labor profesional que desarrollarán una vez graduados la que deberá traducirse en una educación básica de más calidad, integral y humana.
Palabras claves: programa, educación para la paz y convivencia.

Abstract:
The Education and the culture of peace is significant in the current moments, because this he/she prepares the individuals to be actors of peace, in world so convulsed by growing manifestations of violence in all its types. The work that is presented constitutes a program designed for a course of the own or optional curriculum / elective titled: Education for the peace and the coexistence and that one of the results of investigation of the main author's doctoral topic constitutes. The implementation of the program for more than two course it has allowed the authors to systematize and contextualizar to the Cuban reality the objectives, the principles and the methodological and didactic foundations that the students of the pedagogic careers should appropriate in the professional work that you/they will develop once graduate the one that will be translated in a basic education of more quality, integral and human.
Key words: it programs, education for the peace and coexistence.



Para citar este artículo puede uitlizar el siguiente formato:

Norcaby Pérez Gómez, Maybely Véliz Rodríguez y Silverio Alfredo López Casares (2016): “Propuesta de programa de educación para la paz y la convivencia a los profesionales de la educación”, Revista Atlante: Cuadernos de Educación y Desarrollo (enero 2016). En línea: http://www.eumed.net/rev/atlante/2016/01/educacion-paz.html


Introducción
“La educación en general, y la superior en particular, son instrumentos esenciales para enfrentar exitosamente los desafíos del mundo y para formar ciudadanos capaces de construir una sociedad más justa y abierta, basada en la solidaridad, el respeto de los derechos humanos y el uso compartido del conocimiento y la información. La educación superior constituye, al mismo tiempo, un elemento insustituible para el desarrollo social, la producción, el crecimiento económico, el fortalecimiento de la identidad cultural, el mantenimiento de la cohesión social, la lucha contra la pobreza y la promoción de la cultura de paz.” (CRESAL-CUNESCO, 1996).
Tan importantes como la generación y socialización del conocimiento en las áreas de las ciencias exactas, naturales y tecnologías de producción, son los estudios relacionados con la educación con el fin de fortalecer las perspectivas propias para el abordaje de sus problemas y responder a los retos en materia de formación de la personalidad de los estudiantes.
La realidad contemporánea demanda un docente que tenga roles activos en la elección de alternativas pedagógicas, que estimule la capacidad de participar ofreciendo opciones que permitan a los educandos aprender críticamente, formarse como entes transformadores en bien de la sociedad. He ahí un reto para quienes se dedican al quehacer educacional y, en particular, a la formación de los profesionales de la educación, dado que en ese proceso las instituciones formadoras de estos profesionales, tendrán que redefinir su misión para poder reflejar la nueva pertinencia y responsabilidad social, ser eficientes y efectivas de acuerdo con las condiciones actuales
La complejidad y los constantes cambios a los que se ve sometida la sociedad han puesto de relieve la urgencia y pertinencia de repensar los objetivos de las Universidades en relación, con lo que es necesario aprender para construir una sociedad cada vez más cohesionada, justa y pacífica. En este sentido los modelos de formación de los profesionales universitarios deben encaminarse a la búsqueda de alternativas de convivencia; pues las tradicionales están amenazadas por la tendencia que ponen en crisis la posibilidad de vivir juntos:, el individualismo "salvaje".
Los centros universitarios del siglo XXI como uno de los escenarios más globales del proceso de socialización están llamados a contribuir a la formación de profesionales altamente calificados y arraigados a una cultura cívica que se base en una actitud crítica y en la práctica de una ciudadanía responsable y pacífica. Pensar en la paz exige pensar en el desarrollo social. En Cuba las Universidades de Ciencias Pedagógicas han de involucrarse en estas discusiones; así como en los presupuestos de los paradigmas de la educación y la cultura de paz;  la cual se centra hoy en la recuperación de la fuerza moral, los valores morales, cívicos y ciudadanos que hoy la sociedad necesita.
En correspondencia con estos planteamientos,  las universidades formadoras de educadores tienen como retos pedagógicos y didácticos el que se maneje un discurso teórico al interior sobre la base de la pertinencia, la confrontación y el replanteo de las concepciones teóricas desde el diálogo y la comunicación para lograr que la comunidad académica se comprometa con el fomento de una educación para la paz que se traduzca en una cultura de paz que contribuya a un profesional altamente calificado y comprometido con los destinos de su país.
La revisión de los documentos de control del desarrollo del proceso de enseñaza aprendizaje de documentos normativos, las entrevista a docentes, del centro, así como la observación de actividades docentes y extradocentes, los modos de actuación de profesores y estudiantes  permite constatar la presencia de las siguientes limitaciones en el logro de una Educación para la paz en los estudiantes, entre las que se encuentran:

  • Insuficiente preparación de los docentes en los fundamentos teóricos-metodológicos de la Educación para la paz y la dirección de la formación de una Cultura de Paz.
  • La utilización de diferentes códigos de comunicación por docentes y estudiantes que provoca presencia de violencia fundamentalmente psicológica, en las relaciones interpersonales entre alumnos y en menor proporción en las relaciones alumno-docente.
  • El favorecimiento y promoción de imágenes hostiles, estereotipos discriminatorios, conflictos políticos y militares; la exaltación del carácter épico de las guerras y de los héroes, sin percatarse que generan una cultura de intolerancia que no favorece la resolución pacífica de los conflictos.
  • Insuficiente conocimiento de las manifestaciones de violencia escolar que dificulta su identificación, prevención y tratamiento en el desarrollo del proceso de formación de los profesionales de la educación.
  • Acceso a medios de comunicación procedentes del mundo capitalista que aunque tienen múltiples potencialidades para contribuir a una Cultura de Paz, exaltan la violencia, la guerra y son percibidas como un obstáculo para el logro de este fin.
  • La  presencia de manifestaciones de violencia en los modos de actuación de los estudiantes.

Las limitaciones antes expuesta conducen a la necesidad de promover un cambio en la concepción, organización y estructuración del proceso formación de los profesionales de la educación que ha demostrado las carencias para erradicar aquellas conductas violentas que durante siglos han estado enraizada y enmascaradas por el complejo proceso socio histórico cubano. En la medida que esto ocurra, serán capaces de reconocer de qué manera sus propias acciones favorecen o no al logro de una Educación para la Paz.
La Educación para la Paz y la convivencia debe constituir por tanto un proceso medular de la formación general integral de los profesionales de la educación, presupuestos que deben centrarse especialmente en su preparación para el ejercicio de la profesión pedagógica y otras funciones sociales que deberá desempeñar como parte de su labor docente, de manera tal que logré en él la formación de una cultura de paz sobre la base de una sólida formación ciudadana que le permita desenvolverse en  su actividad social. Por consiguiente se determinó el diseño de un programa de Educación para la paz y la convivencia que tributará a tal fin. 
Desarrollo:
En la elaboración del programa se tuvo en cuenta el Modelo del Profesional de las carreras pedagógicas que se basa en un egresado con un perfil amplio que propicia la concreción de los objetivos y los principios didácticos de la educación y la cultura de paz, como el compromiso, de la construcción de una mejor sociedad, y el reconocimiento de las posibilidades históricas de aprender a ser, a convivir y a participar en forma activa con la comunidad. La concepción curricular de las disciplinas de la especialidad, la formación pedagógica o general con contenido humanista y humanístico cuenta con potencialidades para contribuir a tal propósito, siempre y cuando desde su concepción disciplinar se diseñe.
Los contenidos de las asignaturas constituyen una potencialidad en tal propósito, sobre todo en el desarrollo de competencias sociales, la consolidación de la identidad nacional, en el aporte a los fundamentos epistémicos de la construcción de la sociedad socialista cubana, la redimensión de su sentido  desde competencias axiológicas y conocimientos críticos. El proceso de enseñanza aprendizaje favorece el diálogo y el ejercicio crítico como uno de los presupuestos didácticos de la educación para la paz desde el sistema de métodos de enseñanza.
El programa se concibió teniendo en cuenta los requisitos didácticos que se establece para ello en la Educación Superior en Cuba. Este se fundamenta en las aportaciones más sugerentes e importantes impulsadas por la UNESCO sobre la Educación para la Paz, recogida en su Convención de 1945, que alude al origen cultural de la guerra y de la paz. “Que, puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”.( UNESCO, 1945)
Esta postura justifica y anima la acción educativa para la paz, en la confianza que es posible desterrar la violencia de los hombres a través del desarraigo de los factores culturales que la alientan (García, 1990). Ello implicaría desarrollar un nuevo tipo de cultura, la Cultura de la Paz, que ayude a las personas a develar críticamente la realidad, compleja y conflictiva que enfrentan a diario, para poder situarse ante ella y actuar en consecuencia; un antídoto contra todo grupo o persona que piense imponer su cultura, su ideología o su pensamiento, con la violencia o por medio de la fuerza.
Por consiguiente se trata del desarrollo de planteamientos creativos que hagan posible la transformación del sistema actual y la creación de una Cultura de Paz. Concepción que está adquiriendo cada vez más la importancia que debe, y muy especialmente en el marco escolar. Una Cultura de Paz que, en palabras de Fisas, “no busque la derrota del oponente, sino el reconocimiento de los intereses recíprocos y el respeto hacia la diversidad de identidades culturales” (Fisas, 1990). La educación actual se encuentra inmersa y afectada por los presupuestosideológicos que participan en el sistema social, por lo que su vinculación la hacecómplice de las dinámicas sociales propiciadoras de violencias y guerras.
El programa que se propone para lo estudiantes de las carreras pedagógicas sobre Educación para la Paz y la convivencia, pretende intencionalmente, servir para procurar una visión global de los problemas que hoy el hombre tiene que hacer frente para lograr alejar las prácticas violentas directas, indirectas y estructurales; haciéndolos partícipes de un poder que consiga inflexiones en los rumbos establecidos para ellos que conlleve al mantenimiento de ese esfuerzo en la búsqueda de la mayor coherencia posible entre la paz, el desarrollo, el respeto de los derechos humanos y la justicia social, por un lado, y los medios educativos y de acción con los que se pretende lograrlo, por otro.
En esta perspectiva se pretende poner de relieve la contradicciónexistente entre las propuestas educativas que la sociedad se ha marcado y sus propias prácticas cotidianas. La secuencia de contenidos abordados en el programa conlleva a que el estudiante aprenda a utilizar las herramientas cognitivas, procedimentales y metodológicas que ofrece la Educación para la Paz y la convivencia para contrarrestar las tendencias contrarias a ella y la consolidación de una nueva manera de ver, entender y vivir en el mundo, empezando por el propio ser y continuando con los demás.
La asignatura desde las competencias que propone tiene el reto de enseñar a los estudiantes las habilidades necesarias para lograr de una práctica educativa responsablehaciendo de estos sujetos protagonistas de su propia historia con instrumentos de transformación que no impliquen la destrucción u opresión ajena, sin la transmisión de intransigencia, odio y exclusión, puesto que ello siempre supondrá la anulación del propio proyecto de emancipación y desarrollo.
El sistema de conocimientos se proyecta desde el análisis del  mundo y de las condiciones de la práctica educativa en que se desarrolla el estudiante a partir de la crítica reflexiva emanada de los valores propios de una cosmovisión pacifista y el lanzamiento a un compromiso transformador.
El fin de la asignatura es contribuir a la formación integral del profesional en educación a partir de los fundamentos de la Educación para la Paz y la convivencia que conlleve en el estudiante a la formación de una Cultura de Paz demostrado desde su actuación profesional pedagógico en la resolución de conflictos por medios pacíficos en el ámbito escolar, familiar y social. Además de  dotarlos de instrumentos para que puedan comprender los conceptos asociados con el tema y prepararlos para ser actores de paz; basado en sus principios como parte fundamental de la práctica educativa de todos los sistemas educativos
OBJETIVOS GENERALES:
1) Definir los conceptos relacionados con la Educación para la Paz y la convivencia (Cultura de Paz, paz, paz positiva y negativa, conflictos, actitudes, valores, convivencia pacífica, ciudadanía) para aplicarlos en la práctica pedagógica.
2) Demostrar la importancia de la Educación para la Paz y la convivencia en los sistemas educativos y el sistema educativo cubano.
3)  Diagnosticar las percepciones que los escolares de diferentes niveles educativos tienen acerca del conflicto, la violencia y sus alternativas de resolución a partir de las principales destrezas necesarias para afrontar las situaciones de violencia en el ámbito educativo.
4) Valorar experiencias valiosas realizadas para desarrollar la Educación para la Paz y la convivencia en diferentes contextos para ponerlas en práctica en el aula.
5) Elaborar actividades de Educación para la Paz aplicables en contextos educativos concretos que favorezcan actitudes hacia los principios de la Cultura de Paz y en la adquisición de actitudes profesionales positivas en su ejercicio docente relacionadas con la prevención de la violencia.
6) Utilizar metodologías y las técnicas operativas en Educación para la Paz y la convivencia que desarrollen las competencias asociadas al tema.
PLAN TEMÁTICOS:
1. FUNDAMENTOS  TEÓRICOS: Educación para la Paz y la convivencia.
1. El entramado histórico de la Educación para la Paz
2. Educación para la Paz: conceptos básicos y problemas contextuales.
3. La Educación para la Paz y la Cultura de Paz en diferentes ámbitos.
a)  Ámbito global, regional y global
4. Implicaciones en la escuela: La Educación para la Paz como una opción de la Educación en Valores
5. La cultura de paz.
a) Concepto y funciones de la Cultura de Paz
6. La convivencia pacífica.
2. LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE DE LA EDUCACIÓN PARA LA PAZ.
1. Los procesos didácticos para la Educación para la Paz:
a) Análisis de contextos. Fines y objetivos. Competencias. Contenidos. Principios educativos de la educación para la paz
2. La Educación para la Paz en el currículo del Sistema Educativo Cubano.
3. ASPECTOS INFLUYENTES EN EL DESARROLLO EDUCATIVO DE LA PAZ:
1.  Valores y actitudes implicadas
2. La violencia: Definición y características.
- La violencia invisible
-  La violencia desde los medios de comunicación.
2- La violencia en el ámbito escolar.
- Trabajar los conflictos en el aula
- Trabajar los conflictos en la institución escolar.
3- La violencia social y juvenil.
4-. La cultura institucional: hacia una Cultura de Paz de las instituciones educativas
a) Retos de la educación para la paz en los diferentes niveles educacionales.
5. La Educación para la paz desde la comunidad social y educativa.
4. . ESTRATEGIAS EDUCATIVAS EN LOS ÁMBITOS ESCOLAR Y SOCIAL PARA UNA EDUCACIÓN PARA LA PAZ Y LA CONVIVENCIA
1. La utilización de técnicas educativas en Educación para la Paz y la Cultura de Paz.
a) Metodologías y Actividades. Espacios y tiempos. Materiales y recursos. Evaluación
2. Técnicas para la resolución de conflictos en el aula.
Los temas abordados en la asignatura ofrecen un espacio idóneo de reflexión, análisis crítico y participación por parte del estudiante, pero al mismo tiempo su implicación en la lectura de artículos, selección de temas y exposiciones en clase, con el fin de orientarlos en la investigación, selección del material, orientaciones bibliográficas, etc.
Las técnicas a utilizar: Exposición temática. Lectura y comentario de textos básicos. Realización de trabajos teórico-prácticos. Participación en clase. Aplicación colectiva e individual de los métodos y técnicas estudiados (en las clases prácticas)
COMPETENCIAS A DESARROLLAR:
 COMPETENCIAS TRANSVERSALES/GENÉRICAS:
- Competencia para desarrollar una docencia comprometida y con buena base metodológica.
- Adquirir la capacidades, valores y actitudes necesarios para educar en, por y para la paz.
- Adquirir las capacidades y habilidades básicas para impartir su docencia de manera crítica, despertando en el alumnado el razonamiento crítico y el compromiso ético.
- Desarrollar capacidad para seleccionar y usar correctamente la documentación y los recursos bibliográficos.
-Lograr capacidades relacionadas con trabajar en equipo y aprendizaje autónomo.
-Formarse en la tolerancia y la aceptación en la capacidad de apreciar diferentes puntos de vista.
-Mostrar sensibilidad hacia los temas medioambientales.
COMPETENCIAS ESPECÍFICAS:
Cognitivas (Saber):
- Reconocer en las situaciones sociales y personales cotidianas oportunidades para desarrollar actitudes positivas y creativas en los alumnos.
-Sólida formación científico-cultural.
Procedimentales/Instrumentales (Saber hacer):
-Respeto a las diferencias culturales y personales de los alumnos y demás miembros de la comunidad educativa.
-Capacidad para promover el aprendizaje autónomo de los alumnos a la luz de los objetivos y contenidos propios del correspondiente nivel educativo, desarrollando estrategias que eviten la exclusión y la discriminación.
-Capacidad para promover la calidad de los contextos (aula y centro) en los que se desarrolla el proceso educativo, de modo que se garantice el bienestar de los alumnos.
-Capacidad para realizar actividades educativas de apoyo al marco de una educación inclusiva.
Actitudinales (Ser):
- Reflexionar sobre la construcción de valores sociales mediante el análisis de la realidad social.
-Capacidad de relación y comunicación, así como de equilibrio emocional en las variadas circunstancias de la actividad profesional.
-Capacidad para dinamizar con el alumnado la construcción anticipada de las reglas de convivencia democrática y afrontar y resolver de manera colaborativa situaciones problemáticas y conflictos interpersonales de naturaleza diversa.
-Tener una imagen realista de sí mismo, actuar conforme a las propias convicciones, asumir responsabilidades, tomar decisiones y relativizar las posibles frustaciones.
-Asumir la dimensión ética del maestro potenciando en el alumnado una actitud de ciudadanía crítica y responsable.
-Capacidad para asumir la necesidad de desarrollo profesional continuo, mediante la autoevaluación de la propia práctica.
EVALUACIÓN
. Trabajos en clase
. Participación
. Desarrollo de las prácticas de clase y los seminarios.
. Pruebas escritas y orales
TÉCNICAS DE EVALUACIÓN

  • Preguntas orales y escritas de carácter teórico práctico que se realizará al finalizar cada tema.
  • Valoración de las exposiciones individuales y grupales llevados a cabo por los alumnos durante las clases teóricas, actividades prácticas y seminarios.
  • Valoración de la participación activa, crítica y reflexiva del alumnado durante la realización de las actividades.
  • Valoración cualitativa de la participación del alumnado durante el desarrollo de las clases teóricas, prácticas y los seminarios.

CRITERIOS DE EVALUACIÓN:

  • Competencias adquiridas en todos los aspectos relacionados con la educación para la paz.
  • Utilización de métodos y recursos para mejorar la convivencia, fomentar los valores ciudadanos y resolución pacífica de los conflictos.
  • Desarrollo de la capacidad de análisis crítico en torno a los grandes debates sociales planteados.
  • Dominio de los conceptos básicos abordados en los distintos bloques temáticos como recurso imprescindible para la realización de dicho análisis crítico.

Durante el proceso de observación en las clases, la exposición de los estudios independientes y otros instrumentos aplicados una concluido el curso como son: entrevistas y encuestas a estudiantes, el análisis de varias tesis de maestría, doctorado sobre el tema en otras Universidades de Ciencias Pedagógicas de Cuba e investigaciones de varios autores de latinoamérica y de Europa se pudo determinar que para el egresado de las carreras pedagógicas pueda contribuir con los objetivos, principios y los fundamentos metodológicos y didácticos de la Educación para la paz y la convivencia:
- Se requiere de las competencias o habilidades que el programa precisa como son: las transversales/o genéricas, específicas (cognitivas (saber), procedimentales /instrumentales (saber hacer), Actitudinales (ser) que deberán apropiarse durante el transcurso de su formación profesional.
- La aplicación del programa también permitió determinar algunos de los principios que ha definido la UNESCO en este sentido y que resultan necesarios para tal propósito en las instituciones de la educación superior pedagógica como son:
1. La construcción de una comunidad de aprendizaje donde la esencia del currículo sea el aprendizaje sobre la vida mediante la participación y la relación en comunidad, incluyendo no sólo las personas sino también la naturaleza y que refuerce la autovaloración, el trabajo intelectual creativo y el comportamiento responsable.
2. Enseñar a sus protagonistas (estudiantes y profesores) a transformar la institución  en una comunidad de aprendizaje como un proceso de innovación que lleva a ambos a un trabajo de investigación con la finalidad de elaborar un nuevo proyecto educativo que implique un cambio en la organización escolar y principalmente en las relaciones de poder que tienen lugar en la institución educativa y la apertura del centro a otros agentes sociales que puedan convertirse en agentes docentes.
3. Adoptar una visión más integral y sistemática de la educación, donde el centro del aprendizaje continúe siendo el ser humano y su cultura, las problemáticas con las que se enfrenta colectivamente, sus carencias para enfrentarlas y sus múltiples posibilidades para superarlas, como base esencial de toda comunidad de aprendizaje.
4. Guiar la creación y actuación de la comunidad de aprendizaje en todo su proceso alrededor de los siguientes conceptos-clave: ética y justicia, igualdad de las diferencias, aprendizaje para todos y todas, aprendizaje dialógico, aceleración del aprendizaje, colaboración y participación, empoderamiento e inteligencia cultural.
Conclusiones
La Educación y la cultura de paz debe concretarse en la Educación Superior Pedagógica como un ejemplo de vida para los alumnos y en el afianzamiento del manejo de datos e información sobre la paz y la violencia, así como de las causas y consecuencias de la misma, que se vayan identificando de manera particular en los diferentes planes y programas de estudio de las diferentes carreras.
La aplicación del programa del Educación para la paz y la convivencia en las carreras pedagógicas demostró que no se debe olvidar que estas universidades tienen, además del aprendizaje académico, la obligación de enseñar a los jóvenes a vivir juntos y a resolver conflictos de sus vidas, lo que permitirá que aprendan de manera más efectiva; así como enseñar a sus estudiantes a aprender a enseñar a solventar cada día los conflictos en las aulas como líneas de investigación y de perfeccionamiento de la educación para evitar el fenómeno de la violencia escolar.
Bibliografía
CAMARGO A. Marina., Violencia escolar y violencia social. En: Revista Colombiana de Educación. No.34. Primer semestre de 1997. Universidad Pedagógica Nacional- CIUP. Plaza Janés. Bogotá.
DELORS, Jacques. La educación encierra un tesoro. Santillana-UNESCO., Madrid, 1996.
FRANKL, Víctor., El hombre en busca de sentido. Barcelona, Herder., 1999
Educar en los Derechos Humanos. Propuestas y dinámicas para educar en la paz. Madrid, CCS,1993.
MARTÍNEZ GUZMÁN, Vicent. 2004. Podemos hacer las paces. Colección Ética
MARTÍNEZ REAL, Concepción Noemí, et.al. 2008. Antropología: hombre, cultura y sociedad. Universidad Autónoma del Estado de México. México.
TUVILLA RAYO, J: Cultura de Paz y educación para la ciudadanía democrática, 2006, Madrid.


Recibido: 16/03/2015 Aceptado: 08/01/2016 Publicado: enero de 2016

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.