RESEÑAS BIOGRÁFICAS DE FIGURAS SIGNIFICATIVAS EN LA HISTORIA DE CUBA (CUARTA PARTE)

Raúl Quintana Suárez
Bernardo Herrera Martín

Abelardo Barroso Dargeles 



 Destacado intérprete de la música cubana. Nace en la ciudad de La Habana el 21 de septiembre de1905, en la barriada capitalina de Cayo Hueso, cuna de rumberos y soneros famosos. Desde muy joven se ve obligado a ganarse la vida en diversos oficios.  Se desempeña como chofer de alquiler,  boxeador y jugador de baseball. En sus ratos libres muy joven aún, es habitual verlo  cantar con trovadores que actúan,  por la propina, en los cafés habaneros, o con los grupos de sones que tocan en los modestos cabarets de la Playa de Marianao, reductos marginales que encuentra el son, que aún no había logrado vencer los prejuicios sociales y ser aceptado en los principales escenarios A finales de la década de 1910 y primeros años de la década del 20, el son era censurado por ser considerado “música de negros” . Incluso algunas sociedades recreativas de la clase media “de color” no permiten tocar sones en sus salones hasta ya  entrada la década de 1940. No obstante, a principios de los años veinte disminuye el hostigamiento que padecían los intérpretes  del son por parte de la policía, y comienzan a proliferar grupos musicales en barrios populares y establecimientos considerados de baja categoría. En la playa de Marianao, entre puestos de frituras y pequeños negocios, el joven  se vincula  a soneros que iban a transformar la música popular cubana a partir del nuevo ritmo, nacido en las montañas de la provincia de Oriente. Este participa activamente en el debut fonográfico de los más destacados grupos soneros de la llamada “época de oro”. En 1918 se  funda el Sexteto Habanero, primer grupo que “vistió de frac el son”, según expresión  utilizada durante décadas al referirse a esta agrupación. Progresivamente la burguesía capitalina acepta la actuación del  grupo en algunos de sus salones. El 17 de julio de 1925  se incorpora  al Sexteto Habanero, como cantante y tocador de las claves, que actuaba entonces en el exclusivo Vedado Lawn Tennis Club. El 29 de octubre del propio año el grupo logra realizar  sus primeras grabaciones en la capital para la firma RCA Victor, con uno de los sones considerados antológicos: A la loma de Belén, de Juana González de Cabrera. Estos discos se consideran entre los primeros registros fonográficos no acústicos que se realizaron en  Cuba. El 19 de marzo de 1927  este nuevamente graba con el Sexteto Habanero, esta vez en La Habana, para la firma R.C. A. Víctor, y a fines del propio año, participa en las primeras grabaciones que  realiza  en Nueva York el Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro para la compañía Columbia. Al año siguiente, este graba  con el Nacional y con el Habanero,  grupos rivales, de compañías disqueras diferentes, que competían por la supremacía en la difusión del son, que ya alcanzaba gran popularidad no sólo en Cuba, sino también en otros países en Latinoamérica, Europa y en los Estados Unidos. En 1929 se incorpora a la compañía de variedades Salmerón, que durante un año se presenta en España, en ciudades como Bilbao, Barcelona y Madrid. A su regreso a Cuba actúa como cantante de la orquesta de Ernesto Muñoz y populariza una novedad musical, el danzonete, que incorpora al final un montuno sonero. En 1933 funda con Orestes “Macho” López, a cargo del piano y de la dirección musical, la charanga López-Barroso, que alterna actuaciones con su septeto Universo, hasta 1935,  en que funda el sexteto de sones Pinín. En 1036  es  cantante de la orquesta de Andrés Laferté y más tarde, con la agrupación del pianista Everardo Ordaz. En 1939  actúa en la emisora radial capitalina, COCO, con la orquesta Maravilla del Siglo. En la década de 1940 actúa en varios shows del cabaret Sans-Souci, haciendo coros en cuadros típicos. En esos años,  los sextetos y septetos de sones apenas conseguían contratos para actuar dado que las orquestas tipo charanga parecían eran desplazadas por las agrupaciones “jazz bands” como Casino de la Playa, Riverside y Hermanos Castro, que gozaban de gran popularidad. Este  atraviesa una etapa de penuria económica que lo obliga a trabajar como pintor de brocha gorda y estibador en los muelles. En muy contadas ocasiones es contratado  para cantar sus tradicionales sones en alguna que otra fiesta particular. No obstante, en  1954  cuando tocaba la tumbadora en la orquesta de Rafael Ortega, en el cabaret Sans-Souci,  el dueño de la empresa de discos Puchito, Jesús Gorís, lo reconoce y lo invitó a su mesa. Por recomendación de Benny Moré lo invita a grabar con una nueva orquesta que acaba de contratar: la Sensación, de Rolando Valdés, ccon la cual interpreta dos de sus antiguos éxitos, Milonga española (La hija de Juan Simón) y un son de los tiempos del Sexteto Habanero “que nadie canta como él”: que obtienen gran  éxito extraordinario en el público cubano y en otros países del área del Caribe. En 1957 la agrupación recibe por ventas realizadas un Disco de Oro. Ese año mismo año la Sensación, con Barroso como su cantante estelar es contratada para actuar en Miami. En los años finales de la década de 1950, este actúa con asiduidad en programas de radio y televisión,  en los carnavales de las principales ciudades cubanas y promociona productos comerciales de gran demanda. Viaja con la orquesta Sensación a Nueva York en 1959 y 1960 y participa de un homenaje nacional que se le rinde al célebre Sexteto Habanero. Graba en 1961 un larga duración con el conjunto Gloria Matancera con arreglos de Severino Ramos donde incluye, entre otros “clásicos” del repertorio popular cubano, El amor de mi bohío, de Julio Brito, y Lágrimas negras, de Miguel Matamoros. Sus últimos registros fonográficos los realiza con la orquesta Sensación, en la década de 1960.  Abelardo Barroso se retira de la música definitivamente en 1969. Fallece en La Habana el 27 de Septiembre de 1972.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga