EVALUACIÓN DE LA VULNERABILIDAD DEL SECTOR PRIMARIO REGIONAL ANTE EL IMPACTO DE LA VARIABILIDAD CLIMÁTICA

Ricardo Jesús Ramírez Castillo
Eduardo Meza Ramos

La producción del sector primario en la zona de estudio.

Con el propósito de determinar el nivel de producción del sector primario en la región se utilizaron estas variables en el análisis de la actividad económica de las unidades productivas dedicadas a la producción agropecuaria en la zona de estudio. Son los datos obtenidos por medio del Sistema  Estatal y Municipal de Bases de Datos (SIMBAD) del  INEGI que datan del año 1994 hasta el año 2009.


Tabla 10 . Variables del sector primario consideradas en el análisis de actividad del sector en la zona de estudio


Variables  Sector agropecuario y forestal

Clave utilizada en el programa SPSS para el análisis

Superficie sembrada por principales cultivos (hectáreas)

S_S_prin_cul

Superficie cosechada por principales cultivos (hectáreas)

S_cos_pri_cul_hec

Valor de la producción por principales cultivos (miles de pesos)

Vl_pro_pri_cul

Superficie sembrada de riego (hectáreas)

Sup_S_R_h

Superficie sembrada de temporal (hectáreas)

Sup_S_te_h

Unidades productivas con actividad de cría y explotación de animales

u_ec_ga

Volumen de la producción de cárnicos (toneladas)

V_pro_car_t

Valor de la producción de carne en canal (miles de pesos)

Va_prod_car_mil_

Volumen de la producción forestal maderable (metros cúbicos rollo)

V_pro_fo_ma_m2_

Valor de la producción forestal maderable (miles de pesos)

Vl_pro_ma_mi

Fuente: elaboración propia con datos de INEGI y SIMBAD 2009

Dentro del análisis de la producción del sector primario una de las principales variables a considerar es la que se refiere a la superficie medida en hectáreas  dedicada al cultivo de los principales granos y hortalizas. El SIMBAD, proporciona la información relacionada con la producción a partir del año de 1994 hasta el año 2009 inclusive, los datos obtenidos son relativos a la  superficie sembrada y  cosechada para período agrícola, con el programa SPSS se hizo una categorización de los datos para dichas variables y  fueron contrastadas en varios estadísticos descriptivos para encontrar relaciones que  permitan identificar patrones en los datos.
Se presentan los datos en categoría estatal, y municipal y los análisis descriptivos son el diagrama de tallo y hoja con el análisis de la superficie sembrada y cosechada y los principales cultivos estatal y municipal, el histograma de la producción de principales cultivos  y el análisis de Q-Q normal de la superficie sembrada principales cultivos estatal y municipal.  Por ser extensos en su presentación se ubicaron en el anexo 2 presentando en esta sección sólo algunas gráficas que muestran las principales características de la producción.

Producción agrícola

En la gráfica de superficies cosechadas y sembradas, se puede observar ciertas tendencias de crecimiento en la superficie utilizada para cultivos principales en los municipios de Puerto Vallarta y Cabo Corrientes en la gráfica 5 puede apreciarse como la superficie utilizada en actividades agrícolas se incrementó durante el año de 1996 en los que SIMBAD da registros de 877 hectáreas  para Cabo Corrientes y el siguiente año se presentan datos de 35,894 hectáreas un incremento en la superficie sembrada de 35,014 hectáreas.
Por otra parte el municipio de Puerto Vallarta presenta una circunstancia similar con datos del año de 1995 de superficie sembrada de principales cultivos por 4,398 hectáreas y se observa un incremento de 17, 988 hectáreas, en el año siguiente y otro incremento importante de 11,829 para llegar a 34,215 hectáreas.
El municipio de Compostela muestra una panorámica diferente ya que al inicio del análisis era el líder de producción agrícola de la zona de estudio al contabilizar 32,932 hectáreas en el año de 1994 de superficie sembrada, salta a la vista el hecho de que se cosecha en ese mismo período un total de 32,144 hectáreas con 788 hectáreas sembradas que no se cosecharon, y se observa una disminución gradual de la superficie sembrada y cosechada a lo largo de un período de 10 años, siendo hasta el año de 2004 donde se observa que llega hasta las 38,721 hectáreas sembradas de las cuales se cosecharon 36,821 hectáreas, cantidad menor en 1,900 hectáreas siniestradas. El municipio de Bahía de Banderas presenta un promedio de superficie sembrada constante a lo largo del período de estudio, con una disminución media en el largo plazo, provocado en su mayor parte por la creciente mancha urbana del municipio y las plagas que azotan la región. Es notable la variabilidad entre la superficie sembrada y cosechada en los períodos de 2006, que llegó a 1,465 hectáreas y la diferencia que se observa entre la superficie sembrada entre el año de 2006 y 2007 que disminuyó en 3,106 hectáreas para recuperarse al siguiente período ya que durante el año de 2008 se llegó a 8,359 hectáreas sembradas.

El Valor de la producción agrícola de los principales cultivos muestra una alta variabilidad a lo largo del período de estudio, algunos municipios de la región han mantenido un  crecimiento sostenido del valor como es el caso del municipio de Compostela que ha incrementado el valor de su producción al pasar de 127’207,000 de pesos en 1994 para llegar a 609’913,000 de pesos constantes al período de 2009.

El municipio de Cabo Corrientes agregó una gran cantidad de tierras al cultivo en un período de tres años, a partir de 1995 se incrementa su ingreso en una manera espectacular al pasar de 633,000 pesos a la suma de 277’865,000 pesos para el período de 1998. Se observa una disminución importante en la suma obtenida en el período inmediato al llegar solamente a 85’381,000 pesos. Esto puede explicarse como resultado de la alta variabilidad climática provocado por el fenómeno de “El Niño” que afectó una gran parte de las tierras sembradas de temporal en ese período, ya que los valores disminuyen en todas las variables analizadas.
El municipio de Bahía de Banderas, muestra una constante en el crecimiento en el valor de su producción durante los primeros cuatro años del período analizado al pasar de 49’452,000 pesos en 1994 hasta obtener 225’578,000 pesos en el año de 1997 con una disminución importante en los dos períodos inmediatos obteniendo sólo 159’652,000 pesos en 1998 y 139’841,000 pesos en 1999 observándose una recuperación y un cenit de ingresos por 319’256,000 pesos en el año de 2004 y una constante variabilidad en los ingresos de los períodos subsiguientes motivados por el cambio en el uso del suelo de las zonas agrícolas y el incremento del nivel de urbanización.  La superficie agrícola de la región es mayoritariamente regada por las lluvias que se presentan en el período que abarca los meses de junio a octubre.

Los municipios que tienen mayor proporción de tierras agrícolas de temporal  son Cabo Corrientes, con 99.8% del total de tierras de cultivo, Compostela que presenta una proporción importante de tierras  de temporal, por ejemplo durante el período de cosecha del año de 1994 de un total de 32,932 hectáreas sembradas 66.6% fueron de temporal, manteniendo una tendencia constante a permanecer entre los valores de 60 a 80% del período de análisis.
El municipio de Puerto Vallarta muestra por el contrario una décima parte en promedio de sus tierras como de riego, con algunas temporadas que han llegado hasta los 23 puntos porcentuales. En el municipio de Bahía de Banderas encontramos la mayor proporción de tierras de riego de la región, con un promedio de 65% de la tierra cultivada, siendo esta una constante a lo largo del período analizado.

Producción pecuaria

La explotación y cría de animales es una actividad que se realiza en los cuatro municipios de  la región de estudio. De acuerdo con los datos del VIII Censo Agropecuario 2007 se reportaron un total de 1286 unidades productivas en la región de estudio. De acuerdo con datos del INEGI (2010) el municipio que tiene el mayor número de unidades productivas dedicadas a este rubro es Compostela con 765 seguido del municipio de Puerto Vallarta con 589. Bahía de Banderas tenía registrado en el año censal 242 unidades productivas con esta actividad y el municipio de Cabo Corrientes 168. Se puede ver las cantidades censadas en la tabla 9  en las cuales es de resaltar las cantidades de ganado vacuno como la actividad de explotación y cría principal.
En la grafica   se presentan los resultados de la producción de cárnicos en la región durante el período de 1994 hasta 2009. Se observa que el volumen de producción muestra una tendencia positiva en toda la región. Se observa que el municipio de Puerto Vallarta obtuvo crecimiento en su volumen de producción sobresaliente durante el lapso entre el año 2000 y 2005 en los cuales su producción registro incrementos importantes para después caer por debajo de la media general de la producción y convertirse en el último en cantidad por toneladas y valor producido.


Tabla 11 . Unidades económicas con actividad pecuaria y existencias de animales por municipio año censal 2007


VIII Censo Agrícola, Ganadero y Forestal 2007.

Cabo Corrientes

Puerto Vallarta

Compostela

Bahía de Banderas

Unidades económicas con actividad ganadera

168

589

765

242

Existencia  ganado Bovino

13,599

12,697

53,630

21,955

Existencia  ganado porcino

322

959

2,792

1,513

Existencia  ganado ovino

489

560

3,919

1,485

Existencia  ganado caprino

411

296

1602

655

Existencia  ganado equino

764

317

2,796

1,320

Existencia de aves de corral

7,414

9,561

72,903

17,042

Fuente: elaboración propia con datos del INEGI

Producción forestal

La producción forestal de la región se concentra en los municipios de Cabo Corrientes y Compostela ya que ahí se ubican las mayores reservas de áreas de selva y bosques. Existe gran variabilidad en los volúmenes de producción en el período analizado con un incremento importante de producción forestal en rollo, durante los años en que se abrieron nuevas tierras al cultivo, notándose gran variabilidad en los volúmenes de producción interanual. Un problema que se enfrentó en este análisis es la falta de información de algunas variables y se presentan datos para aquellos casos (años) sobre los que se obtuvo información.
El valor de la producción maderera en la región es significativa en el municipio de Cabo Corrientes que presenta gran variabilidad en las cantidades obtenidas, resalta el crecimiento de la  producción entre el año 1998 al año 2001, cuando se observa un incremento importante al alcanzar la cifra de 17’548,000 pesos que muestran que  2003 fue el pico de la producción referida, los demás municipios, Puerto Vallarta, Bahía de Banderas y Compostela no muestran la misma dinámica y su producción es significativamente menor. 

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga