PLAN ESTRATÉGICO DE DESARROLLO SOSTENIBLE EN RED PARA RORAIMA (BRASIL)

Silvio Testa

El desarrollo humano

En este apartado consideraremos los informes del PNUD el Desarrollo Humano en Brasil (IDH) de 2003 y 2004. De entrada observamos que el primero es mucho más desarrollado en sus referencias al Brasil mientras que el segundo se queda muchos más escueto y más pobre de reflexiones y detalles sobre el país. A lo largo del Informe sobre desarrollo humano  2003, en varios pasajes se cita Brasil como paradigma de desigualdad, sobre todo en lo que se refiere a la renta. Al mismo tiempo, surgen en el texto varias menciones a aspectos positivos en relación a la lucha contra el SIDA, el hambre y la miseria, así como políticas públicas dirigidas a incentivar la participación de la población con el fin de alcanzar los Objetivos del Milenio (ODM).
 
Así se presenta el índice de Gini de Brasil (0,66), que aún siendo menor que buena parte de los países africanos subsaharianos sigue siendo muy cercano al índice de Gini mundial que es de 0,61.         Otra mención de Brasil se hace comparandolo con otros países como China, México, India, afirmando que aún siendo ejemplos de grandes economías en crecimiento, dejan al margen de éste grandes regiones donde existe un alto nivel de pobreza. Por esto se advierte que un excelente progreso general no significa necesariamente que cumpla con los ODM si es alcanzado sobre la base de desigualdades entre grupos sociales, étnicos o regionales donde unos progresan y otros se quedan atrás.
A nivel regional por ejemplo la renta del 10% de los domicilios más ricos es 70 veces superior a la del 10% de los domicilios más pobres. La tasa de analfabetismo en los últimos 10 años ha caído solo del 1,2% en la región norte (del 12,4% en 1990 al 11,2% en 2001) y del 4,6% (del 11,7% en 1990 al 7,1% en 2001) en el sur aumentando así la desigualdad regional.
La tasa de mortalidad infantil es otro ejemplo de la desigualdad entre ricos y pobres. Brasil ha conseguido reducir la tasa a nivel nacional, pero (como sucede también en Bolivia, Colombia; Uganda e Indonesia) ha aumentado desigualdad de la tasa de mortalidad infantil entre pobres y ricos.

Como aspectos positivos se habla del programa “Fome Zero” del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que se pone como ejemplo por la sintonía que tiene en relación con los ODM. Otra mención positiva son las políticas de descentralización que favorecen la participación popular como es el caso de los Presupuestos participativos de Puerto Alegre que aportó grandes mejoras en los servicios. Más aspectos positivos son que el índice de pobreza humana (IPH) del país cayó desde el 15,8% de la población en 1999 al 11,4% en 2003.
Otra de los aspectos positivos es el programa nacional de tratamiento del Sida  a través de la distribución de los medicamentos genéricos. 115 mil pacientes fueron beneficiados en 2001. Las muertes por el Sida disminuyeron de la mitad. Gracias a este programa  el ahorro generado en los costes de hospitalización de pacientes supusieron la cifra de U$ 422 miliones en dos años, que cubrió casi totalmente los costes de distribución de los medicamento del programa.

            En el informe sobre desarrollo humano de 2004 veremos que Brasil sigue en su camino de crecimiento económico pero con un gran desfase respecto al  desarrollo humano. Lo primero que nos encontramos en el informe sobre el desarrollo humano de 2004 es la sorpresa de que se atribuye a Brasil un IDH de valor 0,775 que lo hace pasar, en el ranking del IDH, del puesto 65 (en 2003) al puesto 72 (en 2004) entre 177 paises. Este puesto mantiene Brasil en la parte superior entre los paises con un nivel medio de desarrollo humano. Los resultados no son comparables a los del 2003 debido a cambios en el calculo de uno de los indicadores que forman el IDH, a saber, el de la educación. A pesar de esto la educación sigue siendo la dimensión en que Brasil obtiene los mejores resultados. Tiene una media superior a la de los países latinoamericanos y proporcionalmente es más proximo a la media de los paises desarrollados. Considerando sólo el índice de educación, Brasil estaría en el puesto 62.

En la esperanza de vida (68 años) el índice subió sólo del 0,71 al 0,72 poniendo Brasil en la posición 111 , y en la renta (PPA U$ 7,770) del 0,72 al 0,73 poniendo Brasil en el puesto 63. Esta última está nueve posiciones por encima del IDH, cosa que demuestra la dificuldad del país de transformar su riqueza en bienestar social.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga