RESEÑAS BIOGRÁFICAS DE FIGURAS SIGNIFICATIVAS EN LA HISTORIA DE CUBA (TERCERA PARTE)

Raúl Quintana Suárez
Bernardo Herrera Martín

Márquez Rodríguez, Juan Manuel


Segundo al mando de la expedición del  yate Granma, asesinado por las tropas del régimen batistiano días después del desembarco. Nace en Santa Fe, La Habana, el 3 de julio de 1915. Sus padres contribuyeron a formar sus convicciones patrióticas y cívicas que lo llevarían a ser uno de los más activos combatientes por transformar aquella realidad. Cursa la primaria, en parte, en una escuela pública de Punta Brava y en 1928 al trasladarse con su familia a vivir en Marianao los culmina en la Academia Agramonte. En ese centro recibe la influencia del director Pelayo Alfonso que profesaba las ideas martianas. Continúa los estudios en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana. Con solo 16 años de edad, se incorpora a la lucha contra la tiranía machadista. A finales de 1931, en Marianao se incorpora al recién creado   Sector Radical Estudiantil, una organización antimachadista integrada solo por adolescentes. Funda y dirige el periódico Radical, publicación que tiene una vida efímera pues es prontamente  ocupado por la policía. Por sus labores conspirativas, el 8 de abril de 1932,  es detenido y sufre  prisión en Isla de Pinos. Con solo 17 años, es el más joven de todos los presos políticos, en el mal llamado Presidio Modelo. Convertida en poderosa arma, la pluma de Juan Manuel Márquez, halla una fuerte trinchera en el semanario "El Sol". En las páginas de ese periódico marianense, el 14 de abril de 1934, escribe un artículo, titulado “banderas a media asta”, donde expone que Cuba dejó de ser colonia española para convertirse en una factoría del imperialismo yanqui. Antes de cumplir los 20 años, comprende que la justicia social y la verdadera democracia solo se alcanzarán con la toma del poder. Estas definiciones determinan su incorporación al Ala Izquierda Estudiantil. A su vez  ingresa en la “Hermandad de los Jóvenes Cubanos”, desde donde se da a la tarea de unir a los jóvenes y educarlos en un espíritu revolucionario. La policía lo persigue y lo involucra en todas las actividades cívicas y revolucionarias que se realizan contra el gobierno en el  territorio. El 13 de marzo de 1936, es arrestado nuevamente y sentenciado a ocho años de reclusión en el presidio de Isla de Pinos. Las fuerzas revolucionarias marianenses desatan una fuerte lucha por su libertad y aunque no logran su absolución, al menos hacen que la condena sea reducida a la mitad. En virtud de una ley de amnistía, Juan Manuel Márquez sale de presidio en los últimos días de diciembre de 1937. En la búsqueda de nuevas trincheras de combate, se afilia al Partido Revolucionario Cubano (Auténtico), confiando en que la plataforma programática y el lema proclamados por este partido darían respuesta a sus  convicciones políticas y sociales. Desde las filas de ese partido despliega una fuerte campaña en todo el municipio marianense. Así, en 1941 funda la Sección Juvenil Auténtica, y en 1943, por el barrio de los Pocitos lo designan delegado a la asamblea municipal del PRC (Auténtico) cubano. En las elecciones de junio de 1944, es elegido concejal. Su impronta como luchador honesto y activo lo convierten en líder de la minoría oposicionista de la Cámara Municipal. Desde esta nueva trinchera mantiene en jaque a la administración municipal de Marianao, exigiéndole preocupación por los problemas sociales.  El 8 de enero de1945, a propuesta de este se acuerda declarar Monumento Histórico Municipal  la Fuente de los Pocitos y, también, colocar una tarja en las calles 130 y 49, entonces llamadas Luisa y Martí, para perpetuar el recuerdo de la audaz acción que, el 28 de julio de 1897, libraron en Marianao las tropas mambisas. Su honestidad y transparencia en el desempeño de su cargo es reconocida por todos. El Partido Revolucionario Cubano (Auténtico) en el poder, desde 1944, defrauda las esperanzas que depositara en él una buena parte del electorado cubano. Este, al percatarse de que Grau San Martín había incumplido con sus promesas al pueblo, renuncia a seguir militando en sus filas y hace públicas las causas de su abandono. Siempre buscando métodos más radicales de lucha, apoya los planes elaborados por el movimiento nacional revolucionario, liderado por el profesor Rafael García Bárcenas, para atacar y tomar la mayor fortaleza militar de Cuba, el  Campamento de Columbia. La acción estaba prevista para el domingo 5 de abril de 1953, y ya desde el sábado 4, Juan Manuel tenía 250 combatientes situados en distintos lugares del municipio. Todos en espera de la orden para entrar en acción. Al fracasar los planes de García Bárcenas, este luchador incansable prosigue en su enfrentamiento a la dictadura.  A partir del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, el 26 de julio de 1953, se hace más encarnizada la persecución de que es víctima a pesar de que este no estuvo vinculado al hecho. Su casa es allanada muchas veces, sin que esto limitara sus actividades conspirativas. El 28 de enero de 1955, como parte de las medidas de seguridad implantadas por el régimen el día del restablecimiento del Congreso de la República, este es detenido, acusado de conspirar contra los poderes del Estado. Pocos días después es absuelto por los tribunales. El 5 de junio de 1955, en horas de la noche, es nuevamente apresado por los sicarios del régimen que le propinan una brutal golpiza. Como consecuencia de las lesiones es ingresado en la Clínica Santa Emilia. Fidel Castro, desde las páginas del periódico La Calle, denuncia el atropello. La tarde del 7 de junio de 1955, en la clínica donde estaba hospitalizado, recibe la visita de Fidel Castro. Cuentan testigos de este hecho que Fidel, después de condenar el hecho e intercambiar impresiones con los presentes, pidió que le dejaran hablar a solas con Juan Manuel. Pleno fue el entendimiento entre los dos revolucionarios. Tanto, que el 12 de junio del propio año, al crearse la Dirección Nacional del Movimiento Revolucionario 26 de Julio, es  designado  como segundo jefe de la organización y marcha al exilio en México. Este  trabaja intensamente,  inmerso en la misión de recaudar fondos para adquirir armas y equipos de guerra, trabaja. También, junto a Fidel, participa en la búsqueda y selección de los lugares para el alojamiento y el entrenamiento de los futuros expedicionarios. Sus múltiples ocupaciones como segundo jefe, no le impiden participar activamente en el riguroso entrenamiento militar al que se someten todos. El 2 de diciembre de 1956, el Granma toca suelo cubano. Los 82 expedicionarios, exhaustos por la larga travesía y el mal tiempo, tienen ante sí las dificultades del desembarco en una zona de pantanos y manglares. Tras la emboscada de Alegría de Pino, Juan Manuel queda desvinculado de resto de sus compañeros y deambula por inhóspitos parajes acosado por el hambre y la sed, desorientado en un territorio desconocido.  Perseguido con saña por las huestes del dictador, este es capturado y posteriormente asesinado, el 15 de diciembre de 1956.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga