GLOSARIO DE TÉRMINOS ORTOGRÁFICOS PARA LA CARRERA LICENCIATURA EN ESTUDIOS SOCIOCULTURALES DE LA SUM ABREUS.

Rosario de la Caridad Terry García

1.7 Medios de enseñanza en el proceso de enseñanza aprendizaje


La dirección científica del Proceso Docente Educativo se lleva a cabo sobre la base de concepciones que transforman la dinámica del proceso, para lo cual el, personal docente ha de tener además una sólida formación en el objeto específico de su labor pedagógica, la didáctica, así como conocimientos sobre otras ciencias que intervienen en el proceso educativo como: la dirección, la Filosofía, la Psicología la Sociología, entre otras, las cuales forman parte de las denominadas ciencias de la educación Álvarez Zayas (1999) plantea que la Pedagogía es la ciencia que tiene como objeto de estudio el proceso formativo y que la didáctica constituye una rama de la Pedagogía que posee su propio objeto, leyes categorías y principios y da respuesta teórica en la educación superior al proceso de formación profesional.
Es por ello que consideramos dentro de los componentes de todo este sistema al problema, el objeto, los objetivos, los contenidos, los métodos, los medios de enseñanza, las formas de enseñanza y la evaluación.
Entre todos estos componentes del proceso docente educativo están los medios de enseñanza y en particular los medios de enseñanza impresos. Es válido destacar que la elaboración de medios impresos por los docentes responde a la experiencia acumulada durante su desempeño profesional para dar respuesta a la demanda o necesidad social que impone esta época y por tanto requiere ser objeto de estudio.
Sin lugar a dudas, en la actualidad se ha logrado ubicar a los medios de enseñanza en el proceso de enseñanza aprendizaje en su justa medida, así como estimular su desarrollo con criterios pedagógicos. Los medios de enseñanza han dejado de ser auxiliares de la labor del profesor para devenir en componentes del proceso docente. Con la teoría de la comunicación, el enfoque de sistema y su aplicación a procesos de la técnica y la vida social, el desarrollo de la cibernética y las teorías pedagógicas han aparecido elementos para la comprensión de que no se trata de igualar cosas incomparablemente diferentes sino de establecer las funciones precisas que tiene cada componente y que no pueden ser sustituidas con igual calidad por otros.
En nuestro trabajo asumimos lo planteado en la teoría de los procesos conscientes y su implicación en la utilización de los medios de enseñanza, formulada por Álvarez de Zayas (1999) y en la que, apoyándose en un paradigma epistemológico de la naturaleza dialéctica, establece un sistema de leyes y categorías que permiten explicar los procesos formativos y específicamente los de carácter docente educativo.
Nos queda claro que el proceso docente educativo es el proceso formativo que se lleva a cabo en las instituciones, de forma sistemática y eficiente, sobre fundamentos teóricos generalizados y por personal especializado, con el fin de preparar al hombre para la vida, y que entre sus componentes se encuentran los medios de enseñanza, que se definen como aquellos objetos que sirven de apoyo para desarrollar el proceso docente educativo y se utilizan para transformar el objeto.
Aunque existen otras definiciones ampliamente difundidas, sobre todo en los centros de formación profesional docente de Cuba, tal es el caso de la desarrollada por González Castro, (1990) donde define a los medios de enseñanza como todos los componentes del proceso docente educativo que actúan como soporte material de los métodos (instructivos o educativos) con el propósito de lograr los objetivos planteados, creemos conveniente señalar que compartimos los criterios de la definición desarrolladas en nuestro país por el Instituto Central de Ciencias Pedagógicas porque se ajusta a nuestra visión de los medios de enseñanza, a la vez que es lo suficientemente completa en el sentido que incluye los atributos críticos definitorios de los medios de enseñanza y el cual se recoge en la norma cubana Nro. 57-08 de 1982, donde se plantea como medios de enseñanza a las distintas imágenes y representaciones de objetos y fenómenos, que se confeccionan especialmente para la docencia, también objetos naturales e industriales, tanto en su forma natural como preparados, que contienen información y se utilizan como fuente de conocimiento. Esta definición en sentido amplio, ha servido como obligado punto de referencia de posteriores trabajos e investigaciones realizadas en este campo en nuestro país. En las definiciones analizadas se hace evidente el papel que los medios de enseñanza tienen en el proceso docente para el cabal cumplimiento de los objetivos instructivos y educativos; aunque existen matices distintos entre unas y otros, tal como se puede comprobar, perdura la lógica del concepto. Los medios de enseñanza impresos inciden de manera directa en la práctica educativa y median entre la realidad social, cultural y pedagógica y la práctica escolar, facilitando las tareas docentes de los educadores y los educandos durante el proceso de enseñanza aprendizaje. De aquí que un medio de enseñanza impreso cumple funciones educativas claras y bien establecidas.
En la actividad docente, a los medios de enseñanza impresos se le atribuye una importancia especial al configurarla y en ocasiones determinarla de manera casi irreversible. Debido a la posición que ocupan en el proceso de reflexión y acción educativa, los medios de enseñanza impreso determinan de un modo casi definitivo la actividad enseñanza aprendizaje. La intervención decidida y creativa del profesor en su cotidianidad es lo que le da un sello distintivo a la utilidad de los mismos. En ellos se cristalizan y expresan las opciones básicas teóricas de un diseño curricular, pero además se hallan las pautas que fijan la relación bilateral que se desarrolla entre el profesor y el estudiante. Esta característica lo hace ver como un elemento dependiente de las decisiones teóricas, pero también como un elemento que orienta con indudable firmeza la práctica pedagógica.
La importancia de un medio de enseñanza impreso no reside en su posición inmediatamente anterior y determinante de la práctica pedagógica, ni en su estar entre el medio sociocultural y la acción educativa sino que para lograr su compleja comprensión resulta esencial ver la función de ayuda que le brinda a los educadores y a los educandos en sus respectivas tareas. Ellos regulan y conducen la acción docente educativa, contribuyendo a la transformación de la realidad. Los medios de enseñanza impresos que se empleen en la docencia deben tener coherencia con la teoría que lo está inspirando, por lo que tienen relación con criterios teóricos científicos y podrán ser explicados con las razones que aporta la teoría y les sirve de horizonte y, finalmente se evaluarán de acuerdo a criterios emanados desde los supuestos teóricos en que se basan.
La perspectiva metodológica de la utilización de los medios de enseñanza impresos tiene como principal objetivo facilitar la toma de conciencia del concepto, las creencias y las opciones vitales de cada persona. Se pretende por tanto, o bien dejar claro el horizonte.
1.8 Conceptualización de los medios de enseñanza
Los pedagogos definen los medios de enseñanza de diferentes formas, unos teniendo en cuenta sus funciones pedagógicas, otros más ocupados por su naturaleza física y algunos con apreciaciones, que constituyen de hecho, clasificaciones no declaradas.
Constituyen un componente esencial del proceso de adquisición de conocimientos, hábitos y habilidades y convicciones, de los cuales no podemos prescindir, dijo además que muchos autores definen a los medios de enseñanza de diferente manera teniendo en cuenta diferenciados criterios. González, C (1986).
Los medios son materiales didácticos que permiten la visualización del contenido. La selección de estos, debe ser graduada y en correspondencia con la intencionalidad planteada. Ellos reflejan la imagen sensorial que provoca la activación del pensamiento para el proceso de asimilación y comprensión de los conocimientos. Permiten la reproducción y representación del objeto de estudio, tanto en sus especificidades como en sus generalidades. Pulido, M. (1999).
Fundamental se considera el papel que juegan los medios de enseñanza en el proceso docente para el cabal cumplimiento de los objetivos educativos e instructivos, y aunque existen matices distintivos entre unos y otros, perdura la lógica interna del concepto, al presentarlos como una amplia gama de recursos y procedimientos que transmiten información y a través de los cuales se desarrolla el proceso de enseñanza aprendizaje. Valdés, A. (1999).
Según nuestro criterio los medios de enseñanza son muy abarcadores pues todo lo que contribuye al desarrollo del aprendizaje es un medio para tal fin.
Gimeno (1981), Colom, Sureda y Salinas (1988) Araujo y Chadwik, (1997), presentan indistintamente a los medios de enseñanza como materiales, recursos, instrumentos y lo centran en lo cognitivo, la transmisión de información o la comunicación, descontextualizando su relación con las categorías didácticas o sin reconocer de manera explícita el carácter científico de su utilización por el docente.
Son distintas imágenes y representaciones de objetos y fenómenos que se confeccionan especialmente para la docencia, también abarca objetos naturales e industriales que contienen información y se utilizan como fuente de conocimientos. Martínez, M. (2004) 
Los medios son los componentes del proceso de enseñanza aprendizaje que establecen una relación de coordinación muy directa con los métodos, en tanto que el “cómo” y el “con qué” –pregunta a la que responden- enseñar y aprender, son casi inseparables, de igual forma, en ocasiones resulta que pueden funcionar lo mismo como uno u otro, tal es el caso del libro de texto Álvarez, C (1997).

González Gutiérrez (2006), los clasifica según las funciones didácticas en:

Constituyen un componente fundamental para la transmisión de conocimientos por constituir una representación de lo que se necesita cumplimentar en una forma organizada. Powell, S (2006)
Los medios de transmisión de la información son los más utilizados y tienen la función básica de transmitir a los alumnos la información acerca de los diferentes contenidos de estudio. Se pueden dividir en:

Según la autora se entiende como medio de enseñanza aquellas fuentes del conocimiento que respondan a las necesidades de los estudiantes y que constituyan soporte material de los métodos.
Estos han adquirido una gran importancia con el desarrollo de la revolución científico técnica, permiten crear las condiciones materiales favorables para cumplir con las exigencias científicas del mundo contemporáneo durante el proceso de enseñanza aprendizaje, hacer más objetivos los contenidos de cada materia de estudio y por tanto lograr mayor eficiencia en el proceso de asimilación de los conocimientos por los estudiantes, además crean las condiciones, para el desarrollo de capacidades, hábitos y la formación de convicciones.
Cuando son utilizados de forma eficiente, posibilitan un mayor aprovechamiento de nuestros órganos sensoriales, se crean condiciones para una mayor permanencia, en la memoria de los conocimientos adquiridos, se puede transmitir mayor cantidad de información, en menos tiempo, motivan el aprendizaje y activan las funciones intelectuales para la adquisición del conocimiento, es decir, contribuyen a que la enseñanza sea activa y favorecen la aplicación de los conocimientos adquiridos.
Coincidimos con Johns (1990), y Gatehouse, K, (2001), que se deben aprovechar las potencialidades del alumno: utilizarse medios que le exijan un trabajo activo para la comprensión del nuevo contenido y el reforzamiento de lo ya aprendido, integrando un balance armónico con las actividades de consolidación y fijación del conocimiento por parte del profesor, con el empleo adecuado de métodos de enseñanza que estimulen su actividad cognoscitiva, éstos, además de asimilar mejor el contenido, aprenden a pensar correctamente y desarrollan otras facultades intelectuales.
Cuando son utilizados de forma eficiente, posibilitan un mayor aprovechamiento de nuestros órganos sensoriales, se crean condiciones para una mayor permanencia, en la memoria de los conocimientos adquiridos, se puede transmitir mayor cantidad de información, en menos tiempo, motivan el aprendizaje y activan las funciones intelectuales para la adquisición del conocimiento, es decir, contribuyen a que la enseñanza sea activa y favorecen la aplicación de los conocimientos adquiridos.
Se deben aprovechar las potencialidades del alumno: utilizarse medios que le exijan un trabajo activo para la comprensión del nuevo contenido y el reforzamiento de lo ya aprendido, integrando un balance armónico con las actividades de consolidación y fijación del conocimiento por parte del profesor, con el empleo adecuado de métodos de enseñanza que estimulen su actividad cognoscitiva, éstos, además de asimilar mejor el contenido, aprenden a pensar correctamente y desarrollan otras facultades intelectuales.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga