GLOSARIO DE TÉRMINOS ORTOGRÁFICOS PARA LA CARRERA LICENCIATURA EN ESTUDIOS SOCIOCULTURALES DE LA SUM ABREUS.

Rosario de la Caridad Terry García

1.5 Aproximación al concepto de competencia.


La formación de profesionales competentes y comprometidos con el desarrollo social   constituye hoy día una misión esencial de la Educación Superior Contemporánea, UNESCO (1998).
Cada día la sociedad demanda con más fuerza la formación de profesionales capaces no solo de resolver con eficiencia los problemas de la práctica profesional sino también y fundamentalmente de lograr un desempeño profesional ético y responsable.
La responsabilidad ciudadana y el compromiso social como valores asociados al desempeño profesional y por tanto, vinculados a la competencia del profesional, constituyen centro de atención en el proceso de formación que tiene lugar en las universidades en la actualidad que se expresa en la necesidad de transitar de una formación tecnocrática a unaformación humanista del profesional.
El enfoque personológico-dinámicoen la concepción de las competencias profesionales se aprecia en el Proyecto Tuning (2002), documento base de las transformaciones en la reforma curricular universitaria que tiene lugar en el proceso de convergencia europea de Educación Superior, en el que se clasifican las competencias profesionales en genéricas (transversales, comunes a todas las profesiones) y específicas(relativas a una profesión determinada). En este sentido en las competencias denominadas genéricas se incluyen elementos tanto de orden cognitivo como motivacional y se expresan a través de las denominadas competencias instrumentales, de orden metodológico o procedimentaltales como: la capacidad de análisis y síntesis, la capacidad de organización y planificación, la capacidad de gestión de información; las competencias personalestales como: el trabajo en equipo, las habilidades para las relaciones interpersonales, el compromiso ético y las competencias sistémicas que se manifiestan en el aprendizaje autónomo, la adaptación a nuevas situaciones y el liderazgo.
Las diferentes aproximaciones a una conceptualización de la competencia profesional revelan la complejidad de su naturaleza y expresión en la actuación profesional del sujeto, en este sentido pudiéramos destacar algunos aspectos aún polémicos en los que es necesario continuar trabajando no sólo desde una perspectiva gerencial sino también y fundamentalmente psicológica y educativa, ellos son:

La competencia profesional en sus niveles superiores de desarrollo expresa la armonía y la integridad del sentir, el pensar y el hacer del sujeto en la actuación profesional. Quiere decir que un profesional es competente no sólo porque manifieste conductas que expresen la existencia de conocimientos y habilidades que le permiten resolver adecuadamente los problemas profesionales sino también porque siente y reflexiona acerca de la necesidad y e compromiso de actuar en correspondencia con sus conocimientos ,habilidades motivos y valores, con ética, flexibilidad, dedicación y perseverancia, en la solución de los problemas que de él demanda la práctica profesional manera la competencia profesional como configuración psicológica de la personalidad que expresa la calidad de la actuación profesional se construye de forma individual por los sujetos en el proceso de su formación y desarrollo profesional durante el tránsito por la universidad y su posterior desempeño en la profesión.
La concepción del desarrollo profesional como proceso de formación permanente de la persona en un contexto histórico social determinado, nos permite comprender cómo la competencia profesional se construye y se desarrolla de forma gradual y continua durante el proceso de formación y posterior desempeño del sujeto en la profesión y lo conduce a una actuación profesional autónoma, ética, responsable y eficiente.
La competencia tiene que ver con una combinación integrada de conocimientos, habilidades y actitudes conducentes a un desempeño adecuado y oportuno en diversos contextos. La flexibilidad y capacidad de adaptación resultan claves para el nuevo tipo de logro que busca el trabajo y la educación como desarrollo general, para que las personas hagan algo con lo que saben y sepan aplicar ese saber.
Las competencias pueden definirse como “... el conjunto de condiciones suficientes y experiencias personales, mediante las que las personas resuelven con éxito las tareas presentes y futuras de un puesto de trabajo .El término alude, en primer lugar, al carácter eminentemente práctico de toda competencia.
Para saber si alguien es competente es indispensable observarlo actuando; es decir, no se es competente cuando sólo se sabe cómo se debe hacer, sino cuando se hace efectivamente y de una manera adecuada. En segundo lugar, la definición hace referencia a algo sobre el que se sabe hacer, que es el contenido de la competencias, deben aprovechar las potencialidades del alumno: utilizarse medios que le exijan un trabajo activo para la comprensión del nuevo contenido y el reforzamiento de lo ya aprendido, integrando un balance armónico con las actividades de consolidación y fijación del conocimiento por parte del profesor, con el empleo adecuado de métodos de enseñanza que estimulen su actividad cognoscitiva, éstos, además de asimilar mejor el contenido, aprenden a pensar correctamente y desarrollan otras facultades intelectuales.
De acuerdo con los propósitos de este trabajo, se destaca la importancia de la formación de profesionales, portadores de competencias con un enfoque personológico, es decir centrado en la atención a la persona, en lo que se ha tenido en cuenta lo motivacional y lo cognitivo y que favorezcan un aprendizaje autónomo.
1.6 La Ortografía. Algunas observaciones
Mediante el estudio de las propiedades de las lenguas naturales, de su estructura, organización y uso, podemos tener la esperanza de llegar a un cierto grado de comprensión de las características específicas de la inteligencia humana. Podemos tener la esperanza de aprender algo acerca de la naturaleza humana, algo significativo, si es cierto que la facultad de cognición humana es la característica verdaderamente distintiva y la más notable de la especie. No deja de ser razonable, además, suponer que el estudio de esta conquista humana particular - la facultad de hablar y comprender una lengua humana - puede servir como un sugestivo modelo para la investigación en otros dominios de la competencia y la acción humanas que no se dejan reducir tan fácilmente a la investigación directa. Chomsky (1975)
El lenguaje, considerado una gran conquista humana, es un fenómeno social que nació de la necesidad que sintieron los hombres de comunicar sus ideas en el curso del trabajo. Sin el lenguaje, la producción social y la sociedad misma serían imposibles.
El lenguaje está estrechamente ligado al pensamiento y registra y fija en las palabras y en las proporciones, los resultados del trabajo mental, los progresos del hombre en el dominio del conocimiento y hace posible el intercambio de ideas en la sociedad humana. Marx y Engels definieron el lenguaje, como la conciencia real y práctica.
La riqueza de aspectos que presenta el lenguaje exige un repertorio también rico de disciplinas científicas que lo estudian: fonética, fonología, semántica, lexicología, morfosintaxis.
La Ortografía es la parte de la Gramática (morfosintaxis) que regula el modo correcto de escribir, es decir, el buen empleo de los signos gráficos dentro de las palabras, así como la distribución de los puntos y comas en la frase.
La palabra ortografía se deriva del latín ortographia y significa “recta escritura”. Según la Real Academia Española (RAE) la Ortografía es el conjunto de normas que regulan la escritura de una lengua aclarando que la escritura española representa la lengua hablada por medio de letras y de otros signos gráficos.
Otra definición sobre el citado concepto es la del gramático Manuel Seco que señala “la ortografía no solo incluye la escritura correcta de las palabras, sino el empleo correcto de una serie de signos que reflejan aspectos de la significación de las palabras (por ejemplo, las mayúsculas), la intensidad (acentos), la entonación (puntuación); o que respondan a necesidades materiales de la expresión escrita (guión, abreviaturas)
La enseñanza de la ortografía, en comparación con los demás aspectos del aprendizaje de la lengua materna en general, adolece de una insuficiente investigación. En cualquier material bibliográfico de lengua escrita aparece muy escasamente.
La Ortografía es importante por muchas razones y no sólo como algunos creen porque los errores afeen la escritura y constituyen una mala carta de presentación para el que escribe, por reflejar poco nivel cultural o desconocimientos hacia el posible lector.
Algunas frases expresadas por el destacado lingüista Rodolfo Alpízar colocan en una posición de análisis y reflexión, esta cuestión tan polémica en torno a la Ortografía:
En cualquier texto escrito hay requisitos de orden formal elementales: la ortografía y la puntuación.

Vivaldi por su parte, también manifestó esa gran preocupación: 

Sin lugar a dudas, por muchos años la ortografía se consideró un problema menor sin gran trascendencia, ni atractivo. En la medida en que estas ideas proliferaron se descuidó de manera ostensible, la ejercitación, el control y el autocontrol hacia la escritura correcta de las palabras.
Un análisis de esta situación le ha permitido a la autora de la investigación, señalar que en la Educación Superior se hace necesario profundizar en esta problemática, teniendo en cuenta las dificultades que se identifican en los estudiantes. Estos han de apropiarse de una concepción valorativa en torno al uso de su lengua, que les permita entender que el éxito de un individuo depende en gran medida de su comunicación, tanto oral como escrita
El estudiante no pude conformarse con una adecuada comprensión o ser capaz de construir textos con eficiencia, sino que es necesario que los haga sin errores ortográficos. Por su parte los profesores, de cualquier asignatura, han de ser coherentes con esa postura.
Los enfoques más recientes para realizar la evaluación del trabajo ortográfico, destacan dos aspectos fundamentales: el control del profesor y el autocontrol del alumno, este último de gran importancia en este nivel escolar en las condiciones de la Universalización.
La evaluación del aprendizaje ortográfico se efectúa mediante observaciones, entrevistas, aplicación de diagnósticos, revisión de exámenes parciales, finales y todas las formas de la expresión escrita que se empleen, se trata de que cada profesor llegue a conocer el grado de aptitud de sus estudiantes para apropiarse de la escritura correcta del vocabulario básico de su asignatura y el de la lengua en general. Irá evaluando además el progreso que alcance y las vías que utiliza para alcanzarlo.
Es muy importante que el estudiante sepa valorar su aprendizaje, para lo cual la autocorrección debe convertirse en un estilo personal, que irá acompañado de la consulta a diversas fuentes y recursos del idioma: diccionarios, manuales, normas académicas, glosarios.
El conocimiento de su competencia ortográfica es otro elemento que decide en esta actitud valorativa de su lengua. Se requiere de la aplicación de otras formas que permitan evaluar cualitativamente esta competencia.
La Escala para la valoración cualitativa de la competencia ortográfica propuesta por el doctor Balmaseda Neyra se refiere a cuatro elementos que se corresponden con el tipo de conducta ortográfica:

Esta escala es un recurso muy útil que puede ser utilizado a partir del diagnostico que se realice a los estudiantes para la valoración de su competencia.
En este trabajo se asume una posición en correspondencia con la definición de competencia ortográfica del Dr. Balmaseda Neyra, cuando plantea que debe ser el resultado de una ejercitación que propenda a la adquisición del hábito ortográfico mediante la realización de ejercicios con carácter cognitivo y analítico.
El hábito ortográfico entendido como una forma superior de la habilidad, que se reconoce cuando el alumno ejecuta las acciones y operaciones de la escritura de acuerdo con las normas académicas vigentes, con un alto grado de automatización y rapidez, que se alcanza mediante la realización reiterada de las acciones, a las que llamaremos ejercitación.
El aumento de la automatización y la rapidez en la realización de la acción se logran de forma paulatina, y en ese proceso, en el que intervienen múltiples operaciones, van desapareciendo los errores y eliminándose las acciones innecesarias o imperfectas.
Se plantea además, que la competencia ortográfica es el conjunto integrado de conocimientos, habilidades, capacidades, y convicciones ortográficas que se manifiestan en el nivel de dominio de las normas y el empleo óptimo y regulado del código escrito en cualquier contexto situacional en que la comunicación tenga lugar, lo que se revela en el saber hacer, saber aprender, el saber actuar de forma activa, reflexiva y valorativa, en el uso correcto de la lengua escrita.
De manera que el estudiante que arriba a la Educación Superior debe haber alcanzado la competencia ortográfica como se define en el párrafo anterior, o estar muy cerca de ese logro, a este análisis añadimos que es precisamente por su capacidad de autoaprendizaje, la profundización en el autoestudio, el nivel de independencia que va alcanzando y los medios que emplee para resolver sus dificultades ortográficas, cómo lo alcanzará.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga