DESARROLLO REGIONAL, POBREZA, DESIGUALDAD, MARGINACIÓN Y SECTOR INFORMAL

Ana Luz Ramos Soto y otros.

2.3 Marginación y marginalidad


El concepto de marginación en su versión más abstracta intenta dar cuenta del acceso diferencial de la población al disfrute de los beneficios del desarrollo. La medición se concentra en las carencias de la población de las localidades en el acceso a los bienes y servicios básicos, captados en tres dimensiones: educación, vivienda e ingresos (Cortes: 2002).

                La marginación es un fenómeno que afecta a las localidades y no necesariamente a las personas que viven en ellas. Una localidad puede ser de muy alta marginación pero algunos de sus habitantes pueden ser alfabetos, vivir en viviendas con agua entubada, energía eléctrica, piso firme, bajo índice de hacinamiento y ganar un ingreso suficiente como para no ser considerados pobres.

La marginalidad es un concepto que se sitúa dentro de la teoría de la modernización, según la cual las sociedades subdesarrolladas se caracterizan por la coexistencia de un segmento tradicional y otro moderno, siendo el primero el principal obstáculo para alcanzar el crecimiento económico y social, autosostenido. La noción de marginal, en su concepción más abstracta, remite a las zonas en que aun no han penetrado las normas, los valores ni las formas de ser de los hombres modernos. Se trata entonces de vestigios de sociedades pasadas que conforman personalidades marginales a la modernidad.

El centro de investigación y acción social “Desarrollo social para América Latina” distinguió cinco dimensiones del concepto marginalidad todas ellas referidas a las personas, a los individuos, no a las localidades, municipios o estados:

  1. La dimensión ecológica. Los marginales tienden a vivir en viviendas localizadas en círculos de miseria, viviendas deterioradas dentro de la ciudad y vecindarios planificados de origen estatal o privado.

 

  1. La dimensión sociosicologica. Los marginales no tienen capacidad para actuar: simplemente pueblan el lugar, solo son y nada más. Marginalidad significa falta de participación en los beneficios y recursos sociales, en la red de decisiones sociales, sus grupos carecen de integración interna, el hombre marginal no puede superar su condición por sí mismo. La marginalidad es un problema que corroe la medula del potencial del hombre para el automejoramiento voluntario y racional.
  1. La dimensión sociocultural. Los marginales presentan bajos niveles de vida, de salud, de vivienda y bajos niveles educativos y culturales.

 

  1. Dimensión económica. Los marginales se pueden considerar subproletarios porque tienen ingresos de subsistencia y empleos inestables.
  1. Dimensión política. Los marginales no participan, no cuentan con organizaciones políticas que los representen, ni toman parte  las tareas y responsabilidades que deben emprenderse para la solución de los problemas sociales, incluidos los propios.

 

Algunas de las diferencias entre los términos de marginalidad y marginación son los siguientes:

En primer lugar, el significado del concepto marginalidad se encuentra determinada dentro de la teoría de la modernización. Por su parte el concepto de marginación pretende dar cuenta de la exclusión social y da por hecho que representa un fenómeno estructural que se origina en la modalidad, estilo, o patrón de desarrollo.

En segundo lugar, la marginación es un concepto que comprende a toda la población, en tanto se aplica a sus ámbitos de residencia, en cambio la marginalidad, solo considera zonas urbanas. La noción de marginalidad incluye a la marginación pues la primera contiene las mismas dimensiones conceptuales que la segunda, pero considera además aspectos sociosicologicos, culturales y políticos.

En tercer lugar, la marginación refiere a agregados sociales espacialmente localizados ya sea en estados, municipios o localidades, mientras que la marginalidad predica sobre individuos.

El concepto de marginación empleado por el consejo nacional de población (CONAPO: 1998)  surge de la dificultad para propagar el progreso técnico en el conjunto de los sectores productivos y socialmente se expresa como persiste la desigualdad en la participación de los ciudadanos y grupos sociales en el proceso de desarrollo y en el disfrute de sus beneficios. Este concepto incluye a las localidades y municipios mediante las dimensiones de educación, vivienda, ingresos monetarios, mientras que para el nivel estatal se agrega la dispersión poblacional.

Se utiliza el porcentaje de población analfabeta como indicador de la educación, los porcentajes de vivienda si agua entubada, de viviendas particulares sin drenaje, de viviendas sin energía eléctrica, de viviendas particulares con piso de tierra y promedio de ocupantes por cuarto como indicadores de vivienda.

Para dar cuenta de la marginación socioeconómica en las localidades, de donde la marginación se entiende como la carencia en el acceso de bienes y servicios básicos se elaboran indicadores para dar cuenta de esta situación de donde se dan 7 indicadores que expresan el grado de marginación de las localidades de un país. De ahí que se derivaron los estratos que se utilizan para identificar los grados de marginación: muy baja, baja, media, alta y muy alta.

Marginación intenta dar cuenta del disfrute de los beneficios del desarrollo de donde la medición se concentra en las carencias de la población en las localidades de acuerdo a el acceso de bienes y servicios clasificados en educación, vivienda e ingresos, no así el concepto de lo marginal que remite geográficamente a las zonas en que aun no han penetrado la superestructura del sistema existente.

Desal (1970) distingue cinco dimensiones que son referidas a los individuos.

1.    La dimensión ecológica. Los marginales tienden a vivir en viviendas localizadas en círculos de miseria y viviendas deterioradas dentro de la ciudad y vecindarios planificados de origen estatal o privado.

2.    La dimensión socio psicológica. Los marginales no tienen capacidad para actuar. Solamente pueblan el lugar, sólo son y nada más de donde marginalidad significa la falta de participación en los beneficios y recursos sociales, en la red de decisiones sociales, sus grupos carecen de integración interna. La marginalidad es un problema que corroe la medula del potencial del hombre del auto mejoramiento voluntario.

3.    La dimensión sociocultural. Los marginales presentan bajos niveles de vida, salud, vivienda, educacionales y culturales.

4.    Dimensión económica. Los marginales se consideran subproletariados por que tienen empleos de subsistencia e informales.

5.    Dimensión política. Los marginales no participan, no cuentan con organizaciones políticas que los representan ni toman parte en las tareas ni responsabilidades que deben emprenderse a la solución de los problemas sociales.

El concepto de marginalidad que puede ser calificada como económica tiene como referente las relaciones sociales de producción y no a los individuos.

El concepto marxista de una persona marginal se refiere al sujeto que desempeña una actividad económica marginal a la acumulación de capital y por lo tanto deja de serlo al insertarse en una relación de producción central.

2.4 Trampa de la pobreza

Charles Booth utilizó el término “trampa de la pobreza” para denotar una área geográfica donde se concentra la pobreza, en el 2005 la ONU, lo utiliza para referirse a los factores que mantienen en la pobreza a los países subdesarrollados, donde explica que es un circulo vicioso en el cual la pobreza conduce a que no haya ahorros ni inversiones generándose un bajo crecimiento económico que alimenta la pobreza, esto, se explica porque las condiciones del territorio donde habitan las comunidades, carecen de mecanismos para salir de las situaciones de marginalidad y pobreza en las que han estado sumidas ya sea por las situaciones económicas sociales y políticas.

                Dentro de ese marco conceptual, existen otros conceptos de este término a nivel globalizado, refiriéndose a la situación que se presenta comúnmente en el contexto mundial  donde los países pobres se encuadran en un círculo vicioso de pobreza en el cual es imposible librarse, y los países desarrollados por el contrario se vuelven más ricos. 

                El que en una economía o una región persista la pobreza da lugar a la existencia de una trampa de pobreza, dado que un individuo que no tiene recursos su familia no puede acceder a la educación, y esto trae como consecuencia la perpetuidad de la pobreza que significa bajo nivel educativo, población abierta, informalidad en la economía, lo que genera bajos crecimientos económicos.

                 El Banco Mundial señala que los países de América Latina persisten la pobreza y la desigualdad económica por los bajos niveles de su crecimiento económico, desde este enfoque (Ramos Soto; 2009) la pobreza es un estado de impotencia económica que impide, por tanto, dinamizar el poder productivo de la economía; los pobres lo son no sólo en el simple sentido de que no tienen dinero para adquirir lo que se ofrece en el mercado, sino también en el más profundo, ya que carecen del poder adquisitivo para dinamizar y modelar el poder productivo general en un sentido acorde con la satisfacción de sus propios fines y prioridades. Uno de los sectores de la economía de estos  países  que absorbe mano de obra no calificada es el primario, el papel de la agricultura ha sido de proveedora de un excedente de mano de obra con la finalidad de impulsar el sector industrial no como fuente de consumo del ingreso por sí misma, de igual manera hoy en día se analiza como un excedente de productos para consumo y de exportaciones, por lo que la población que se encuentra trabajando en ese sector comúnmente es de autoconsumo o de sobrevivencia, por lo que países que cuentan con un grupo de población del sector rural que se dedican a actividades del campo tienden a reproducir o a elevar los niveles de pobreza.
                Sala-i-Martín (2002) menciona que en la literatura del desarrollo económico existen teorías que justifican lo antes mencionado, habla de “escenarios del desarrollo económico” los países pobres son generalmente agrícolas  y la agricultura presenta fuertes rendimientos decrecientes. Una vez alcanzado un determinado estadio de desarrollo, la economía mantiene unas fuertes inversiones en infraestructuras, las cuales están ligadas con un proceso de rendimientos crecientes, finalmente una vez que se utilizan las infraestructuras a toda su capacidad, la economía vuelve a experimentar rendimientos decrecientes o quizá a rendimientos constantes, debido a la importancia del capital humano.

2.5 Modelo causal

De acuerdo al proceso por el cuál el espacios geograficos  han caído en la trampa de la pobreza, se deduce en el diagrama uno, que los niveles de pobreza y marginación han provocado un éxodo de la población a diferentes espacios económicos en busqueda de mejores niveles de vida generando diferentes tipos de migración.

En el diagrama dos, la movilidad de la población en búsqueda de mejores niveles de vida vende su fuerza de trabajo, trasladándose de un sector agrícola a uno agroindustrial, siendo el ingreso monetario el factor dado que en sus comunidades no perciben ingreso alguno.

Se puede apreciar en el diagrama tres como la población que migra a laborar como jornalero agrícola, por un periodo determinado, sus hijos abandonan la escuela, sus hijas a una edad temprana se embarazan, estos migrantes ahorran de acuerdo a sus ingresos, subsistiendo con productos que traen de su comunidad, después de un periodo regresan a sus comunidades a labrar sus tierras, o a cosechar lo que dejaron y nuevamente después de un periodo regresan a trabajar, cayendo en la trampa de la pobreza a un nivel microeconómico.
Diagrama 3 Nivel micro trampa de la pobreza

A nivel  macroeconómico las economías han caído en una trampa de la pobreza, que no les permite generar un crecimiento económico haciendo que la pobreza y marginación estén estancadas, de acuerdo al diagrama cuatro la marginación y pobreza conlleva la migración a un sector agroindustrial con bajos salarios, esto trae como consecuencia un crecimiento económico bajo, generando desempleo por lo que la población al no tener un ingreso monetario los ubica en niveles de pobreza absoluta, lo que la economía cae en la trampa de la pobreza a un nivel macroeconómico. 


Muñes Jairo,  Carvajal Panesso Alberto. (2004). ¿Cómo romper las trampas de  pobreza en Buenaventura? Propuestas de las comunidades y las Instituciones, Colombia. Cuadernos PNDU. Colombia. P.23

Ramos Soto, Ana Luz (2009): "La desigualdad del ingreso regional: propuesta de un modelo causal". Entelequia. Revista Interdisciplinar, 9, Primavera 2009. Págs. 109-128.

Sala-i-Martín (2002)”Apuntes de crecimiento económico”, 2ª. edición, Antonio Bosch, España P.77

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga