ANÁLISIS CONTABLE CON UN ENFOQUE EMPRESARIAL

Miguel Díaz Llanes

5.- PATRIMONIO.-

5.1.- Concepto.-

Antes de comenzar este apartado indicaremos que con el análisis patrimonial pretendemos dos objetivos. Uno identificar cuál es la estructura de nuestra empresa. Otro ver y analizar su evolución. Por consiguiente definiremos el análisis patrimonial como el que “busca conocer, interpretar y mejorar la estructura patrimonial de nuestra empresa en función de los objetivos marcados”.

5.2.- Críticas.-

Cabe hacer una doble crítica al análisis patrimonial tradicional. Primero que parte de un concepto estático de las mismas. Segundo que no matiza y ajusta las mencionadas partidas. De ello se deduce un análisis en clave del pasado y con partidas erróneas. Con lo cual llegaremos a conclusiones falsas, y sobre todo inútiles para la gestión de la empresa hacia el futuro.

5.3.- Matizaciones.-

Para evitar los efectos del apartado anterior, realizaremos una serie de matizaciones que nos posibiliten partir de un punto inicial real.

Ajustaremos el Activo con los criterios recogidos a lo largo del presente libro. Separaremos y concretaremos lo que va en el Activo a Largo Plazo y a Corto Plazo. Consideraremos el Patrimonio Neto en lugar de los Fondos Propios. Pero el Patrimonio Neto sólo deberá incluir aquellos componentes no reintegrables y que tengan una presencia real en la empresa y una correspondencia real en el Activo.

Eliminaremos cualquier partida o componente que no tenga una correspondencia real al otro lado del Balance. Sólo así nos quedaremos con unas masas patrimoniales que tengan un origen de gestión o real. Y, muy importante, eliminaremos cualquier elemento especulativo y temporal del balance.

5.4.- ¿De qué depende la estructura Patrimonial de una empresa?

Lógicamente depende de las diferentes masas patrimoniales de la empresa, pero adecuadamente calculadas. Así tendríamos el Activo en su vertiente a corto y a largo plazo, el Pasivo también a corto y a largo plazo, y el Patrimonio Neto. Todo ello con las precisiones realizadas en los subapartados anteriores.

Y algo más, el análisis patrimonial es algo dinámico y está condicionado, precisado y alterado por la gestión que haga los directivos de esos elementos patrimoniales. Esa administración lleva a su modificación de un año a otro. Y el elemento inicial que deberíamos tener presente es el margen. Entendido como el resultado final de unas políticas de ingresos y de gastos en un entorno competitivo y dependiente de la estructura actual de la compañía y de las estrategias marcadas y desarrolladas.

5.5.- ¿Cómo calcular la Estructura Patrimonial?

Lo haremos relacionando las distintas masas patrimoniales una vez ajustadas. Así pondremos en liza el Patrimonio Neto con el Activo y el Pasivo tanto los totales como a largo y a corto plazo. También veremos la composición interna del Activo y del Pasivo. Además comprobaremos el uso que se hace del margen. Concepto que va mucho más allá de un mero reparto de beneficios.

Por último intentaremos deducir el grado de solidez de la empresa bajo distintos puntos de vista.

5.6.- Indicadores.-

Nuestra propuesta de índices para conocer la Estructura Patrimonial de una empresa en aras a una mejor evaluación y gestión, es la siguiente:

Activo Largo / Activo Total

Activo Corto / Activo Total
Activo Corto / Activo Largo

Pasivo Largo / Pasivo Total

Pasivo Corto / Pasivo Total

Pasivo a Corto / Pasivo Largo

Pasivo / (Pasivo + Patrimonio Neto)

Patrimonio Neto / (Pasivo + Patrimonio Neto)

Pasivo Largo / Activo Largo

Pasivo Corto / Activo Corto

(Pasivo Largo + Patrimonio Neto) / Activo Largo

Patrimonio Neto / (Activo/Pasivo)

Patrimonio Neto / (Pasivo/Activo)

Margen / Patrimonio Neto

Margen / Activo

Margen / Pasivo

Activo / Pasivo

Activo / (Pasivo+Patrimonio Neto)

Pasivo / Activo

5.7.- Interpretación.-

El primero mide la capacidad productiva de la empresa.

El segundo indicador que proponemos valora los elementos no productivos en sentido estricto de la compañía.

El cociente número tres complementa a los dos anteriores.

El cuatro informa sobre el endeudamiento a largo plazo de la sociedad.

Por su parte el siguiente lo hace bajo la óptica a corto plazo.

El sexto es el complementario de los dos precedentes.

El indicador número siete nos indica qué parte de nuestra financiación es la exigible.

El octavo es el complementario, informa sobre qué parte de nuestra financiación es no exigible.

En noveno lugar tenemos un índice que vincula la financiación exigible a largo plazo con los elementos productivos y permite ver, junto a otros indicadores, la racionalidad de nuestra política financiera.

El siguiente, si además tenemos en cuenta el tema del coste financiero, es una manifestación de lo que nos cuestan nuestros elementos no productivos.

El onceavo completa al noveno y nos permite analizar qué parte del activo a largo plazo está financiado a coste cero (bueno hay que matizar este aserto porque en realidad hay un coste de oportunidad con la financiación con Patrimonio Neto).

El indicador doce lo vemos muy interesante y útil porque nos informa de la Solidez económica de la empresa. Si el Activo es el componente económico y productivo de la empresa, y lo relacionamos con la financiación obtenemos una medida de la solidez actual. Pero si a su vez relacionamos con este cociente el Patrimonio Neto, podemos ver si en el futuro, continuará esa solidez económica. Los fondos del futuro se encuentran en el Patrimonio Neto. Es una forma de informar de la Solidez Económica.

En cambio el siguiente índice vemos un denominador inverso. Ese denominador nos indica la respuesta financiera a nuestros elementos económicos. Por consiguiente el indicador global es una visión del respaldo financiero que tiene la empresa y que viene dado por su Patrimonio Neto. El Patrimonio Neto es la garantía financiera más importante y sólida, y final para la estructura económica y para su financiación externa. Es una forma de informar de la Solidez Financiera.

En el cociente entre Margen y Patrimonio Neto podemos ver algo más que lo típico. Un resultado creciente es un indicativo de una mayor solidez económica y productiva de la empresa a medio plazo, ya que a medio plazo se producirá nuevas inversiones.

El siguiente, si crece, indica una descapitalización productiva a corto plazo o una mejora financiera. A medio plazo puede significar un incremento de los activos. Si es alto puede indicar una política de la empresa orientada a la remuneración del accionista por encima de mejorar y ampliar la estructura económica de la compañía.

Siguiendo con esa línea argumental el siguiente indicador, en el caso de que creciera, podría indicar a corto plazo que el endeudamiento se reduce. A medio plazo puede informar que existen unas posibilidades añadidas de endeudamiento vinculadas a inversiones. Si por el contrario disminuye podríamos interpretar que la empresa ha optado por remunerar a los accionistas en lugar de reducir su deuda.

El cociente Activo sobre el Pasivo y el Activo sobre Pasivo mas Patrimonio Neto constituyen una forma de calcular la capacidad productiva y la capacidad productiva neta y ello teniendo en cuenta complementariamente el coste del endeudamiento de la sociedad.

Por último la relación de Pasivo por Activo es una medida del endeudamiento de la estructura productiva de la compañía.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga