¿HACIA DÓNDE VA LA ECONOMÍA-MUNDO?

Hugo Salinas

3. UNA NUEVA FORMA DE MANIFESTACIÓN DEL TRABAJO

El incremento de la productividad del trabajo, por el uso de herramientas, no es directamente proporcional al tiempo de trabajo desplegado en la producción de dichas herramientas. El incremento de la productividad es largamente superior al tiempo de trabajo desplegado en la producción de esas herramientas. Cierto, su producción exige una cierta cantidad de trabajo. Pero no podemos olvidar que una herramienta de trabajo, para llegar a imponerse, ha debido pasar por una serie de ensayos y de modificaciones, en un proceso de creación y de innovación. Es un proceso, en donde el grupo social ha puesto en juego toda su experiencia y conocimientos a fin de que cada herramienta sea verdaderamente eficiente. Así, cada herramienta de trabajo tiene una función precisa, ella está hecha para desarrollar una tarea precisa.

Entonces, la cantidad de horas de trabajo desplegada en la producción de una herramienta de trabajo es la condensación de experiencias pasadas en su fabricación y en su empleo. Un ir y venir de conocimientos y de experiencias, que hace de esas horas de trabajo calificado, un trabajo simple. Esto explica por qué el incremento de productividad, por el empleo de las herramientas de trabajo, supera largamente la cantidad de horas aparentemente simples de trabajo desplegado en el momento de su producción.

Esto pone en evidencia un hecho que es importante retener. La herramienta, en tanto que una nueva forma de manifestación del trabajo, no pertenece completamente al trabajador que acaba de producirlo. Es el resultado de una búsqueda permanente del grupo social. Y, por consiguiente, esta herramienta pertenece al grupo social. Y este hecho ha sido comprendido de una manera natural por el grupo social, a ese estadio de evolución de la actividad socio-económica. Más adelante tendremos la ocasión de ver sus efectos positivos en el momento de la repartición del Producto social.

La primera consecuencia del empleo de una herramienta de trabajo es evidente. Se trata del incremento de la productividad del trabajo. La segunda consecuencia es que, siendo la condensación de un trabajo calificado, las herramientas de trabajo se emplean en una tarea definida y con un objetivo preciso. A partir de este momento, el grupo social se distingue claramente de otros seres vivientes. La tercera, es que la herramienta de trabajo resume la experiencia y conocimientos adquiridos hasta este momento por el grupo social. La cuarta, consiste en que toda la experiencia y conocimientos de un grupo social han sido cristalizados para su empleo inmediato y su transmisión futura.

Entonces, aquí nos encontramos ante una nueva forma de manifestación del trabajo que hace mucho más eficiente este proceso de trabajo. Es el trabajo cristalizado en herramientas que hace mucho más eficiente el trabajo propiamente dicho. El nuevo proceso de trabajo mantiene una interacción permanente entre el trabajo cristalizado y el trabajo propiamente dicho del proceso de trabajo. Dos estados del trabajo que actúan mutuamente, el uno sobre el otro. Uno cristalizado en las herramientas de trabajo, el otro contenido en el trabajador y, los dos, en el proceso de trabajo. Precisamente, es esto lo que diferencia el proceso de trabajo con herramientas con el proceso de trabajo a mano desnuda.

Sin embargo, dada la utilización personalizada de cada herramienta, la capacidad de cristalización es limitada por la relación proporcional entre la cantidad de herramientas y el número de trabajadores. Incluso si el grupo social es capaz de cristalizar más trabajo en herramientas, esto no servirá de nada. Cada trabajador está limitado a utilizar una herramienta a la vez. Pero, y esto es lo más importante, esta segunda forma de manifestación del trabajo supera largamente la primera, contenida en el proceso de trabajo a mano desnuda. En el proceso de trabajo con herramientas, el trabajador combina el trabajo propiamente dicho y el trabajo cristalizado, teniendo como resultado un sensible aumento de la productividad.

Paralelamente, la creación de herramientas de trabajo pone en evidencia otras formas de manifestación del trabajo, como el descubrimiento, la innovación y su banalización. Todas presentes al interior de la actividad socio-económica. Es decir, existen otras formas de manifestación del trabajo, que no se encuentran incluidas en el proceso de trabajo en curso, pero que contribuyen al mejoramiento de las condiciones materiales de existencia.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga