Revista: Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo
ISSN: 1989-4155


ALTERNATIVA DIDÁCTICA PARA LA PREPARACIÓN DE LOS DOCENTES EN LA PLANIFICACIÓN, ORIENTACIÓN Y CONTROL DEL TRABAJO INDEPENDIENTE EXTRA CLASE DE LOS ESTUDIANTES

Autores e infomación del artículo

Enrique Torres Almanza

Ángel Leandro Izquierdo Almanza

Servilio Arévalo Delgado

enriquetl@ult.edu.cu

El trabajo muestra una investigación realizada en el claustro de profesores del segundo año de la especialidad de Transporte Automotor del IPES “Oscar Alberto Ortega Lora”, en el municipio de  Puerto Padre, provincia Las Tunas, y permitió conocer el estado de preparación de los profesores para planificar, orientar y  controlar el trabajo independiente extraclase que desarrollan los estudiantes. La alternativa propuesta puede ser utilizada para todos los docentes que lo necesiten pues no hay limitantes para ello. Los resultados obtenidos fueron alentadores y la calidad del proceso se benefició considerablemente.



Para citar este artículo puede uitlizar el siguiente formato:

Enrique Torres Almanza, Ángel Leandro Izquierdo Almanza y Servilio Arévalo Delgado (2015): “Alternativa didáctica para la preparación de los docentes en la planificación, orientación y control del trabajo independiente extra clase de los estudiantes”, Revista Atlante: Cuadernos de Educación y Desarrollo (octubre 2015). En línea: http://www.eumed.net/rev/atlante/10/extra-clase.html


1.  La preparación metodológica de los docentes
¨ La gloria de un maestro es hablar por boca de sus discípulos.¨
                                                              Félix Varela
El trabajo metodológico es el sistema de actividades que de forma permanente se ejecuta, por los docentes, en los diferentes niveles de  Educación, con el objetivo de elevar su preparación política, docente–metodológica y científica y así garantizar las transformaciones dirigidas a la ejecución eficiente del proceso pedagógico y que en combinación con las diferentes formas de superación profesional permitan alcanzar la idoneidad de los claustros. El mismo debe constituir la vía principal en la preparación de los docentes para lograr que puedan concentrar, de forma integral, el sistema de influencias que ejercen en la formación de sus alumnos para dar cumplimiento a las direcciones principales del trabajo educacional, este no es espontáneo, es una actividad planificada y dinámica. Debe distinguirse por su carácter sistemático y colectivo, en estrecha relación con, y a partir de, una exigente auto preparación individual, y entre sus elementos predominantes se encuentran: el diagnóstico, la demostración, el debate científico y el control.

El contenido del trabajo metodológico, en cualquier nivel, se orientará hacia el logro de la  integralidad del proceso docente–educativo, teniendo en cuenta que el alumno debe recibir de forma integrada, a través de la clase y de todas las restantes actividades docentes y extradocentes, las influencias positivas que incidan en la formación de su personalidad. En correspondencia con lo anterior el trabajo metodológico acabará fundamentalmente:

La orientación ideológica y política del contenido de enseñanza, lo que significa revelar el potencial de ideas e influencias educativas que las asignaturas y otras formas del proceso docente–educativo aportan para la formación patriótica, en el fortalecimiento de los valores y su formación ciudadana, así como en su preparación para la defensa.

El dominio del contenido de los programas y los métodos y procedimientos que permiten la dirección eficaz del aprendizaje y la formación de los alumnos,  a partir de un diagnóstico individual, objetivo e integral que posibilite conocer su desarrollo y potencialidades, ejecutar el trabajo preventivo y planificar y organizar el trabajo independiente, para vencer los objetivos del grado, año, ciclo y nivel.

La salida que a través del contenido de los programas permite establecer el adecuado vínculo del estudio con el  trabajo, y preparar desde los docentes las actividades laborales y productivas, contribuyendo de forma directa, a la formación laboral y la conciencia económica de los estudiantes.

La creación, a través del contenido de enseñanza, de los ejes transversales, que han sido declarados como programas principales en la formación integral de los alumnos, jerarquizando los programas directores de las asignaturas priorizadas y los nuevos programas de la Revolución. 

Los nexos interdisciplinarios entre las asignaturas que se integran en un departamento o que componen el contenido y entre ellos, destacando las que contribuyen decididamente a las vertientes principales del trabajo educacional. 

En el trabajo metodológico se consideran tipos esenciales de actividades metodológicas a desarrollar como parte de los entrenamientos metodológicos conjuntos o derivados de estos, según las características del nivel de enseñanza, los siguientes:

  • Reuniones metodológicas.
  • Clases metodológicas:
  • Instructivas.
  • Demostrativas
  • Clases abiertas.
  • Preparación de las asignaturas.
  • Control a las actividades docentes y extradocentes.

2. El trabajo independiente en el proceso  docente educativo.

El trabajo independiente constituye una importante vía para la consciente asimilación de los contenidos, siempre que los métodos utilizados por nuestros profesores y maestros contribuyan a un correcto desarrollo de las habilidades para ello, de ahí la responsabilidad que debe existir en cuanto a su planificación, orientación y control.
El trabajo docente no debe circunscribirse  solo a la clase ya que, aunque esta reúna todos los requisitos pedagógicos y didácticos, no cumplirá totalmente sus objetivos sino no se prevé que se fortalezcan y consoliden los conocimientos y habilidades, sobre los que se ha trabajado, de manera independiente.
Dichas actividades hacen posible,  además cumplir con el principio de atención a diferencias individuales de los alumnos, por eso se requiere una cuidadosa planificación de lo que se va a pedir a los estudiantes. Las tareas que se orientan para el estudio individual no deben nunca improvisarse, ni concebirse como algo adicional a la clase.
En la orientación del trabajo independiente, además de aclarar los objetivos de la tarea, debe precisarse qué  materiales se utilizarán y qué procedimientos se emplearán para su realización. El profesor debe preocuparse porque el alumno lo realice, pues ello contribuye a la adquisición de habilidades y hábitos de autopreparación, al incremento de sus conocimientos, a desarrollar el espíritu crítico desde el punto de vista dialéctico–materialista, a capacitarse para resolver diferentes tipos de problemas, así como a despertar su interés por la actividad investigativa.
La aplicación del trabajo independiente exige que el profesor reflexione acerca de:
-¿Cómo orienta el trabajo independiente?
-¿Qué asuntos o partes de la clase resultan más adecuados para hacerlo?
-¿Qué trabajo previo se ha de realizar con los estudiantes?
-¿Qué materiales se deben utilizar?
-¿Cómo  efectuar la planificación, organización, ejecución y el control de esta  actividad?
Cuando la tarea de estudio individual se planifica, orienta y controla correcta y sistemáticamente, además de los conocimientos, los alumnos adquieren métodos para  aprender. Pero lo más importante que se ha de lograr es el desarrollo de habilidades que les permitan utilizar lo aprendido en la solución de problemas, en el enfrentamiento de nuevas situaciones y el desenvolvimiento dentro de las propias actividades de la vida práctica.
La orientación del trabajo independiente evidencia el papel fundamental del maestro, que debe dirigir, de manera correcta, a sus alumnos a profundizar constantemente en cuanto a las actividades que ellos realizan, en la consideración o búsqueda  de conocimientos en la adquisición y desarrollo de habilidades. 
En cualquier forma de organización del trabajo independiente de los estudiantes en  las clases, debe estar garantizada la intervención individual de cada alumno para la solución de la tarea prevista, teniendo en cuenta cumplimentar los principios y requisitos para la elaboración de un sistema de trabajo independiente.
La elaboración del sistema requiere ante todo el establecimiento de los principios por los cuales deben regir todas y cada una de las tareas que lo forman. En el proceso de investigación se ha llegado a formular los planteamientos de los requisitos  siguientes:

  • El sistema de tareas se ajustará a los programas y a los objetivos de la enseñanza, como garantía para su posible aplicación práctica.
  • Por el carácter de la organización, el sistema ha de estar en correspondencia con la estructura lógica del contenido de la asignatura que ha seleccionado y, ante todo, con sus bases teóricas.
  • El sistema de tarea será elaborado  de forma tal que en mayor o menor medida refleje los fundamentos de la enseñanza problémica como una de las posibles variantes que puede adoptar la aplicación del trabajo independiente de los alumnos.
  • Las tareas se elaborarán, fundamentalmente, a partir de las formas organizativas que se asuman: frontal o de grupo.
  • Las tareas serán lo más variadas posibles: por los métodos y procedimientos de su aplicación y por el nivel de independencia que requiera su realización. 
  • Las tareas serán uno de los componentes del sistema didáctico de la enseñanza y deberán combinarse armónicamente con  otros componentes de la actividad del maestro y de los alumnos en la clase.
  • En las clases se asegurará la más estrecha vinculación entre los nuevos conocimientos y los adquiridos con anterioridad.

3. Concepciones  del trabajo independiente.

P.I. Pidkasisty (1972), citado por  Ana Luisa Segarte (1982), afirma que el trabajo independiente “es el medio de inclusión de los alumnos en la actividad cognoscitiva independiente, como una forma de su organización lógica y sociológica”. Esta definición implica la utilización de métodos, procedimientos y formas organizativas del trabajo independiente que se correspondan con su esencia.
 Sin embargo Lidia Turner Martí (1979) plantea que “es el conjunto de actividades que el alumno realiza sin la intervención directa del profesor, para   resolver las tareas propuestas por este en la dirección del proceso docente educativo”.
Kiriushkin (1971)  se refiere a que es “un sistema de medidas didácticas que garantizan  el desarrollo ascendente e ininterrumpido de la independencia cognoscitiva de los estudiantes como fin deseado de la aplicación de sus conocimientos”. Para esta definición debe tenerse en cuenta; primero, las relaciones existentes entre los motivos, el objetivo, la tarea y el resultado docente, y segundo, la vinculación con actividades extradocentes y la auto educación.
L. Klingberg (1978)  planteó  que el trabajo independiente” es la expresión del grado de auto actividad que han logrado los alumnos y también un medio para continuar desarrollando su auto actividad e independencia.
Guillermina Labarrere, (1991) definió el trabajo independiente, “Como la realización de las tareas por parte de los estudiantes bajo la dirección del profesor”.
Carlos Alvarez de Zayas (1992)   define el trabajo independiente como “una característica del proceso docente-educativo, es aquel proceso que, en su desarrollo, logra que el estudiante, por sí solo, se autodirija”.

Según N.I  Makienko y E.I Kmpitski, 1971. La independencia profesional se define como: “La correcta comprensión de todas las exigencias del trabajo, al tener en cuenta sus particularidades y condiciones de realización, en el saber planear y organizar el propio trabajo, prevenir los defectos, en la capacidad de usar en todo su valor los conocimientos propios para mejorar los progresos tecnológicos y elevar la productividad”.

Es evidente que en las definiciones anteriores se valora la actividad de trabajo independiente subordinando la independencia cognoscitiva de los alumnos a la dirección del profesor y no se deja claro el papel que debe jugar el mismo en el autoaprendizaje de los estudiantes.
Como se ha podido observar en las definiciones anteriores existe una gran variedad de criterios respecto al trabajo independiente por lo que, para desarrollar este trabajo,  se utilizó la siguiente como propuesta de los autores:
“El trabajo independiente extraclase es el conjunto de actividades que le permiten al alumno completar la asimilación del conocimiento, emplearlo y  profundizarlo de manera individual y sin la intervención directa del profesor”.
En la definición que se propone por los autores se precisa que el trabajo independiente extraclase es un complemento indispensable de la clase que permite al alumno completar la información que el profesor orientó durante el proceso pedagógico, además de posibilitarle ampliar y profundizar los conocimientos  adquiridos por él en dicho período de tiempo.

4. Clasificación de los trabajos independiente que realizan los estudiantes.

 

La ausencia de unidad de criterios en las definiciones en cuanto a la esencia de concepto, trabajo independiente, condiciona  la existencia de una diversidad, relativamente grande, de clasificaciones de los tipos y clases de trabajos independientes, no obstante, del análisis de las diferentes clasificaciones se puede llegar a establecer tres direcciones centrales, las que para su realización toman como principio de partida:

  • Las fuentes de los conocimientos.
  • Los eslabones didácticos del  proceso docente.
  • La estructura de la actividad cognoscitiva.

Teniendo en cuenta las fuentes de los conocimientos, según la bibliografía consultada  el trabajo independiente se clasifica en:

  • Trabajo con el texto, revistas, folletos, manuales y cartas tecnológicas.
  • Elaboración de resúmenes.
  • Elaboración de gráficos y cuadros sinópticos.
  • Respuestas a preguntas.
  • Solución de problemas profesionales.
  • Solución de ejercicios profesionales.
  • Composiciones y descripciones.
  • Trabajo de laboratorios y talleres docentes productivos.

El defecto fundamental de esta clasificación está en no tomar en cuenta el aspecto interno del trabajo independiente, limitándose, de esta forma, a su consideración acerca de las manifestaciones externas del carácter organizativo.
Por su parte el también el pedagogo ruso V.P. Yesipov (1965) procurando unir una clasificación de los tipos de trabajos independientes los aspectos internos y externos, abordamos la segunda tendencia; los eslabones didácticos del proceso docente:

  • Trabajo independiente sobre la base de la adquisición de los nuevos conocimientos.
  • Trabajo independiente sobre la base de los conocimientos adquiridos.
  • Trabajo independiente dirigidos al repaso y la comprobación de los conocimientos.

Esta clasificación permite reconocer la variación en el carácter de la actividad mental de los alumnos durante la realización del trabajo independiente, sin embargo,  no dice nada con respecto al proceso que tiene lugar durante la realización del mismo, más bien se queda en el conocimiento de los productos de dicho proceso.
P.I. Pidkasisty (1972) formula dos tesis didácticas que deben regir la clasificación de sus tipos y clases. En la primera tesis plantea que: “La estructura de la actividad cognoscitiva y del  contenido de sus eslabones fundamentales (procesos reproductivos y productivos) determinan la patología general de dicha actividad y su clasificación.
Esta primera tesis revela el lado procesal del trabajo independiente que, en la determinación de los tipos y sus límites, deberá actuar en unidad con los aspectos externos, es decir, el aspecto lógico de su actividad y su contenido.
P.HI. Pidkasisty (1972) también estableció una clasificación de los tipos de trabajo independiente:

  • Trabajo independiente por modelo: Tiene lugar en los límites de la actividad productiva y se realiza por los alumnos siguiendo instrucciones detalladas, en la que se brindan los datos específicos para le realización de las tareas o solución de problemas planteados, así como el procedimiento a seguir para ello.
  • Trabajo independiente reconstructivo: En estos casos la actividad de los alumnos no sale del marco de la actividad reproductiva al igual que en el caso anterior, pero ahora el alumno recibe solamente la idea para la realización de la tarea, debiendo desarrollarla a través de conocimientos ya elaborados.
  • Trabajo independiente variado o productivo: Representa el tránsito ante la actividad reproductiva, productiva y la creadora. En ellos se plantea la solución de problemas no conocidos por el alumno y cuya solución exige el análisis de situaciones problémicas y a la vez la adquisición de una nueva información.

- Trabajo independiente creativo: Presupone el más alto nivel de la actividad cognoscitiva y de independencia con el proceso de su realización. A través de él, los alumnos toman parte directa en la elaboración de nuevos conocimientos, hábitos y habilidades. Se caracteriza, sobre todo, por la búsqueda de nuevos procedimientos para la solución de problemas planteados por ellos mismos.
Consideramos, que dentro de todas las clasificaciones esta es la más acertada ya que toma como principio de partida la estructura de la actividad cognoscitiva. Por tal consideración, este trabajo se acoge a la misma.

5.  Algunas formas de realizar el trabajo independiente en los estudiantes.

Los maestros y profesores deben planificar  el trabajo independiente de forma adecuada teniendo en cuenta a aquellos estudiantes que necesitan una explicación adicional, ya sea  por las dificultades que presentan en la  asimilación de los contenidos o por su condición de alumnos aventajados.
Es sabido que en un aula interactúan distintos tipos de alumnos, y que  el contenido de la tarea es patrimonio de todo el grupo y la misma debe garantizar a cada uno, independientemente de su ritmo de aprendizaje, un alto nivel de asimilación.
El contenido de las tareas a realizar en casa puede consistir en lo siguiente:

  • El estudio del material por el libro de texto y las anotaciones de la libreta.
  • La profundización y ampliación de los conocimientos adquiridos mediante la lectura de la literatura complementaria.
  • El estudio del nuevo material, de poca complicación que posee el programa.
  • El repaso del material estudiado anteriormente con el fin asimilar mejor el tema de la próxima lección.
  • La realización de diversos trabajos gráficos; planos, dibujos, gráficos, esquemas, diagramas, confección de tablas, etc.

Lo específico de las tareas, a realizar en casa, depende: del contenido del material de estudio de la lección, de las características de la propia asignatura y el grupo en general.
El estudiante aprenderá a actuar por sí mismo ante una situación dada si le enseñan los mecanismos para enfrentarla, las posibles direcciones hacia las cuales dirigir sus acciones y  la forma de actuar de manera  independiente. Es por ello que para contribuir a la formación de  hábitos y habilidades correctas en los estudiantes, con respecto a la realización de la tarea docente, mediante métodos, procedimientos y técnicas apropiadas, es necesario tener en cuenta que existen diferentes formas que conllevan a su positiva realización, entre las que  tenemos:

El trabajo con el texto

  • La lectura independiente de manuales y material didáctico durante la preparación de las tareas en casa, vinculados a los trabajos que se realizan.
  • Trabajo con guía, documentos técnicos, manuales de normas durante la solución de tareas de producción.
  • Estudio del reglamento e instrucciones de técnicas de seguridad para el cuidado de máquinas y mecanismos.
  • Lectura de folletos, artículos de revistas, hojas informativas sobre la experiencia de los obreros de vanguardia.
  • El hacer valoraciones críticas.

En las formas antes planteadas del trabajo independiente, la tarea docente juega un papel fundamental, según Rita Concepción la tarea docente es: “El medio para la dirección del proceso y procedimiento de la actividad para el profesor, y como medio para dominar los conocimientos y habilidades para los alumnos” 
Para este autor son todas aquellas actividades que el profesor planifica para realizar por los alumnos en clase y fuera de esta, vinculadas a la búsqueda  y adquisición de los conocimientos y al desarrollo de habilidades, hábitos, actitudes y convicciones; cualidades que permiten, a los estudiantes, la formación integral de su personalidad. 

Para que el estudiante logre trabajar de manera independiente, es indispensable que  aprenda a desarrollar las operaciones lógicas, que posibilitan la formación de los mecanismos fundamentales de los conocimientos y que contribuyen al desarrollo del pensamiento, entre las que tenemos:

Establecer vínculos casuales.

  • Determinar lo esencial.
  • Analizar y sintetizar.
  • Inducir y deducir.
  • Comparar, clasificar, abstraer y generalizar.
  • Hacer análisis histórico-lógico.
  • Hacer un análisis integral.

Estas son las operaciones que el profesor debe potenciar en los estudiantes para que pueda enfrentar y solucionar con éxito el trabajo independiente, es decir, solo a través de ellas se enseña al estudiante a aprender con independencia.

6.  Estructura del sistema de trabajo independiente.

El sistema de trabajo independiente  debe estar constituida por tres componentes fundamentales. El primero se refiere a la estructura lógica del contenido de estudio, el segundo revela los objetivos didácticos de la aplicación del trabajo independiente y el tercero tiene en cuenta los diferentes niveles de la actividad cognoscitiva de los alumnos, los cuales se ponen de manifiesto durante la realización de una u otra tarea del sistema.
Como su nombre lo indica el primer componente se refiere al sistema de conocimientos de los cuales el alumno se va a nutrir, a través de las diferentes materias tratadas en su plan de estudio. El segundo componente del sistema se fundamenta a través de los objetivos didácticos que debe cumplir el trabajo independiente, el mismo se subdivide en:

  • Trabajos independientes para el estudio del nuevo material y formación de habilidades y hábitos para la adquisición de distintas fuentes con carácter independiente.
  • Trabajos independientes para la profundización y el perfeccionamiento de los conocimientos y el desarrollo de habilidades y hábitos.

En este componente del sistema se incluyen las tareas para la casa, las que pueden estar dirigidas indistintamente al estudio de nuevos materiales, al perfeccionamiento de los conocimientos,  habilidades y hábitos y al desarrollo de la actividad creadora de los alumnos.
Al plantearse la estructura del sistema se atendió a la clasificación propuesta por el pedagogo ruso P.I Pidkasisty sobre la base de la naturaleza de la actividad cognoscitiva de los alumnos y más concretamente, de la estructura de dicha actividad. Los elementos de esta clasificación conforman el tercer componente del sistema.
De esta forma, en el tercer componente de la estructura del sistema se plantean cuatro tipos de agrupaciones de los trabajos independientes.

  • Por modelos.
  • Reproductivos.
  • Variados o productivos.
  • Creativos.

Teniendo en cuenta los resultados del diagnóstico inicial, los problemas fundamentales estaban enmarcados en la utilización del libro de texto, el trabajo en laboratorios y talleres a través  del potencial que esto representan para el trabajo independiente. Por tal motivo  los autores se refiere a los mismos.

El trabajo con el libro de texto.

El libro de texto es una fuente de conocimientos en donde el alumno toma lo que es necesario; sin embargo, el libro por sí solo no puede enseñar a los alumnos a aplicar estos conocimientos en la práctica.
El alumno cuando lee un libro, puede recordar lo leído y puede hasta memorizar un texto o una fórmula. Pero esto no es suficiente; lo más importante es desarrollar sus habilidades para que puedan utilizar lo aprendido en la solución de problemas, y esto se lo enseña el maestro.
El  texto constituye el primer documento científico que poseen los alumnos, porque en el  se plasman los avances de la ciencia hasta un momento dado. Pero la ciencia avanza  impetuosamente, lo que obliga a que el texto tenga  como función, además de proporcionar nuevos conocimientos, el desarrollo de las habilidades para aprender  a buscarlos.
Por eso es necesario enseñar los métodos  fundamentales para la utilización del texto, porque al preferir dictar notas cuyo contenido se encuentra en el mismo; dar resúmenes que frecuentemente se copian en el pizarrón, al exigir la   reproducción mecánica de lo planteado en él y las respuestas a preguntas sobre lo leído que no implica ningún razonamiento, se da una enseñanza formalista, se promueve la falta de atención al desarrollo del razonamiento, la comprensión, la imaginación, la independencia y se impide el desarrollo de los rasgos de la actividad creadora.
El desarrollo de hábitos y habilidades para trabajar con el libro de texto solo pueden alcanzarse cuando el maestro utiliza de forma sistemática este medio y exige además, no solo la reproducción de los conocimientos, sino la comprensión y el razonamiento lógico del contenido que en él se expresa.
En el proceso docente educativo, el libro de texto cumple tres  objetivos fundamentales.

  • Facilitar la fijación de conocimientos y la profundización de la información.
  • Desarrollar habilidades para el trabajo independiente de búsqueda de nuevos conocimientos
  • Consolidar los conocimientos adquiridos, perfeccionarlos y posibilitar su aplicación en la práctica.

Para el cumplimiento de estos objetivos, el maestro puede organizar actividades variadas y combinarlas según el objetivo y contenido de estudio de manera que se logre  en el alumno  el desarrollo de las habilidades que le permitan  realizarlas sin dificultad.    
La utilización del libro de texto  en la asimilación de los conocimientos puede realizarse de dos formas  diferentes:

  • Como trabajo independiente con el texto  en la clase.
  • Como tarea extraclase.

Exigencias para realizar una correcta orientación del trabajo independiente con el texto.

  • Analizar el contenido, su grado de dificultad y el tiempo del que disponen los alumnos para realizar la tarea.
  • Plantear las tareas docentes integradoras teniendo en cuenta el diagnóstico.
  • Prever las dificultades  que pueden tener los  alumnos para resolver la tarea.
  • Determinar las formas de control que utilizará para valorar los resultados.

Los ejercicios del trabajo independiente son repeticiones de acciones, tendentes a formar y fijar hábitos y habilidades, por lo que para que estos tengan un completo éxito deben responder a una serie de exigencias, entre las que tenemos:

  •  Deben responder a los resultados del diagnóstico.
  • Tiene que permitir una comprensión clara y consciente del objetivo que se persigue en la ejecución de la actividad.
  • Debe tener un carácter sistémico y sistemático.
  • Debe tener un tiempo específico de realización que esté acorde con el grado de complejidad de la tarea y las posibilidades de los alumnos.
  • Explotar los contenidos previos de los estudiantes que le sirvan de base para los nuevos contenidos.
  • Debe familiarizarse  con los medios de enseñanza propios de la profesión.

Estas tareas brindan las potencialidades siguientes:

  • Se  le  puede  dar  tratamiento  a las diferencias individuales de  los  estudiantes   a  través  de  las  tareas docentes planteadas. 
  •   Permite la asimilación activa consciente y creadora  de los contenidos propios de la profesión.
  • Posibilita el desarrollo de habilidades profesionales dentro de la misma.

7. Actividades que componen la alternativa propuesta.
Actividad 1
Reunión Metodológica (anexo I)
Objetivo  
Valorar las causas y posibles soluciones de los problemas de planificación, orientación y control del trabajo independiente fundamentando desde el punto de vista de la práctica pedagógica, las alternativas de solución a dicho problema.
Actividad 2
Taller Metodológico (anexo II)
Objetivo  
Capacitar a los profesores en la conceptualización teórica del trabajo independiente.
Actividad 3
Taller Metodológico (anexo III)
Objetivo  
Analizar los aspectos más generales del trabajo independiente de los estudiantes, enfatizando en la planificación, orientación y control de esta actividad con vista a llegar a un consenso definitivo sobre estos aspectos.
Actividad 4
Clase Metodológica Instructiva (anexo  IV)
Objetivo  
Fundamentar el tratamiento metodológico para una unidad del programa, a partir de la precisión de los componentes del proceso de enseñanza aprendizaje, concretando los programas directores, la intencionalidad política y la formación de valores, haciendo énfasis en la relación de estos con la planificación, orientación y control del trabajo independiente.
Actividad 5
Clase Metodológica Demostrativa (Anexo V)
Objetivo  
Seleccionar una clase del sistema analizado en la clase metodológica para trabajarla como demostrativa, donde se ponga en práctica el tratamiento metodológico discutido para la unidad en su conjunto y demostrar cómo se comportan, ante un grupo de alumnos, las proposiciones metodológicas hechas, proponiendo el trabajo independiente para la clase teniendo en cuenta los aspectos para su orientación.
Actividad 6
Clase abierta (Anexo V)
Objetivo  
Comprobar cómo se controla el trabajo independiente de la clase anterior y la orientación del correspondiente a la clase en cuestión, así como el trabajo con el texto.
Actividad 7
Observaciones de clases (Anexo VI)
Objetivo  
 Comprobar cómo se controla el trabajo independiente de la clase anterior y la orientación del correspondiente a la clase en cuestión, así como el trabajo con el texto.

8. Algunas consideraciones sobre los resultados del proceso investigativo.

Haciendo un análisis comparativo de los datos aportados por los instrumentos aplicados se puede llegar a las siguientes conclusiones.
Primero: la coincidencia en los criterios emitidos por profesores y alumnos evidencian que los profesores tienen en cuenta, el trabajo independiente extraclase, para el sistema de clases. (ver anexo IX).
Segundo: Los datos obtenidos ponen de manifiesto que a la hora de concebir el trabajo independiente, como tarea extraclase, los profesores atienden las diferencias individuales de los estudiantes a través del mismo por lo que podemos asegurar que la tarea es diferenciada (Ver anexo X ).
Tercero: Los profesores utilizan el marco apropiado de la clase para la orientación del trabajo independiente, evidenciando creatividad para la misma (Ver anexo XI).
Cuarto: Teniendo en cuenta las respuestas emitidas por alumnos y profesores podemos asegurar que los profesores conocen los aspectos necesarios a tener en cuenta para la orientación del trabajo independiente como tarea extraclase (Ver anexo XII).
Quinto: Revisar la tarea extraclase en el momento propicio, según los objetivos propuestos, es  el criterio generalizado de alumnos y profesores (Ver anexo XIII).
Sexto: Las características del trabajo independiente son del conocimiento de todos los profesores y todos las tienen en cuenta a la hora de planificar la actividad (Ver anexo XIV).
Séptimo: La observación a clases (ver guía en anexo XV) nos permitió corroborar las respuestas dadas a los instrumentos aplicados pues a través de ellas se constató que el conjunto de actividades incidió positivamente en los docentes ya que se mostraron creativos en la planificación, orientación y control del trabajo independiente extraclase de los estudiantes evidenciado en las características del mismo y en el momento para la orientación y control del mismo.  Es evidente que según los resultados obtenidos el conjunto de actividades resultó ser efectivo para trasformar la realidad que existía acerca de las dificultades que presentaban los docentes para planificar, orientar y controlar el trabajo independiente extraclase de los estudiantes pues al analizar los indicadores tomados en consideración nos encontramos que de un estado inicial donde la mayoría de los profesores no planificaba, ni orientaba, ni controlaba el trabajo independiente o lo hacían sin tener en cuenta las características y exigencias de este para contribuir al desarrollo de habilidades en la adquisición de conocimientos de manera individual se llega a un estado donde sucede todo lo contrario, en este estado final el claustro está concientizado con las exigencias del  trabajo independiente y además las tienen en cuenta y las utilizan en beneficio de un proceso pedagógico desarrollador. 

Conclusiones

Las dificultades presentadas por los docentes para planificar, orientar y controlar el trabajo independiente extraclase de los estudiantes se asocian, principalmente, a la falta de preparación en cuanto a los aspectos anteriores.
La alternativa didáctica incidió positivamente sobre los docentes del Departamento de Transporte, pudiéndose apreciar un cambio notable en el desarrollo de los conocimientos de los estudiantes a partir de una concepción adecuada de esta actividad por parte de los mismos.
La alternativa didáctica resulta de gran utilidad en la preparación de los   docentes para la planificación, orientación y control del trabajo independiente extraclase de los estudiantes, es objetiva, poco compleja y puede desarrollarse en la preparación metodológica de los departamentos.

Referencias bibliográficas.

  • PIDKASISTI, P. I.  La actividad cognoscitiva independiente de los alumnos en la enseñanza. La Habana. Ed. Pueblo y Educación, 1986, pág. 105.
  • KIRIUSHKIN, D. M. Metodología del trabajo independiente en las clases de Química de Séptimo grado. – Moscú. Ed. Prosviechenie, 1971, 124.
  • KLINGBER, LOTHAR. Introducción a la didáctica general. – La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 1978,  pág. 231.
  • LABARRERE REYES, GUIYERMINA. Pedagogía. – La Habana: Ed. Pueblo y Educación. 1978,pág. 101.
  • ALVAREZ DE ZAYAS, CARLOS. M. La escuela en la vida: Ed.  Félix Varela. Ciudad de la Habana. 1992, pág. 93.
  • MAKIENKO, N. I. El proceso pedagógico en las instituciones docentes de la enseñanza técnico-profesional/ N. I. Makienko y E. I. Krupitski. La Habana. Ed. Pueblo y Educación. 1969, pág. 116.

Bibliografía

  • ABASCAL, A Metodología de la enseñanza. – La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 1981 – 131 p.
  • BAXTER PEREZ,  ESTHER. La escuela y el problema de la formación del hombre / Esther Baxter Pérez, Amelia  Amador Martínez. Publicado en Compendio de Pedagogía.- La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2002.
  • BAXTER PEREZ, ESTHER. ¿Estudio individual o estudio colectivo? Publicado en Preguntas y respuestas para elevar la calidad del trabajo en la escuela.- La Habana: Ed. Pueblo Y Educación, 2002.
  • BENEOSME ARIAS, JUAN LUIS. El trabajo independiente de los estudiantes. – p 44 – 59 – En Varona. – año IV. No 8. – La Habana, enero – junio. 1982.
  • BERMUDES R. y REBUSTINO, M. Teoría y  metodología del aprendizaje: Ed. Pueblo y Educación. Ciudad de L Habana, 1996.
  • CASTAÑO FERNANDEZ, FRANCISCA. El trabajo independiente en la asignatura Idioma extranjero. – p 25 – 34. – En Varona. No.12. La Habana, enero – junio. 1984.
  • COLLAZO DELGADO, BATISTA. La orientación en la actividad pedagógica. – La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 1992 – 249 p.
  • CONCEPCION, M. R. El sistema de tareas como medios de la formación y desarrollo de concepto relacionado con la disolución en la Enseñanza  General y Media. (Tesis presentada en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas). Holguín. 1989.
  • CUBA MINISTERIO DE EDUCACIÓN. Indicaciones específicas, para la aplicación de la Resolución Ministerial 85 / 99 sobre el trabajo metodológico. – La Habana. 1999.
  • JIMENEZ, JOSE. Metodología de la enseñanza de la tecnología de los metales / José Jiménez. Emilio Marichal. – La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 1980. – 126 p.
  • KIRIUSHKIN, D. M. Metodología del trabajo independiente en las clases de Química de Séptimo grado. – Moscú. Ed. Prosviechenie, 1971.
  • ORELLANA ORELLANA, EVELIO. Trabajo independiente y creatividad. – p 40   – 44 – En Con luz propia. No.7 – La Habana. 1999.
  • PIDKASISTI, P. I.  La actividad cognoscitiva independiente de los alumnos en la enseñanza. La Habana. Ed. Pueblo y Educación, 1986.
  • RICO MONTERO, PILAR. ¿Cómo desarrollar en los alumnos las habilidades para el control y la valoración de su trabajo docente? Publicado en Preguntas y respuesta para elevar la calidad del trabajo en la escuela.- La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2002.
  • RICO MONTERO, PILAR. Algunas características de la actividad  de aprendizaje y del desarrollo de los alumnos. Publicado en compendio de Pedagogía. – La Habana: Ed Pueblo y Educación, 2002.
  • ROJAS ARCE, CARLOS. Bases para un sistema de trabajo  independiente de los alumnos. – p 64 – 76. – En Educación. – Año XII. No. 44. – La Habana, enero – marzo. 1982.
  • SANCHEZ ANTA, ALEJANDRO. Sistema de tareas docentes para el trabajo independiente en la disciplina histológica para la especialidad de medicina. Tesis presentada en opción al título académico de Master en investigación educativa. Holguín. 1998.
  • TURNER MARTI, LIDIA. Enseñar a los estudiantes a trabajar independientemente: una tarea insoslayable. – p 51 – 57. – En Varona. – No. 3. – La Habana, julio – diciembre,1979.
  • YESIPOV, V.P. El trabajo independiente de los alumnos en la clase. – Moscú: Ed. Utschpiedguis. 1965.  
  • ZILBERSTEIN TORUNCHA, JOSE. Reflexiones acerca de la inteligencia y la creatividad / José Zilberstein Toruncha, Margarita  Silvestre Oramas. Publicado en Compendio de Pedagogía.- La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2002.

Recibido: 28/04/2015 Aceptado: 21/10/2015 Publicado: octubre de 2015

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.