INFLUENCIA DEL TURISMO EN DESARROLLO LOCAL DE VIÑALES

Carmen Lucía Hernández Hernández

Capítulo I: Breves consideraciones teóricas sobre el Desarrollo Humano Local.

Epígrafe 1.1 Una concepción alternativa: el Desarrollo Humano.

 Desde 1972, en el Informe del Club de Roma del Proyecto sobre la  Condición Humana  se estudió el desarrollo como el proceso que experimenta una sociedad para conseguir el bienestar de la población, relacionándose de forma armónica con el entorno natural, consiguiendo así satisfacer las necesidades materiales y establecer las bases para que todo individuo pueda desplegar su potencial humano1 . Durante la década del ochenta fue evolucionando el concepto, con un sentido integral, donde se situó al ser humano y sus necesidades básicas en el objetivo supremo. Por esa misma década la CEPAL elaboró lo que en ese tiempo se conoció como concepción actualizada del desarrollo, que insistía en crecer, mejorar la distribución del ingreso, consolidar los procesos democratizadores, adquirir mayor autonomía, crear condiciones que detengan el deterioro ambiental y mejorar la calidad de vida de toda la población.2

Estas concepciones fortalecieron el discurso cualitativo que se venía produciendo hasta lograr la interpretación integral que viera el desarrollo más allá del crecimiento económico, sino que se reconociera como un proceso global, económico, social y político que tiende al mejoramiento constante de toda la población y de todos los individuos.

A partir de 1990, en los informes del PNUD se reconocen elementos novedosos dentro del desarrollo humano, tales como la visión del proceso que engloba el florecimiento de las capacidades humanas y se destaca la importancia de poner a la gente (sus necesidades, aspiraciones y opciones) en el centro de las actividades de desarrollo.3 Así el ser humano desempeña el papel protagónico dentro del proceso, concebido como motor y a la vez objeto del desarrollo por primera vez en la historia de las concepciones desarrollistas. Se le atribuye la posibilidad y la necesidad de participar activamente en los procesos de ampliación  de sus propias oportunidades. Dicho concepto tiene dos aspectos básicos: la formación de las capacidades humanas y el uso que la gente hace de ellas. Por ello, coloca al ser humano como agente especial de esos medios de desarrollo y defiende una sinergia (un todo indivisible, continuo y cíclico) dinámica entre medios y fin, entre beneficiarios y facilitadores. Logrando eso se pretende crear y mantener un ambiente propicio para que las personas puedan desarrollar su potencial y tener oportunidades razonables para llevar una vida productiva y creativa, de acuerdo con sus oportunidades y necesidades. En sentido general, el desarrollo es concebido como un proceso inherente al ser humano, que transita de un nivel inferior a uno superior, de acuerdo con cada momento histórico; e implica el crecimiento armónico de la riqueza espiritual y moral.4

Posteriormente el rasgo de sostenibilidad incluido en las nuevas concepciones de desarrollo pasó a ser el aspecto fundamental para algunos de los pensadores; llegando a construir recetas para el logro de un Desarrollo Sostenible. Este tiene su historia en la segunda mitad de los años 80, y sobre todo a partir del Informe Brundtland. 5 Desde entonces el concepto de desarrollo sostenible  se generalizó como objetivo social aparentemente deseado por todo el mundo. Quedó definido en aquel entonces como el desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras  para satisfacer sus propias necesidades. 6 Pero en los años posteriores fue ampliándose en correspondencia con las nuevas características del mundo moderno. Desarrollo sostenible como proceso integral, sistémico y complejo que tiene por objetivo, mejorar la calidad de vida de toda la población a través del desarrollo productivo integral, el desarrollo social con equidad y la participación ciudadana plena bajo los preceptos de la conservación  de la base de recursos naturales y la preservación de la calidad ambiental. En este sentido se definió como sostenible cuando es económicamente eficaz, políticamente democrático y pluralista, socialmente equitativo y medioambientalmente sano. 7

1 Informe del PNUD, 1990.

2 Márquez, Miguel. El desarrollo desde la perspectiva integral y su proyección mundial. Informe de Desarrollo Humano Local del PUND, 2004. Cátedra UNESCO de Desarrollo Humano Sostenible, Universidad de La Habana.

3 Ibídem.

4 Ibídem.

5 Se trata del informe Nuestro Futuro Común de la Comisión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo, redactado en 1987. Este informe recibe habitualmente el nombre de informe Bruntland según el apellido de la Presidenta de la Comisión, la Política socialdemócrata sueca Gro Harlem Bruntland.

6 Riechmann, Jorge. Desarrollo sostenible: la lucha por la interpretación. Documento digitalizado. Pág. 4

7 Aguilar, Aníbal. El desarrollo sostenible como instrumento para la implementación de la lucha contra la pobreza. Documento digitalizado. Pág. 3.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga