TALLERES METODOLÓGICOS PARA INTEGRAR LOS CONTENIDOS HISTÓRICO-LOCALES A LA HISTORIA NACIONAL EN LA ENSEÑANZA PREUNIVERSITARIA

Pilar Morales Pérez

1.5 Los talleres metodológicos para la preparación de los docentes: sus fundamentos desde las ciencias pedagógicas


El taller con su diversa conceptualización, cobra auge en la década del 80, por la necesidad que existe en nuestros tiempos de desarrollar el pensamiento, en vínculo dialéctico con la práctica creadora; su nominación remite a significados y actividades diversas incluyendo aquellos que le dieron origen.  
Definir el taller es una tarea compleja, por cuanto en la práctica se ha designado con este nombre a muchas y muy diversas actividades y experiencias, tanto en el campo de la educación y la capacitación, como en el inmenso campo de la industria, el comercio, la política y el quehacer cotidiano.
Concretamente en el campo de la Pedagogía y la Didáctica el taller se caracteriza como método, como procedimiento, como técnica y/o forma de organización del proceso de enseñanza-aprendizaje, visto este proceso en un sentido amplio, como aquel en que se materializa la ley de la unidad entre la instrucción y la educación en un proceso conscientemente organizado con el fin de impulsar el desarrollo de la personalidad.
Según se ha podido apreciar por los especialistas en las valoraciones que se realizan al respecto, se destaca al taller como: el modo de proceder en la organización de un tipo de actividad del proceso pedagógico en la cual se integran todos los componentes de este en una relación dinámica entre contenido y forma que asegura el logro de los objetivos propuestos, la reflexión colectiva sobre una problemática y la proyección de alternativas de solución. (Calzado Lahera, 1998)
Se afirma cuando se habla de taller  que, es una forma de organización determinada, que al igual que las demás empleadas en los centros de formación pedagógica (académicas, laborales e investigativas) constituyen expresión de la integración sistémica de los componentes personales y no personales del proceso pedagógico. (Meléndez Ruiz, 2005)
El taller como forma de organización es una experiencia de pedagogía grupal que pretende centrar el proceso en los estudiantes, en su activo trabajo de solución de tareas profesionales de manera colectiva, como ocurre en la realidad al nivel social, y en particular, en los procesos educacionales, para en dicho proceso desarrollar las habilidades, hábitos y capacidades fundamentales para el desempaño óptimo.
Es una forma diferente de abordar el conocimiento de la realidad, en función del desarrollo profesional del educador, teniendo en cuenta, que la solución de problemas profesionales, en educación, es de carácter cooperativo, participativo, que lo que más necesita el maestro, en la actualidad, es aprender a desarrollar los grupos, en función del desarrollo individual. (Meléndez Ruiz, 2005).
El taller, en opinión de la autora, es una modalidad de clase que se dedica a la reflexión, revisión y proyección crítica de los vínculos de la teoría y la práctica, partiendo de lo vivencial, empírico o investigado, para arribar a conclusiones colectivas.
De acuerdo con lo que se ha expresado, un taller como forma organizativa del proceso docente debe orientarse a consolidar los vínculos entre la teoría y la práctica mediante la reflexión que desarrollarán los sujetos del proceso, en correspondencia con los objetivos concretos que se tracen y con los resultados del trabajo que se haya realizado tanto individual como grupalmente. En el desarrollo del trabajo del taller, los propios profesores exponen y discuten los resultados alcanzados a partir de sus propias experiencias y con el ánimo de intercambiar, socializar la información, aceptar y enfrentar las observaciones en un espíritu de cooperación para propiciar el desarrollo a partir de los análisis que se realizan y de la toma de posiciones sobre el particular.
Por ello se dice que en el taller, se aprende mientras se hace, para lo cual es imprescindible el espíritu colectivo en el trabajo y que estén bien delineadas las funciones de cada uno de los sujetos: el profesor como guía y coordinador del proceso y los estudiantes como agentes de discusión y transformación en torno a la temática objeto de estudio. Obviamente para su adecuado desarrollo se requiere de una preparación previa por los participantes, lo que por supuesto, condiciona el momento y la forma de realización del taller como tal.
Por su naturaleza, esta forma de organización docente requiere alta creatividad y una previa experiencia teórica o práctica de los participantes en su proceso de aprendizaje para poder abordar la realidad estudiada de forma efectiva, de manera tal que sirva de retroalimentación y de fundamento para su perfeccionamiento profesional en forma de equipo de trabajo.
En los talleres se pueden identifican algunas características básicas como son:

El taller es una forma de organización del proceso pedagógico profesional que se propone como objetivos, según Calzado Lahera (1998):
1. Lograr un trabajo científico-práctico para resolver un problema generado en la acción y que se revierte en una nueva acción, en la cual se mantiene como principio didáctico fundamental: práctica-teoría-práctica cualitativamente superior.
2. Superar la separación del aprendizaje por asignaturas, encasillado, y asumir la realidad de un mundo integrado que necesita soluciones colectivas, trabajar para el colectivismo y las relaciones colectivas en el ejercicio del rol profesional.
3. Arribar a un proceso en que el trabajo esté centrado en lo interdisciplinario, donde se desarrolle una actitud de búsqueda de las causas de los problemas para desde ellas proyectar las soluciones.
4. Suprimir la simple transmisión de algo ya dado, donde el profesor es el que informa y el estudiante es un simple oyente, objeto del proceso educativo.
5. Desarrollar capacidades para aprender en grupo, con el grupo y para el grupo, habilidad invariable en el desempeño del rol del educador.
Mañalich Suárez (1998), asigna al taller diversas funciones esenciales:

Calzado Lahera (1998), determina los siguientes tipos de talleres:
1. Talleres profesionales (los que se desarrollan vinculados con el componente académico), pueden ser: horizontales, para las integraciones teoría-práctica en una asignatura o verticales, para las integraciones teoría-práctica en una disciplina. 
2. Talleres de práctica educativa (los vinculados con el componente laboral): horizontales, para las integraciones teoría-práctica en un año académico y verticales para las integraciones teoría-práctica entre los diferentes años y practicantes que trabajan en una escuela.
3. Talleres investigativos (los vinculados al componente investigativo): Investigativos (en los cuales se discuten problemas del proceso de investigación de cualquier nivel, o de una etapa de la investigación); de tesis (en los cuales se presentan resultados de un trabajo de investigación, para preparar al sujeto para la defensa y a los participantes en el proceso de defensa y sus características).
4. Talleres pedagógicos (los talleres para la integración de conocimientos, práctica profesional e investigación): horizontales, para las integraciones teoría -práctica en una disciplina y verticales, para las integraciones teoría-práctica de una carrera.
Los requisitos metodológicos básicos que deben cumplir los talleres son:

La autora asume el taller para la preparación metodológica de los profesores de Historia por considerar que en este modo de proceder se integran todos los componentes del proceso pedagógico, en una relación dinámica, que asegura el logro de los objetivos propuestos, la reflexión colectiva sobre una problemática y la proyección de alternativas de solución a la misma, desde la experiencia o inexperiencia de los participantes.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga