EL DESARROLLO LOCAL COMPLEMENTARIO

Mario Blacutt Mendoza

La Valoración Económica de las Existencias

Supongamos que se quiere valorar un bosque. Para el dueño del aserradero el bosque será sólo eso, un conjunto comercializable de madera, pero, para el encargado de valorarlo, ese bosque no sólo será madera, también será capacidad de producción de agua, fauna, diversidad genética, flora con recursos farmaceúticos, turismo, recrea-ción… ¿Cómo se determinarán los precios que reflejan los diferentes usos que tiene el bosque? Los Precios de mercado parecen un gran comienzo, responde Gligo, pero sólo reflejan las preferencias presentes y marginan la importancia de la demanda futura. Para solucionar este problema los economistas han pensado en utilizar los “precios sombra” los que, en estos casos, serían los precios de reposición del sistema boscoso, estimación que a su vez, trae muchas y grandes complicaciones. Hasta el  momento de ha calculado con alguna precisión los gastos en mejora de la fauna sil-vestre. Se pretende extender estos procedimientos para estimar el valor patrimonial de la diversidad ge-nética, del turismo y de la recreación. Estos estudios muestran el valor del patrimonio sobre la base de los cálculos del mantenimiento de las funciones productiva y ecosistemática.  En esta experiencia, el valor patrimonial de la madera alcanza el 83% del valor patrimonial del ecosistema en estudio, valor muy poco sensible a las demás funciones productivas y de mantenimiento del ecosistema.

Aunque sólo sea por intuición,  nos sorprendemos con el autor ante la ponderación exagerada que se da a la madera sobre la suma de las otras funciones del bosque, como ecosistema. La disponibilidad de la madera es sólo una de las funciones eco-nómicas del bosque. Quedan otras tan importantes como la fauna, la diversidad gené-tica, la capacidad de producir agua…a las que el autor se refiere en párrafo anterior. Esas funciones deben ser debidamente ponderadas sin que se las infravalore por algún malentendido de lo que puede ser medible cuantitativamente y lo que supues-tamente no puede ser. A contiuación, Gligo dice que se propone trabajar en dos tipos de ingreso: el ingreso real, que sería el ingreso bruto menos los costos económicos (No confundir con el Ingreso Real que resulta de la división del Ingreso nominal sobre el nivel general de precios) Por otra parte, se tendría el ingreso ajustado, que sería el ingreso real menos los costos ecológicos y sociales. Tanto los ingresos brutos como los costos econó-micos se calculan sobre la base de los precios de mercado, quedando la tarea, aún inconclusa, de encontrar la metodología que permita calcular los costos ecológicos y sociales.

Página anterior

Volver al índice

Página siguiente

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga