¿HACIA DÓNDE VA LA ECONOMÍA-MUNDO?

Hugo Salinas

12. LA DESCONEXIÓN

La sociedad pap ha modelado entonces otro mecanismo de extorsión más sofisticado, más maleable y más potente que la propiedad privada de los medios de producción: la Configuración Mundial. En efecto, la actividad socio-económica de la sociedad pap se desarrolla en un espacio socio-económico único a nivel mundial. Esta actividad se desarrolla con “x” unidades de producción a producción privada. Los intercambios se efectúan en términos de valor, aún cuando los intercambios estén en apariencia en la forma de trueque. Y la extorsión se efectúa a nivel mundial, aunque la gestión de la clase social-fuerza de trabajo se efectúa por países.

Este mecanismo de extorsión (la Configuración Mundial) facilita un desarrollo centrípeta de la actividad socio-económica pap. Ello refuerza la acumulación, concentración y centralización de los capitales en el sector dominante de la clase social dominante a nivel mundial. Con su poder hegemónico, drena los recursos en función de las articulaciones producidas entre las diferentes unidades de producción del conjunto de países. Esto da la maleabilidad necesaria para permitir cambios al interior mismo de la escalera de países sin poner en tela de juicio la Relación de dominación.

Son estos hechos que hacen creer a Samir Amin “que la ruptura con el mercado mundial es la condición primera del desarrollo. Toda ‘política de desarrollo’ que se sitúe en el cuadro de la integración a este mercado será un fracaso, porque será solamente un ‘voto piadoso’ acerca de ‘la ayuda exterior’ […].” Lo que le hace proponer la desconexión como una alternativa, en el sentido de “una estricta sumisión de las relaciones exteriores, en todos los dominios, a la lógica de la decisión interna tomada sin criterios de la racionalidad capitalista mundial.”

Pero una mala comprensión de la Configuración Mundial ha conducido a erradas aplicaciones de la desconexión, o, peor todavía, de su conceptualización. Primeramente, la desconexión, o lo que corrientemente conocemos como la política de vivir con sus propios medios sirve, aparentemente, para aislarse de los centros de poder actual de la Configuración Mundial. Su objetivo es cortar el drenaje permanente de los recursos que produce la extorsión haciendo una ruptura total con ellos. Este es el sentido de la desconexión. No obstante, si así fuera correcto, este no es la solución a todos los males. El solo efecto garantizado es de ponerse fuera del control del sector domiante de la clase social dominante actual, a nivel mundial.

Lo que conduce a Samir Amin a expresarse de la manera siguiente: “[…] el desarrollo de un país del tercer mundo contemporáneo no puede hacerse por el ajuste de su economía a las exigencias de la D.I.T., sino al contrario, por la desconexión […] de esta economía con respecto a la D.I.T. […]; esta desconexión es una condición necesaria (pero no suficiente) de un desarrollo autocentrado que será imposible si no es popular […].” (El subrayado es nuestro).

En efecto, la desconexión deja intacta, al interior de la sociedad desconectada, toda la fuerza de la Relación de dominación y, por supuesto, la Repartición Individualista del Resultado Neto de la actividad socio-económica. De ahí que será solamente una cuestión de tiempo para que se engarce una vez más a la Configuración Mundial; ya que el germen que vive en la sociedad desconectada contiene la Relación de dominación que no ha sido tocada. Entonces, el reencuentro está asegurado, ya que se tratan de actividades socio-económicas que tienen los mismos elementos.

En consecuencia, la desconexión no nos conduce a ninguna parte que no sea, al fin de un cierto tiempo, a fusionarnos de nuevo con la Configuración Mundial. Ahí encontramos la explicación de los fracasos de muchos esfuerzos de liberación nacional que han querido jugar la carta de la desconexión. Una desconexión pura y simple no pone en tela de juicio a una Relación de dominación que encubre lo esencial: la Repartición Individualista del resultado de la actividad socio-económica. Al respecto tenemos ejemplos históricos suficientes.

La serie de fracasos de muchos esfuerzos de transformación de la sociedad pap, por una mala comprensión de lo que encubre la Configuración Mundial, ha desestabilizado los ideólogos del socialismo. Estos terminan por decir, como Samir Amin, que “los pueblos de la periferia no están igualmente maduros para iniciar una desconexión socialista. Entre tanto, les es necesario sufrir una mundialización capitalista y por lo que es necesario luchar por modalidades de éstas, las menos desfavorables a la maduración posterior de su liberación […].”

Otro error es creer que la desconexión significa la abolición de la Configuración Mundial en tanto mecanismo de extorsión. Acabamos de ver que la desconexión de una sociedad pap, deja intacta el resto de la Configuración Mundial al interior del país desconectado. Es decir, la desconexión solamente afecta parcialmente a la Configuración Mundial.

La desconexión solamente hace de barrera al drenaje permanente de los recursos hacia el exterior, pero no pone en tela de juicio lo que encubre la Relación de dominación tanto al interior como al exterior del país desconectado. Entonces, ¿cómo liberarse de la Relación de dominación, de su mecanismo de extorsión, la Configuración Mundial, y de lo que encubre: la Repartición Individualista del Resultado Neto de la actividad socio-económica?

Antes de proponer una alternativa de solución, vamos a presentar lo que se dibuja en la evolución de los procesos de trabajo, ya que esta parte de la presentación contendrá otros elementos para el análisis de la Relación de dominación. Para ello, vamos a tratar de extraer de esta sociedad las características del nuevo proceso de trabajo que estará en la base de la actividad socio-económica de un futuro inmediato. Allí tendremos los elementos que nos permitirán ver claro en una perspectiva de largo plazo y, sobre todo, de lo que es necesario hacer en el corto plazo.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga