NUEVOS PROLEGÓMENOS EN TORNO A LA REALIDAD SOCIAL, POLÍTICA Y ECONÓMICA DE MÉXICO

Jorge Isauro Rionda Ramírez
riondaji@hotmail.com

PAN, IGLESIA Y MODERNIDAD

El neoliberalismo arriba al país desde la administración de Miguel De La Madrid Hurtado (1982 – 1988). No obstante, las iniciativas son modestas y más allá de la adhesión al GATT (Acuerdo general sobre comercio y aranceles aduaneros) en 1986, realmente la aceptación a la nueva ética de gobierno que esta corriente ideológica implica es mesurada.

Es realmente con Carlos Salinas de Gortari (1988 – 1994), que se lleva a cabo y con profundidad el neoliberalismo, al menos desde el ámbito de la economía. Da inicio a reformas sustanciales para orientar como bien amparar la reestructuración económica posfordista que se viene dando en la economía nacional, como parte del desarrollo de un capitalismo periférico.

Deja de lado el pacto constitucional para dar paso al pacto de solidaridad, el cual era sujeto de negociación cada seis meses con las cámaras empresariales y sectores de la economía de campesinos, obreros y demás trabajadores mediante la intervención de la Secretaría del Trabajo y la entonces Secretaría de Comercio y Finanzas (SECOFI).

El partido de acción nacional (PAN), bajo la tradición nacionalista de Manuel Gómez Morín, que para entonces encabeza Manuel de Jesús Clouthier de Rincón (Maquío), es una oferta política que si bien es una derecha moderada, no es aquella oferta política que busca Carlos Salinas de Gortari en su Adán de establecer como partido oficial a uno ad hoc a los intereses de transnacionalización de los norteamericanos. Desde luego la reticencia viene de la cúpula de gobierno de los directivos del partido. Muere entonces el 01 de octubre de 1989 Maquío prensado a efecto de un accidente vehicular y cuya muerte de da en un momento muy oportuno para los intereses del entonces ejecutivo nacional.

Arriba a la cúpula del PAN Diego Fernández de Ceballos, quien a cambio de ciertos terrenos en Acapulco (Guerrero), se presta para reconfigurar el partido a los intereses salinistas y con ello formular la alianza cívica entre la iglesia católica y los grupos sociales más conservadores y reaccionarios del país, la gran empresa mexicana y los Estados Unidos de América para llevar “sacar al PRI de Los Pinos”.

Hay que dar fin a la socialdemocracia forjada a raíz de la revolución mexicana y fortalecida durante 70 años de gobiernos posrevolucionarios, para dar cabida a la corriente de la democracia cristiana encabezada por el PAN. Una concesión importante en esta alianza se da al respecto de reformar el artículo 130 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (1990). Lo principal es que le abren al Clero la posibilidad de abrir planteles educativos en todos los niveles y en todo el territorio nacional, donde la matrícula le representa un jugoso ingreso. Desde entonces el crecimiento y mejora de la educación pública en México es frenado en pro de favorecer el crecimiento de la educación privada en el país, especialmente aquellos que son propiedad de las órdenes religiosas. Es entonces que la educación es la primera sacrificada en aras de echar a andar el neoliberalismo. La apertura educativa y las reformas al artículo 3ro. como al 130 constitucional no van en razón de una mayor libertad en la educación, menos aún de su democratización y secularización, sino todo lo contrario, a su elitización, donde la exclusión y la marginación de los sectores populares más humildes son los directamente perjudicados. No solo prospera la educación privada en México, sino su evangelización y a la par la marginación. Y sobre todo la educación deja de ser un precepto del desarrollo nacional para pasar a ser un negocio de particulares. Abajo la conciencia y la cultura, solo interesa la instrucción y la capacitación. La certificación educativa ahora solo considera aquellos aspectos que indiquen desempeño laboral mas no impacto social.

Una alianza cívica que tiene que negociar con las instituciones estamentales propias del siglo XVI, para poder llevar la posmodernidad en cuanto sus reformas. Más que un retroceso, una reivindicación de la herencia colonial de México aún en nuestros días. Ese lastre tan pesado que es en gran medida una de las principales causas de rezago nacional.

CORRUPCIÓN, NEOLIBERALISMO Y MAL GOBIERNO

La respuesta social contra el neoliberalismo en México se expresa el 1º. de enero de 1994 con el alzamiento de comunidades indígenas zapatistas en Chiapas, encabezado por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Esgrimen sus integrantes como baluarte “Nunca más un México sin nosotros” y “Para nosotros nada. Para todos, todo”.

El sexenio salinista da inicio a reformas institucionales sustanciales en la carta magna, premiando a grupos sociales y políticos que se alinean a la lógica de una administración pública de corte abiertamente neoliberal. La promesa de que un tratado de libre comercio con América del norte sacaría del subdesarrollo a la nación mexicana, no es del todo admisible, especialmente para aquella población que depende de los sectores económicos más tradicionales y nacionales del país, especialmente aquellos del campo.

Son precisamente los trabajadores de actividades económicas propias del sector primario, quienes van a resentir de manera más cruda las inconsistencias y miopías de las políticas neoliberales.

El desmantelamiento del Estado de bienestar instaurado desde los años 30 de la centuria pasada bajo la lógica de las administraciones socialdemócratas, endogenistas y propias del desarrollismo, para en seco subsidios y subvenciones a la población trabajadora, en especial campesinos rurales y obreros urbanos. Algunos tan sensibles que causan un enorme éxodo de trabajadores mexicanos al extranjero, especialmente hacia el vecino del norte. Como también generan la prosperidad de la llamada economía subterránea, más que ilegal, informal y corrupta.

El narcotráfico escala niveles nunca antes vistos como parte del crimen organizado desde 1991, con la suspensión de los subsidios al campo. Es de hecho el narcotráfico en su expresión como anatema de la actualidad un efecto inminente de las políticas neoliberales aplicadas a toda América latina desde los años 90 del siglo XX, sin negar que este problema ya existen desde un siglo anterior, pero en dimensiones mucho más modestas, y sobre todo controlables.

La población más vulnerable de las políticas neoliberales en el país es precisamente la población de más bajo nivel de ingreso. La exclusión es un efecto inminente de este grupo de personas y es por ello que los índices de marginación vienen a crecer conforme se cancela el programa social del asistencia del gobierno y desmantela el Estado de bienestar mediante la venta de más de dos mil paraestatales. Algunas de ellas gigantescas e importantes como son puertos nacionales, ferrocarriles nacionales, teléfonos de México, aerolíneas, carreteras … ¡hasta las pensiones! (Afores).

Para promover la iniciativa, las regulaciones estatales son laxadas de forma que llaman a la corrupción y la permiten. Se confabulan intereses políticos con intereses empresariales y de mercado dando inicio a lo que se da a llamar “el capitalismo salvaje”, el cual prospera bajo el amparo de las administraciones de Carlos Salinas de Gortari (1988 – 1994), como de Ernesto Zedillo Ponce de León (1994 – 2000).

La peor crisis económica que vive la nación a fines del siglo XX se da en 1994. Misma que tiene relación con un mal gobierno que pierde el control de la economía de la manera más absurda y a 20 días de haber iniciado un nuevo sexenio (el de Zedillo). Ante el Pacto de Solidaridad, el entonces Secretario de la SECOFI, Serra Puche, modifica precios de básicos sin consultar a los sectores que integran dicho pacto. El efecto es el terror y la fuga de capitales que de inmediato desploma el tipo cambiario entre el peso y el dólar.

Peor cuestión es que el Gobierno, en aras de rescatar la economía nacional, hace uso del Fondo Bancario de Protección al Ahorro para salvar los bancos de unos cuantos empresarios que ante el “río revuelto…” usaron recursos para “sacarle jugo a la crisis”… ¡con los recursos del pueblo de México! Más de 100 mil millones de dólares representan los recursos este nuevo adeudo para los mexicanos (entonces la deuda nacional al extranjero es de 120 mil millones de dólares).

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga