ARTE Y CULTURA DIGITAL: PLANTEAMIENTOS PARA UNA NUEVA ERA

José Luis Crespo Fajardo

Influencia de la cultura digital en la formación del arquitecto en Yucatán, México

Nicte-Há Gutiérrez Ruiz / Raúl Enrique Rivero Canto / Ángel Alfonso Arceo Turriza

 

Resumen

El presente trabajo se refiere a la manera en la que ha permeado la cultura digital en la formación de las nuevas generaciones de arquitectos en Yucatán, México, específicamente los egresados de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Yucatán, con sede en la ciudad de Mérida, capital del Estado. Para ello, se hace una breve reseña histórica de la educación en materia de arquitectura que ha impartido esta institución a través de su existencia, comparando los diversos planes de estudios con que ha contado desde su creación, particularmente los dos últimos, haciendo énfasis en el modo en que la cultura digital fue influyendo en la formación académica.

 

Introducción

El estado de Yucatán es un importante polo de desarrollo en la Península de Yucatán, concentrándose en Mérida, su capital, los principales servicios comerciales, hospitalarios y educativos, entre otros. En el ámbito de la educación, la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) cuenta con gran presencia tanto a nivel regional como nacional, ya que se encuentra entre las mejores instituciones de educación superior del país.

La arquitectura es de gran relevancia para el ser humano, pues aunque surge para resolver la necesidad del hombre de cobijo y protección, ha evolucionado en el sentido de que su función, a través del tiempo, ha sido didáctica, representativa del poder de quien la crea y la posee, e incluso símbolo de una cultura.

La enseñanza de la arquitectura en México se remonta más de 200 años atrás con la creación de la Real Academia de San Carlos de las Nobles Artes de la Nueva España, en 1781, que fuera la primera Academia fundada en el continente americano 1, aunque en Yucatán, esta práctica docente se inicia en 1973, cuando se crea en septiembre de ese año la Escuela de Arquitectura de la UADY.

Dentro del ámbito arquitectónico, el diseño es de gran relevancia, pues es la parte fundamental de la labor del arquitecto para la creación de espacios urbano arquitectónicos adecuados no solo en cuestión de habitabilidad, sino para el disfrute del ser humano; por lo que las materias relacionadas con el diseño arquitectónico tienen un peso importante dentro de la currícula de las escuelas que ofertan la carrera de arquitectura. 

Recientemente, la enseñanza del diseño se ha visto permeada por las nuevas tecnologías de la información, con programas diseñados específicamente para que la labor del diseñador se facilite y se realice más rápido y más fácil que antes de la aparición de la era del ciberespacio; esto tiene innegables ventajas, pero tampoco se puede negar que en muchos casos, los estudiantes de arquitectura, y aun los profesionistas, más que apoyarse en estos programas como herramientas de dibujo, los utilizan como formas de diseño que en muchos casos sustituyen el pensamiento creativo, surgiendo así proyectos tomados de Internet de manera parcial o total.

imagen1

Antecedentes

El arte es una manifestación de la sociedad que lo crea; toda obra de arte es un instrumento de comunicación que sobrevive al artista y permanece durante mucho tiempo, y es a través de las obras de arte que es posible conocer la sensibilidad estética de sus autores y tener un acercamiento a la sociedad que la produjo 2, puesto que su expresividad suele lograr un acercamiento con las personas que las admiran.

La arquitectura, como una de las artes mayores, ha dejado huella fehaciente de la capacidad creativa tanto individual como de toda una cultura; y de muchas civilizaciones antiguas, se tienen en la actualidad vestigios arquitectónicos que demuestran la grandeza del pueblo que los creó, y que permiten un acercamiento a sus formas de vida y su cultura, pues con estos vestigios es posible conocer y reconocer las sinergias que los erigieron 3.

Pero la enseñanza de la arquitectura, particularmente del diseño arquitectónico, nunca ha sido tarea fácil, pues a los alumnos no puede enseñárseles cómo ser creativos, sin embargo, se les puede proporcionar herramientas que les faciliten el desarrollo y estímulo de la creatividad por medio de fundamentos teóricos que sirvan, junto con su capacidad de diseño, para crear proyectos arquitectónicos de calidad. Por ello, la enseñanza del diseño más que ser parte del proceso tradicional de enseñanza-aprendizaje, se convierte en una guía, en donde el docente, asertivamente, debe conducir al alumno al desarrollo de todas sus potencialidades, siendo esta enseñanza una de las más complejas, ya que conlleva la obtención de capacidades profesionales esenciales para el desarrollo del individuo 4.

La creación arquitectónica, como una disciplina multifacética, es la unión de la naturaleza, la ciudad, la utilidad de la obra, las limitaciones financieras y tecnológicas, los requerimientos del cliente y las decisiones producto del gusto, conocimiento y personalidad del arquitecto 5; por lo que la enseñanza de esta disciplina resulta compleja y requiere de gran capacidad para crear un conocimiento integral y de pertinencia social, en donde el alumno, y posteriormente el profesionista, debe lograr ser un facilitador que plasme los sueños, deseos y necesidades de la persona que lo contrata.

Por ello, en la enseñanza del quehacer arquitectónico, el Socioconstructivismo, como método de enseñanza, ha sido ampliamente aceptado en los talleres de diseño, ya que su premisa fundamental es que la realidad se construye socialmente, y en la arquitectura esto es manifiesto. En cualquier obra arquitectónica puede observarse de manera tangible todo el cúmulo de conocimientos artísticos, tecnológicos, científicos y socioculturales, entre otros, que debe poseer su autor. Además la arquitectura es parte intrínseca del ser humano, ya que debemos convivir con ella desde el momento de nuestro nacimiento 6.

En Yucatán, la educación respecto a la formación del arquitecto, comienza en 1973 cuando se funda la Escuela de Arquitectura, con un plan de estudios basado en el de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); en este plan, el perfil del arquitecto se orientaba hacia una “práctica profesional preferentemente dentro del sector privado, atendiendo sus necesidades residenciales y de edificios de producción.” Además, se introducía el término de arquitecto generalista, que se definía como “la capacidad del arquitecto de controlar personalmente el proceso de diseño y construcción de la obra sin especializarse en ninguna de las fases de ese proceso”7.

En 1983, se formula el segundo Plan de Estudios de la Escuela de Arquitectura, en el que se define al arquitecto como “capacitado para un desarrollo profesional amplio pero no especializado”. Además, se incorpora el término de arquitecto integrador, proponiendo tres grandes ejes de conocimiento: el teórico, el tecnológico y el de diseño, que se interrelacionan y se desarrollan en torno al diseño arquitectónico.
En 1986, la Escuela de Arquitectura se convierte en la Facultad de Arquitectura.

imagen2

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga