TALLERES METODOLÓGICOS PARA INTEGRAR LOS CONTENIDOS HISTÓRICO-LOCALES A LA HISTORIA NACIONAL EN LA ENSEÑANZA PREUNIVERSITARIA

Pilar Morales Pérez

Capítulo I
Fundamentos teóricos de la investigación
1.1 La enseñanza de la Historia de Cuba: una necesidad actual en la formación de las nuevas generaciones

La comisión internacional sobre la educación en el siglo XXI de la Organización Mundial para la Educación, la Cultura y el Deporte (UNESCO), ha señalado cuatro pilares fundamentales para hacer frente al porvenir:

Desarrollar estos tipos de aprendizaje exige una enseñanza que permita no sólo la adquisición de conocimientos, sino la habilidad para aplicarlos consecuentemente en la práctica social. El modelo del ser humano al que se aspira es el de una personalidad integral, portadora de valores y principios que le permitan enfrentar los retos actuales de la globalización sin perder su identidad nacional.
En el cumplimiento de esta trascendental misión no puede faltar la cultura histórica, componente básico de lo que debe ser la cultura general integral. Para orientarse en el mundo de hoy y orientar a las nuevas generaciones, la memoria representa una fortaleza intelectual y moral: es precisamente gracias a la historia que conocemos las experiencias del pasado y comprendemos por qué trabajar para un mundo mejor es, no solamente posible, sino necesario. La memoria es, como expresara el profesor Díaz Pendás, premisa para un pensamiento crítico y una vía más de ser culto, lo que sigue siendo, como nos enseñara Martí, el único modo de ser libre.
De este modo la historia proporciona al hombre la experiencia del pasado convertida en datos sistematizados acerca de los hechos y las diversas interpretaciones de ellos, pero la utilidad de sus contenidos alcanza no sólo para facilitar la comprensión del presente, sino que rebasa tales marcos para contribuir de manera determinante al conocimiento de las perspectivas del desarrollo social. La comprensión del pasado como componente obligatorio del presente y el futuro constituye un fundamento obligatorio para la práctica social. Bien se ha dicho que la educación histórica de cada nueva generación no puede prescindir de educar en el razonamiento para cumplir a plenitud su función de orientación ciudadana.
Enseñar historia, si de contribución al mejoramiento humano se trata, es situar precisamente la esencia de esta disciplina en el centro del quehacer pedagógico, porque la historia la hacen los hombres inmersos en sus relaciones económicas y sociales, con sus ideas, anhelos, sufrimientos, luchas, con sus valores morales, sus defectos, sus contradicciones, sus triunfos, sus reveses, sus sueños. La historia es el registro de la larga memoria de la humanidad. (Díaz Pendás, 2000).
La investigadora Abreus Ponvert (2008), resume algunos elementos que expresan la necesidad de enseñar historia a las nuevas generaciones considerando que:

Siguiendo los criterios de la citada autora, para el logro de una mayor calidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia como asignatura se precisa:

La enseñanza y el conocimiento de la historia patria es una prioridad para la educación cubana puesto que es evidente que para todo pueblo que se proponga llevar a cabo un proceso revolucionario radical, como ocurre en nuestro caso, la preparación de las generaciones que ejecutan este proceso es un imperativo. Ello implica su educación política, elemento en el cual el conocimiento histórico tiene un papel de primer orden. Solo así los pueblos son capaces de acometer altos empeños asimilando el verdadero significado que tiene la lucha política contemporánea.
La autora de este trabajo, al valorar la enseñanza de la Historia de Cuba en la formación de las nuevas generaciones como una necesidad, retoma el pensamiento de Martí y Fidel, quienes de manera brillante en múltiples oportunidades se refirieron  al conocimiento histórico como un arma imprescindible para la forja del mejoramiento humano. Fue Martí quien dijera en 1881: “De amar las glorias pasadas se sacan fuerzas para adquirir las glorias nuevas”. (Martí Pérez, 2004). Fidel, por su parte, expresó: “...Estudiar la historia y estudiarla a fondo es quizás el instrumento más extraordinario de que dispongamos para trasmitir valores, sentimientos patrióticos, sentimientos revolucionarios, sentimientos heroicos.” (Castro Ruz, 1992).

Estudiar a fondo la historia de la nación cubana implica considerar hasta la más pequeña de nuestras localidades donde en el pasado germinó la semilla de la nacionalidad y donde hoy crece el futuro de la patria.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga