EVALUACIÓN DE LA SOSTENIBILIDAD SOCIAL Y ECONÓMICA EN LOS CULTIVOS DE PALMA AFRICANA EN EL DEPARTAMENTO DEL META

Juan Manuel Ochoa Amaya
Ernesto Leonel Chávez Hernández

8.4 EL OBRERO JUBILADO

Hace casi setenta años nací en Cáqueza, un pueblito Cundinamarqués que puede ser frío o templado, dependiendo de hasta donde lo lleve a uno la buseta. Me vine para el llano desde 1954  y puedo dar fe de que en Acacías se siembra palma desde 1970 para acá, donde antes había arroz, yuca y maíz. Eso ha sido para bien, el cultivo de palma ha mejorado las condiciones de vida de la gente porque hay bastante empleo, mis hijos trabajan en las palmeras yo ahora estoy retirado, hay buenos cultivos.

El movimiento poblacional ha sido muy activo, ha llegado gente de diferentes partes, de los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Chocó, hay mucha gente morena trabajando en las palmeras y eso ha modificado las costumbres antiguas en parte, porque ellos trabajan más cómodos, se integran, hay barrios completamente de morenos, en Manuelita hay muchos, son colaboradores, trabajan un rato más sin problemas.  Ahora, así vengan forasteros con su música y sus costumbres, la música local no cambia mucho, ellos tienen sus concursos y a los llaneros les gustan. Eso en realidad contribuye a la integración y enriquece la cultura.

Hay que reconocer sí que el trabajo en las palmeras ha cambiado las costumbres de la gente. Antes el campesino tenía su pequeña parcela, cultivaba yuca y plátano.  Eso caducó ahora se tiene ganadito y si se llega a cultivar es puramente para lo del gasto de la casa no para comerciar.  Pero hay más empleo.

Claro que hay cosas malas también porque las plantaciones han empujado hacia arriba el precio de la tierra en los últimos años, no solo por la palma sino porque ahora está calmada la subversión, antes no se podía trabajar tranquilamente, entonces la gente no compraba terrenos por los problemas de orden público de la región; ahora como se genera empleo coge más precio. 

El cambio en los precios de la tierra tiene características locales propias, en unos lados es porque la gente piensa que se va a sembrar palma, en otras porque ya la guerrilla no molesta tanto y en otras zonas, como en San José del Guaviare,  porque se han construido carreteras, y como se acabaron las arroceras y el café que había, es en las palmeras donde se generan los empleos, ellos son los que compran en los mercados, dinamizan la economía.

De otro lado, he escuchado que las plantaciones afectan el clima y de eso yo no se nada. Aquí los meses secos van de enero a marzo; de abril a noviembre hay lluvia, pero eso ha cambiado, porque, por ejemplo, octubre es de agua y este año estamos en verano. Hubo un verano largo en el año 1960 pero 2008 fue especialmente lluvioso.

Adicionalmente, tampoco sé por qué pero las especies no son las mismas actualmente que hace unos años. Han variado. Antes había lapa, gurre, cachicamos y venados.  Ahora como no hay rastrojo, no hay monte y no tienen que comer han desaparecido, ahora la tierra está limpia, sólo sabanas y no han llegado especies nuevas porque no tienen donde refugiarse, ni tienen comida;  loros si hay, o mejor dicho sí quedan algunos.

Desde luego que con las  alteraciones del clima cambian muchas cosas, el caudal de los ríos por ejemplo, hay menos agua, ha disminuido el caudal de los ríos, debe ser falta de arborización,  cuando se instaló la palma no se pensó en eso.

En términos generales, mi percepción sobre las empresas palmeras es buena por el hecho de generar empleo.  A ese cultivo le tengo mucho aprecio porque trabajé más de 16 años en una de ellas. Ayudé a radicarla, a sembrarla, a machetear para plantarla. Claro que como parcelero, antes yo ocupaba 2 0 3 personas.  En mi parcela mis hijos no hacían nada, ahora buscan trabajo en las palmeras. Claro que no es permanente porque a fin de año no hay empleo pero cuando pasa la sequía hay trabajo.  El trabajo no falta, es graneadito. La palma traerá progreso a la región.  Por ejemplo Manuelita ya está empezando eso de los biocombustibles. 

8.5 EL OBRERO ACTUAL

Soy trabajador de las palmeras, nacido hace 28 años en Acacias y desde que tengo uso de razón conozco palma, se puede decir que soy de la generación de la palma. El cultivo de palma ha mejorado las condiciones de vida de la población porque hay más empleo, más trabajo estable, aunque no es continuo, contrario a lo que se llama por aquí trabajar en la administración [es decir contratado directamente por la empresa] si es continuo, sin cooperativas.  Las cooperativas me parecen malas porque de un millón teórico que se devenga, la cooperativa se queda con seiscientos mil pesos, que dizque para herramientas y no sé que más. Era mejor antes por contratos, teníamos todas las prestaciones.

Lo que sí he visto es que por el cultivo ha llegado gente de todas partes del País. Llegan por temporadas, en busca de mejores oportunidades, pero eso no afecta a los llaneros porque no cambian sus costumbres ya que están bien arraigadas, aunque ahora se escucha mucha música norteña; lo que si ha cambiado es la estabilidad laboral pues a pesar de que ya se sabe que en la temporada de fin de año uno queda desempleado, a la palma una vez que se le tiene el tiro, es más estable y mejor pago que la construcción.

He escuchado que suben los precios de la tierra, pero yo no sé nada sobre precios, ni de ahora ni de antes. Por eso tampoco me parece que hayan variado las lluvias en los últimos años, ni que hayan variado las especies. Para mí siguen siendo los mismos pájaros, escasean los gurres, las lapas, los perezosos y eso es porque los campesinos ven un bichito y lo matan ahí mismo.  Mi papá dice que no hay monte ni cacería como antes, que las cosas han cambiado, que los ríos no son como antes, pero yo no he visto tales cambios.

En lo que tiene que ver con los ríos, me parece que el caudal es el mismo. Hay ocasiones en que se inundan las palmeras, el río se lleva las palmas y eso debe ser porque trata de recuperar su cauce. 

Mi percepción de las empresas palmeras es buena.  Las mejores son las de don Vicente Riveros, tiene como 10 plantaciones, y se sigue comportando igual, muy sencillo, es el que mejor paga, ocupa su propia gente, como 1 500, de los cuales como 1 100 pertenecen a cooperativas y los otros 400 fueron contratados directamente por la empresa hace unos 14,15 y 16 años. Cuando hay una vacante de planta lo remplazan por uno de cooperativa fácilmente. El cultivo de palma traerá progreso a la región porque las plantas están cambiando, como por ejemplo Manuelita y Castilla y la que tienen en San Lorenzo.

 

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga