RESEÑAS BIOGRÁFICAS DE FIGURAS SIGNIFICATIVAS EN LA HISTORIA DE CUBA (SEGUNDA PARTE)

Raúl Quintana Suárez

Rafael Fortún Chacón


  
Destacado deportista. Nace en la ciudad de Camagüey el 5 de agosto de 1919. De origen muy humilde, desde muy joven debe simultanear el estudio y el trabajo. Mientras labora en una imprenta, estudia en el  Instituto de Segunda Enseñanza de su ciudad natal. Se inicia en competencias deportivas en los primeros años de la década de 1930, cuando practica béisbol aunque su verdadera inclinación es por el atletismo. Sus condiciones para practicar carreras de velocidad y el salto de longitud le permitieron ser captado para perfeccionar sus virtudes naturales. Tuvo que afrontar enormes desafíos y quizá por ello llega tarde a la cima. Asiste a las contiendas olímpicas de Londres de 1948.pero no logra rebasar las  eliminatorias. Las máximas figuras por Cuba en el evento en la especialidad de campo y pista son él y el pinareño Ángel García, quienes asumen  la responsabilidad, sin ningún apoyo oficial,  de enfrentar a los mejores velocistas del mundo en las pruebas de 100, 200 y 400 metros planos. Éste participa en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Guatemala, en 1950. Rafael Fortín no hace caso del aval olímpico de sus rivales, con las marcas  conquistadas en Londres: Herb McKenley, de Jamaica, plata en 400 metros y Lloyd La Beach, de Panamá, bronce en el hectómetro. En el evento logra la medalla de oro. Cuatro años más tarde, ganaría su tercera dorada consecutiva en la prueba con el récord de no haber perdido ningún heat eliminatorio ni semifinal. Fortún también acumula un título (1946) y una medalla de plata (1950) en los 200 metros. Encabeza la selección cubana de atletismo a los I Juegos Panamericanos, en el Estadio Monumental de River Plate, Buenos Aires en 1951, donde lidera la carrera  en 100 y 200 metros. En los 100 metros planos logra recorrer la distancia, con tiempo de 10,60, y constituir esta la primera presea dorada de los criollos en esta modalidad, en estas justas. Posteriormente el camagüeyano también triunfa en los 200, y su estupenda faena en el relevo de 4x100 contribuye  a la plata de Cuba en esa especialidad. Fortún es el héroe de su delegación, uno de los grandes de la cita, ganador de dos preseas de oro y una de plata ante poderosos contrincantes con mucho mayor apoyo en su preparación. El exitoso desempeño de Fortún en la primera cita deportiva continental recibe los merecidos agasajos de la prensa de la época. Pero, fiel retrato de la época,  resulta despedido de su modesto empleo en el Ministerio de Obras Públicas, al no laborar en los días de competencia. Los resultados de los competidores cubanos en los I Juegos Deportivos Panamericanos, en Buenos Aires, Argentina (1951), particularmente los del velocista Rafael Fortún, doble titular continental en 100 y 200 metros planos, así como las medallas de oro alcanzadas por los gimnastas Ángel Aguiar y Rafael Lecuona, hicieron pensar a muchos especialistas locales en las posibilidades de mejorar las discretas actuaciones de Londres. No obstante, el  golpe de estado impuesto por la cúpula militar encabezada por Fulgencio Batista, el 10 de marzo de 1952, apenas unos cuatro meses antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos en Helsinki, Finlandia, en gran medida contribuye a echar por tierra las sanas aspiraciones atléticas, pues la negativa gubernamental de apoyar el presupuesto de 125 mil dólares solicitado por el Comité Olímpico Cubano (COC) obliga a reducir hasta la cifra de 29 atletas la nómina, o sea, mucho menos de los asistentes a la capital inglesa. Fortún en ese evento, no consigue pasar de las semifinales en los 100 y 200 metros planos. En los VII Juegos Centroamericanos y del Caribe en México, el 5 de marzo en 1954, el velocista  camagüeyano, ya con 34 años de edad, gana por tercera ocasión consecutiva en estas citas la carrera en los cien metros planos, con la nota adicional de no haber perdido ningún heat eliminatorio ni semifinal en esas ediciones. En la final supera por una sola décima al atleta jamaicano Leslie Laing, en tanto su compañero Raúl Mazorra finalizó tercero. Por sus extraordinarios méritos es escogido para encender el pebetero durante la apertura de los XIV Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se organizan en La Habana en 1982. Único velocista cubano  poseedor de tres cetros dorados en los 100 llanos en los Juegos Centroamericanos y del Caribe: 10,4 en 1946 y 1950 y 10,6 en 1954. Fallece el 22 de junio de 1982, en su natal Camagüey, víctima del cáncer, pocos meses antes del inicio de los Centroamericano de La Habana. Dos décadas después  resulta elegido entre los 100 mejores deportistas cubanos del Siglo XX e ingresa  al Salón de la Fama de la Confederación Centroamericana y del Caribe de  Atletismo.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga