INFLUENCIA DE LA INFORMALIDAD EN LA COMPETITIVIDAD DE LA MICRO Y PEQUEÑA EMPRESA EN LA REGIÓN AREQUIPA 2010

Nelly Luz Cárdenas Dávila
necadaluz@hotmail.com

3. CONCEPTOS GENERALES EN RELACION A LA EMPRESA

3.1. DEFINICION

De la diferente bibliografía revisada, se tiene que, “Se usa el término empresa sin tener una noción acabada de su contenido y se toma sin la preocupación previa de encontrar su definición jurídica, de tal manera que la encontramos en la legislación positiva hispanoamericana tanto en el derecho impositivo, mercantil, de trabajo, industrial, etc.”

Hay algunos tratadistas y estudiosos como en el caso de Manuel Osorio autor del Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales, que coinciden en que todavía no existe una definición precisa desde el punto de vista general, ni jurídico, mientras otros concuerdan en que las definiciones deben ser más bien desde el punto de vista económico, ya que se acercan más a la realidad.

Así tenemos que, el término empresa está enfocado desde varios puntos de vista y por diferentes autores, especialistas o estudiosos de la materia, de los cuales tomamos algunos conceptos a fin de determinar el término empresa, como parte del marco teórico de nuestra investigación:

a) En un sentido general, podemos decir que, empresa es la constante actividad organizada por el ser humano, la cual involucra un conjunto de trabajo diario, labor común, esfuerzo personal o colectivo e inversiones para lograr un fin determinado.

b) Desde el punto de vista semántico:

Según el Diccionario Larousse, señala: “Empresa es la sociedad mercantil o industrial que realiza negocios, obras, proyectos, etc. de cierta y diversa envergadura...”

Del Diccionario de la Lengua Española se lee: “Empresa es una unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos”.

La Enciclopedia Jurídica Omeba nos dice, fijando un concepto determinado, ha sido por Wieland definida la empresa como: ”La organización de los factores de la producción – capital y trabajo – para la obtención de una ganancia ilimitada con riesgo”. En esa definición concisa, se agrega: “Toda empresa requiere una organización, esto es, la combinación  e integración de los  factores de la producción según un plan que establece el empresario. El fin que se persigue es la obtención de una ganancia, que en principio no tiene límite, puede hacerse cada vez mayor y reiterada durante mucho tiempo. Como contrapartida de esta posibilidad de ganancia se presenta el riego: el empresario, igual que puede ganar mucho, puede perderlo todo en el azar económico”.

El Diccionario Jurídico Cabanellas define a la empresa como: “Organización de personal, capital y trabajo, con una finalidad lucrativa; ya sea de carácter privado, en que persigue la obtención de un lucro para los socios o los accionistas; o de carácter oficial, en que se propone realizar un servicio público o cumplir con otra finalidad beneficiosa para el interés general”.

c) Desde el punto de vista contable-financiero y económico:

Podemos decir que una empresa es en esencia un cierto número de uso de fondos (activos); estos usos de fondos son financiados por recursos financieros de diversos orígenes: los propietarios o accionistas y los prestamistas o terceros (pasivo y patrimonio). Con los activos vamos a realizar determinadas operaciones que clasificaremos como ingresos y gastos, cuando nuestros ingresos superan a nuestros gastos obtendremos una ganancia, en caso contrario se determina una perdida.

Para Simón Andrade, autor del libro "Diccionario de Economía", la empresa es "aquella entidad formada con un capital social, y que aparte del propio trabajo de su promotor puede contratar a un cierto número de trabajadores. Su propósito lucrativo se traduce en actividades industriales y mercantiles, o la prestación de servicios."

En su concepto económico, la empresa es el organismo que une y coordina los varios elementos de la producción y los dirige a realizarlos, efectuando la fabricación de determinados bienes o la prestación de ciertos servicios, requeridos por la sociedad, a través de la adecuada combinación de los medios de producción – capital - y de los agentes de producción – trabajo -, siendo el eje de todo el mecanismo económico, convergiendo allí todos los factores de la producción.

Asimismo Ulises Montoya nos dice que, en el aspecto económico, la empresa es la organización de los factores de la producción, capital y trabajo, con el fin de obtener una utilidad. Destacan dentro de este concepto el elemento subjetivo, o sea la actividad humana, que confiere unidad al trabajo de determinadas personas, y a bienes de variada índole dirigidos hacia un común destino económico.

d) Desde el punto de vista de la doctrina jurídica y legal:

Ulises Montoya Manfredi nos dice que para el ordenamiento jurídico  empresa es “Un conjunto heterogéneo de diversos elementos, sujetos cada uno a las normas que a su naturaleza corresponde como bienes muebles o inmuebles, derechos o acciones, elementos incorporales, contratos, suministros, clientela, etc…”. Y que “empresa es cualquier clase de actividad humana que de un modo deliberado, persigue la obtención de determinadas facilidades, dado que la palabra en sí deriva de emprender  es decir, comenzar alguna cosa.”

El Código Civil de 1984 no define a la empresa y menos le reconoce personaría jurídica a ésta, a pesar que el profesor Carlos Fernández Sessarego ya en 1960 planteaba esta tesis presentando un trabajo sobre la materia ante las “Primeras Jornadas Latinoamericanas de Derecho Privado” realizadas en Buenos Aires, que luego en 1964 lo resumiría para publicarlo en el “Mercurio Peruano”  bajo al título de “Consideraciones Sistemáticas Preliminares para la Revisión del Libro Primero del Código Civil Peruano” con motivos de iniciarse los trabajos reformatorios que dieron origen al Código Civil. Sin embargo el tema de empresa y su personería jurídica adquiere significativo reconocimiento con la Constitución de 1979 donde se destina un Capítulo especial para regular a la empresa dentro del título correspondiente al Régimen Económico.

En este sentido el artículo 130 de la Constitución de 1979 precisa que: “Empresa sea cual sea su modalidad es una unidad de producción cuya eficiencia y contribución al bien común son exigibles por el Estado de acuerdo con la ley”.

Por su parte nuestra vigente Constitución de 1993, elimina ese capitulo y deja de lado la definición de empresa, para referirse como principio general del régimen económico una economía social de mercado donde la iniciativa privada es libre, siendo el rol económico del Estado estimular la creación de riqueza y garantizar la libertad de trabajo y la libertad de empresa, comercio e industria. Reconociéndose además el pluralismo económico, refiriéndose a que la economía nacional se sujeta en la coexistencia de diversas formas  de propiedad y de empresa (Titulo III, Capitulo I, Artículos 58, 59 y 60).

e) Desde nuestro punto de vista:

Como ya se dijo al empezar este tema, no existe uniformidad de criterio. Pero de las diversas definiciones podemos extraer la concurrencia de elementos en común como son: organización económica, confluencia de factores de producción, capital y trabajo para generar los bienes y servicios, con un fin determinado, que puede ser lucrativo u de otro índole.

Además de todas estas definiciones se puede decir que la empresa es una entidad conformada por personas con aspiraciones y realizaciones, por bienes materiales y capacidades técnicas y financieras; todo lo cual, le permite dedicarse a la producción y transformación de productos, y/o la prestación de servicios para satisfacer necesidades y deseos existentes en la sociedad, con la finalidad de obtener una utilidad, beneficio o satisfacción.

Y por lo tanto podemos conceptualizar a la empresa como una unidad económica conformada por elementos tangibles (elementos humanos, bienes materiales, capacidad financiera y de producción, transformación y/o prestación de servicios) e intangibles (aspiraciones, realizaciones y capacidad técnica); cuya finalidad es la satisfacción de las necesidades y deseos de su mercado meta para la obtención de una utilidad, beneficio o satisfacción.

3.2. ASPECTOS GENERALES

Siendo que no es el tema de investigación determinar los aspectos de la empresa, veremos estos muy brevemente, para tener referencia de los mismos, así tenemos:

3.2.1. Objeto

El objeto de la empresa lo podemos señalar en tres puntos:

3.2.2. Elementos

Podemos encontrar tres elementos que constituyen la empresa:

3.2.3. Formas de  Empresas

Las formas de la empresa, puede ser:

3.2.4. Clasificación

Pueden clasificarse en:

3.3. EL EMPRESARIO

Para la enciclopedia Omeba, “Empresario es el titular de la empresa; es quién organiza el trabajo ajeno; quién ejerce una actividad coordinadora, continuada y sistemática con habitualidad, con carácter de profesionalidad encaminada hacia un objeto de ganancias o beneficios.”

Asimismo según Guillermo Cabanellas, “Empresario es quién organiza, dirige o explota alguna empresa” y “no hay actuación empresarial sin el hombre y sin el hombre asociado con otros.”

En tanto, Ulises Montoya nos dice “En el derecho tradicional el empresario y la empresa no eran conceptos jurídicos sino únicamente económicos. Sólo se conocía el concepto de comerciante, vinculado a la actividad mercantil, que más tarde iría expandiéndose a otras actividades económicas. El moderno derecho económico adecua el concepto de comerciante a la realidad económica. El comerciante es sólo un parte del empresariado, al igual que los sectores industrial, técnico o profesional. En el centro del derecho económico como sujeto está el empresario o la empresa.  Hay una aproximación entre las figuras  del comerciante y empresario, pero mientras que el primero actúa en el campo comercial, el segundo puede intervenir en otros campos económicos”. También nos dice que no es fácil establecer claramente la distinción entre comerciante y empresario. La figura de este último ha tenido su origen en el primero. Es el concepto de empresa lo que contribuye a establecer la distinción entre ambos. Agrega que mientras que el comerciante es quién realiza profesionalmente actos de comercio, el empresario es el titular de una empresa.

En base a lo antes indicado se puede concluir que, empresario y comerciante son sinónimos, más aún para el tema de investigación que nos atañe, pues es el comerciante a través de sus diversos actos de comercio que constituye una empresa, para producir o transformar bienes o para prestar servicios dentro de los cuales se puede incluir los actos de comercio de bienes.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga