¿HACIA DÓNDE VA LA ECONOMÍA-MUNDO?

Hugo Salinas

2. EL PROCESO DE TRABAJO CON HERRAMIENTAS

El dominio de la Naturaleza se amplía con la creación del mazo, la lanza, el arco, la flecha, así como el uso de la piedra en sus diferentes formas. Ellos marcan el inicio de la transformación de la Naturaleza para, por fin, accionar sobre ella misma. Todas estas creaciones apuntan esencialmente a la apropiación de bienes alimenticios. El proceso de trabajo ha evolucionado y la productividad del trabajo se incrementa significativamente. Ahora el grupo social, en su relación con el Centro de alimentación, está obligado a utilizar las herramientas de trabajo.

La manera de trabajar se ha transformado. A través de los descubrimientos y las innovaciones, en adelante, la actividad socio-económica se asienta sobre un proceso de trabajo con herramientas. La actividad socio-económica ha evolucionado, y el proceso de trabajo a mano desnuda es substituido por el proceso de trabajo con herramientas. A propósito, es necesario precisar que esta evolución no es el producto de una potenciación del proceso de trabajo a mano desnuda. Por más que se desarrolle a ultranza el proceso de trabajo a mano desnuda, por ese camino jamás la Humanidad hubiera llegado a disfrutar del proceso de trabajo con herramientas.

Aunque el desarrollo del proceso de trabajo a mano desnuda facilita la aparición de un nuevo proceso, son otros elementos que se encuentran al interior de la actividad socio-económica que han hecho posible su nacimiento. Paso a paso, el nuevo proceso de trabajo se instala. Ello no ha sido el fruto de un solo descubrimiento o de una sola innovación. Es el punto culminante de una larga serie de pequeños pasos, hasta que se hace la diferencia.

Como resultado de ello, los elementos del proceso de trabajo con herramientas ya no son solamente dos. En este período de la evolución de los procesos de trabajo, los elementos son los siguientes:

A. El trabajo propiamente dicho;

B. Las herramientas de trabajo; y,

C. El objeto de trabajo.

Este último es siempre el Centro de alimentación, pero las herramientas han debido ser incluidas dentro del proceso de trabajo. Esto quiere decir que ellas son utilizadas cotidianamente por todos los trabajadores y que, en adelante, el desarrollo de la actividad socio-económica pasa por su empleo. En lo que concierne al trabajo propiamente dicho, él continúa a manifestarse en la apropiación de bienes alimenticios. No participa todavía en la producción de bienes alimenticios. El trabajo propiamente dicho se limita a la apropiación de valores de uso de duración más o menos corta.

El crecimiento de la productividad se refleja directamente en el incremento de la Canasta de alimentación del grupo social. Cuando se emplea herramientas de trabajo, durante la misma unidad de tiempo y con la misma fuerza de trabajo, la apropiación de bienes alimenticios es largamente superior a aquella efectuada con la mano desnuda. En adelante, la Canasta de alimentación ofrece una posibilidad de elección mucho más grande en cantidad, en calidad, y en variedad de bienes alimenticios.

El incremento de la Canasta de alimentación estabiliza el equilibrio precario del grupo social que fluctuaba constantemente en función de la abundancia de bienes alimenticios. Este incremento de la canasta conlleva el crecimiento del número de miembros del grupo social hasta el punto de equilibrio Canasta de alimentación / talla del grupo social.

Remarquemos brevemente los hechos siguientes:

A. Con las herramientas, la débil productividad del trabajo pasa a segundo plano, ya que el proceso de apropiación deviene intensivo.

B. La noción de Centro de alimentación es ampliada y ahondada. El empleo de las herramientas aumenta la variedad de componentes de la canasta de aumentación. Ello supera igualmente los límites del trabajo a mano desnuda.

C. El espacio socio-económico-Centro de alimentación es ampliado. Este es utilizado más intensivamente, lo que exige una precisión de sus límites y un esfuerzo adicional en su defensa.

D. Las luchas sociales se orientan a la conquista o a la defensa de los Centros de alimentación. La simple lucha por los bienes alimenticios pierde en importancia.

La producción de herramientas de trabajo aporta un primer sosiego al grupo social en su deseo de supervivencia. Por otro lado, el trabajo continúa siendo directamente social. El trabajador con herramientas continúa consumiendo lo que se ha apropiado del Centro de alimentación. Igualmente, la dependencia absoluta, con relación a los Centros de alimentación, es relativamente superada.

De igual modo, la propagación de grupos sociales sobre el planeta se intensifica. En este sentido, esos dos elementos (la producción de herramientas de trabajo y la dependencia absoluta con relación a los Centros de alimentación) continúan a condicionar la emigración, voluntaria o no, de ciertos miembros del grupo social, en la búsqueda de nuevos y mejores Centros de alimentación.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga