VITAL RESOURCE

Elizabeth Barrascout

5.4 Luchar y dar siempre lo mejor

La vida se trata de retos,  y uno de los màs grandes es vencer nuestro propio yo.
La fortaleza en el ser humano viene de adentro y se proyecta hacia afuera en todo aquello que emprendemos y por lo que luchamos en la vida.
            Cada día se presentan nuevos retos por superar para continuar avanzando,  pues nadie dijo que sería  fácil.   Todo lo contrario.
            Según Yehudà Berg1, “cada uno es dueño de su propio destino” y “muchas veces tememos a comprometernos porque tenemos miedo de fracasar. La verdad es que sólo al asumir el compromiso recibimos la energía para triunfar. De hecho, los mejores compromisos que podemos asumir están en las áreas en que somos más débiles. A menudo tenemos miedo de ir por las cosas que anhelamos porque pensamos que no estamos preparados. No queremos tomar acciones a menos que, personalmente, nos sintamos “listos”. Pero muchas veces, si esperamos hasta sentirnos listos, estamos perdiendo oportunidades.”
A través de los diferentes medios de comunicación  que conocemos: revistas, periódicos, radio, TV, web, seminarios, conferencias, un intercambio de comentarios en una sencilla conversación,  es bastante común escuchar noticias y enterarnos de gente excepcional que logra avanzar con energía y entusiasmo en la vida a pesar de los obstáculos que se le presentan en el camino,  y cómo personas que han comenzado desde abajo,  logran escalar  altas posiciones a nivel organizacional,  cumpliendo sus expectativas de vida tanto a nivel personal como profesional.
            Todas las historias tienen algo en común: no ha sido fácil,  se ha tenido que ser valiente, luchador y se ha debido hacer violencia al “yo”,   y sucede de esta forma porque   en la gran mayoría de casos, lo fácil suele no ser muy apreciado.
            Es muy posible que cada uno de nosotros conozca una de estas historias,  quizás de gente cercana,  y esto sea  lo que nos motiva e inspira  a continuar adelante.
            Traemos a memoria a Robert Orben2  quien escribió: “Siempre recuerda que hay dos clases de personas en este mundo: los realistas y los soñadores.  Los realistas saben hacia donde van.  Los soñadores ya han estado allí”.
            Indiscutiblemente muchos de los que tenemos sueños con aparente fantasía  de realización personal  ya los hemos vivido, saboreado y disfrutado, y luego de hacer el trazo del proyecto y pasarlo  a la vida real,  probablemente nos encontremos que de momento,  aquel sueño  se verá un tanto difícil de alcanzar,  pero según planifiquemos y pongamos el esfuerzo necesario,  con seguridad podrá convertirse en realidad.   Creemos que el nexo entre mi sueño y mi realidad soy yo mismo.
            Seguramente ahora estamos haciendo bien las cosas,  pero el reto consiste en dar siempre lo mejor,  porque lo mejor siempre superará a lo que está bien.
            A continuación mencionamos algunos indicadores que pueden  señalarnos peligro,  en cuanto a nuestro desempeño como personas y  profesionales:

Según el Doctor en Psicología Cognitiva Renny Yagosesky3, uno de los mayores problemas  y tropiezos,  causantes de debilidad e  improductividad en la vida de las personas,  es la procrastinaciòn:
Uno de los hábitos más nocivos para el proceso de la superación personal es el del hábito de posponer. ¿Qué nos impulsa a posponer y cómo superar esta costumbre tan arraigada?
Los seres humanos somos seres de hábitos, que desarrollamos rutinas como estrategia para ahorrar energía y mantener control sobre las contingencias de la vida cotidiana. Sin embargo, el cambio se presenta siempre como una constante que reta los hábitos, nos saca del confort y nos presiona a tomar decisiones de cambio. Cuando presumimos que algunas de esas decisiones alterarán nuestros esquemas de vida, una tendencia frecuente, es la posponer.
Según el Dr. Yagosesky,  todo aquello que intente modificar nuestros hábitos,  encontrará resistencia.


A continuación presentamos una excelente exposición acerca de lo que es la procrastinaciòn,  proporcionada por uno de los recursos de diccionarios que podemos encontrar en internet4:

 

 

La  posposición también recibe el nombre de procrastinaciòn, y es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables.

Se trata de un trastorno del comportamiento que tiene su raíz en la asociación de la acción a realizar con el cambio, el dolor o la incomodidad (estrés). Éste puede ser psicológico en la forma de ansiedad o frustraciòn, físico como el que se experimenta durante actos que requieren trabajo fuerte o ejercicio vigoroso o intelectual.

El término se aplica comúnmente al sentido de ansiedad generado ante una tarea pendiente de concluir.
 
El acto que se pospone puede ser percibido como abrumador, desafiante, inquietante, peligroso, difícil, tedioso o aburrido, es decir, estresante, por lo cual se autojustifica posponerlo a un futuro sine – die  (sin plazo,  sin fecha) idealizado, en que lo importante es supeditado a lo urgente.

También puede ser un síntoma de algún trastorno psicológico como depresión o TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad).
 
La procrastinaciòn o posposición  como síndrome que evade responsabilizarse posponiendo tareas a realizar puede llevar al individuo a refugiarse en actividades ajenas a su cometido. La costumbre de posponer, si bien no se ha demostrado cabalmente, puede generar dependencia de diversos elementos externos, tales como navegar en Internet, leer libros, salir de compras, comer compulsivamente o dejarse absorber en exceso por la rutina laboral, entre otras, como pretexto para evadir alguna responsabilidad, acción o decisión

La posposición en el área administrativa tiene un lado positivo y uno negativo. 

Según el Dr. Yagosesky,  cuando el hábito de la posposición se apodera de nosotros, nuestra vida se convierte en un eterno “apagar incendios”, una permanente emergencia que nos resta armonía, equilibrio y afecta nuestro sentido del placer de vivir.
Los especialistas dan algunos consejos en este caso,  los cuales presentamos  a continuación:

Cuando los resultados que estamos obteniendo en nuestro desempeño  no son suficientes indicadores de lo que pueda estar sucediendo,  podemos contar con excelentes recursos de información y evaluación como los que hemos presentado de forma bastante resumida,  que tienen  la capacidad de ser un gran apoyo para el momento de medir nuestras fuerzas y encontrar respuestas que nos permitan seguir adelante con fortaleza y buen ánimo y la mejor disposición de dar excelencia en todo lo que hacemos.          


1 El Rabino Yehudà Berg es maestro y co- director de la revista www.kabbalah.com

2 (Maxwell, 2009) Robert Orben,  escritor, comediante y consejero,  citado por John C. Maxwell  en ¡Vive tu Sueño!

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga