NUEVOS PROLEGÓMENOS EN TORNO A LA REALIDAD SOCIAL, POLÍTICA Y ECONÓMICA DE MÉXICO

Jorge Isauro Rionda Ramírez
riondaji@hotmail.com

ULTRASALINISMO Y NEOPORFIRISMO COMO EXPRESIÓN DEL NEOLIBERALISMO

El ultrasalinismo se refiere a la consecución del programa económico implementado por Carlos Salinas de Gortari durante su administración (1988 – 1994), cuyos lineamientos en realidad no son propios sino aquellos impuestos por la Reserva Federal estadounidense, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Las reformas neoliberales son dictadas desde el exterior a las administraciones de Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón Hinojosa. Si bien el primero de estos presidentes echa a andar las reformas económicas, es Zedillo quien implementa las reformas políticas a favor de fortalecer la democracia cristiana, y que culminan con el arribo del PAN a Los Pinos.

La encomienda desde Vicente Fox Quezada es la privatización del sector salud, ampliar la apertura económica, privatización de las paraestatales en materia energética, reforma fiscal y la reforma laboral. En esto la reciente extinción de la empresa de Luz y Fuerza del Centro obedece a la resistencia beligerante de su sindicato (el SME), quien era un pilar fuerte de la izquierda mexicana, como el principal opositor a las privatizaciones del sector energético.

Este es el llamado neoliberalismo social, que más allá del económico basado en apertura económica, menos regulaciones y desmantelamiento del aparato de gobierno, así como del neoliberalismo político que lleva al PAN al poder federal, trata de reformar la legislación laboral en México a favor de la flexibilidad laboral como del nuevo sindicalismo democrático, así como reformas las leyes orgánicas del ISSSTE y del IMSS, cuestión que le pega directamente a los derechos y prestaciones laborales de los trabajadores del país y que, por otra parte, es el principal pilar del corporativismo estatal armado por el PRI desde tiempos del PNR con Plutarco Elías Calles en 1929.

Las reformas desde luego van en razón de los intereses de la gran empresa mexicana como extranjera. Así se plantea el fundamento de un esquema de producción flexible basado en la sobre explotación y el saqueo por parte de las empresas transnacionales, especialmente las estadounidenses.

La plutocracia al momento ha logrado desmantelar el estado social, agenciarse el patrimonio nacional y sujetar al Estado a su servicio. Cuarenta familias controlan la economía y la política nacional, propiamente tienen el poder sobre el pueblo y gracias a ello logran retroceder la situación social de la nación a las épocas del porfirismo, es por ello que la ultrasalinismo se le nombra también neoporfirismo.

El servilismo del Estado mexicano es patente en todo momento ante la entrega del aparato de gobierno a su servicio en materia de logística económica para sus inversiones, en garante de sus intereses políticos en el país, pero principalmente como una extensión más de su imperialismo en el sometimiento de una sociedad periférica y hasta provincial de su capitalismo central.

LIBERALISMO AUTORITARIO

Se ha roto el pacto social establecido desde Plutarco Elías Calles en el país, el arribo al panismo poco reconoce el fundamento corporativo priísta, no obstante se hace del mismo para la estabilidad y fundamento de su gobierno.

Con un comicio cuestionable, se gobierna a la nación con un fuerte contingente de oposición política. Peor aún, el gobierno foxista ha minado las bases del gobierno pegando duro a los movimientos obreros y a sus organizaciones. Destaca recientemente en el gobierno calderonista la extinción de Luz y Fuerza del Centro, cuya finalidad en realidad persigue la desaparición, sino el debilitamiento del SME.

La insurgencia contra el gobierno no consiste en los bastiones de guerrilla en las sierras del sur del país tales como el ERP, el ERPI o el EZLN. Es de carácter urbano y adquiere matizaciones de crimen organizado. Su beligerancia es fuerte y recurre a tácticas paramilitares altamente disciplinadas.

La guerra irregular o de baja intensidad es la táctica seguida por la presente administración para enfrentarles. Hasta ahora más de 40 mil ejecuciones hablan de un costo social y político que es la principal causa de que el PAN pierda los comicios federales para el 2012.

Un gobierno abiertamente impopular y antipopular, cuya encomienda es la represión y contención de las fuerzas revolucionarias en pro de sostener un régimen de gobierno a favor de la alta burguesía tanto nacional como internacional.

Es la plutocracia la clase que gobierna al país, compuesta de 20 familias dueñas de las empresas más grandes de México. Suprimen las libertades individuales como las garantías sociales a favor de las libertades del mercado, más que un fascismo plutocrático, es un fascismo plutonómico.

El aparato de enajenación de las conciencias se funda en el control de los medios masivos de comunicación, en especial los televisivos como los radiofónicos. Por medio de estos medios difunden y logran posicionar en las mentalidades su ideología, juicios y criterios que legitiman la racionalidad supra burguesa, como destruyen la imagen y legitimidad de las movilizaciones populares, de izquierda, de oposición y en especial aquellas de carácter abiertamente insurgente.

Gobernación da línea editorial a los medios para que se desvirtúen las movilizaciones populares de protesta, por caso, el movimiento magisterial de Oaxaca, de Michoacán, del SME, entre otras.

Las quiroprácticas psicológicas mediáticas logran aturdir conciencias y disminuir el discurso de oposición con fundamentos reaccionarios. Es difícil cambiar la opinión de las personas quienes replican las sentencias de los comentaristas mediáticos, cuya palabra tiene un peso de convicción como si se tratara de “palabra divina”. Su nivel de convencimiento es dogmático, inapelable… inatacable.

Se valen de las pasiones, las emociones, nuestros afectos para vía chantaje, manipular la opinión y la simpatía a personajes de la política, a partidos, a instituciones y a movimientos sociales.

Estas quiroprácticas psicológicas mediáticas son ahora bautizadas como la guerra de cuarta generación. Se siembra el terror, el temor, el miedo, la sumisión, la duda, la incógnita, se crea ignorancia dirigida, y sobre todo, se controla a la población mediante el mensaje mediático prefabricado con dichos fines… medio de gran poder para la alta burguesía que descansa en la tranquilidad del amparo que crea la manipulación de las conciencias y la creación de mentalidades ad hoc a sus intereses.

Las quiroprácticas psicológicas mediáticas son acciones que mediante los medios de comunicación masiva, instancias de alto control o de control central como el Estado o una clase social con peso plutonómico, realizan para trastornar conciencias, mentalidad, intereses, ideologías, sentimientos, simpatías, incluso crear antipatías, fobias, odio y miedo.

Persuaden y disuaden, a veces hasta confunden a la población. Son guerras asimétricas o sin fusiles que crean las movilizaciones sociales necesarias para promover o garantizar sus interese, o bien si no las crean las trastocas para darles las orientaciones que les sean convenientes.

Si bien antes a la prensa se le consideraba el cuarto Poder, son ahora las televisoras las que ostentan tal mérito. Se trata de operativos psicológicos realizados por expertos en comunicación y en piscología social y cuyo principal interés es el control de la población mediante un bombardeo constante de mensajes teledirigidos.

Si bien la religión es un instrumento de enajenación con fines similares, la nueva era de la información la suple por el poder de los medio masivos de comunicación. El nuevo ministerio de las creencias, las mentalidades, las ideologías es la televisión. Esa caja de pandora que logra atar las simpatías como las antipatías de sus tele-escuchas.

Si en el siglo XIX la inspiración de un estado laico y la secularización de las instituciones del país obedecía a restarle peso a la fe como a la Iglesia católica, ahora se hace necesario un cambio de laicidad, del desapego al pensamiento religioso al desapego a los medios masivos de comunicación, cuestión que solo puede ser posible con un alto grado de educación de la población.

En el fascismo mexicano se combina la fe con las operaciones quiroprácticas psicológicas mediáticas para patentar los fundamentos y legitimidad el nuevo estado mexicano neoliberal, neoconservador. No obstante, la represión por medios judiciales y militares hablan de que aún la eficacia de la guerra de cuarta generación dirigida a la población mexicana, no obstante es necesario un estado fascista de corte dictatorial, que valiéndose de la violencia de Estado contiene la insurgencia, la protesta y la beligerancias de las movilizaciones sociales contra partida que constantemente surgen por todo el territorio nacional.

No hay pacto social con el PAN, como gobierno neoliberal, menos aún compromiso con la democracia siendo este gobierno uno basado en el fascismo de Estado.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga