VITAL RESOURCE

Elizabeth Barrascout

3.6  Contrato Psicológico

           
Walter Arana Mayorca1, nos explica que  el  contrato psicológico se refiere a la expectativa recíproca del individuo y de la organización, que se extiende más allá de cualquier contrato formal de empleo que establezca el trabajo a realizar y la recompensa a recibir. Aunque no exista acuerdo formal o cosa expresada claramente, el contrato psicológico es un acuerdo tácito entre individuo y organización, en el sentido de que una amplia variedad de derechos, privilegios y obligaciones, consagrados por las costumbres, serán respetados y observados por las dos partes. El contrato psicológico es un elemento importante en cualquier relación laboral e influye en el comportamiento de las partes. Un contrato es una especie de acuerdo o expectativa que las personas mantienen consigo mismas y con los demás. En el fondo, cada persona representa sus propios contratos, que rigen tanto las relaciones interpersonales como las relaciones que ésta mantiene consigo misma (relaciones interpersonales). Una fuente común de dificultades en las relaciones interpersonales es la falta de acuerdos explícitos y claros. No siempre las personas dicen abierta y explícitamente lo que quieren y necesitan. El esclarecimiento de los contratos, tanto en las relaciones interpersonales como en las intrapersonales, es importante para una efectiva experiencia interpersonal.

            El contrato psicológico infiere un alto grado de mutua correspondencia, muy importante en cualquier relación laboral,  pues dignifica a las personas.
            Consideramos que en este caso,  la buena comunicación es un factor determinante ya que,  a pesar de que el contrato psicológico es la parte implícita de una relación laboral,   siempre existirá la mutua necesidad de conocer las expectativas que se tengan tanto a nivel patronal,   como a nivel  laboral,  lo cual únicamente es posible conocer a través de la inter-relación y la abierta y buena comunicación entre las partes interesadas.
            Muchos abandonos de trabajo, retiros prematuros, huelgas y otro tipo de problemas,  surgen debido a una mala o ineficiente red de  comunicación en las empresas,  lo cual da lugar a malos entendidos que suelen ser generadores de sentimientos contrarios que conducen a acciones erróneas.
            Según Agustín Reyes Ponce2,  “la coordinación de los trabajadores y empresarios,  se favorece si se hacen destacar los intereses comunes que ambos tienen dentro de la empresa,  ya que desgraciadamente, con mucha frecuencia lo que se enfatiza es precisamente lo contrario: los intereses opuestos.”
            Estos intereses comunes  coinciden con el principio del contrato psicológico,  pues corresponden a la expectativa que tanto el trabajador como la empresa tienen uno del otro, en cuanto a la relación laboral que se está iniciando.  
En forma de resumen  puntualizamos a continuación,  algunos de los elementos que forman parte del contrato psicológico:

Que la relación aporte beneficios económicos a ambas partes.

Ninguna de las partes desea quedarse como está: siempre existe el anhelo de ser mejor, de avanzar y proyectarse con eficiencia a un nivel superior.

Una proyección de crecimiento hacia ambos sectores.

Estos son principios básicos que de alguna manera contribuyen a aumentar la productividad y mejorar los ingresos,  dando mayores oportunidades de mejoras salariales.

Este es un tema de mutuo interés,  ya que una empresa que cierra sus operaciones o desaparece,  ocasiona daños colaterales a sus colaboradores.   El incremento del rendimiento de operaciones productivas,  debe ser un interés de todos los que participan en una organización.

Este también es un tema de interés común entre los representantes de la empresa, los administradores y los trabajadores,  quienes tienen la responsabilidad de crear un ambiente agradable y de mutua confianza en las relaciones de trabajo.

Hablar bien de la empresa,  no es un tema solamente del interés del propietario o sus administradores,  sino del trabajador.  Es importante recordar la nobleza de la entidad que nos está dando la ocasión no solo de llevar sustento al hogar, sino de ser mejores profesionales, crecer y desarrollarnos para alcanzar nuestros objetivos.

Un aspecto que también concierne a los intereses generales dentro de la empresa,  y que forman parte del contrato psicológico: tanto la lealtad que el trabajador debe a su empresa,   como la lealtad que las empresas deben a sus colaboradores.   La lealtad es uno de los sentimientos mas sinceros y honorables que una persona puede sentir y manifestar hacia otra persona o institución,  y consiste en ser fiel, franco, sincero, honesto y verdadero hacia la amistad o el compromiso que se adquiere.            


1 Walter Arana Mayorca es Magíster en Administración y Psicólogo Organizacional, con estudios de post grado y especialización en Gestión de Recursos Humanos y Gerencia Social. Ejecutivo con amplia experiencia gerencial en organismos públicos y empresas privadas de primer nivel en el Perú y a nivel internacional. Especialista en gerencia del potencial humano, gerencia social, promoción y fortalecimiento de programas sociales y proyectos productivos integrales y sostenibles, desarrollo organizacional, gerencia de recursos humanos, dirección estratégica y otros afines. Catedrático universitario.  Contrato Psicológico y Equilibrio Organizacional.  Librería Atlantic International University.

2 (Reyes Ponce, 1972) Relaciones Humanas página 26

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga