¿HACIA DÓNDE VA LA ECONOMÍA-MUNDO?

Hugo Salinas

5. LA DECISIÓN SOCIO-ECONÓMICA DE CARÁCTER SOCIAL

En lo que concierne a los primeros grupos sociales, los elementos de la actividad socio-económica son: el proceso de trabajo a mano desnuda y, la decisión socio-económica de carácter social, la misma que conduce de una manera natural a la Repartición Igualitaria del resultado de la actividad socio-económica.

La decisión socio-económica se refiere a la forma cómo el grupo social decide repartir la totalidad del resultado de su actividad socio-económica. Esta repartición toma dos formas: la repartición de tipo social, en donde todos los miembros del grupo social se benefician por igual de la totalidad del resultado de la actividad socio-económica; y la repartición de tipo privado, en donde solamente una mínima fracción del grupo social se beneficia de la totalidad de ese resultado.

Pero, ¿por qué una decisión de carácter social y no una decisión de carácter privado? ¿Qué es lo que hace posible, en la actividad socio-económica de los primeros grupos sociales, una decisión de carácter social antes que otra? ¿Qué es lo que dificulta la imposición de una decisión de carácter privado?

Se diría que, a este estadio de la evolución de los grupos sociales, la decisión de carácter social es posible gracias al número reducido de miembros del grupo social. Sin duda que el número reducido facilita la toma y la aplicación de una decisión de carácter social. Pero este número reducido no impide tampoco otra forma de decisión, como por ejemplo la decisión de carácter privado.

Por ejemplo, hoy en día existe una gran cantidad de pequeñas empresas, en donde a pesar del número reducido de trabajadores por cada empresa, la decisión socio-económica tiene un carácter privado. Es decir de Repartición Individualista, en donde la totalidad del Resultado Neto (las utilidades) de las empresas pertenece únicamente al propietario o sus accionistas. Cero para los trabajadores y sus familias. ¿Por qué, entonces, en los primeros grupos sociales no se impuso este tipo de repartición? En los orígenes de la actividad socio-económica hubiera sido mucho más fácil aplicar una decisión privada, dado el número reducido de miembros del grupo social. Y, sin embargo, todo nos indica que esto no ha ocurrido, durante los primeros 190 mil años de existencia de la Humanidad.

También podríamos pensar que la decisión social de la actividad socio-económica a mano desnuda fue posible gracias a la débil productividad de la fuerza de trabajo, ya que con la apropiación a mano desnuda de los bienes alimenticios alcanzaban escasamente a sobrevivir. Se diría que su Canasta de alimentación no era suficiente para permitir la existencia del grupo social.

Indudablemente que la productividad a mano desnuda es débil comparada con lo alcanzado en nuestros días. Sin embargo, los trabajadores no solamente se apropiaban de una cantidad de alimentos suficiente para ellos, sino también para aquellos que no participaban en la tarea directa de apropiación: la otra parte del grupo social compuesto de niños, jóvenes, ancianos, enfermos,…. Entonces, aun cuando la productividad fue débil, la Canasta de alimentación de los primeros grupos sociales contiene una cantidad que va más allá de las necesidades estrictas de los trabajadores directamente comprometidos en el proceso de trabajo. ¿Por qué, entonces, esto no ha facilitado que la decisión del grupo social se convierta en una decisión de carácter privado?

Por el contrario, al parecer todo sucedió como si la decisión hubiera sido de carácter social, a pesar del interés de ciertos miembros del grupo social que habrían tratado de imponer una decisión privada. En realidad, estos intentos fracasaron debido a que el proceso de trabajo a mano desnuda contiene una forma de manifestación del trabajo que es inapropiable.

Aquí conviene hacer una precisión acerca del carácter inapropiable del trabajo a mano desnuda. No se trata del sentido estricto de apropiación o no-apropiación de una cosa. Esto va mucho más allá. Por trabajo inapropiable debemos comprender lo siguiente: es la imposibilidad de establecer una relación de dependencia entre aquel que se apropia de la manifestación del trabajo y el trabajador que lo ha producido. El hecho de apropiarse del resultado del trabajo de un trabajador a mano desnuda, no produce ninguna relación de dependencia de uno con relación al otro. Si el trabajador a mano desnuda sufre una pérdida momentánea del resultado de su trabajo; él puede continuar con su actividad cotidiana con toda libertad en otro Centro de alimentación, sin que se establezca una relación de dependencia.

Y el Centro de alimentación tiene la misma característica. Si cualquier persona tiene la fuerza de apropiarse de un Centro de alimentación, el trabajador puede desplazarse con suma facilidad hacia otro Centro de alimentación. Es decir, a través del Centro de alimentación no existe ninguna posibilidad de establecer una Relación de dominación entre una persona y sus congéneres.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga