ANÁLISIS DEL SECTOR LOGÍSTICO Y EL TRANSPORTE DE MERCANCÍAS EN ANDALUCÍA

Francisco Javier Blancas Peral
María Dolores Caro Vela
fjblaper@upo.es

3.4 EL EMPLEO EN EL TRANSPORTE DE MERCANCÍAS POR CARRETERA.

Para completar el análisis presentado en este capítulo, el presente apartado tiene como objetivo analizar los aspectos más relevantes de la actividad laboral en el marco del transporte de mercancías por carretera. No centramos así, en el estudio de los aspectos laborales ligados a la profesión del transporte de mercancías por carretera. De acuerdo con el Reglamento 1071/2009 del Parlamento y el Consejo Europeo, de 21 de octubre de 2009, por el que se establecen las normas comunes relativas a las condiciones que ha de cumplirse el ejercicio de la profesión de transportista por carretera, la actividad laboral ligada a esta profesión es la que tiene lugar en todas aquellas empresas que efectúan, mediante vehículos de motor o conjunto de vehículos, transportes de mercancías por cuenta ajena. En concreto, los aspectos laborales ligados a esta profesión en los que vamos a centrar nuestra atención en este último apartado son: la oferta y demanda de empleo, contratos registrados, la oferta formativa y la negociación colectiva.

Según la Clasificación Nacional de Actividades Económicas de 2009 (CNAE09), es la actividad 4941 (transporte de mercancías por carretera) sobre la que es necesario recopilar y analizar información estadística relativa al empleo para llevar a cabo el estudio planteado en este apartado. Sin embargo, la información estadística laboral a nivel regional no se encuentra desagregada por actividad económica con código CNAE09 a cuatro dígitos, como precisamos en este estudio, puesto que las estimaciones obtenidas a nivel regional no resultan significativas. Ante esta situación los datos tan solo se desagregan por actividad económica según código CNAE a dos dígitos. En concreto, la información relativa al empleo está desagregada a nivel regional para las actividades de transporte terrestre, por carretera, ferrocarril y tubería, (actividades correspondientes al código 49 de la CNAE09) tanto de viajeros como de mercancías.

Ante esta situación, para poder analizar las cuestiones laborales relativas a la actividad del transporte de mercancías por carretera, vamos a centrarnos en el estudio de la o las ocupaciones que se muestren más relevantes, en términos laborales, dentro de las actividades  de transporte terrestre correspondientes al código 49 de la CNAE09. Según los datos facilitados por la Consejería de  Empleo de la Junta de Andalucía, las actividades más relevantes que concentran el 97,24% de los contratos laborales registrados en las actividades de la CNAE09 49 son las que se muestran en el siguiente cuadro 3.9.

Como se desprende del cuadro anterior, la ocupación generadora de empleo más relevante relacionada con el transporte de mercancías es el conductor de camión, la cual concentra el 50,8% de las contrataciones registradas en las actividades de transporte terrestre. Para analizar esta ocupación, vamos a utilizar como  principal fuente de información estadística el Observatorio Social del Transporte por Carretera del Ministerio de Fomento, analizando con más detenimiento el comportamiento de esta ocupación en Andalucía. En aquellos casos en que la desagregación de la información sea insuficiente, se utilizarán datos de ámbito nacional que permitan aproximarnos al funcionamiento del mercado de trabajo del sector.

3.4.1 Oferta y demanda de conductores de camión.

Para estudiar la oferta de empleo de esta ocupación vamos a considerar que la oferta  viene determinada por el conjunto de puestos de trabajos ofrecidos por los empresarios y registrados en las unidades de gestión de los servicios públicos de empleo con objeto de que se gestione su cobertura con el trabajador más adecuado. De forma similar, vamos a considerar como demandante de empleo a los trabajadores que se inscriben en los servicios públicos de empleo para la búsqueda de un empleo o mejorar el que ya poseen. No obstante, es conocido que los trabajadores que se inscriben en los servicios públicos pueden hacerlo en varias ocupaciones indicando un máximo de cuatro. Para considerar esta cuestión, en los datos analizados se consideran como demandantes de ocupación en conductor de camión aquellos que eligen como primera opción este grupo generador de empleo.
Al estudiar los últimos datos disponibles, año 2009, a nivel nacional se registró una demanda para la ocupación de conductor de camión de 62.484 trabajadores, de los cuales 59.607 son personas procedentes de los países de la Unión Europea. Dentro de este grupo, el 90,04% de los trabajadores demandantes corresponden a personas de nacionalidad española, por lo que la demanda está dominado por los trabajadores nacionales.

En lo que respecta a los puestos de trabajo ofertado estos tan sólo alcanzan actualmente los 2.395, dada el escaso volumen de tráfico actual ante la crisis económica y el alto volumen de puestos cubiertos en periodos precedentes avalados por la buena situación del sector. Así, la oferta actual apenas permite cubrir el 3,83% de la demanda registrada en el sector a nivel nacional.

Como se observa en el gráfico anterior, la evolución reciente de la demanda de empleo dentro de esta ocupación muestra durante los primeros años de la última década un crecimiento continuado y moderado, con una tasa de crecimiento interanual media del 2,13%. A partir de 2005, se observan periodos de alto crecimiento de la demanda (con una tasa de crecimiento medio del 18,61%) que se intercalan con unos periodos de fuertes caídas (con una tasa media del 12,01%), mostrándose una mayor variabilidad al final del periodo. Este es un signo claro de inestabilidad del mercado de trabajo derivado de la situación de crisis económica a la que se frente la economía en términos globales.
En este contexto, la región de Andalucía concentra un total de 11.494 demandantes de ocupación de conductor de camión, lo cual supone el 18,4% de los trabajadores demandantes totales a nivel nacional.
Como podemos observar en el gráfico 3.26 la demanda de la región muestra un comportamiento similar al registrado a nivel nacional aunque con algunas peculiaridades que comentamos a continuación.
El inicio de la década analizada, la demanda dentro de la ocupación de conductor de camión en Andalucía muestra una tendencia estable con ligeros crecimientos durante bienios que se ven seguidos de un periodo de un leve crecimiento. En términos medios, la  tasa de variación interanual se sitúa en torno al 0,45%

A partir de 2005 las oscilaciones en los niveles de demanda empiezan agudizarse destacando la espectacular subida producida en 2008 que alcanza un crecimiento interanual del 101,05%, finalizando el periodo considerado con una caída interanual del 57,89%, niveles que superan mucho las oscilaciones registrada en términos agregados.
Asimismo, vemos como el comportamiento del mercado en Andalucía muestra un comportamiento retrasado un periodo respecto a la tendencia mostrada a nivel nacional, sobre todo en los últimos años del periodo. Así, aquellos periodos en los que se produce un crecimiento de la demanda a nivel nacional, en Andalucía se corresponde con aquellos periodos donde el número de trabajadores demandantes sufre una caída.
Al comparar los niveles de demanda de la región andaluza con respecto al resto de CCAA, observamos en el gráfico 3.27 como Andalucía constituye la comunidad autónoma con un mayor nivel de demanda de ocupación de conductor de camión canalizada a través de los servicios públicos de empleo. En segundo lugar, destaca la Comunidad Valenciana con un nivel de demanda cercano al andaluz (aunque ligeramente inferior en torno al 17,04%, seguida de Cataluña con un nivel de demanda que supone el 13,67% del total de trabajadores demandantes. Más de lejos le sigue Madrid con un total del 9,20%, presentando el resto un peso relativo que término medio supone el 2,98%. 

Dentro de la región de Andalucía, la distribución geográfica de la demanda de la ocupación de conductor de camión es la que se muestra en el gráfico 3.28. 

Como vemos, el 51, 65% de la demanda total de la región la representan los trabajadores inscritos como demandantes en los servicios públicos de empleo de las provincias de Sevilla, Málaga y Granada, siendo la primera la que registra una demanda más relevante (que supone por si solo el 20,33%). Las zonas donde la demanda es más escasa la constituyen las provincias de Jaén y Huelva donde el número de demandantes no supera en ningún caso los 800 trabajadores al año.

Al observar el comportamiento de esta demanda provincial a lo largo del periodo considerado (gráfico 3.29), en prácticamente en todos los casos se repite el comportamiento identificado a nivel nacional. La excepción clara la encontramos en el caso de Almería quien muestra una tendencia creciente en el número de demandantes a mayor ritmo que el resto zonas, de forma que en todo el periodo considerado la demanda de esta provincia creció en un 151,69% desde el inicio de la década. Las causas de este comportamiento es que Almería tiene una gran actividad de exportación de productos agrícolas, que ha sufrido la crisis en menor medida, que otros sectores como la construcción. El comportamiento similar es el que muestra la provincia de Málaga, aunque en este caso el crecimiento es menos acusado alcanzando una tasa del 25,49%. El resto de provincias finalizan el periodo con una caída en el número de demandantes, registrándose la mayor contracción en las provincias de Córdoba y Sevilla (con una disminución de la demanda del 35,38% y del 26,58% respectivamente).

Por lo que respecta a la oferta de empleo en la ocupación de conductor de camión, la variable proxy que utilizamos en este estudio son los puestos de trabajo ofertados por los empresarios a través de los servios públicos de empleo. No obstante, para obtener una visión completa del comportamiento de la oferta es necesario utilizar complementariamente una nueva variable: los puestos de trabajo cubiertos. En este sentido, consideramos como puestos de trabajo cubiertos a las colocaciones que se asignan a cada provincia en que está situado el centro de trabajo de la empresa. La información relativa a esta variable se obtiene del registro del contrato presentado por el empresario o por información directa aportada por el trabajador ante la administración. No obstante, a la hora de interpretar los resultados obtenidos, hay que tener en cuenta que el número de colocaciones está ligado al número de contratos pero no existe una correspondencia uno a uno, puesto que los contratos no se contabilizan hasta el mes en el que son introducidos en el sistema informático de la administración. 

Por lo que respecta a la oferta de empleo correspondiente al año 2009, el número de  puestos ofertados a nivel nacional ascendió a 2.395 de los cuales tan solo fueron cubiertos el 19,75%. Así, la oferta se sitúa en los niveles más bajos de toda la última década.

El gráfico 3.30 muestra una tendencia creciente en el número de puestos ofertados al principio de la década alcanzando su máximo en 2003, año a partir del cual se observa una tendencia decreciente que se agudiza en los últimos años del periodo. El mayor descenso se produce en el año 2008 donde el número de puestos ofertados sufre una disminución a una tasa del 64,15% interanual. Esta mayor caída se produce en estos últimos años donde el volumen de mercancías transportadas por carretera ha disminuido de forma importante, registrando una caída interanual por término medio del 13,79%.
Si observamos la evolución de los puestos cubiertos, se observa una clara tendencia de crecimiento sostenido hasta 2006 a una tasa media de crecimiento interanual del 6,72%. Este crecimiento es más agudo en este último año de forma que se registran mayor  número de plazas cubiertas que de plazas ofertadas. Esto es debido a un cambio informático producido en 2005 dentro de los servicios públicos de empleo, en virtud del cual no se realizan ampliaciones automáticas en el número de puestos ofertados cuando los empresarios deciden emplear a un número mayor de trabajadores de los previstos en la oferta inicialmente inscrita. De forma que este cambio solo tiene un reflejo el número de colocaciones realizadas.
Al final del periodo cuando el comercio se contrae de forma importante reduciendo el volumen de mercancías transportadas por carretera, los puestos cubiertos sufren una caída más acentuada que los puestos ofertados, registrando tasas de decrecimiento interanual medias del 67,38%, siendo el año 2009 el periodo en el que la disminución en las colocaciones es más significativa. De esta forma, en términos relativos, el porcentaje de puestos ofertados y cubiertos pasó de suponer unos niveles medios en torno al 84,85% hasta no superar el 20% al final del periodo.

En este contexto, Andalucía en 2009 registró un total de 291 puestos ofertados lo que supone un 12,15% del total nacional, de los cuales quedaron cubiertos tan solo 67 (un 23,02% de las plazas ofertadas en la región).
Como observamos en el gráfico 3.31., el comportamiento identificado en la evolución de la oferta de empleo para los conductores de camión a nivel nacional se reproduce en el caso de Andalucía, con algunas diferencias que comentamos a continuación.
En este caso, se observa al inicio del periodo un crecimiento de los puestos ofertados que se mantiene hasta 2004 (un periodo más de los registrado a nivel nacional) con una tasa de crecimiento interanual media del 15,89%.
A partir de ese momento cambia el sentido de la evolución y comienzan periodos de caída en el número de puestos ofertados, registrando una caída más significativa en 2008 con una tasa de decrecimiento interanual del 68%.

Los puestos ocupados siguen el mismo patrón de comportamiento que el mercado nacional. La principal diferencia la encontramos en las tasas de variación de la oferta. Durante la etapa de crecimiento, los seis primeros años de la década, el ritmo de crecimiento en el número de puestos cubiertos triplica el nivel nacional registrado, con unas de variación interanual que por término medio alcanza el 18,21%. Por el contrario, en los últimos años el ritmo de caída en el número de puestos cubiertos es menos acentuado que el registrado a niveles agregados para el total nacional, con una tasa de decrecimiento media del 66,81%. De nuevo 2009 vuelve a ser el año donde los puestos cubiertos descienden de manera más significativa alcanzado una variación interanual del 71,85%. Como resultado, la oferta cubierta en la región pasó de registrar unos niveles medios del 96,20% hasta no suponer más del 23%  al final del periodo.

Al estudiar la relevancia de la oferta de empleo en la ocupación de conductor de camión con respecto al resto de regiones españolas (Gráfico 3.32), se observa como Andalucía es la segunda región donde se concentra un mayor número de oferta de puestos de trabajo, que suponen como hemos comentado el 12,15% del total nacional. Tan sólo es superada por Galicia donde el número de puestos ofertados suponen el 18,17% del total nacional. 

Las comunidades que muestran un nivel de demanda más cercana al registrado en Andalucía son las Islas Canarias y Castilla-León con un número de puestos ofertados en torno al 10%. El resto de zonas alcanzan un nivel de demanda que por término medio supone un 3,52% del número total de ofertas presentadas en los servicios públicos de empleo.
Si realizamos la comparativa en términos de los puestos cubiertos, Andalucía es la región donde se cubren un mayor número de puestos de trabajo, en concreto, el 14,16% del total de puestos cubiertos a nivel nacional. El resto de zonas de colocan a cierta distancia, destacando el caso de Aragón, Castilla La-Mancha, Castilla-León y Galicia con un peso relativo dentro del total nacional en torno al 10% de los puestos cubiertos.   
Para completar este análisis, debemos analizar el porcentaje de puestos ofertados y cubiertos dentro de cada región y en términos relativos (gráfico 3.33).
Como podemos observar, la zona donde las colocaciones cubren un mayor porcentaje de los puestos ofertados por los empresarios del sector son Murcia, con un 40,72%, le siguen Aragón, Navarra y Extremadura con niveles superiores al 30% en todos los casos. Andalucía se sitúa en una posición media con tan sólo un 23,02% de las plazas ofertadas convertidas en colocaciones efectivas en la región. 

Las mayores diferencias entre las plazas de trabajo ofertadas por los empresarios y los puestos cubiertos gestionados por los servicios públicos de empleo, se observan en comunidades como Asturias, Galicia y sobre todo las Islas Canarias, donde las colocaciones a penas supone el 3,28% de las puestos ofertados.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga