DESARROLLO, SUSTENTABILIDAD Y TURISMO: UNA VISIÓN MULTIDISCIPLINARIA

José Octavio Camelo Avedoy
Luz Angélica Ceballos Chávez

¿Qué se globalización?

 

“La globalización significa los diferentes procesos en virtud de los cuales los estados se entremezclan e imbrican mediante los actores transnacionales con sus probabilidades de poder, orientación, identi- dad y entramados diversos” (Beck, 2008, p. 34).

Beck considera al proceso irreversible y señala tres graves consecuen- cias: aumento de la brecha entre la pobreza y la riqueza, daño en la ecología del planeta y conflictos transculturales.

Los turistas como los demás representantes del comercio mundial, son agentes de contacto entre dos culturas asimétricas e interdepen- dientes, son inductores del cambio, sobre todo en las regiones menos desarrolladas del planeta (Nash, 1989).

El conocimiento de nuevos sitios que representan zonas de interés tu- rístico, por diversos motivos aumenta el flujo a los destinos que pueden representar centros de atracción para una sociedad que comparte el len- guaje, el sistema de vida y las ansias incontrolable de consumir.

Las zonas turísticas se convierten en los periodos vacacionales, en escenografías que ofrecen al turista consumidor un mundo ficticio que justifica su costo.

En esta sociedad globalizada, las necesidades de consumo son indu- cidas por los medios masivos de comunicación, por eso los destinos de alta movilidad turística deben contar con islas de franquicias -cla- ramente identificables por íconos de la modernidad- que ofrezcan los productos previamente condicionados en la mente de los ciuda- danos, para que éstos puedan viajar con la rutina a cuestas.

En la economía mundial el turismo representa un papel prioritario, lo que ha dado lugar en los países desarrollados al surgimiento de ciudades como Las Vegas, que tienen este fin específico, también ha motivado la reingeniería urbana de grandes urbes que ahora mues- tran un rostro histórico, cultural, de aventura o entretenimiento, en- tre estos casos se pueden citar: Londres, París, Roma y Nueva York. La derrama económica que el turismo representa para estos países es superior a la que perciben por este mismo concepto las economías emergentes, lo que justifica los costos de transformación de estas mega urbes.

Para las economías emergentes con un bajo nivel de crecimiento, el turismo es una opción de desarrollo alternativo, pero puede implicar transformaciones radicales que impactan de diversas maneras tanto a los sistemas ecológicos como a los habitantes de las zonas.

El turismo cumple la función de integrar a las localidades aisladas y poco desarrolladas a la economía de mercado occidental, pero al mismo tiempo puede influir en la cultura y la organización social. El impacto es aún mayor cuando se trata de áreas protegidas, reservas ecológicas o asentamientos étnicos. En estas zonas, los habitantes se integran de manera forzada a las variables que ofrece el turismo alternativo, que pueden ser: de aventura, de ecoturismo, de turismo étnico y de turismo de la naturaleza, entre otros. La inserción de los grupos étnicos en la nueva economía de mercado es a pequeña escala, pero los cambios que esto provoca en sus estilos de vida son enormes: se les “recicla de cazadores a guías”, se les imponen nue- vos hábitos de consumo y se les mantiene como parte del escenario local (Cesar y Arnaiz, 2004, p. 310).

En la actualidad se manifiesta la tendencia hacia la dispersión y frag- mentación del territorio urbano, tanto en el aspecto social como en el administrativo, esta dispersión implica redes de difusión de infor- mación, de cultura y del poder de decisión.

Sin la globalización, entendida como un modelo de consumo, opera- ción financiera, forma de vida, imaginarios colectivos y tecnologías transformadoras, que han revolucionado las comunicaciones, no se- ría posible la constitución de estas nuevas ciudades, cada vez más ilimitadas en el espacio (César y Arnaiz, 2002).

Las nuevas actividades y la tecnología, integran también a las zonas rurales tradicionalmente aisladas, dando lugar a la separación de iden- tidad y territorio, fenómeno al que se le denomina desterritorialidad.

La globalización acelera este proceso al remplazar la producción tra- dicional agrícola por los nuevos sistemas de producción sustentados en la tecnología y la inversión de grandes capitales. Estos cambios estructurales modifican el concepto de territorio y la apreciación del mundo rural.

Las nuevas teorías sobre territorialidad se fundamentan en la “su- peración del binomio lugar-identidad y la nueva ocupación produc- tiva, y también en la percepción del espacio de quienes lo habitan. Los neo-rurales tratan de reproducir el espacio rural en oposición a su vida urbana en un intento de apropiación simbólica” (González, 2004, p. 11).

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga