EVALUACIÓN DE LA VULNERABILIDAD DEL SECTOR PRIMARIO REGIONAL ANTE EL IMPACTO DE LA VARIABILIDAD CLIMÁTICA

Ricardo Jesús Ramírez Castillo
Eduardo Meza Ramos

Capítulo IV
 

Aplicación de la Metodología de Componentes principales

Cabe tener en cuenta que en los estudios de variabilidad y cambio climático,   “se requiere seleccionar las regiones de estudio, los sectores por analizar y el marco temporal.  Los estudios pueden realizarse a escala local, regional, estatal,  por país o global”. (Conde, 2003a:2-9) En general se espera que los resultados permitan realizar evaluaciones de posibles impactos del cambio climático en regiones definidas como: a) unidades administrativas (distritos, municipios, estados) b) unidades geográficas (como cuencas, planicies, lagos), zonas ecológicas (bosques, manglares), d) zonas climáticas (desiertos, zonas de monzón), d) regiones sensibles (costeras, nichos ecológicos, comunidades marginales) (IPCC, 1992; Benioff, 1996, citado en Conde, 2003a: 2-9).

Diagnóstico socio-demográfico de la región de estudio

En términos demográficos la población de la región ha experimentado un crecimiento acelerado en los últimos veinte años, para el año 2010 se estima que vivían 1’084,979 personas en el estado de Nayarit (199,604 habitantes en los dos municipios que son nayaritas en la zona de estudio, Compostela y Bahía de Banderas); y 7’350,682 personas en el estado de Jalisco (265,315 en los municipios de Puerto Vallarta y Cabo Corrientes) sumando un total de 465,315 habitantes registrados en los cuatro municipios objeto de estudio los cuales representan el 18.13% de la población total de los dos estados.
Demográficamente  la región ha experimentado un crecimiento importante ya que se estimó que viven en los cuatro municipios de la región al último censo 465, 314 habitantes  en comparación con los 269, 235 habitantes que había en 1995,  registrando un crecimiento de 58% y una tasa anual de 2 por ciento, superior a la media nacional. Se observa que la región tiene una distribución poblacional muy heterogénea, debido a que hay municipios que concentran más de la mitad de la población para el año 2010; como Puerto Vallarta y Bahía de Banderas que juntos alojan al 82.7% de la población total de la región.     
Se observa que la distribución de la población de 1995 a 2010 no ha variado en términos porcentuales, con excepción de Bahía de Banderas que experimentó el crecimiento anual más significativo del grupo. Por otra parte, la densidad de población en  el municipio de Cabo Corrientes  no ha tenido cambios importantes (COEPO, 2011).
Tabla 7 . Población total y tasa de crecimiento poblacional en los  municipios de la zona de estudio durante el período comprendido entre el año 1995 y el año 2010


Municipio

Población 1995

Densidad  población año 1995
hab/km2

Población 2010

Tasa de creci-miento de la población1995-2010

Densidad  población año 2010
hab/km2

Cabo Corrientes

8,744

5.6

10,029

 1%

6.5

Puerto Vallarta

 149,876

220.2

255,681

 4%

375

Bahía de Banderas

47,077

61.3

129,205

2%

168

Compostela

 63,537

33.5

70,399

 .4%

37

Fuente: elaboración propia con datos de INEGI, (1995, 2010)

Las unidades productivas en la región de estudio.

El nivel de uso de los recursos naturales en los procesos productivos es un indicador confiable del grado de vulnerabilidad que presenta  una región ante la variabilidad climática. Con el propósito de identificar el uso del territorio para actividades económicas relacionadas con el sector primario se  elaboró una tabla que muestra las áreas de superficie que las distintas formas de  tenencia de la tierra, ejidal, comunal, privada y pública ocupan dentro del área de estudio,  y se presentan en la siguiente tabla distribuidos por municipio.


Tabla 8. Superficie total en hectáreas de las unidades de producción según régimen de tenencia de la tierra en la región de estudio


Forma de propiedad

Compostela

Bahía de Banderas

Puerto Vallarta

Cabo Corrientes

Totala

134,967.83

41,278.45

40,112.39

48,506.19

Ejidal

107,527.39

36,249.60

31,802.89

11,784.15

Comunal

9,224.05

1,116.64

2,014.78

32,090.43

Privada

18,200.89

3,645.05

6,205.26

4,628.11

De colonia

0.00

0.00

0.00

0.00

Pública

15.50

267.16

89.46

3.50

Fuente: elaboración propia con datos de INEGI (2007).
 
Esta distribución muestra que el municipio de Compostela tiene dedicadas a las actividades del sector primario el 71.2% de su territorio de 189,515 hectáreas que se encuentran distribuidos entre las distintas formas de tenencia de la tierra, siendo de naturaleza ejidal,  el 56.7%, seguida por la propiedad privada que es 9.6%. Por su parte, el municipio de Bahía de Banderas, muestra que se tiene registros de tenencia un 53.7% del territorio con 41,278 hectáreas, como predios agropecuarios del total municipal de 71,754, siendo la forma de tenencia mayoritaria la ejidal, con un 77.3% de la superficie dedicada a estas labores.
El municipio de Puerto Vallarta presenta un panorama similar al anteriormente señalado, siendo el 58.9% de su territorio con vocación agropecuaria, con 40,112 hectáreas de 78,042 de superficie total. De las 40,112 hectáreas con distintas formas de tenencia de la tierra, la propiedad ejidal abarca el 79.2% del total de la tierra dedicada a las actividades del sector primario. El caso del municipio de Cabo Corrientes es singular, ya que siendo el segundo municipio en extensión territorial con 154,052 hectáreas presenta que sólo el 31.2%, 48,506 hectáreas de su superficie está registrado como parte de la superficie de las unidades de producción del sector primario. Se puede hacer notar también que en este municipio es donde mayor superficie se tiene de tierras comunales con 32,090 hectáreas que representan el 66.1% de la superficie de las unidades de producción.
Son consideradas en el VIII Censo Agrícola, Ganadero y Forestal   como  unidades de observación y las viviendas con cría y explotación de animales de la siguiente forma: Unidad de Producción. Es el conjunto formado por los terrenos con o sin actividad agropecuaria o forestal en el área rural o con actividad agropecuaria en el área urbana, ubicados en un mismo municipio; los animales que se posean o críen por su carne, leche, huevo, piel, miel o para trabajo, independientemente del lugar donde se encuentren; así como los equipos, maquinarias y vehículos destinados a las actividades agrícolas, pecuarias o forestales; siempre que durante el período de marzo a septiembre de 2007, todo esto se haya manejado bajo una misma administración; b) viviendas con cría y explotación de animales corresponde a las unidades de observación con cría y explotación de animales, sin terrenos fuera del poblado (INEGI, 2007).


Tabla 9 . Unidades productivas y su actividad agropecuaria principal


Municipio

Unidades productivas con actividad agropecuaria o  forestal

Agricultura 

Cría y explotación de animales

Corte de árboles

Recolección de productos silvestres

Otras activi-dades

Compostela

5,519

4,666

765

4

4

80

Bahía de Banderas

2,077

1,704

242

7

1

123

Puerto Vallarta

743

589

113

1

1

39

Cabo Corrientes

678

442

168

6

0

62

Fuente: elaboración propia con datos de INEGI (2007).
Como se puede observar en la tabla 9, Compostela es el municipio con una mayor preponderancia de actividades del sector primario, por el número de unidades productivas dedicadas a estas actividades, ya que de acuerdo con los datos del VIII Censo Agropecuario y forestal en el 2007 se registraron 5,519 unidades productivas de las cuales, el 84.5% se dedican a la agricultura como actividad principal. Le siguen en importancia aquellas unidades productivas con actividades de cría y explotación de animales, con 13.8% del total (INEGI, 2007).
El municipio de Bahía de Banderas le sigue en importancia a Compostela en cuanto al número de unidades productivas que se dedican a las actividades relacionadas con el sector primario al contabilizar en el VIII Censo Agropecuario y Forestal 2007 la suma de 2,077 unidades productivas dedicadas a estas actividades. El municipio de Puerto Vallarta en cambio muestra una disminución importante en la cantidad de unidades productivas dedicadas a dichas actividades como resultado de la expansión de la mancha urbana que ha ocupado terrenos ejidales en las proximidades de las zonas turísticas y modificado el uso de suelo. Se encuentran 743 unidades productivas dedicadas a dichas actividades, de las que destacan 589 dedicadas a la agricultura como actividad principal, 79.2% del total y un 15% dedicadas a actividades relacionadas con la cría y explotación de animales.
Es importante hacer notar que las unidades productivas que se dedican a la recolección de productos silvestres es sólo una, siendo esta una actividad económica importante en los años de 1920 a 1960 período durante el cual se recolectaba el Chilte, coco de aceite y maderas preciosas (Guzmán-Mejía y Anaya-Corona, 2009).
Por último el municipio de Cabo Corrientes presenta una panorámica diferente de los municipios anteriores, ya que los factores topográficos y la escasa población que habita el municipio, están censadas 678 unidades productivas de las cuales se dedican a la agricultura 442 como actividad principal y representan el 66.1 % del total. Así mismo, se muestra que se dedican a actividades de cría y explotación de animales, un 38.0 % de las unidades productivas encontradas con una suma de 168. 

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga