PROPUESTA PARA EL PERFECCIONAMIENTO DEL DESEMPEÑO DE LA FUNCIÓN SOCIAL DEL TRABAJADOR SOCIAL DESDE EL ROL PROFESIONAL.

Yusniel Barreras Pérez

El rol existente de los trabajadores sociales.

Los roles se estructura respecto a las expectativas de las instituciones y no en función del las necesidades de los individuos demandantes del servicio. Lo cual explica por qué muchas veces, el accionar de los profesionales no responda a las expectativas de determinados grupos y comunidades en algunas circunstancias. A menudo suele ocurrir, que el profesional de trabajo social se encuentre en una disyuntiva que -en la gran mayoría de los casos- devienen en contradicciones, produciendo algún grado de frustración. Por lo general, esto sucede a la hora de determinar ¿qué hacer? Cumplir con las orientaciones de la instancia superior o realizar las actividades que tenía programadas para esta semana con determinado grupo, familia o comunidad, es decir, aquella actividad que está asociada al cumplimiento de la función social. Hay algo interesante: la evaluación del trabajador social comprende la eficiencia en el trabajo y la entrega de estas orientaciones. Pero además, de lo antes mencionado, también dependen su ingreso económico y permanencia en el centro laboral. Esto implica que determine optar por el cumplimiento de las orientaciones de niveles superiores, aún cuando sea consciente que la ejecución de esta orientación, no incide directamente en las respuestas a necesidades concretas del ámbito en que se desempeña. Por tanto, este modo de actuación puede constituir un factor determinante en la pérdida de la iniciativa y la creatividad por parte del trabajador social, como del desempeño de su función social, asumiendo una postura pasiva ante los problemas sociales existentes donde ejerce su labor, acostumbrándose a convivir con ellos y evadiendo su responsabilidad social ante las consecuencias que estos producen, así mismo puede contribuir a la desmotivación por elevar su preparación profesional, al considerar que en ese momento la actividad de superación profesional no representa la primera prioridad para el nivel inmediato superior, o por desconocimiento de la materia específica que puede cubrir el vacío de conocimientos que responde a la dificultad que enfrenta en la práctica en ese instante. Es entonces, cuando optará por realizar su labor a partir de las orientaciones de instancias superiores, patentizando el mecánico o automático esquema verticalista de ordeno y mando, en contraposición de fomentar un vínculo más horizontal, es decir, sujeto-sujeto, entre los integrantes del programa, aún cuando posean distintas categorías jerárquicas en la organización, al igual que con los sujetos necesitados de la acción profesional, reproduciendo por tanto este modelo en la práctica profesional.
Entonces, se puede entender como rol existente de los trabajadores sociales, al conjunto de funciones establecidas por el programa para perfilar u orientar la intervención profesional en determinado ámbito de actuación. Estas se encuentran resueltas en el reglamento orgánico del programa de trabajadores sociales de la siguiente forma:
Funciones de los trabajadores sociales, con independencia del lugar donde desarrollen su trabajo.
a) realizar y mantener actualizada la caracterización y el diagnóstico social en su ámbito de actuación;
b) conocer y atender de manera directa e integral a personas y grupos sociales en correspondencia con sus necesidades;
c) diseñar, implementar y evaluar sistemas de acciones orientados a la prevención y transformación de problemáticas sociales y sus causas;
d) realizar labor de educación social con individuos y grupos orientada al desarrollo de sus capacidades para que sean sujetos de auto-transformación;
e) promover, diseñar, coordinar y participar en proyectos de transformación social;
f) participar en espacios para la coordinación de la atención integrada a problemáticas sociales;
g) gestionar con las instituciones que correspondan, las respuestas a necesidades y la atención a problemáticas sociales;
h) contribuir a la implementación de políticas y servicios sociales;
i) elaborar el plan de trabajo individual en correspondencia con los objetivos de trabajo;
j) participar en las actividades de capacitación planificadas y gestionar la preparación requerida para su desempeño profesional;
k) organizar, sistematizar, conservar y utilizar la información actualizada;
l) facilitar el proceso de supervisión en la actividad que realiza;
m) suministrar información a las instancias superiores y participar en el proceso de toma de decisiones.
Los trabajadores sociales que desempeña su trabajo en un centro penitenciario, además de las funciones antes mencionadas, tienen las funciones específicas siguientes:
a) realizar y mantener actualizada la caracterización y el diagnóstico de los internos a partir de las prioridades definidas de conjunto con el Equipo Multidisciplinario;
b) conocer y atender de manera directa, sistemática e integral a los internos en correspondencia con sus necesidades;
c) promover la participación de la familia en el proceso de tratamiento educativo que se brinda al interno para su socialización;
d) contribuir, de conjunto con el Equipo Multidisciplinario del centro penitenciario a organizar con el interno el proyecto de vida que desarrollará mientras extingue su sanción o medida de seguridad;
e) colaborar con el diseño e implementación de las actividades de tratamiento educativo que se realicen dentro del centro penitenciario;
f) promover la participación consciente y voluntaria de los internos en los programas educativos y otras actividades programadas por el centro penitenciario.1
El trabajador social debe ser capaz de realizar un análisis profundo y certero de las funciones asignadas a él por su institución u organización, para interpretarlas con claridad y poder llevarlas a la práctica, de tal manera que puedan ser aplicables en la realidad concreta en que interviene. De esta forma podrá contribuir a la transformación de las problemáticas sociales existentes en el espacio donde se desempeñe, a la reducción y prevención de sus efectos negativos, al análisis de la realidad y a la producción de conocimientos a partir de ella misma, en la medida que logre desarrollar en los individuos sus propias potencialidades para transformar esas dificultades que limitan su desarrollo. Convirtiéndolos entonces en protagonistas del cambio y la transformación. Educando en ellos un cúmulo de valores que los prepare para participar de forma activa en la toma de decisiones y en la búsqueda de soluciones a los problemas, así como para la convivencia social.


1 Ver: Reglamento Orgánico y Funcional del Programa de trabajadores Sociales, Capítulo II, Sección Segunda, Artículos 46 y 47, 2010

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga