LA CONSTRUCCIÓN DEL DISCURSO SOBRE NACIÓN Y NATURALEZA EN EL PERONISMO HISTÓRICO (1946 - 1955)

Ximena Agustina Carreras Doallo

5. 4. DESTINOS DE OCIO Y RECREACIÓN

Los puntos de destino en la Argentina para Rodolfo Bertoncello son limitados y se destacan por ser espacios específicos de recepción por un breve periodo de tiempo en que el turista concurre y regresa a su punto inicial (hogar, residencia).

Entre 1948 y 1955 se efectuaron opciones de diez días para descansos de verano y de invierno que movilizarían cerca de 220.000 personas mediante, entre ellos, “los planes de Turismo provincial de verano para Mar del Plata, Necochea, Sierra de la Ventana, Carhué y Tandil y el de Turismo interprovincial de invierno, dirigido a las provincias de Mendoza, Catamarca, San Luis, Santiago del Estero y Córdoba” . Se trataba según explicita Elisa Pastoriza de planes para grupos familiares de vacaciones económicas, excusiones en ómnibus (Sanmartinianas, justicialistas al Parque de la Ancianidad, República de los Niños y Chapadmalal), excursiones fluviales en el vapor Justicia Social (desde La Plata hasta Asunción), excursiones escolares, visita a Ezeiza, entre otros. “Estos planes coexistieron con numerosos sistemas implementados por el resto de las provincias, especialmente para viajes infantiles y estudiantiles y por los sindicatos, donde los afiliados podían pasar unos días en la Colonia, hoteles propios o contratados, abonando una parte de la tarifa (generalmente entre un 50% y 70%) y con los programas de la Fundación Eva Perón” .

Otras posibilidades, comenta Elisa Pastoriza , consistían en programas breves de fin de semana con la inclusión de feriados o de duración de una jornada para efectuar una visita a la Basílica de Luján, la navegación por el Tigre, una recorrida por la ciudad de Buenos Aires, el visitar y conocer los ‘monumentos’ realizados por el gobierno (como la Ciudad de los Niños, Ezeiza, Ciudad estudiantil).

Mar del Plata era un centro visitado por clases pudientes (de elite), sus playas se transformaban en un espacio de encuentro que el peronismo trata de mostrarla como una nueva conquista para los trabajadores. Fue uno de los destinos privilegiados de “sol y playa”, como conceptualiza Bertoncello , de ser un balneario de elite pasó progresivamente a recibir turistas de clases medias y trabajadoras, consolidándose este aspecto en el apogeo del gobierno de Juan D. Perón.

La posibilidad de viajar a Mar del Plata tenía el halo de que en ella “nuestra nacionalidad adquiere una cohesión que no siempre puede lograrse”, facilita la idea de integración e identidad nacional. Aquella frase aparece en la revista Continente de 1949 y señala además que para dar forma a la idea: “conocerse los argentinos con los argentinos es conjugar un verbo de unidad de la patria. A Mar del Plata acuden argentinos de todas las partes del país” .

Perón recordó en 1954, para la inauguración del 1er. Festival de Cine que “Hace diez años visité Mar del Plata y en ese entonces era un lugar de privilegio, donde los pudientes del país venían a descansar los ocios de toda la vida y de todo el año. Han pasado diez años. Durante ellos esta maravillosa síntesis de toda nuestra patria, aglutina en sus maravillosas playas y lugares de descanso al pueblo argentino y en especial, a sus hombres de trabajo que necesitan descansar de sus sacrificios. […] Nosotros no quisimos una Argentina disfrutada por un grupo de privilegiados, sino una Argentina para el pueblo argentino […] En cuanto a la situación social bastaría decir que aquí el noventa por ciento de los que veranean en esta ciudad de maravilla, son obreros y empleados de toda la patria" .

Es destacable el surgimiento y desarrollo de balnearios bonaerenses ubicados en su mayoría al norte de Mar del Plata, partido de General Pueyrredón, que serán los espacios más visitados del turismo nacional .

Así, Pinamar y Villa Gesell -con un mejor aprovechamiento de la cuestión natural- fueron recorridos por sectores sociales acomodados; a San Clemente, Santa Teresita o Mar de Ajó, las visitaron los sectores de niveles adquisitivos medios-bajos. De acuerdo al estudio de Rodolfo Bertoncello se trata de balnearios con marcada estacionalidad en su turismo y son “alternativas más `libres y naturales´ que Mar del Plata.” Estas playas de la provincia de Buenos Aires se orientaron a la demanda de un mayor contacto con la naturaleza, con un espacio de tranquilidad, descanso y esparcimiento distinto al de la gran ciudad. “Con esto se relacionan también medidas tales como la preservación del relieve de médanos y la forestación del área que se urbanizaría” . Esta búsqueda se relaciona además con características muy propias de las zonas serranas: los turistas buscan descanso, salud y recarga de energías.

Un dato peculiar es que Mar del Plata, durante el primer gobierno peronista registró un importante incremento en su servicio turístico. En la temporada 1933-1934 arribaron a la ciudad 89.996 turistas; en la temporada 1946-1947, 543.857 y alcanzó más de 1.000.000 a mediados de la década siguiente .

El caso de Córdoba se destaca por ser un espacio serrano y con aire salubre, que también vio la diversidad de turistas, en el crecimiento de la proporción de los grupos sociales medios y elevándose el turismo de tipo sindical. En el peronismo la localidad de Villa Carlos Paz se convierte en uno de los principales destinos turísticos del país . Dado que no había un ferrocarril que llegara hasta esta zona, se empieza a popularizar la idea de recorrido o circuito vía automóvil. Córdoba tiene una línea tradicional que está centrada en el reposo y la salubridad y una apuesta más heterogénea que pone el foco en los paisajes “cuyos rasgos pintorescos justifican la observación y la existencia de condiciones específicas en algunos lugares del conjunto, que permiten la práctica de las actividades predominantes: el baño en los arroyos y el descanso bajo el sol o a la sombra de la vegetación arbórea, cuya gran dispersión justifica el recorrido y, a través de éste, la permanencia durante un período” .

Una provincia en que Revista La Chacra se explaya con asiduidad, en parte por su reconocida Fiesta de la Vendimia y en parte por las mejoras que se lograron en relativo breve periodo, es tenida en cuenta también, “Es indudable que el turismo no se podrá incrementar en la medida de las enormes posibilidades que ofrece Mendoza por su clima, sus bellezas naturales y su potencialidad económica si no se cuenta con hoteles modernos y confortables, cuya falta se nota, en modo especial, en los departamentos. Fue así que el actual gobierno promovió la sanción de la Ley 1581 destinada a levantar cuatro hoteles populares de turismo en Tupungato, Tunuyán, San Rafael y Luján respectivamente. […] Con estas y otras obras, para llevar a cabo las cuales se ha destinado la suma de $ 2.258.150,96, el Poder Ejecutivo distribuye racionalmente los hoteles destinados al turismo económico para beneficio directo de las clases media y obrera y contemplando además las posibilidades de adelanto de las zonas favorecidas por ellas” .

Pero no sólo por las comodidades en las instalaciones turísticas ni por las bellezas naturales, también por el esparcimiento: “Además se han fomentado las actividades turísticas de alta montaña con la instalación de un campo de deportes invernales en Puente del Inca integrado por un trampolín de salto, pista de hockey sobre hielo, ski-lift y pistas de deslizamiento” .

Mendoza ofrece un parque “En materia de parques se señala un marcado progreso, habiéndose invertido una considerable suma en el perfeccionamiento del General San Martín […] siendo mejorados y diseñados otros como el de la Isla del Diamante, en San Rafael, que serán, en un próximo futuro, motivo de admiración y esparcimiento. En estas obras el gobierno invierte la cantidad de $1.011.542,19” .

Vinculado al orgullo por el avance de la provincia, La Chacra consigna que "Por ello nos limitamos a expresar nuestra ponderación por la riqueza de la tierra mendocina y nuestra admiración por sus esforzados pobladores, que han sido capaces de la heroica empresa de labrar el porvenir de la Nación al hacer progresar tan tesonera y sostenidamente a una de las regiones de mayores posibilidades del territorio argentino" . Eso sí, esta provincia como otras del mismo modo que muchos territorios, necesitan mejoras en sus caminos, crítica velada al gobierno central.

La Chacra colaboró con esta apuesta del peronismo con notas como la que se expone a continuación, en este caso en relación a Mendoza. "En consonancia con el ritmo de su progreso, Mendoza ha ido dándose distintas leyes de fomento del turismo. Por virtud de las grandes evoluciones experimentadas por el país, los conceptos acerca del turismo han sufrido también amplias transformaciones. A raíz de ello ha ido tomando cuerpo lo que podría llamarse un nuevo tipo de turismo. Su nervio vital está en adecuar la estructura y desarrollo de las nuevas formas turísticas en íntima relación con las necesidades populares. Es el turismo social.

La falange trabajadora ha conquistado un derecho positivo a que se le faciliten los medios estatales para que pueda disfrutar de los beneficios del turismo. Conforme a las nuevas características es precisamente el pueblo el que también ha de ir a disfrutar del contacto directo de la naturaleza, buscando nuevas fuentes de energía para el trabajo productor, la expansión espiritual y el robustecimiento de sus energías morales.

En Mendoza esta concepción ha empezado a ganar terreno. Como punto de partida, la legislatura provincial ha sancionado recientemente varias leyes encaminadas a dicho fin, principalmente la que dispone la suma de 1500000 pesos para la construcción de hoteles populares de turismo. Búscase con ello estimular el acercamiento del pueblo al paisaje y a los magníficos lugares de recobramiento orgánico y psíquico, respondiendo al principio distributivo de justicia social. Parejamente a ello se han organizado numerosas excursiones de turismo económico, las que permiten que las clases obrera y media puedan gozar de excursiones a los mejores parajes mendocinos.

Para el año actual, se preparan numerosas iniciativas tendientes al mismo fin. Es ya un propósito exteriorizado públicamente afianzar este estímulo del turismo popular. Con ello se acrecentará la sociabilidad mendocina y las masas trabajadoras recibirán gradualmente los grandes beneficios morales y culturales de tan importante función de gobierno […] cuando llegan los peregrinos a su solar florecido la primera impresión que reciben es la de ese influjo histórico del Gran Capitán [en referencia a Don José de San Martín…] Mendoza es la tierra querida de San Martín. Desde estas comarcas se otea el gran destino argentino. En la hora excepcional que vivimos esa fuerza que emana de la historia y que vivifican los nuevos hechos americanos constituyen la mejor esperanza y la más pura vibración de la fe de los hijos de esta tierra privilegiada” .

Ya se había hecho hincapié en las mejoras de Mendoza y sus avances. Son destacables además, la idea de progreso, desarrollo (mediante el uso de los verbos y el modo de nombrar la acción), así como el concepto de falange trabajadora, en particular teniendo presente que se trata de una nota de 1947, posterior pues a las guerras mundiales. Es relevante, además el descanso -ocio- para prepararse, reponerse para el trabajo y el reconocimiento a San Martín como héroe y representante no sólo de la patria sino también en su importancia en la región cuyana.

En relación con Mendoza, se relatan las bellezas y las industrias que se desarrollan en la provincia (carbón, vino, alcohol, aceite) y "aparte de ello, las aguas minerales, las fuentes termales, los deportes de invierno, como el andinismo y la práctica del esquí, convirtieron a Mendoza en centro de atracción turística, favorecida por un clima ideal, con noches frescas de verano y días templados en invierno. Los lugares de turismo a través de magníficas rutas, y los aspectos históricos de Mendoza cierran este cuadro promisorio de una tierra ejemplar" . Hay una mirada contemplativa y benévola hacia la provincia cuyana a lo largo del periodo.

En relación a las obras efectuadas en el gobierno en cuestión, como las represas y los diques, dan cuenta de “no sólo son reguladores del caudal hídrico para la generación de energía; [sino] también son espacios de recreación, dotados de infraestructura turística. […] Las aguas termales, que desde fines del siglo XIX constituían un destino turístico principalmente elegido por personas que buscaban sus beneficios medicinales” .

Por lo tanto, los “bosques, lagos y desiertos, cascos de estancias, tradiciones populares, equipamiento ferroviario […] convenientemente organizados en productos turísticos y asociados al equipamiento y la infraestructura necesarios, son activados por doquier para el desarrollo del turismo” durante el peronismo.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga