MUJERES EN EL MEDIO RURAL: CONFLICTOS TRADICIONALES, PRÁCTICAS EMERGENTES Y HORIZONTES

Irma Lorena Acosta Reveles (Coord.)

 

APRENDER DESDE NUESTRA EXPERIENCIA MUJERES RURALES:
UNA MIRADA DESDE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

 

Isabel Jiménez Maldonado

                                         

MANOS DE SEMBRADORA

 

Mira hacia estas manos de mujer agricultora Manos
esforzadas de sembradoras
Manos que llevan las marcas del trabajo
Tantas veces sin trato y sin cariño
Manos que barren y cocinan
Que lavan las ropas y las tienden
Manos ahorradoras que remiendan
Manos callosas y sembradoras
Amigas íntimas de la siembra, del arroz y los frijoles
Manos que siembran y que cultivan semillas criollas de hortalizas

 Y así mejoran y cualifican su alimentación
Íntimas de la huerta y de las perolas de cobre
De las cazuelas de barro y los fogones de leña
Pero que siembran la tierra y las plantaciones
Manos que elaboran dulces… nunca ociosas
Manos fecundas e inmensamente ocupadas
Manos laboriosas que conocen el secreto de la vida
Siempre abiertas para sembrar justicia y nuevas relaciones
Manos que se unen en las celebraciones
Manos sembradoras…
Acostumbradas al trabajo…
Sembrando siempre semillas de vida
Alimentando sueños de liberación.

Cora Coralina

 
La humanidad se ha organizado con sus propias circunstancias para garantizar su reproducción, y así  desarrollar la producción, regular sus intercambios y dar jerarquía a sus integrantes en función del lugar que ocupan y las actividades que desempeñan. Una de las categorías que ha sido determinante en la organización social de todos los pueblos ha sido la división entre lo femenino y lo masculino, clasificación que se asienta sobre las diferencias sexuales entre hombres y mujeres.
Justamente la mayoría de culturas construyen sobre las diferencias biológicas entre hombres y mujeres (sexo), un conjunto de atributos, comportamientos, roles, prescripciones, prohibiciones, derechos y obligaciones (género), que acaban siendo percibidos como "naturales". Queda así arraigada la convicción de que es la naturaleza quien determina estas construcciones y no se discrimina aquello que es producto de procesos históricos y relaciones sociales. Además el análisis de género comienza por distinguir las diferencias biológicas entre hombres y mujeres de aquellas construidas social y culturalmente (Scott:2000, Lamas:2002).
Cuestionar esa división y las relaciones que de ella derivan significa replantear relaciones de poder, tanto en la vida cotidiana como en las esferas más abarcadoras de la sociedad.
Los roles de género se construyen fundamentalmente en torno a dos grandes esferas que envuelven trabajo humano: la esfera productiva que se expresa en la obtención, transformación e intercambio en el mercado de bienes o servicios, y la esfera reproductiva que se expresa en un conjunto de desempeños orientados a garantizar la continuidad de la vida cotidiana, la alimentación y las actividades de cuidado del grupo familiar o comunitario. La mayoría de las sociedades ha identificado a los varones con la esfera productiva y a las mujeres con la esfera reproductiva.


            Esta asignación diferenciada de roles también se conoce como división sexual del trabajo. En donde incluye los servicios que se brindan en el hogar que tienen un precio en el mercado. Como consecuencia de esto, la inserción femenina en el ámbito laboral tiene aspectos diferenciales, además en el acceso y proporción de mujeres que participan en el mercado de trabajo es inferior a la de los hombres. También en las formas de inserción:   existen notorias asimetrías entre hombres y mujeres respecto a la duración de la jornada laboral, la distribución por sector de actividad, el tipo de ocupación, la ubicación jerárquica, y  en los resultados obtenidos,  las diferencias salariales por sexo constituyen el aspecto más explícito de las disparidades (Espinosa: 2006).
La sistematización de las experiencias productivas en manos de mujeres. Nos inscribimos en aquellas posturas que destacan la importancia de incorporar un enfoque de género en las iniciativas de desarrollo orientadas a la construcción de procesos de empoderamiento de los sectores excluidos como un fin en sí mismo y como un medio para la transformación social y el incremento de la calidad de vida de las personas, en el marco de las actuales discusiones sobre desarrollo humano sustentable. Asimismo, y debido a que las iniciativas económicas y sociales de las mujeres se han impulsado a escala local, se aborda la forma en que la economía popular ha orientado tales emprendimientos para el logro de metas de desarrollo a nivel local.
Bajo este contexto el objetivo de este artículo es explicar cómo se ha dado el proceso de empoderamiento de las mujeres rurales en un contexto de crisis económica y con las estrategias desarrollo local compartiendo las experiencias exitosas, y para ello dividiremos en cinco apartados.
 

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga