PLAN ESTRATÉGICO DE DESARROLLO SOSTENIBLE EN RED PARA RORAIMA (BRASIL)

Silvio Testa

Plan estratégico de Brasil y ODM


El gobierno brasileño fue el primero en incluir como eje central de su política pública la primera meta de los Objetivos del Milenio. Lo hizo a través del programa “Fome Zero” por el cual se creó un ministerio especial que trabaja en coordinación con otros once.
El derecho humano a la alimentación ha dado lugar a este programa que quiere ser una estrategia impulsada por el gobierno federal de Brasil para dar respuesta a la situación de difícil acceso a la alimentación de una gran parte de la población. Se trata de la implementación de manera integrada de programas, planos y acciones de emergencia y estructurales para proteger las familias pobres del posible deslizamiento hacia la indigencia.
De hecho los datos de la FAO que indican la disponibilidad de 3000 caloría por persona al día (que son 1000 más de las recomendadas para Brasil) no se corresponde con la última encuesta del IBGE sobre Presupuestos Familiares donde se desprende que el 47% de los brasileños adultos considera insuficiente la cantidad de alimentos adquiridos para sus necesidades a causa de la baja renta1 .
En concreto “Fome Zero” es una estrategia impulsada por el gobierno federal para asegurar el derecho humano a una alimentación adecuada, priorizando las personas con dificultad para acceder a los alimentos. Con esta estrategia se quiere promover la seguridad alimentar y nutricional al mismo tiempo que se contribuye para la erradicación de la extrema pobreza2 .
En relación con los Objetivos del Milenio “Fome Zero” colabora con cinco de las metas de la ONU. En primer lugar la erradicación de la extrema pobreza y del hambre; en segundo lugar alcanzar la enseñanza básica universal; en tercer lugar promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de las mujeres; en cuarto lugar reducir la mortalidad infantil; y por último mejorar la salud materna.

Así, Becas Familiares, Meriendas escolares, van junto con políticas cuyo objetivo es la emancipación económica de los beneficiarios. De esta manera los incentivos a la agricultura familiar a través del “Programa Nacional de Fortalecimiento de la Agricultura Familiar (Pronaf) quieren dar estabilidad a los trabajadores rurales, el Programa de Adquisición de Alimentos de la Agricultura Familiar quiere asegurar la salida al mercado de la producción de pequeños agricultores, además de las políticas específicas para zonas con problemáticas singulares.
El más importante entre estos programas es el “Bolsa Familia” (Beca familiar) que fue creado para atender dos finalidades básicas: Combatir la miseria y la exclusión social y promover la emancipación de las familias consideradas pobres. Se benefician de este programa las familias que tienen una renta per capita hasta 100 R$ (aproximadamente unos 35 euros) mensuales. Este programa tiene una experiencia novedosa en cuanto a colaboraciones. Por vez primera las tres esferas de gobierno – federal, estatal, municipal- unen esfuerzos para integrar políticas sociales de transferencia de renta. Con esto los Estados y los Municipios pueden complementar la beca aumentando su valor según las familias posibilitando que estas puedan participar de programas y políticas complementares que las ayuden a salir de la pobreza. Además estas colaboraciones también permiten perfeccionar el Censo Unificado que evita acogerse a muchas medidas beneficiarias a la vez.

Estrategia del BID con Brasil

 

Vamos ahora a analizar la estrategia país del BID para Brasil. Se nos habla de tres desafíos que constituyen los objetivos para el desarrollo de Brasil que son:

  1. Desafíos de crecimiento
  2. Desafíos sociales
  3. Desafíos institucionales

Para el primer desafío se quiere elevar la tasa de crecimiento del PIB per capita, lograr un crecimiento sostenido a través de un adecuado manejo de los recursos naturales. En relación al segundo desafío se trata de reducir la pobreza  y lograr mayor igualdad e inclusión. En relación al tercero se propone alcanzar una mayor participación, una mayor transparencia y control social, y la modernización del estado y el fortalecimiento de las instituciones.

La estrategia del BID para el periodo 2004-2007 para Brasil se plasma en cinco áreas prioritarias que son las siguientes:

1. Productividad e Infraestructura
2. Pobreza, Equidad y Capital Humano.
3. Condiciones de Vida y Eficiencia en Ciudades
4. Fortalecimiento institucional y modernización del Estado
5. Otros temas generales y de carácter transversal

Comenzando con las observaciones sobre este plan del BID podemos ver  que las actividades de productividad y de infraestructura (dirigidas al crecimiento) se centran en casi su totalidad en la región sur del país que como sabemos es la que tiene los índices de desarrollo más altos en relación al norte. Las actividades dirigidas a la reducción de la pobreza se reparten de forma más igualada entre norte y sur. Las dirigidas a las instituciones mayoritariamente se centran en el sur.

El Plan Plurianual “Brasil de Todos”3 (plan estratégico del gobierno de Brasil en relación al desarrollo) tiene tres mega objetivos, el primero de los cuales está dirigido al ámbito social, el segundo al económico y el tercero al democrático. Aquí la primera observación para hacer es que parece que el Plan Plurianual de Brasil está en consonancia con los análisis del Informe PNUD sobre Desarrollo Humano. De hecho las estrategias del plan de Brasil parecen querer dar respuesta a los problemas detectados por el PNUD.  La priorización del ámbito social por parte del gobierno federal parece constituir una respuesta a la advertencia del PNUD en su informe, sobre el peligro de un crecimiento que deja al margen grandes partes de la población.
El BID por su parte prioriza el crecimiento económico sobre los otros siguiendo las propias directrices e incorporando “una serie de metas cuantitativas - para atender - a lo que tanto el país como la iniciativa de Metas del Milenio han establecido como guía para el proceso de desarrollo”. 4
Por esto que en relación al crecimiento e instituciones esta entidad se centra sobre todo en las regiones más desarrolladas, para reforzar el crecimiento de estas en vista de una mayor consolidación de un desarrollo sostenido. La reducción de las desigualdades en este proceso de crecimiento queda en una posición secundaria.

Situación del estado de Roraima en los programas estratégicos.

El estado de Roraima está situado en la región amazónica en el norte del país bastante lejos (800 Km) del principal polo de desarrollo de la región norte que se sitúa en la ciudad de Manaus, capital del estado del Amazonas. A nivel económico el estado depende casi en su totalidad de los recursos federales ya que no existe un tejido industrial desarrollado ni una agricultura que vaya mucho más allá del nivel de subsistencia.

El estado de Roraima se sitúa como beneficiario de los programas federales contra la pobreza como el “Programa Bolsa Familia (PBF)”, el programa del “Sistema Único de Salud (SUS)”  que se sitúan como los más importantes entre otros de menor envergadura como por ejemplo el “Programa primer empleo”. Todos ellos, según el documento del BID, obtienen el apoyo del banco en aras al fortalecimiento de la política social del gobierno federal.
Los problemas más graves que se detectan sobre el terreno y que constituyen el mayor impedimento para la consecución de los objetivos de los diferentes programas federales son los que describimos a continuación de manera muy resumida.
La corrupción político-administrativa en la gestión pública, conocida desde antaño y puesta en evidencia recientemente por una serie de escándalos (destapados por instancias federales)  de desvío de fondos públicos en la que estaban y están envueltas las esferas más altas del poder estatal. La corrupción no sólo impide el éxito de los programas federales sino que facilita toda suerte de proyectos sin ningún tipo de planificación y de control, muy a menudo poco respetuosos con el medio ambiente, con la diversidad cultural (Roraima es tierra de muchos pueblos indígenas), con la población más desfavorecida del estado. La práctica extendida de compra de votos hace que se perpetúe en el poder una clase de políticos tradicionalmente vinculada a la situación de corrupción sostenida por una élite de familias y empresarios que mantienen su riqueza gracias a esta situación.
El desvío de fondos públicos hace que las infraestructuras se deterioren rápidamente debido a la falta de mantenimiento, así que hospitales, escuelas, carreteras, llegan a niveles a los que ya no pueden cumplir con su función.
La falta de un aparato estadístico que realice investigaciones periódicas sobre la situación socioeconómica del estado hace que muchos empresarios desvíen sus inversiones para otros lugares, que no existan datos fiables a partir de los cuales se pueda planificar, ejecutar y evaluar acciones dirigidas al desarrollo del estado tanto en su vertiente económica como humana.
El empleo informal fomentado por el mismo estado es la única salida para la inmensa mayoría de la población ya que no existe ningún plan para reducir el desempleo.
Esta realidad tiene la capacidad de dar al traste con todo esfuerzo dirigido a la mejora del nivel de vida de la población. En efecto la seriedad de los programas puestos en marcha por el gobierno federal se ve mermada, cuando no anulada, por la situación que acabamos de describir. 

Todo esto significa que Roraima por su contexto periférico tanto a nivel geográfico como de desarrollo no se beneficiará de las principales acciones del plan para el desarrollo del BID. El motivo principal es que estas están centradas, como ya hemos dicho, en su mayoría en la región del sur  de Brasil.
Sí podría beneficiarse del apoyo que el banco otorga a la política social del gobierno federal a la hora de su descentralización. Pero la realidad que antes hemos descrito constituye un importante impedimento para la efectiva realización de esta política.
Por esto podemos decir que es previsible que Brasil siga en su camino para la consecución de un  crecimiento sostenido y sin duda, la ayuda del BID en este sentido cumplirá con sus objetivos, pero no está asegurada la disminución de la desigualdad si juzgamos la situación desde el punto de vista del estado de Roraima. Las políticas sociales del gobierno federal, tendrán una aplicación satisfactoria sólo después de una fuerte lucha contra la corrupción que todavía actúa como el mayor obstáculo para el bienestar de la población.
Está claro por otro lado que el esfuerzo para disminuir la desigualdad tiene que venir de la mano del gobierno federal a través de políticas precisas y eficaces y no se puede esperar que esto sea prioridad de cualquier organismo financiero sea éste bilateral o multilateral.

1 Patrus Ananias.  Ministro do Desenvolvimento Social e Combate à Fome.Adital 15 de noviembre 2005

2 Gobierno de Brasil

3 Para conocer el contenido total de dicho Plan, ver www.planejamento.gov.br.

4 Documento del Banco Interamericano de Desarrollo. Estrategia del Banco con Brasil.
(2004-2007)

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga