EL TRABAJO SOCIOCULTURAL COMUNITARIO. FUNDAMENTOS EPISTEMOLÓGICOS, METODLÓGICOS Y PRÁCTICOS PARA SU REALIZACIÓN

Rafaela Macías Reyes

1.4 Animación como alternativas para desarrollar trabajo sociocultural comunitario

La animación sociocultural pretende activar las potencialidades de los individuos con el objetivo de que al final produzcan su propio cambio, un cambio sustancial y permanente más allá de la presencia del interventor. Es una metodología, una tecnología social, una alternativa viable para el desarrollo del trabajo sociocultural comunitario.
La Animación Sociocultural se convierte en una alternativa para  promover la participación efectiva y concreta de la comunidad o  grupo social en la fijación de prioridades, la toma de decisiones y la elaboración y puesta en marcha de estrategias de planificación para alcanzar un mejor nivel de cultura.  La fuerza motriz de este proceso proviene del poder real de las comunidades, de la posesión y del control que tengan sobre sus propios empeños y destinos. El desarrollo de la comunidad se basa en los recursos humanos y materiales con que cuenta la comunidad misma para estimular la independencia y el apoyo social, así como para desarrollar sistemas flexibles que refuercen la participación pública y el control de las cuestiones culturales, esto requiere un total y constante acceso a la información de su contexto.
Desde la Animación Sociocultural todo trabajo cultural quiere decir trabajar para la creación, la imaginación, la experiencia colectiva, la experimentación de modos de vida con más calidad, la asociación voluntaria, la solidaridad, la autonomía personal para tomar decisiones, el pensamiento reflexivo y el sentimiento de pertenencia a la comunidad.
La Animación Sociocultural se concibe entonces como un mecanismo de la cultura, para movilizar con sentido protagónico a colectividades y a e individuos para hacer de la cultura su objeto de transformación. Tributa al desarrollo de la cultura porque aporta hacia un cambio cultural en las actitudes, las maneras de relacionarse, de crear, donde la cultura se concibe como manera de estar y hacer, como forma de expresarse e interpretar las cosas.
En este propósito la acción cultural como fundamento de la Animación es entendida como una acción abierta a todas cuya finalidad básica es desarrollar el concepto y la práctica de la cultura como participación que responda a las necesidades e iniciativas propias de los grupos y comunidades, como complejo proceso dirigido a estimular el protagonismo de las personas (individual y grupal) en la cultura.
En los marcos de las observaciones anteriores, la Animación Sociocultural se convierte en una herramienta, en el sentido que hace posible que la comunidad asuma su propio destino; y el investigador que viene de fuera debe identificarse ideológicamente con la misma, este tipo de investigación tiene una base importante en las ciencias sociales, los criterios cuantitativos, aunque puedan ayudar mucho, están lejos de ser decisivos y las dimensiones cualitativas son esenciales, no es posible plantear un proyecto de Animación Sociocultural sin tener en cuenta la participación de la población. La identificación de los riesgos, la determinación de las necesidades, la definición de prioridades y la selección de alternativas de intervención, requieren un elevado grado de participación de la población, sin la cual, buena parte de los objetivos que se pretenden alcanzar carecerían de la "legitimación social".
Ezequiel Ander Egg en sus reflexiones acerca del proceso de animación sociocultural plantea que se  pueden distinguir tres momentos o aspectos principales:
Labor de sensibilización y de creación de un clima de interés en la promoción de las actividades socioculturales. En el que se pretende lograr que las necesidades socioculturales se expresen como preocupación en la cotidianidad de la vida de la gente, ayudando a tomar conciencia de ellas y creando una valoración positiva por la cultura y la participación en la vida asociativa como forma de afrontar problemas comunes.
Capacitación de los animadores, esto presupone la capacitación de los miembros de los grupos de formación, tanto en el manejo de Técnicas instrumentales como en la comprensión de la realidad. De lo que se trata es de formar líderes naturales, animadores voluntarios y a la gente en general para emprender las acciones. Así como, disponer de espacio ó ámbito apropiados para la realización de las actividades socioculturales.
Promover la organización de actividades socioculturales con la participación de la gente garantizar que se emprendan las tareas de promover, organizar y desarrollar actividades socioculturales, teniendo en cuenta: La necesidad de articular estos programas con la organización de base a fin de que las propuestas tengan en cuenta los intereses de los mismos. No proponer programas normalizados. Propiciar que para cada realidad, circunstancia y grupo en concreto se elaboren propuestas específicas.
Hecha la observación anterior, también habrá que tener en cuenta la multiplicidad de iniciativas e instituciones que promueven y realizan actividades sociales, culturales y educativas en la comunidad para economizar energías y esfuerzos, promoviendo lo que se está haciendo y aprovechando lo que podría ser un trabajo conjunto [Ander Egg:1989,10-12].
La Animación Sociocultural como una metodología cuyo objetivo principal es promover la participación popular, lograr la organización de la comunidad, todo ello, con el fin de propiciar mejores niveles de participación de la comunidad en su proceso de transformación y desarrollo, así como para motivar, concientizar y elevar la calidad de vida de los comunitarios.
El Colectivo de autores del Proyecto Unicornio, de la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba nos exponen que la animación sociocultural propicia el desarrollo de una actuación que revela el compromiso que el hombre contrae con la comunidad donde se desenvuelve, explicitando conductas las cuales permiten:

Los autores mencionados precisan que la animación sociocultural está presente entre los límites de la actividad práctica de las personas por ser un mecanismo que tiene como garantía la aplicación de las políticas culturales,  por lo que la Animación Sociocultural encierra la dialéctica de lo global y local, o entrelazamiento de lo general, particular y singular en el lenguaje de la cultura, permitiéndonos poder acceder al mejoramiento y elevación de la calidad de vida de la población la animación sociocultural es una alternativa  que sirve para transformar las actitudes individuales y colectivas, mediante la práctica de actividades sociales, culturales y lúdicas, hechas de un modo sistemático, dialéctico y participativo, donde las personas entren por su propia voluntad en un proceso que tiende a convertirlas en elementos activos y protagónicos de su evolución positiva, lo cual implica un crecimiento cultural y social basado en el desarrollo de la comunidad.
Esta alternativa tiene su especificidad en tanto cuenta con un corpus exegético y metodológico que contribuye a realizar el  trabajo sociocultural en las comunidades, sucintamente podrían destacarse:

  1. Enfoque endógeno del trabajo sociocultural.
  2. Utilización de la reflexión como mecanismo necesario para el conocimiento y reconocimiento de la realidad.
  3. El trabajo en grupos con grupos y para grupos como su signo de identidad.
  4. La participación comunitaria como eje principal para desarrollar el trabajo sociocultural comunitario.
  5. La utilización del diagnóstico para proyectar las acciones de transformación.
  6. Respeto a la diversidad de tradiciones, costumbres, hábitos.
  7. Utilización de las potencialidades comunitarias para lograr el cambio.

La animación sociocultural  se relacionan directamente con los instrumentos de gestión cultural que pueden contribuir al desarrollo del trabajo sociocultural, entre ellos:

  1. Programas
  2. Proyectos
  3. Estrategias
  4. Metodologías
  5. Sistema de acciones

 

Relacionado directamente con el asunto abordado es imprescindible hacer referencia a los retos que hoy tiene el trabajo sociocultural en Cuba.

Frente a estas situaciones que afectan  el trabajo sociocultural comunitario, se hace imprescindible atender algunos elementos que se convierten en retos para su realización de una manera eficaz y eficiente, en ese sentido se puede adelantar que hay una voluntad política creciente, que está interactuando con la voluntad popular que avanza , reforzada por condiciones objetivas generadas por el Período Especial y por los cambios que están produciendo en las instituciones y organizaciones. Otro factor de vital importancia es el caudal de experiencia acumulada en estos años de duro bregar, y las estructuras organizativas y funcionales creadas, lo que unido a los proyectos de transformación sociocultural comunitarios  en desarrollo y a los resultados de las investigaciones, proporciona una base de partida importante para un desarrollo a un nivel superior en lo cuantitativo y en lo cualitativo. Lograr que estos aspectos se relacionen como un todo se erige como reto del trabajo.
El problema de la coordinación y la integración de los diferentes factores presentes en la comunidad y los que entran a la misma  ocasionalmente que deben establecer los vínculos que garanticen la no agresión a la comunidad, su participación comprometida y la conciencia de que tienen las potencialidades para resolver sus problemas, constituye también un reto de esta labor sociocultural.
Es necesario lograr la incorporación a las investigaciones comunitarias de nuevas alternativas metodológicas, las que garantizan un estudio más profundo y acabado de la realidad comunitaria que permita el diseño de instrumentos más eficaces  para la transformación sociocultural comunitaria.
Incorporar a la comunidad como sujeto y objeto, partir de sus intereses  y necesidades y de los portadores reales de la acción comunitaria con que cuenta la propia comunidad en la solución de sus problemas y satisfacción en general de sus necesidades y en la proyección de su futuro desarrollo es además de una exigencia real un reto a resolver.
Se hace imprescindible respetar las características socioculturales de las comunidades, la diversidad de tradiciones y pautas culturales producidas por la historia asumiendo los elementos de carácter progresivo. Tener en cuenta que la comunidad está formada por personas, individualidades y a ellas les debe llegar la acción comunitaria de modo directo y personal.
Los principios no siempre son tomados en cuenta y  violentados  por el empirismo que caracteriza en general las acciones en las comunidades. El desarrollo  de las comunidades cubanas ha estado influenciado por la dimensión cultural del mismo, sin embargo, los presupuestos teóricos sobre los cuales se sustenta se encuentran dispersos y contenidos en los proyectos culturales diseñados para nuestras comunidades, lo cual deviene en una de las limitaciones de este trabajo y de hecho se convierte en otro reto.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga