EL DESARROLLO DE LA SOCIALDEMOCRACIA EN ALEMANIA: 1980-2009.

Vilma Spengler Calderín

2009: La Socialdemocracia alemana en declive.

El 7 septiembre de 2008 se produjo una reunión de SPD en Weder, cuyo objetivo era aprobar el documento base para la campaña electoral, con vistas a las elecciones federales del 27 de septiembre de 2009. Sin embargo en el encuentro una vez más salieron a relucir las divisiones del partido que han marcado su vida interna en los últimos años. Kurt Beck primer ministro de Renania-Palatino renunció a la presidencia del partido, la dimisión tomó por “sorpresa” a los miembros de la dirección y a otras figuras prominentes del partido. El entonces Ministro de Asuntos Exteriores Frank-Walter Steinmeier, considerado en ese momento el político más popular del SPD, aprovechó la reunión para hacerse nombrar candidato. La forma en que las noticias salieron a la luz, dejaron entrever que la prensa conocía la información de antemano y que esta había sido filtrada por Steinmeier y sus partidarios; la revista Der Spiegel informó que Steinmeier sería el candidato y que esto había sido acordado entre él y Beck días antes de la reunión. La nominación se publicó sin haber sido aprobada por la dirección del partido, provocando la indignación de los asistentes a la reunión. Después se supo que Beck se había reunido con Steinmeier (en una reunión alterna) y otros dirigentes para decidir el candidato y presentar su dimisión. Supuestamente él debió dar la información a la prensa; pero se retiró antes, un vocero informó a la prensa que Steinmeier asumiría provisionalmente la dirección del partido y que se convocaría a un congreso extraordinario para “elegir” a Franz Müntefering1. En octubre de 2008 se realizó un congreso extraordinario para elegir al nuevo presidente, como era de esperar fue electo nuevamente Franz Müntefering, quien había renunciado a ese mismo cargo tres años antes. Fue electo con la esperanza de que pudiera con su experiencia, unir a un partido cada vez más fragmentado y débil. La Gran coalición con la CDU/CSU había dañado más al partido, los sondeos lo demostraron y se confirmó que los resultados de los comicios regionales eran un aviso de lo que se avecinaba, es por ello que en una maniobra política para restar fuerza a La Izquierda en el este, acercarse a Los Verdes y distanciarse de su aliado en el gobierno, Franz Müntefering, propuso la elaboración de una nueva constitución para la República, teniendo en cuenta que la de 1949 no satisfacía a todos, por las diferencias que existían entre los alemanes del  este y los del oeste, Wolfgang Thierse dijo sobre esto;
...seguimos enfrentando una serie de enormes desafíos. Las consecuencias de largo plazo del desempleo, el peligro de la pobreza en la tercera edad, la persistente emigración, el envejecimiento de la población (aún más que en la parte occidental) – todo esto son sólo algunos de los problemas que actualmente nos ocupan. Un tema ingrato que afecta de manera especial el sentido de justicia de los alemanes orientales es el de los salarios que en la parte oriental siguen siendo notoriamente más bajos que en Alemania occidental. Si bien se ha logrado un nivel de asimilación significativo, está todavía no es total. Hoy, los trabajadores y empleados en Alemania oriental ganan en promedio sólo un 80% del nivel salarial de Alemania occidental (en 1991 sólo era un 50 %!)2
Müntefering sabía que la situación del partido era crítica de cara a las elecciones, sabía que debían ganar más electores en el Este; los cinco estados federados orientales habían votado contra los recortes de los subsidios de desempleo en el Bundesrat, al igual que el PDS que además fue el segundo partido en la región y fue el que más personas movilizó contra las Agenda 2010. De esta forma Müntefering, uno de los paladines y aliado incondicional de Schröder en la aplicación de las reformas, reconocía como habían afectado la imagen del partido las mismas, entonces cambiaron el discurso para atraer a los electores que habían perdido o  se abstuvieron. Por su parte Steinmeier, declaró a la prensa, que el SPD “necesita un nuevo comienzo con un nuevo centro", así como "el fin de la lucha entre las distintas alas y personas".3 Beck fue duramente atacado por el partido que lo responsabilizó por la crisis ideológica y de identidad que sufre el SPD, llevándolo a los más bajos índices de popularidad de su historia. La realidad es que Beck al frente del partido desde marzo de 2006, se encontró una organización en crisis y ya impopular, por la cual habían pasado cuatro presidentes en los últimos cuatro años. Kurt Beck declaró a la prensa, que había sido víctima de un complot dentro de la dirección del partido.
En abril de 2009, la dirección del partido se reunió para aprobar su programa electoral, este giró una vez más a la izquierda, planteaba la elevación de los impuestos para los de ingresos altos con el fin de costear los programas sociales, sobre todo los educativos, propuso la instauración del salario mínimo para todos los trabajadores, la prestación de ayuda  a las familias con muchos hijos y con bajos ingresos, retomaron algunos de sus viejos reclamos: el retiro de la armas nucleares norteamericanas del territorio alemán, la eliminación del servicio militar obligatorio, el cese del uso de la energía nuclear y el cierre de la plantas en un periodo de tiempo determinado. El 7 de junio de 2009, se realizaron las elecciones al parlamento europeo, donde el SPD obtuvo solo el 20,8 % de votos. Estos resultados fueron considerados por la prensa y la mayoría de los dirigentes de SPD como un desastre para el partido. El Ministro de Finanzas de la coalición rojo-negra Peer Steinbruck declaró que en su partido reinaban el desconcierto, la frustración y la desilusión.
El 14 de junio a una semana de la derrota en los comicios, el SPD realizó un congreso extraordinario en Berlín, para aprobar el programa electoral y de gobierno. Era necesario poner de acuerdo a las diversas facciones del partido, para insuflar justicia social al programa. La dirección del partido presentó un programa electoral, con un radical giro a la izquierda para las legislativas, en un intento desesperado por recuperar a su electorado y para intentar dar respuesta a la crisis, Steinmeier presentó el “Plan Alemania”. El más polémico de sus puntos, fue la creación de  dos millones de nuevos puestos de trabajo, que llegarian a cuatro millones en el 2020, la mitad de ellos en el servicio público, un programa anual de 100.000 millones de euros, esta suma se invertiría en educación, protección al clima y sanidad, también planteó la reducción del impuesto sobre los ingresos de los contribuyentes  al 10% y aumentar los euros que cada familia tiene libre por cada uno de sus hijos, el establecimiento de un impuesto sobre las ganancias obtenidas gracias a las transacciones en la Bolsa.4 Mientras tanto el Presidente de IG Metall Berthold Huber, declaró a los medios que el sindicato no apoyaría al candidato de su partido, para él ya habían pasado los tiempos en que la organización estudiaba los programas del partido, para orientar el voto a su favor5. Los últimos años del SPD en el gobierno habían abierto una grieta entre sindicatos y partido, a pesar del “giro a la izquierda”, su caída fue estrepitosa.
El electorado de SPD no confiaba en su partido y menos aún en su candidato Steinmeier, se le recordaba como uno de los más fervientes defensores de la Agenda 2010, el SPD y sus líderes eran para los electores, los promotores y los gestores del mayor recorte hecho a los servicios sociales, fueron además, los que aprobaron el retraso de la edad de jubilación a 67 años. El programa reflejó un lenguaje de izquierda pero electorado aprendió la lección, el izquierdismo del SPD solo apareció en los papeles, en realidad la dirección y sus prácticas eran abiertamente de derecha.
El agotamiento de las políticas socialdemócratas, en un momento en el que el sistema está inmerso en una profunda crisis y la pérdida de prestigio del partido por sus inconsecuencias, los llevaron al descalabro del 27 de septiembre de 2009. Las cifras lo ilustran, solo el 23, 4% de los votos fueron para el SPD, con un 10, 8 puntos porcentuales menos que en las elecciones del 2005; la magnitud de desastre lo demuestra el siguiente dato,  en las elecciones federales de 1998 el SPD obtuvo 20 millones de votos,  en las federales de septiembre de 2009 menos de 10 millones, Sigmar Gabriel, en ese entonces Ministro de Medio Ambiente, Conservación Natural y Seguridad Nuclear comentó a la prensa:  Al haber perdido 10 millones de votos desde 1998, perdimos la mitad de nuestro electorado, y fuimos derrotados en todas partes. A un partido que le sucede esto le falta algo: un perfil reconocible6. El abstencionismo entre su electorado fue alto, Müntefering al conocerse el resultado dijo: Es un voto castigo. El electorado estaba desilusionado y molesto por el curso del año pasado, por diversos motivos. Más que nada hubo abstenciones, y la participación en las elecciones fue muy baja7. No solo hubo abstenciones, también hubo un éxodo llamativo hacia otros partidos; el partido perdió cuatro de cada diez votos, según las encuestas alrededor de cuatro millones de los electores de SPD se abstuvieron y más de un millón de ellos votaron a favor de La Izquierda, también señalan que al menos un 3% de los votos del FDP son de ex electores desilusionados del SPD.

1Franz Müntefering. Militante del SPD desde 1966, donde ocupó diversos cargos Secretario General, Presidente, portavoz del grupo parlamentario. Fue Vice canciller y Ministro del Trabajo entre el 2005 y el 2007. En el 2008 es elegido una vez más como Presidente del partido.

2Wolfgang Thierse. Conferencia con motivo del 20º aniversario de la Reunificación Alemana. 12/10/2010. Pontificia Universidad Católica de Chile. htpp://www.uc.cl/

3 Citado por Enrique Muller.  Terremoto en El SPD Alemán. Berlin 08/09/2008.
htpp://www.heraldo.es/noticias/internacional/terremot_spd_aleman.html   

4Ingo Niebel. Los partidos alemanes, abiertos a cualquier coalición, 20/09/2009.
http://www.gara.net/paperezkoa/20090920/157498/es/

5Juan Gómez. IG Metall rechaza los recortes sociales aplicados por los socialdemócratas. Berlín, 01/08/2009. htpp://www.elpais.com/

6Citado por Peter Stützle y Cristina Papaleo. Retrospectiva 2009: el año que cambió el panorama político alemán. Alemania.  21/12/2009. http://www.dw-world.de/dw/article/0,,5044099,00.html

7Ídem.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga