NUEVOS PROLEGÓMENOS EN TORNO A LA REALIDAD SOCIAL, POLÍTICA Y ECONÓMICA DE MÉXICO

Jorge Isauro Rionda Ramírez
riondaji@hotmail.com

SOBERANÍA, NACIÓN Y DESARROLLO

Las concesiones en materia de uso del suelo como del subsuelo de la industria  mineras y de extracción representan el 25% del territorio nacional (considerando litorales). Se deja en claro que ni con Porfirio Díaz se concede a extranjeros tantos derechos al respecto de la explotación de los recursos naturales del país.

La lucha por la Independencia de México no termina en 1821. En realidad hay otras 2 potencias aparte de la española a la que hay que vencer: el Vaticano o de Roma, y la de los Estados Unidos de América, que cuya vecindad natural ha sido para la nación una presencia constante en su injerencia en los asuntos internos nacionales. En ello, en 1848 su invasión al territorio mexicano viene a costarle, aparte de una guerra y costos de indemnización, la pérdida del más del 50 % del territorio nacional. El Plan Guadalupe – Hidalgo aparte condiciona a la soberanía nacional en materia de su propio desarrollo industrial. Supone la imposición  de no poseer un ejército superior a los 60 mil efectivos, como no desarrollar industrias en materia de energía eléctrica tales como generadores o motores eléctricos.

Si bien desde 1989 se inicia en gran escala la privatización del aparato de gobierno mexicano mediante la venta de ya más de 2000 paraestatales, el desmembramiento del Estado mexicano y la venta de su patrimonio a precios irrisorios viene a trasladar la riqueza nacional a unas cuantas manos, alrededor de 20 familias de potentados mexicanos se vienen a beneficiar del “regalo” que les hace el gobierno. Por decir, Carlos Slim adquiere Teléfonos de México a un valor de solo el 4% de su valor real, considerado como valor histórico y no pertinente, contablemente hablando. Aún así no tiene el dinero para adquirir la paraestatal. Para ello el gobierno le presta. Con las ganancias del primer año este bien aventurado empresario paga su adeudo al Estado. Su adquisición, una vez que ingresan las acciones de TELMEX a la subasta de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), le catapulta a ser nada menos que ¡el hombre más rico del mundo!

Con ello, la concepción de una acción de gobierno regido por la norma democrática queda en el pasado. Desde el arribo del salinismo la plutocracia se ha enriquecido agigantadamente. Como oligarquía en el poder opera de inmediato tratando ya no solo de seguir con el desmantelamiento y venta del aparato de gobierno, sino que persigue también enajenar sus voluntades. Compra las candidaturas de todo puesto de elección popular, desde ediles, diputaciones locales, senado y presidencia de la República. Le apuestan a todas las ofertas políticas, del PAN, PRI, PRD, PVEM, PT…

La democracia mexicana es una de las más caras del mundo. Y no por el presupuesto anual que se le concede al IFE, sino por los costos de cabildeo como de proselitismo de la clase política del país. Son precisamente los empresarios que compran las voluntades de los políticos quienes sostienen que hay muchos diputados en el país (500 federales, los locales suman millares), sin considerar senadores, ediles, síndicos, regidores… Desearía adelgazar la “nómina” de sus alienables, para concederse poder y control político en las decisiones públicas.

Si bien España pierde el control de sus colonias en América en el siglo XIX, en adelante la dependencia viene a cambiar de polo, lentamente los Estados Unidos de América, de diferentes formas, mediante la opresión militar, la presión política, financiera, comercial, toman las riendas del desarrollo de la región. Los legítimos anhelos de crecimiento de los latinoamericanos quedan inscritos y en subordinación a las decisiones que se tomen desde Washington, D.C.

El llamado Plan Mérida es un caso actual de subordinación del Estado mexicano al Estado norteamericano. Un acuerdo de G. W. Bush y Felipe Calderón Hinojos realizado en el 2008. El blindaje financiero que requiere México se patenta en créditos que nutran las reservas internacionales del país, las que pueden mantener una paridad cambiaria “estable”, ante abruptas salidas de capital ante el “temor” en los mercados financieros.

El interés norteamericano es en controlar del terrorismo su frontera sur. No desde la línea fronteriza, sino desde todo el territorio nacional. La concesión de dichas líneas de crédito de tipo stand by, es cuestionada desde el Senado estadounidense donde se nos declara en el 2009 como Estado fallido, indicando que el gobierno mexicano es incapaz de controlar su territorio, y que la luchas contra el tráfico de armas y el terrorismo no es garantía desde el punto de vista de la ineptitud de las autoridades mexicanas para ejercer el poder sobre su territorio y su población.

La combate al crimen organizado y la supuesta guerra contra el narcotráfico no es más que el ardid que esconde, en el fondo, la acción punitiva y de injerencia norteamericana en combate realmente del terrorismo y el tráfico, no de estupefacientes, sino de armas. ¡La soberanía nacional por los suelos!

Se admite recientemente que el la Agencia federal estadounidense de Inteligencia (FBI), opera conjuntamente con las autoridades mexicanas en espionaje, logística y asesoría en el combate del crimen organizado. Realmente su interés es el control del tráfico de armas, control de la insurgencia mexicana y lucha contra el terrorismo. Los crímenes contra los migrantes, potenciales terroristas desde la óptica estadounidense, explica la gran cantidad de ejecuciones y crímenes a los que son sujetos. Achacados desde luego al crimen organizado en México. Entre las víctimas también están campesinos pertenecientes al ERPI y al ERP, movimientos guerrilleros de la sierra sur del país, aparte del EZLN, el cual ya está bajo control del gobierno del país.

No solo la soberanía nacional es el tema crítico, sino la guerra fratricida que se encubre tras el supuesto combate al crimen organizado, así como delicados temas en materia de lesa humanidad de la población mexicana, a la que se le ve como delincuente, sospechosa; criminalizada y víctima “colateral” de la subordinación del estado mexicano al estadounidense.

Los migrantes, especialmente aquellos que emigran a la Unión americana, son la población sujeto del deseable control por parte de las autoridades norteamericanas. La militarización del otro lado de la frontera norte del país, leyes anti migrantes de abierta matización racista y discriminatoria, tales como la del Estado de Arizona de 2010, son la respuesta, o bien parte de su política interna de combatir a los potenciales “terroristas” y criminales que ingresan ilegalmente a su territorio.

Desde México son retenidos, las pesquisas no de migrantes mexicanos sino centroamericanos como sudamericanos se patentan en la búsqueda de darles un “trato humanitario”, cuando por décadas se les ha victimado y abusado fuera de toda dimensión de su calidad humana. Tratados como a animales, llegan al caso de retenerles en mazmorras privadas (como con Don Porfirio), esclavizarles, e inclusive ejecutarles. Todo perpetrado por supuestos entes del crimen organizado en el país… pero en ello están efectivos del Ejército mexicano, como lo viene a denunciar Amnistía Internacional desde el 2009.

Las ventas de paraestatales se complementan con la venta de la soberanía nacional. No se combate al supuesto crimen organizado, se combate todo tipo de insurgencia, no solo aquella que atenta contra intereses estadounidenses, sino del propio Estado mexicano. El pueblo de México, como los migrantes que cruzan por el territorio nacional, criminalizado, victimado, es el “daño colateral” de toda esta farsa encubierta en el supuesto crimen contra el narcotráfico.

La droga es una estrategia de penetración e intervención del gobierno norteamericano en territorios del desarrollo periférico. Desde las guerras del opio en el siglo XIX, el colonialismo decimonónico en Asia y en África, y en la actualidad en América latina, especialmente en México.

Ingresa la Inversión Extranjera Directa, y con ella las formas subrepticias coludidas de los intereses del imperialismo norteamericano con la oligarquía nacional, quienes terminan por arriendas al propio gobierno del país.

De forma encubierta, so pretexto de la droga, combaten a naciones contrarias a los norteamericanos tales como son los talibanes, Iraq, o Nicaragua y el Salvador. O bien, para dar respaldo a sus aliados en guerra contra sus gobiernos, como en Vietnam, en Corea, en Afganistán, recientemente en naciones árabes como Libia.

Ahora, el dinero de la droga es la cuarta fuente de divisas en México, y aporta al menos una quinta parte de los ingresos de Hacienda mediante el lavado de dinero. Razón que explica porqué no se combate este rubro y solo el supuesto tráfico, el no controlado por el gobierno mexicano porque está el cartel de Tijuana que le administra “el negocio” al gobierno del país (Chapo Guzmán).

El dinero de la droga paga campañas de políticos, nutre las arcas de los bancos, mexicanos como extranjeros, y sostiene en gran medida las finanzas públicas. Prescindir de tan rico recurso no es viable para una nación en vías de desarrollo. Su supuesto combate es todo un teatro armado que finge, engaña, hace comedia como arma tragedias de la realidad socio política del país. Es la “la santa providencia” ante los grandes males nacionales… panacea universal, salva a los gobiernos de caídas abruptas efecto de las malas administraciones.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga