Calidad del agua para consumo humano: municipio de Turbaco-Bolivar, norte de Colombia

Calidad del agua para consumo humano: municipio de Turbaco-Bolivar, norte de Colombia

Carlos Alberto Severiche Sierra
Rosa Leonor Acevedo Barrios
José Del Carmen Jaimes Morales

Volver al índice

2.3 Características Microbiológicas

2.3.1 Escherichia coli

En 1885 Theodore Escherich, un pediatra alemán, describió por primera vez una bacteria encontrada en las heces de neonatos y niños sanos la cual denominó Bacterium coli commune. Posteriormente, en 1919 Castellani y Chalmers la denominaron Escherichia coli en su homenaje y desde entonces ha sido uno de los seres vivos más estudiados, de hecho gran parte de los conocimientos sobre la biología celular fueron adquiridos en estudios con este microorganismo (Donnenberg, 2002).

Según el Manual Bergey de bacteriología sistemática son bacterias Gram negativas cilíndricas con 1.1 – 1.5 µm de diámetro por 2.0 – 6.0 µm de largo que se disponen aisladas o en parejas. Conforme a la definición general de la familia Enterobacteriaceae a la que pertenecen, son bacterias quimioheterótrofas facultativas teniendo los metabolismos fermentativo y respiratorio, no forman esporas, están desprovistas de oxidasa, producen catalasa y β-galactosidasa, pueden ser móviles por flagelos peritricos o inmóviles y normalmente reducen nitrato a nitrito (Faleiro, 2009).

El género Escherichia comprende cinco especies distintas: E. coli, E. hermanni, E. fergusonii, E. vulneris y E. blattae. La especie tipo es E. coli, además es la única de las cinco con significación clínica. No obstante, E. hermanni, y E. vulneris han sido involucradas en infecciones de heridas aunque de manera muy ocasional (Blanco et al., 2002).

2.3.2 Coliformes Totales

Son bacterias en forma de bacilos, Gram negativo que pueden crecer en presencia de sales biliares u otros agentes tensoactivos. Fermentan la lactosa con producción de ácido y gas en 24 a 48 horas. La mayoría son especies del género de la familia Enterobacteriaceae, especialmente representados por los géneros tradicionales: Escherichia, Entrorobacter, Klebsiella y Citrobacter. Con la taxonomía actual la definición de coliformes involucra a un grupo heterogéneo, que comprende bacterias que pueden encontrarse tanto en heces como en el medio ambiente (suelos, aguas ricas en nutrientes y materia vegetal en descomposición), y también a especies no fecales, excepto el género Escherichia que vive solo en organismos como el hombre y animales de sangre caliente (Roldan, 2006).

Las bacterias Coliformes totales son una colección de microorganismos relativamente no dañinos, que viven en gran número en el intestino de los humanos y animales de sangre caliente. Un subgrupo especifico de esta colección son las bacterias Coliformes fecales, y dentro de ellas la más común es la Escherichia coli. Este organismo se separa del grupo total de Coliformes fecales por su habilidad de crecer a elevadas temperaturas y están asociadas solamente con la materia fecal de animales de sangre caliente (Erdal et al., 2003).

Los coliformes fecales presentan similitudes con los totales en lo que se refiere a morfología, la capacidad de fermentar lactosa, ser aerobios y anaerobios, pero difieren en la capacidad de soportar temperaturas, a diferencia de los totales, los fecales pueden fermentar lactosa con producción de ácido y gas en periodos de incubación de 24 a 48 horas a una temperatura de 44.5 ͦ C en condiciones de laboratorio (Ramos, 2011).

2.4 Normatividad Vigente

El Ministerio de la Protección Social & El Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial mediante la Resolución 2115 de 2007, señalan las características, instrumentos básicos y frecuencias del sistema de control y vigilancia para la calidad del agua para el consumo humano.

Establece los valores máximos aceptables que no podrán sobrepasar los parámetros fisicoquímicos y microbiológicos del agua para el consumo.

En primera instancia se tabularon las características físicas (ver Tabla 2) que establece el capítulo dos de la resolución, haciendo énfasis en los parámetros utilizados; en particular el artículo cuatro de este mismo capítulo, expresa que el valor máximo aceptable para la conductividad podrá ajustarse según los promedios habituales y el mapa de riesgo de la zona.

Así mismos las características químicas del agua para consumo humano en relación con los elementos, compuestos químicos y mezclas de compuestos químicos que tienen implicaciones sobre la salud humana se señalaron en la Tabla 3.

En cuanto a las características químicas del agua para el consumo en relación con los elementos y compuestos químicos que tienen mayores consecuencias económicas e indirectas sobre la salud humana fueron tabuladas únicamente aquellas que se utilizaron en el análisis como lo muestra la Tabla 4.

Además de la evaluación fisicoquímica del agua para consumo humano también es importante para la determinación de la calidad del agua evaluar las características microbiológicas de la misma. En el capítulo tres de la resolución que se ha venido tratando, se establece los estándares relacionados con las características microbiológicas, desglosándolo de acuerdo a la técnica utilizada para realizar análisis microbiológico. Para la Escherichia coli y coliformes totales, pueden ser utilizados los métodos de filtración por membrana, sustrato definido, enzima sustrato y presencia – ausencia.

Las características microbiológicas del agua para consumo humano deben enmarcarse dentro de los siguientes valores máximos aceptables desde el punto de vista microbiológico, los cuales son establecidos teniendo en cuenta los límites de confianza del 95% y para técnicas con habilidad de detección desde 1 unidad formadora de colonia (UFC) ó 1 microorganismo en 100 cm3 de muestra. En la siguiente tabla se detallaron los valores máximos de acuerdo a la técnica.

Adicionalmente el ministerio de protección social decreta algunos aspectos concernientes a la calidad del agua mediante el Decreto 1575 de 2007 por el cual se establece el sistema de protección y control de la calidad del agua para el consumo humano; a través de pautas y recomendaciones dirigidas entre otros a las personas prestadoras del servicio de distribución o suministro de agua para el consumo doméstico.