EL NACIONAL REFORMISMO EN PINAR DEL RÍO ENTRE 1944 Y 1952

Pedro Luis González Cruz

Incidencia del Nacional Reformismo en Pinar del Río

A pesar de la imagen de benevolencia que trató de dar el Nacional Reformismo en nuestra provincia y que nuestra inculta población de aquella época, veían con admiración a las figuras representantes de esta corriente, la realidad fue otra bien distinta. En ocho años de gobierno, el cacareado programa no fue cumplido cabalmente y lo que fue cumplido, solo sirvió para el enriquecimiento personal de los presidentes y sus seguidores, dejando una secuela de atraso económico y social, que reafirmó el título de “cenicienta” a nuestra provincia.  Un problema tan antiguo como la provincia fue inexistencia de agua, no resuelto por ninguno de los presidentes de turno de la República Neocolonial. A Batista en una visita a la provincia, el 30 de octubre de 1943, cuando era Presidente, se le solicitó y no hizo nada por resolverlo. El Comité “Todo por Pinar del Río” a un mes de ser elegido Grau San Martín como Presidente de la República, el 1ro de julio de 1944, le envió un telegrama rogándole, que cumpliera su promesa de resolver el problema del acueducto antes de terminar su mandato.

La respuesta de Grau, fue el envío del Ministro de Obras Públicas y técnicos, para la realización de posos a un costo aproximado de 50 000 pesos en apertura y habilitación, equipos de bombas, transformadores y tendido eléctrico. Esto no incluía la expropiación del terreno, donde se encontraban los posos existentes y los que se pretendían perforar, que se hallaban en una finca de 4 caballerías de terreno, próximos a la ciudad, que por razones sanitarias,”sería conveniente adquirir”
El Gobierno había declarado que invertiría 5 000 000 de pesos en obras públicas en las 6 provincias, pero el 26 de julio de 1944, en la prensa de la época aparece la siguiente nota:
“Como parte de un país que marcha a paso firme hacia su organización democrática, tiene derecho el pueblo pinareño, su capital de provincia, a esta tan pequeña obra de acueducto o ¿Esperará a la atención del Gobierno? Hay el compromiso que se conceda esa obra, porque ya Cuba no termina en La Habana como solía decirse, necesitamos que se nos conceda agua”.               
Los propietarios del terreno, para abrir los posos para el agua, era la familia Ferro 40.
Estos pedían 250 000 pesos por estos terrenos. El Gobierno manifestó que tendría que apelar a la expropiación de la finca. Al final el litigio se resolvió como buenos amigos, pagándole a plazos esta cantidad.
Con lo que costaban los terrenos y los posos (250 000 y 50 000 pesos) se podía terminar la presa Cayo Grande y realizar el acueducto.
Por otra parte no existía estabilización entre los precios y los jornales, estos últimos iban a la zaga, a gran distancia de los precios. La carne, el arroz, la leche, los frijoles, la mantequilla, el pan, los efectos de hierro fundido, el pescado, las aves, los huevos y las viandas,  aumentaron de precio en julio de 1944. El pueblo pinareño se preguntaba: ¿Cuánto vale un peso?
La calle Cuarteles se terminó, pero se quedaron las aceras sin realizar y el puerto de La Coloma no se dragaba por años.
Mientras Grau, está pasando revista a cadetes en Washington, junto a Roosevelt, en octubre de 1944, la provincia es azotada por un violento huracán, recordado por antiguos pobladores, dejando grandes pérdidas en Pinar del Río: el 90% de las casas de curar tabaco destruidas, el 60% de las viviendas destruidas, los semilleros de tabaco destruidos totalmente y la siembra de viandas perdidas. Para resolver este problema la Asociación de Cosecheros “reparte puntillas a 8 centavos la libra, comprada en los EEUU,  por el Primer Ministro del Gobierno de Grau San Martín.” 
En enero de 1945 los cosecheros de tabaco, realizan una protesta ante el gobierno, solicitando abono, que desde noviembre de 1944 no se había entregado,  solo se entregó un permiso de 100 sacos de abono, de los cuales se recibieron 70,  el resto no se sabe cual fue su rumbo.
Para los trabajos del acueducto se envió a Pinar del Río una moto niveladora, el Ministro de Obras Públicas, ordenó regresarla a La Habana, sin investigar mucho, pues se decía que se estaba utilizando para preparar campos de piña. El acueducto podía esperar.
En febrero de 1945, el Gobierno de Grau, concedió una relación de créditos para la construcción de caminos, carreteras y edificios para distintos lugares de la República y la provincia de Pinar del Río no rezaba para nada en esta relación.
Mientras que en nuestra provincia no había edificio para la Escuela Normal y de Comercio, el edificio del Instituto de Segunda Enseñanza era una ruina y una amenaza constante, no contaba con Escuela de Artes y Oficios, ni Escuela del Hogar, las Obras del Instituto Técnico Industrial estaban paralizadas, los puentes de todas las carreteras de esta provincia ofrecían grave peligro, mientras esto ocurría, se dan créditos para obras que podían esperar.
En la prensa de la época del sábado 17 de febrero de 1945, aparece el siguiente fragmento:
“Este Gobierno está dando palos de ciego y la cubanidad debe y tiene que ser pareja. Pinar del Río forma parte de Cuba y contribuye como la que más a los gastos que origina la nación y tiene derecho a que se inviertan en ella parte de las recaudaciones. Algunos sacan la cuenta que el presidente Grau es pinareño, habrá nacido por accidente en Consolación del Norte, pero no ha vivido aquí en la provincia y no puede atender sus necesidades porque no las conoce, porque una cosa es recorrer la provincia en una campaña política electoral y otra es ir de término en término a palpar sus verdaderas necesidades. Y el Presidente, Grau se siente tan alto, para descender a conocer lo que su provincia natal necesita.”
El 10 de marzo de 1945 es elevado un informe al Ministerio de Salubridad sobre el estado sanitario de la ciudad y término municipal de Pinar del Río, por la importancia de tomar como punto de referencia a la cabecera de provincia, con respecto a los demás municipios lo reproducimos:

  1. Extensión superficial de 1 548 Km. cuadrados y una población de alrededor de 30 000 habitantes.
  2. La ciudad a pesar de ser centro de producción de tabaco, no posee ninguna fábrica de importancia, solo pequeñas industrias cuyo personal no pasa de medio millar.
  3. Existe una fábrica de dulces del país donde trabajan 500 obreros.
  4. Otras con escaso personal son: una fábrica de gaseosas, una fábrica de cigarrillos, dos fábricas de abono, una de licores, de zapatos y monturas, una de escobas, una planta eléctrica, una fábrica de jamones, una colchonera, varios saladeros de cueros, un matadero y un mercado propiedad del Ayuntamiento.
  5. Otra fuente de empleo constituye la nómina de oficinas del Estado. Radican en ella una Audiencia, el Gobierno, la Superintendencia y centros docentes como Instituto, Escuelas Normales, Escuelas de Comercio, Cárcel etc.
  6. Una mina para la extracción del cobre.
  7. No existen ingenios y la producción de tabaco la realizan los propios campesinos.
  8. Núcleos principales y caseríos: Minas, Las Ovas y Sumidero.
  9. El estado sanitario de la ciudad es algo deficiente, debido a la insuficiencia de recursos, su presupuesto de personal y materiales existentes.
  10. El presupuesto actual es el mismo que cuando la ciudad tenía 16 000 habitantes y no se tienen en cuenta los nuevos repartos.
  11. La capital provincial tiene un presupuesto de solo 660 pesos anuales o sea 55 pesos mensuales para todos los gastos (alquiler de casa, efectos de escritorio y de ferretería, herraje a los animales, forraje para los mismos y reparación de materiales).
  12. Cuenta la Jefatura Local con 4 carros iowa, para todo el servicio de recogida de basura de casas y calles.
  13. Debido a esta escasez, el saneamiento de los suburbios o repartos no se realiza con frecuencia de acuerdo con las normas modernas de saneamiento.
  14. Las más céntricas calles no se encuentran asfaltadas correctamente.
  15. En su zona urbana tiene más de 4 000 casas, de estas unas 2 000 cuentan con servicios sanitarios, las otras carecen, solo poseen letrinas que no tienen los requisitos exigidos por las ordenanzas.
  16. Existe un acueducto propiedad del Estado, construido cuando la ciudad no llegaba a 15 000 habitantes, no llena la capacidad de la población, ni por su cantidad, ni por la calidad de sus aguas.
  17. Esta agua proviene de un río no cercado, donde la población campesina envía sus reses a pastar.
  18. El acueducto no tiene planta de clarificación, ni filtro. Análisis de laboratorio demuestran la existencia de parásitos como amebas, giardias y otros gérmenes no diagnosticados provenientes de esta agua, sin clarificar por una planta de cloro.
  19. Proliferan en nuestra ciudad, enfermedades como el sarampión, la escarlatina, la tosferina, gripe, anquilostomiasis y varicela entre otras, que provocan un alto índice de mortalidad.

Mientras esto ocurría, el “Honorable Señor Presidente”, concedía créditos por decreto, a una velocidad de más de un millón al mes, sin atender a lo preceptuado por la Constitución y las Leyes.
Contando con lo consignado para abono a los campesinos y auxilio a los cafeticultores, damnificados por el ciclón, lo concedido a esta provincia no llegaba a 2, 35 % del total de créditos, de más de 5 millones, entre el  27 de noviembre de 1944 al 5 de marzo 1945.(Ver Anexo 18).  Del día 5  al 17 de marzo de 1945, se decretaron créditos, ascendentes a $1 000 000 y Pinar del Río, no aparecía en esa relación.
El Comité “Todo por Pinar del Río” tuvo que enviar una carta al Sr. Presidente sobre el derecho al trabajo de los pinareños que no son miembros del PRC(A) en las obras públicas de la provincia.
El Gobernador Armando del Pino, en agosto de 1945 remite una carta a Grau y un telegrama al Ministro de Comercio, su contenido guarda relación con la falta de artículos de primera necesidad:
“Falta casi total de alimentos de primera necesidad. Esta provincia. Hacen necesario rápida actuación. Organismos gubernamentales solución grave problema de abastecimientos. Situación es alarmante. Sobre todo población campesina. Especialmente Términos de Guane y Mantua. Donde solo tienen como alimento pan. Siendo preciso el envío de arroz, frijoles y manteca. Fin de evitar pueda ocurrir graves desordenes públicos. Este ejecutivo recomienda medidas urgentes. fin solucionar satisfactoriamente vital problema subsistencia.”
Por su parte los cosecheros de tabaco de toda la provincia asistieron a una importante manifestación el día 4 de agosto de 1945 en contra del precio tope a la compra del tabaco. Sobre este tema aparece un artículo en la prensa de la época:
“La situación del veguero no puede ser más oscura, precios altos del cigarrillo y del tabaco torcido. Jornales altos para los obreros de la industria del cigarro y del tabaco. La cosecha corta. Los precios del tabaco más bajos que los del año pasado. Es hora de sustituir la siembra de tabaco por otro producto que dé más. Triste condición la del veguero: Todos viven de él y él que lo cosecha no puede vivir de su trabajo”.
Mientras tanto el Alcalde Municipal reparte ropa y zapatos a 25 niños en un comedor infantil para conmemorar la fecha patria del 10 de octubre de 1868 y el sorteo de 2 casas para obreros construidas por el Ayuntamiento, en las calles Isabel Rubio y Sol, por supuesto que este sorteo se realizó entre 900 obreros.
El 9 de enero de 1946 los estudiantes del Instituto de Segunda Enseñanza de Pinar del Río se declararon en huelga de hambre, si no se le concedía una entrevista con el Ministro, para resolver el problema de un edificio para los estudiantes que cursaban estudios allí, preparándose para la carrera que van a seguir.
El problema de los precios del tabaco seguía afectando a los cosecheros. Los industriales cigarreros obtenían un aumento en el precio para la venta de las cajetillas de cigarros, los fabricantes vendían bien las vitolas que producían, los obreros de ambas industrias recibían salarios remunerativos. Solo los productores de la hoja estaban siempre con la cruz a cuestas, en una vía crusis desesperante.
El Gobierno había decretado que el precio del tabaco sería de 20 pesos, que la libra de pie ensartada, tendría un precio mínimo de 45 pesos y que las colas enterciadas tendrían un precio mínimo de 40 pesos. Este decreto no tenía el respaldo económico debido, mediante la implantación de la Caja de Estabilización del Tabaco, que debía ir aparejada con el precio mínimo. Los compradores ofrecían un precio que no llegaba al de la cosecha anterior.
Por su parte el Ministerio de la Agricultura, hace ciertas manifestaciones en junio de 1946 y no acude a solucionar el problema tabacalero. El 20 de agosto de 1946 el Presidente de la República firmó un decreto que crea la Caja de Estabilización del Tabaco, mediante el aumento de un centavo en cajetilla de cigarro. El decreto debió salir con otro que estableciera el precio mínimo para garantizar este. Tenía que dictarse otro decreto que regulara las siembras de tabaco.
El Ministro de Obras Públicas tampoco daba respuesta a una carta enviada en agosto de 1946, por el Comité “Todo Por Pinar del Río” sobre las necesidades de nuestra provincia  Ver Anexo # 10.
Mientras que veintiún puentes estaban ruinosos en la carretera de Pinar de Río a Guane, además de ser un peligro para los conductores de toda clase de vehículos, tenían interrumpido el tráfico de productos a esa zona.
En este tiempo con carácter alarmante se presentaba la tifoidea en Pinar del Río, las medidas adoptadas no eran lo suficientemente amplias para contener la epidemia, donde el agua no era el único vehículo de propagación, otros factores como la leche y las moscas fueron determinantes.
Las carreteras que iban de la ciudad de Pinar del Río a La Coloma, a Viñales, a San Juan y Martínez, y a Puerto Esperanza, estaban completamente destrozadas e interrumpían el tráfico y por ferrocarril era peligroso viajar, por el estado de los trenes y líneas.
También la Ley del retiro tabacalero del 18 de marzo de 1947 no amparaba a obreros agrícolas:
Años de Servicio                                     Mensuales
Con 10 años ------------------------------------    5. 00 pesos
        15        ------------------------------------     6.25
        20        ------------------------------------     7.50
         25        ------------------------------------     8.75
         30       -------------------------------------     10.00
         35       -------------------------------------     11.67
En caso de fallecimiento la pensión a que tendrían derecho sus familiares, sería el 80 % por la Ley 13, del 11 de diciembre de 1946.
Los cosecheros de la región pinareña acordaron no sembrar tabaco en la zafra de 1947-1948. La Caja de Estabilización del Tabaco no dio más que dificultades y tropiezos en esta zafra y el tabaco de la zafra de 1945-1946 todavía estaba en las manos de los cosecheros. Entonces se realizó un referéndum entre los cosecheros de tabacos, el 20 de julio de 1947, para determinar si se suprime o no la siembra de tabaco, o si se llega a la restricción de un 50, un 33, o un 25 %.
El resultado del referéndum celebrado fue la supresión de la cosecha de 1947-1948.  Ver Anexo # 11.
“No es crisis de la industria tabacalera es crisis de los cosecheros”, decía el Ministro de la Agricultura.
Otro problema sin resolver era el Hospital Civil “Raimundo Menocal” de nuestra provincia, el hoy Hospital “León Cuervo Rubio”. Esta obra fue comenzada por Batista y abandonada a la buena de Dios. El Comité “Todo por Pinar del Río” en agosto de 1947 pidió al Ministro de Obras Públicas su culminación, pero no hubo respuesta. El profesor de Fisiología después de 3 años de Gobierno no había terminado dicho Hospital y así decía Grau que la” cubanidad es amor “.Mientras tanto en el entronque de la carretera de Viñales, continuaba de espaldas al pueblo el Hospital Civil de Pinar del Río.
En este mismo año el Ministro de Agricultura Dr. Germán Álvarez Fuentes, con la consideración y la firma del Presidente, dispusieron que la siembra de la cosecha de 1947-1948 fuera reducida al 50 %. Esto traía como consecuencias que el precio mínimo de la cosecha de 1946-1947 no sería más de 20 pesos, los cosecheros que esperanzados en poder vender a más de ese precio, recibieron la noticia, que se había establecido como precio tope, el precio mínimo de 20 pesos, gran número de vegueros de los Remates de Guane, Pinar del Río y Semivuelta, se disponían a mantener su actitud expuesta en el referéndum, de no sembrar la cosecha de 1947-1948. No obstante el Ministro de Agricultura dictó resolución por decreto, fijando 448 000 quintales de tabaco para la cosecha de 1947-1948, es decir la producción fue reducida en un 54,3 % en comparación con la del 1946-1947 y efectuándose las compras a precios más bajos que los que establecía el decreto 1 226.
Los mantuanos convocaron a un mitin el 10 de octubre de 1947, para rescatar el término de la miseria. La carretera de Guane a Mantua resultó una burla a los vecinos que tenían la esperanza de establecer esta vía de comunicación, se gastó el dinero en una obra bien pagada, que duró dos años, por la mala calidad de los materiales y la construcción de última categoría.
A finales del año 1947 el Ministro de Agricultura se dirigió al Jefe del Estado Mayor del Ejército, interesando su apoyo para el cumplimiento de decretos y resoluciones, para que se vele por la siembra del 50 % del tabaco, para “mantener la estabilidad de la producción y el consumo, evitando con ello la baja de los precios mínimos establecidos por el Gobierno para la venta del producto en poder de los cosecheros”
Como era lógico burlar el decreto # 2 740 sobre restricción del 50 % de la producción de la cosecha de 1947-1948 era cooperar con “la ruina de nuestra riqueza tabacalera”
Rápidamente el Coronel Elías Horta Suárez, Jefe del Octavo Regimiento “Rius Rivera” dictó las instrucciones a las Capitanías, Tenencias y Puestos de la Guardia Rural para el mejor cumplimiento del citado decreto:

  1. Visitar todas las fincas por parejas de guardias rurales.
  2. El veguero debe enseñar las tierras que se dedicaron al cultivo en 1945-1946, a las parejas de guardias rurales.
  3. Las tierras no cultivadas de tabaco, deben dedicarse a frutos menores y viandas.

Sobre este tema sobran los comentarios.
Todavía el 10 de febrero de 1948, vísperas de concluir el mandato Presidencial de Grau, el Hospital Civil de nuestra provincia seguía en estado alarmante, no existían medicinas, hasta el punto de que por falta de plasma falleció una enferma, la comida de los enfermos era escasa y mala, pues nadie quería suministrar alimentos porque se retardaba el pago o no se pagaba, el servicio de los médicos solo se hacía por la mañana, por la tarde y por la noche no habían servicios médicos, sino enfermeros.
La política de “Nuevos Rumbos” dirigida por otro pinareño en la Presidencia, llevó a nuestra provincia por viejos rumbos.
La caja de Estabilización del Tabaco, en el año 1948, no compró ninguna cantidad a los cosecheros, justificando que esto obedecía a que el conjunto general de la cosecha, no llegó al 50 % de lo establecido por el decreto 2 740, no obstante burlado el decreto.
En pleno verano de 1948 la carretera a La Coloma era conocida como “la de la mala suerte”, necesitada de limpiar sus cunetas, talar árboles y eliminar los grandes baches que hacían intransitable esta vía. A raíz de la visita del Ing. Pepe San Martín hacía más de un año, se había situado un crédito de 100 000 pesos y todavía en esta fecha no se había podido adquirir la piedra para cubrir los baches y se concedió un segundo crédito de 200 000 pesos que no se sabe ha donde fue a parar.
El Ministerio de Comunicaciones en nuestra provincia solo tenía en esta época, 5 carteros para hacer todo el trabajo de correos.
Las aceras del Municipio de Pinar del Río se rompieron para las acometidas de agua por Obras Públicas, convirtiéndose en un tormento para el tránsito de los vecinos de la ciudad.
Mientras esto sucede el “Cordial Presidente” visitaba EEUU el 8 de diciembre de 1948 como invitado de honor del Presidente Truman.
El fin de año para los pinareños y especialmente para los maestros, auguraba un triste final pues en esta fecha hacía meses que no cobraban.
En enero de 1949 se analizó, como la cosecha de tabaco de 1948 había disminuido, de 77 107 818 libras a 55 599 774 libras netas de sol y tapado, es decir 21 508 0 44 libras, estos datos fueron ofrecidos por el Ejercito Nacional, poniendo como causa las inclemencias del tiempo y que se esperaba en 1949 cosechar 60 millones de libras (10 % más). Esta disminución traía graves consecuencias para los cosecheros.
Para la carretera de Guane a Mantua se concedieron en distintas partidas créditos de 450 000 pesos y de acuerdo con los trabajos realizados en esta fecha era de suponer que el crédito no haya sido agotado, como informaron los responsables de esta tarea en el territorio.
Como si esto fuera poco se decidió la reducción de la consignación mensual que el Ministerio de Obras Públicas destinaba a esta provincia. De 1 700 000 pesos mensuales que se destinaban a obras publicas en el país, solo 95 000 eran consignados a Pinar del Río con lo que no se podía terminar una obra.
El Comité “Todo Por Pinar del Río” declara el descontento del pueblo pinareño, exigiendo que se consignara más crédito para las obras en las cuales se había derrochado una fortuna y no se habían terminado como eran:

  1. La carretera de San Vicente a La Palma
  2. De Bahía Honda a la Palma
  3. De Guane a Mantua
  4. De Pinar del Río a San Luis
  5. De Pinar del Río a La Coloma
  6. De Pinar del Río a San Juan
  7. Los acueductos de Pinar del Río y de Consolación del Sur

En la provincia proliferaban los llamados pozos negros (letrinas), que solo en la ciudad de Pinar del Río, existían 700 de ellos, esto constituía una amenaza para la salud del pueblo pinareño. Además el agua escaseaba en la población y la poca que existía era desastrosa, provocando en estos años una epidemia de enfermedades estomacales causadas, según los médicos de la provincia por las impurezas del agua que se consumía en nuestro territorio. Esta agua fue declarada por el Director de Salubridad impropia para el consumo.
Por otra parte el arreglo de las calles en el municipio Pinar del Río, como pavimentación, reconstrucción de aceras y la numeración de la mayoría  de las casas seguía siendo una tragedia para los vecinos del lugar.
En 1950 el Hospital de Guanito todavía no funcionaba, pero se cobraban las comisiones y el problema del agua seguía latente. Este surgió de una visita del Presidente Grau a su provincia natal en 1946, donde se empeñó en construir un hospital antituberculoso a 19 kilómetros de la capital pinareña, considerándolo un sitio ideal para sus propósitos.
Los trabajos concluyeron con rapidez y los noticieros cinematográficos con bombo y platillo, mostraban a Grau que orgulloso y satisfecho recorría las terrazas y pasillos del centro asistencial que llevaría el nombre de Pilar San Martín, madre del mandatario.
Todo este alarde se convirtió en un brillante en las manos de un mendigo, pronto se conoció que en la plantilla del flamante hospital no figuraba ningún cirujano, de la  capacidad de 100 ingresos, solo existían 63 camas. La morgue se había situado a la entrada, junto al cuerpo de guardia, lo que ofrecía un espectáculo penoso para enfermos y acompañantes. No existía un local de descanso para el personal de guardia. Pero todo esto no era lo más grave.
El hospital de Guanito no tenía agua, esta solo se podía subir a cubos pues estaba emplazado a 235 metros de altura y distaba unos 6 kilómetros de la fuente de abasto más cercana, sin contar que por lo montañoso del lugar se requería de varias bombas de gran potencia a lo largo del trayecto para impulsarla.
Nada, que el hospital “Pilar San Martín”  se convirtió en otro jugoso negocio de los auténticos.
Los cosecheros de tabaco de Guane acordaron no consumir cigarros y no sembrar tabaco para la cosecha de 1951- 1952, si no se le compra el tabaco a 30 pesos. Sin embargo los compradores pusieron como precio tope 20 pesos del tabaco en rama, incluso habían compradores que compraban a menos precio. El gobierno por su parte anunció que no se aumentará el precio del tabaco.
El Comité “Todo por Pinar del Río” hizo a Prío las siguientes peticiones:

  1. Terminación del acueducto y alcantarillado de Pinar del Río.
  2. Terminación de aceras, calles y parques.
  3. Emplazamiento de la estatua de Antonio Maceo.
  4. Instalación de planta purificadora para alcantarillado.
  5. Terminación del Instituto de Segunda Enseñanza.
  6. Instalación de planta purificadora para el hospital antituberculosis de Guanito.
  7. Terminación del ramal norte – sur de la carretera Panamericana.
  8. Terminación de la carretera Guane – Mantua.
  9. Terminación de la carretera a La Coloma y a Las Canas.
  10. Terminación de la carretera a San Luis.
  11. Terminación de la Carretera a Puerto Esperanza.
  12. Terminación de la carretera de San Vicente a Bahía Honda.
  13. Declaración de Viñales Parque Nacional.
  14. Encauzamiento del río Guamá, que provoca inundaciones.

Claro que el cordial presidente no concretó ninguna de estas peticiones en su período de gobernación.
Los Términos Municipales de San Juan y Martínez y Minas de Matahambre quedaron incomunicados durante un mes, después de azotar la provincia en agosto 1950 un meteoro, pues se invertía tiempo y dinero en otros asuntos y no se reparaban los puentes.
Es necesario destacar que el pinareño Tevelio Rodríguez del Haya, que fue por mucho tiempo presidente del Comité “Todo por Pinar del Río” fue designado por Prío Ministro de Gobernación, partiendo para La Habana lleno de esperanzas y sueños, que al ver estos frustrados, decidió renunciar al cargo y regresar a nuestra provincia. Años más tarde escribió un articulo titulado “El mito de los Nuevos Rumbos”. En su lugar fue nombrado otro pinareño Lomberto Díaz Rodríguez.
Cuando EE.UU. trata de afianzarse en Asia, mediante la ocupación de Corea en 1951, solicitó a Cuba que se sumara aunque fuera de forma simbólica, la actitud del Presidente Carlos Prío fue complaciente y las fuerzas de izquierda emprendieron una campaña sobre el carácter de rapiña de esa guerra, ajena por completo a los intereses del pueblo. “Cero cubanos a Corea” fue el lema y en Pinar del Río fueron procesados y llevados a prisión un grupo de jóvenes como Francisco Otaño, José Luis González, Ramiro Hernández y Pedro Expósito, por distribuir volantes en el teatro Riesgo, hoy cine Saidén.
Mientras que en este mismo año se desarrolló una feria de juguetes en las calles de nuestra ciudad, que fue abusiva por los altos precios de los artículos.
Se realizan decretos presidenciales, para la zafra de 1951-1952 que afectan a nuestra provincia.

  1. Decreto # 1073 - Mecanización del tabaco torcido.
  2. Decreto # 3180 – Fijación de cuotas tabacaleras a 22, 50 pesos.

Ambos decretos, son calificados de injustos y atropelladores por los vegueros que solicitan su derogación. Además la Caja de Estabilización no había recogido todavía los tabacos declarados por los vegueros. Esta situación provocó el descontento de los cosecheros, que fueron detenidos en masas en varios Términos Municipales.
A esto el Presidente cordial no le prestaba mucha atención, sin embargo firmó un decreto que facilitaba a EEUU una inversión de 250 000 dólares, nada menos que para la siembra de algodón en nuestra provincia.
Estaba Prío, lejos de imaginar el infeliz desenlace que pondría fin al Nacional Reformismo.
El golpe de Estado dado por Batista el 10 de marzo de 1952, fue recibido en nuestra provincia por las clases dominante, como un movimiento revolucionario, que triunfó sin efusión de sangre y por ello la nación toda debía felicitarse.
La prensa de la época en nuestra provincia presentó la foto de Prío, con su hija María Elena y Mary Tarrero, en la escalerilla del avión Douglas D-6, para abandonar el país y con una frase al pie de la foto: “Ya volveremos”. Creo que sobran los comentarios.
Los Alcaldes pinareños: 8 auténticos, 4 demócratas, 2 liberales y 1 ortodoxo, apoyaron el nuevo régimen.
En el mismo mes de marzo de 1952, la Primera Dama Martha Fernández donó 30 000 pesos para instituciones de caridad en Vueltabajo y antes de finalizar el mes, el pánico se apoderó de la población pinareña, pues un día amaneció sin agua.
Nada, que situación de nuestra provincia iba a seguir igual o peor.
El jefe de un movimiento que rompió con todos los partidos corruptos y pro imperialistas, Fidel Castro, viajó a Pinar del Río a entrevistarse con Pepe Suárez Ramos y le dijo: “... Tenemos que hacer algo, ni auténticos, ni ortodoxos van a resolver nada” 

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga