PROCEDIMIENTO PARA EL ANÁLISIS Y EVALUACIÓN DE LOS CRÉDITOS PARA CAPITAL DE TRABAJO EN EL BANCO DE CRÉDITO Y COMERCIO DE LAS TUNAS

Ángel González Martínez
Rafaela Martí Peña

CAPÍTULO I: EVALUACIÓN DEL CRÉDITO PARA CAPITAL DE TRABAJO COMO EL PROCESO DEL ANÁLISIS Y APROBACIÓN DEL CRÉDITO BANCARIO


En este capítulo se abordan los fundamentos teóricos sobre el crédito bancario y el análisis del riesgo asociado a las operaciones crediticias, en particular los procedimientos vigentes en el Banco de Crédito y Comercio; haciendo énfasis en las relaciones con clientes del sector empresarial, por ser esta una de las actividad fundamentales en el territorio, objeto de estudio en esta investigación.


Consideraciones generales sobre los Bancos Comerciales

Sistema Bancario
s
Dentro del sistema financiero de un país los intermediarios financieros ocupan un lugar decisivo, que se definen como el conjunto de instituciones que se dedican a la mediación entre los prestamistas y los prestatarios últimos de la economía.
Si bien pueden existir (y existen de hecho) diferencias entre los países, según sus características y modalidades, en líneas generales se distinguen dos tipos de intermediarios financieros: intermediarios financiero bancario y el intermediario no bancario.
 Los  Intermediarios financieros bancarios están conformados por un Banco Central y un conjunto de instituciones bancarias que bien pueden ser públicas o privadas. A los bancos centrales les corresponde en general desarrollar importantes atribuciones, dadas por la magnitud de las entidades financieras que están bajo su control como por el volumen de recursos canalizados a través de éstas, así por ser los encargados de definir y ejecutar la política monetaria del país.
En Cuba se diseñó e implementó un sistema bancario encaminado a garantizar el funcionamiento de la  economía cubana e influir en su eficiencia acorde con las transformaciones económicas ocurridas, así como contribuir a la inserción del país en los mercados financieros internacionales. La Banca Central ha llegado a convertirse en una rama de la banca enteramente nueva, con funciones y operaciones diversas que la difieren significativamente de la banca comercial, la de ahorros, de inversión, la industrial y la agrícola. Ha creado su propio código de leyes y prácticas el cual puede describirse como “el arte de la banca central.
Después del triunfo revolucionario, en 1959, ocurrió un hecho importante con la aprobación de la Ley No. 930, en febrero de 1961, que centralizaba en el Banco Nacional de Cuba, paralelamente, las funciones de banca central y toda la actividad de banca comercial existente entonces en el país. Un año antes, en 1960, se habían nacionalizado las entidades bancarias nacionales y extranjeras.

Funciones de los Bancos Comerciales

Banco comercial: (Comercial Banks) Entidad (es) integrante (s) del sistema financiero, cuya característica esencial es la de recibir depósitos de dinero en cuentas de diversos tipos, pero entre las que predominen las llamadas cuentas corrientes, operando también cuentas a término o a plazo, e incluso las llamadas cuentas de ahorro cuya particularidad es que normalmente devengan intereses sobre el saldo, son capaces de crear el llamado “dinero bancario” a través de los llamados depósitos secundarios en operaciones sucesivas de crédito, aspecto éste que no le es posible a ninguna otra entidad integrante del sistema financiero. Son intermediarios financieros al prestar los recursos monetarios con distintas modalidades de crédito, a los agentes con necesidades temporales de dinero.

La creación del Banco Central de Cuba (BCC), dispuesta por el Consejo de Estado mediante Decreto Ley No. 172, de 28 de mayo de 1997, dotó al país de una institución capaz de concentrar sus fuerzas en la ejecución de las funciones básicas inherentes a la banca central y dejó establecido un sistema bancario de dos niveles, integrado por el Banco Central de Cuba y un grupo de bancos e instituciones financieras no bancarias , capaces de dar respuesta a las necesidades que surgen del desarrollo de nuevas formas de estructurar las relaciones económicas internas y externas del país.
Como autoridad rectora de la banca cubana, el BCC tiene la misión de:

Como parte del proceso  de reestructuración del sistema bancario, al Banco de Crédito y Comercio, en el año 1997, le fue concedida una licencia que le permite realizar funciones de Banca Universal. En este contexto se ampliaron las funciones de intermediación financiera a la concesión de financiamientos  al segmento de personas jurídicas, lo cual implica  la asunción de riesgos por financiamiento crediticio en el sector corporativo, en sus relaciones  con los sujetos del crédito.
Múltiples y variadas son las funciones que brindan a la sociedad moderna el Banco de Crédito y Comercio, sin embargo las más comunes son las relacionadas con: operaciones de cuentas corrientes, operaciones de ahorro, operaciones de préstamos, operaciones de cambio extranjero, operaciones de efectivo, departamento de tránsito y cámara de compensaciones


1.2 Crédito Bancario, sus modalidades



La categoría crédito surge con el inicio de la producción mercantil, como resultado del desarrollo del cambio y  la aparición del dinero como medio de pago. Por las diferencias en su modo de utilización plantea que existen las siguientes clasificaciones:
Crédito: es un activo de riesgo, cualquiera que sea la modalidad de su instrumentación,  mediante el cual la entidad financiera, asumiendo el riesgo de su recuperación, provee o se compromete a proveer fondos u otros bienes o garantiza frente a terceros el cumplimiento de obligaciones contraídas por su cliente.
Crédito Bancario, permite disponer de recursos financieros, hasta un límite prefijado, en un tiempo determinado, los que pueden ser utilizados total o parcialmente, se utiliza para requerimientos de financiamiento de carácter estable y resulta de gran operatividad.  
Préstamo Bancario: Es el financiamiento concedido por el Banco por un tiempo determinado, el cual es tomado en su totalidad por el demandante en el momento de su concesión, se utiliza para necesidades financieras eventuales y requiere de la formalización  de un contrato independiente para cada caso.     
El autor considera que por las características del préstamo bancario, éste puede otorgarse para cubrir necesidad financiera, teniendo en cuenta las  particularidades de cada sector y solo debe tomarse en su totalidad para la adquisición de activos fijos tangibles, debido a que en  el resto de los procesos productivos requieren de utilización de los fondos en diferentes etapas, y   de esa forma deberá entregarlo el banco para un mejor control sobre el mismo.
Por la estrecha relación que existe entre el concepto de préstamo y crédito, el primero es el financiamiento concedido por el banco a un demandante y el segundo  es el tiempo determinado, asumiendo un  riesgo en su recuperación. Como quiera que ambos activos financieros se basan en los mismos principios y requieren de un tratamiento similar en cuanto al análisis del solicitante, serán mencionados indistintamente en el desarrollo de la investigación. 
Conceder préstamos a las personas  jurídicas que ejerzan actividades económicas en el territorio nacional es una de las funciones más importantes del Banco de Crédito y Comercio, ya sean de producción, de servicios, de circulación mercantil, de inversiones u otras. Las cuales pueden brindarse a través de diferentes modalidades, tales como:
 Crédito simple: por medio de este crédito el Banco pone a disposición del prestatario una determinada cantidad de dinero que es entregada de una sola vez, y será recuperado en una o varias amortizaciones parciales  dentro del término de vencimiento acordado en el acto de su formalización.
Línea de Crédito: constituye el límite máximo a que puede ascender el préstamo dentro del término de vencimiento acordado con el prestatario en el acto de su formalización. Se destinará para cubrir necesidades de caja del prestatario, facilitar operaciones de compras,  pagos de salarios y a acreedores, inversiones en activos fijos, producciones industriales desde la etapa de preparación para comenzar la producción hasta su venta y cobro, y otras producciones y servicios.
Línea de crédito revolvente: constituye una línea de crédito en la que las amortizaciones totales o parciales del principal liberan un límite de crédito igual a la diferencia entre el saldo de préstamo y el límite autorizado,  el cual puede ser utilizado dentro del término de vencimiento acordado. Este crédito generalmente no podrá exceder de un año.
La línea de crédito de esta modalidad puede ser lineal y decreciente. La forma lineal permite efectuar tomas y retomas manteniendo como límite el importe aprobado, mientras que en la decreciente las retomas van disminuyendo el importe total aprobado hasta llegar a  0.
Línea de crédito renovada: financiamiento autorizado por el Comité de Crédito al tener igual destino o propósito de financiamiento que la línea de crédito precedente, revolvente o no, y contar con garantías suficientes, mantenerse satisfactoria la situación financiera de prestatario, estable el suministro de su materia prima y sus condiciones productivas y de servicios, favorable su situación de mercado  y haber cumplido los términos y condiciones del contrato firmado por el Banco.         
Descuento Comercial: es una operación o autorización que se le otorga  a un cliente de descontar sus efectos comerciales, como la letra de cambio y el pagaré, en la cual el banco anticipa el importe de estos documentos que amparan  operaciones mercantiles.
Préstamo sobre Cuentas a Cobrar con o sin gestión de cobros: Este préstamo es  una operación por la que el Banco anticipa el importe de los  documentos de comercio que le son entregados para ese fin,  con vía de regreso contra el cliente en caso de impago.
Arrendamiento Financiero: conocido también como leasing, es una fuente de financiamiento que obliga al arrendatario a realizar pagos fijos por el uso de activos físicos. En estas operaciones el arrendador puede ser  un Banco o una sociedad de arrendamiento financiero, mientras que como arrendatario en el caso del Banco   debe figurar una entidad o empresa debidamente registrada.
Operaciones de Comercio Exterior e Interior: las operaciones con el exterior se efectúan a través  de cartas de crédito, créditos  documentarios  u otras formas,  siendo   la carta de crédito la forma más utilizada  pues permite cubrir las expectativas del comprador  y el vendedor.
La carta de crédito es la forma de cobros y pagos en la que actúa como intermediario un Banco, con el objetivo de facilitar la transacción y ofrecer además una garantía de pago.  En las operaciones nacionales  se utiliza la  carta de crédito local.
 Crédito Sindicado: se caracteriza por la movilidad de gran cantidad de recursos aportados por dos o más instituciones financieras bancarias o no bancarias (síndicos) a favor de un prestatario y controlado mediante una institución financiera autorizada (agente). Su vigencia usualmente es a mediano y largo plazo.


1.3 El riesgo de crédito en las Instituciones Bancarias


Una Institución Bancaria asume riesgo de crédito en los diferentes negocios en los que opera. En la actividad de banca comercial (de empresas, personal, etc.), las instituciones asumen riesgo de crédito en todas las operaciones de activos que realizan (préstamos, líneas de crédito, garantías, avales, etc.), debido a que, por un lado, nunca se puede saber absolutamente todo respecto al cliente y, por otro, el cumplimiento de las obligaciones de pago depende de lo que suceda en el futuro y no de lo que aconteció en el pasado. “El análisis de riesgo, con todos sus factores y tipos, supone una dificultad: ¿cómo integrarlos en un sistema?, ¿cómo medir la significación de cada elemento y su contribución para la adopción de una u otra decisión?”
El riesgo como probabilidad de asumir una pérdida es uno de los problemas más significativos que afrontan las entidades financieras bancarias, está asociado a las relaciones con la empresa con los distintos productores y servicios financieros que le brindan a las mismas.
El riesgo crediticio ha evolucionado y se ha puesto a tono con la legislación internacional. Actualmente la Instrucción que lo regula es la mencionada 39/2006 del Banco Central de Cuba que lo describe de la siguiente manera:
Riesgo de Crédito: es la posibilidad de incurrir en pérdidas por el incumplimiento, total o parcial, del cliente de las obligaciones contractuales contraídas con el intermediario financiero, teniendo implícito el riesgo de insolvencia. Es el riesgo financiero típico, asociado a las operaciones de préstamo, crédito, aval y otras.
Medición del Riesgo de crédito en el marco de Basilea II
En gran parte del nuevo acuerdo se hace referencia a los modelos de medición de riesgo de crédito desarrollados por las propias instituciones de crédito. No obstante se hace mención en el mismo, de forma general, a dos tipos de métodos específicos de medición, los cuales se exponen y explicarán a continuación:
 El método Estándar.
 Métodos basados en Modelos Internos (IRB).
El método Estándar:
Este enfoque está basado en la utilización de calificaciones crediticias emitidas por agencias externas, que se consideren adecuadas por los supervisores nacionales. En el nuevo acuerdo se recoge la ponderación a aplicar dependiendo del segmento al que pertenezca la contraparte y el rating asignado por la agencia. Los Bancos podrán utilizar dichos ratings mientras publiquen las agencias de calificación que están utilizando por segmento de negocio, (al menos con periodicidad anual), así como la equivalencia establecida por el supervisor entre el rating y la ponderación del riesgo y el porcentaje de sus activos, ponderadas por cada una de las Agencias empleadas.
Métodos basados en Modelos Internos (IRB):
Con este enfoque, los bancos podrán usar sus estimaciones internas de la calidad crediticia de sus prestatarios para calcular el riesgo de crédito de sus carteras; sujeto todo ello a metodologías y estándares de publicidad estrictos. El banco estima la calidad crediticia de sus prestatarios, y los resultados se traducen en estimaciones de las pérdidas futuras potenciales, importe que constituye la base de los requerimientos mínimos de capital. Existe un método básico (foundation) y uno avanzado (advanced); ambos proporcionan mayor sensibilidad al riesgo que el Método Estándar.
Cuba, incorpora los planteamientos del Nuevo Acuerdo de Basilea y trabaja porque todo su Sistema Financiero tienda al logro de las metas planteadas en él, es por ello que resulta de gran importancia la perfección continua de estos análisis (Gestión del Riesgo Crediticio) y, lógicamente, los estudios para su desarrollo; pues las condiciones actuales y las que se preveen para el futuro, demandan modelos más exactos con mayor análisis de variables y con un fuerte análisis estadístico para el que nuestro Sistema Financiero deberá ir creando las bases.
Es así, como se expresó anteriormente, que la gestión del riesgo crediticio ha sido la más desarrollada por los Bancos Cubanos, a partir de que éstos constituyen hoy en día una de las opciones de financiamiento más solicitadas y tenidas en cuenta por las entidades empresariales, para el desarrollo de la economía nacional.
Es cierto, que hoy en día el entorno nacional en que se mueve nuestro sistema financiero ha cambiado un poco, producto de la centralización, y del papel que están jugando los bancos comerciales en las políticas de mejora social implementadas en nuestro país, fundamentalmente. Pero también es cierto, que esto  no ha mitigado el papel de primordial importancia que ha estado jugando la gestión del riesgo crediticio en las instituciones de créditos cubanas, desde la reestructuración del Sistema Financiero hasta nuestros días.
A continuación se ofrecerá una breve descripción de manera muy general, sobre cómo la mayoría de estas instituciones gestionan el riesgo. Fundamentalmente los bancos cubanos se han dedicado a crear metodologías internas para el análisis de riesgo crediticio, basadas en la experiencia cotidiana y en el reconocimiento de elementos adicionales que se han ido incluyendo e implementando (en la medida que las condiciones de la economía cubana lo ha permitido) con el objetivo de mejorar la eficiencia en dicha gestión; los bancos cubanos deben comenzar a pensar en cómo gestionar mejor, el riesgo de crédito ya que, en estos momentos es el más importante que enfrentan.
Se puede decir que estas metodologías y el trabajo en general de los bancos en el análisis de riesgo de crédito que llevan a cabo, se dividen en cuatro momentos fundamentales:
1. análisis cualitativo
2. análisis cuantitativo
3. análisis previsional
4. análisis de garantías
En el análisis cualitativo, se tienen en cuenta aspectos no cuantificables en primera instancia, pero sí determinantes, permitiendo además conocer la forma en que el cliente organiza y enfrenta los procesos.
El análisis cuantitativo, de forma general incluye el análisis financiero y patrimonial a partir de los estados financieros del cliente. Pudieran incluirse aquí otros análisis partiendo de otros estados que presente la empresa y que enriquezcan la información anterior.
El análisis previsional, consiste en el análisis de los flujos de caja proyectados del cliente, brindando este una mayor idea de la futura liquidez, por tanto permite establecer una evaluación previa de su futura capacidad de pago.
Finalmente el análisis de garantías, como su nombre lo indica, consiste en la evaluación de aquellos activos que el cliente ofrezca como elementos afianzadores de la operación, así como de otros tipos que evalúe el banco en caso que lo considere necesario, es decir, si se previeran mayores probabilidades de impagos por parte del cliente.
Comité de Créditos
El órgano que se encarga  de la administración integral  de riesgos crediticio, debido a que es el que  aprueba todos los financiamientos otorgado por los bancos, son nombrados Comités de Créditos o de Riesgos como suelen llamarlo otras instituciones financieras.
El Comité de Crédito a los diferentes niveles de dirección del Banco estará    compuesto  de la siguiente forma:
A nivel de Sucursal se integrará por:
Presidente:                  Director de la Sucursal
Miembros efectivos:     Gerente de Contabilidad, Gerente Comercial
A nivel de Dirección  Provincial estará integrado por:
Presidente:                   Director Provincial
Miembros efectivos:     Subdirector del  área  comercial, Contador principal, Jefes de Departamentos  de Inversiones y Riesgo, Asesor Jurídico
En la Oficina Central el Comité de Crédito estará integrado por
Presidente                               Vicepresidente que atiende el área comercial
Miembros efectivos:                 Director de las áreas comerciales, Director de Marketing (Mercadeo),  tesorería y Director de Asesoría Jurídica
Los Comités de Créditos son los encargados de analizar, evaluar y tomar  decisiones   acorde a las facultades que le correspondan, en cuanto a solicitudes de crédito para financiar capital de trabajo o inversiones en moneda nacional o en divisas,  según corresponda, así como otros servicios demandados por los clientes.


CÉSAR MASCARÓS Julio. “Historia de la banca en Cuba. La Habana (1492 – 2000)”. http//www.interbancario.cu.[ consultado: 19/01/2011]

_______. El Sistema Financiero, instituciones y mercados financieros. La Habana: 2007. 28p.

CUBA, BANCO, Instituciones Financieras y oficinas de representación. La Habana: revistas del Banco Central de Cuba. 2010. Año 13.No1. 38 p

CUBA. BANCO DE CRÉDITO Y COMERCIO. Manual de Instrucciones y Procedimiento. MIP 234-01, servicio 1993,2005.

QUINTERO VILLA, Jesús y cols. Contabilidad General 3, editorial Félix Varela. La Habana, 2009 pág. 172

QUINTERO VILLA, Jesús y cols. Contabilidad General 3, editorial Félix Varela. La Habana, 2009 pág. 172

BORRAS, Francisco. “Cuba: Banca y Seguros. Una aproximación al mundo empresarial”.Disponible: http//www.interbancario.cu/e_documentos/EDocumnetos.asp.[ consultado: 26/01/2011]

CUBA. BANCO CENTRAL DE CUBA. Instrucción 39/2006. La Habana, 2006.

Comité de Basilea uno de los muchos trabajos realizados en el seno del Banco de Pagos Internacionales (Bank for International Settlements – BIS), la cual es una organización internacional que fomenta la cooperación monetaria y financiera a escala internacional y desempeña la función de banco para los bancos centrales.

Borrás F. y otros.: “Banca y Seguros. Una aproximación al mundo empresarial”. Ed. Caja de Ahorro
del Mediterráneo, 1998.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga